El ALBA sal­da­rá la deu­da de los pue­blos, afir­ma Raúl Cas­tro

El pre­si­den­te cubano, Raúl Cas­tro, lla­mó hoy en Vene­zue­la a la uni­dad regio­nal para enfren­tar y derro­tar cam­pa­ñas orga­ni­za­das des­de Esta­dos Uni­dos con­tra nacio­nes lati­no­ame­ri­ca­nas que impul­san pro­ce­sos de cam­bio.

“La úni­ca alter­na­ti­va es unir­nos, luchar y ven­cer”, afir­mó en el capi­ta­lino tea­tro Tere­sa Carre­ño, sede de la IX Cum­bre de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca (ALBA).

De acuer­do con el pri­mer man­da­ta­rio, Cuba, Vene­zue­la, Boli­via y Ecua­dor son blan­co de la agre­si­vi­dad de Washing­ton.

“Son blan­co de cam­pa­ñas orga­ni­za­das y finan­cia­das des­de Esta­dos Uni­dos, las oli­gar­quías loca­les y en algu­nos casos la Unión Euro­pea”, pre­ci­só.

El diri­gen­te cubano recor­dó el recien­te gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras, don­de mili­ta­res saca­ron del poder al pre­si­den­te cons­ti­tu­cio­nal, Manuel Zela­ya.

Ya vimos el gol­pe de Esta­do de Hon­du­ras, con la com­pli­ci­dad y el apo­yo del impe­ria­lis­mo y sus ins­tru­men­tos mediá­ti­cos, apun­tó.

A pro­pó­si­to del tema mediá­ti­co, Raúl Cas­tro comen­tó las cam­pa­ñas des­ata­das con­tra Cuba hace 49 años, a raíz de una inva­sión mer­ce­na­ria patro­ci­na­da por Washing­ton, derro­ta­da en Pla­ya Girón pre­ci­sa­men­te un día como hoy.

Las agen­cias nor­te­ame­ri­ca­nas difun­dían enton­ces men­ti­ras sobre supues­tos éxi­tos de los inva­so­res, la fuga de Fidel Cas­tro y mi arres­to. Eso nos recuer­da lo que hacen aho­ra con­tra muchos de los paí­ses aquí pre­sen­tes, seña­ló.

En su dis­cur­so ante los jefes de Esta­do o de Gobierno del ALBA e invi­ta­dos, el pre­si­den­te de Cuba feli­ci­tó a los vene­zo­la­nos por el Bicen­te­na­rio inde­pen­den­tis­ta, tam­bién cele­bra­do este lunes.

Raúl Cas­tro des­ta­có el des­fi­le-cívi­co mili­tar para con­me­mo­rar­lo, desa­rro­lla­do esta maña­na en el cara­que­ño Paseo de los Pró­ce­res.

“Nos lle­nó de emo­ción des­de el prin­ci­pio has­ta el final. Quie­ro vol­ver­lo a ver para dis­fru­tar­lo mejor”, ase­ve­ró.

A con­ti­nua­ción e dis­cur­so ínte­gro

Dis­cur­so pro­nun­cia­do por Raúl Cas­tro Ruz, Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca de Cuba, en la IX Cum­bre del ALBA-TCP, efec­tua­da en la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, el 19 de abril de 2010, «Año 52 de la Revo­lu­ción»

Que­ri­do y esti­ma­do com­pa­ñe­ro Hugo Chá­vez Frías, Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la;

Que­ri­dos y esti­ma­dos Jefes de Esta­do y de Gobierno aquí pre­sen­tes;

Dele­ga­dos e invi­ta­dos;

Vene­zo­la­nos y vene­zo­la­nas:

Nos emo­cio­na estar en Vene­zue­la hoy 19 de abril, con­me­mo­ran­do el dos­cien­tos ani­ver­sa­rio del ini­cio de la ges­ta eman­ci­pa­do­ra que sig­ni­fi­ca­ron las luchas por la inde­pen­den­cia en las colo­nias espa­ño­las en Amé­ri­ca.

Fue el embrión de un pri­mer pro­ce­so inte­gra­dor de la Amé­ri­ca Lati­na, pues Bolí­var com­pren­dió muy tem­prano el des­tino de los pue­blos de nues­tra región. Todo lo que hace­mos aho­ra por la inte­gra­ción de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be comen­zó pre­ci­sa­men­te aquí, un día como hoy hace dos siglos.

Apro­ve­cho la opor­tu­ni­dad para, en nom­bre del pue­blo cubano y del com­pa­ñe­ro Fidel, tras­mi­tir­les a todos los vene­zo­la­nos y vene­zo­la­nas nues­tra sin­ce­ra feli­ci­ta­ción en esta fecha memo­ra­ble y la eter­na gra­ti­tud ante la memo­ria de su héroe prin­ci­pal, el Liber­ta­dor Simón Bolí­var, de quien Mar­tí dije­ra «… en cal­ma no se pue­de hablar de aquel que no vivió jamás en ella: ¡de Bolí­var se pue­de hablar con una mon­ta­ña por tri­bu­na, o entre relám­pa­gos y rayos, o con un mano­jo de pue­blos libres en el puño y la tira­nía des­ca­be­za­da a los pies…!»

Cele­bra­mos hoy tam­bién la reu­nión cum­bre de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca, que rea­li­za­mos en estos momen­tos y otros com­pa­ñe­ros estu­vie­ron tra­ba­jan­do duran­te los últi­mos días en los docu­men­tos que nos han pre­sen­ta­do, orga­ni­za­ción inte­gra­cio­nis­ta de nue­vo tipo, fiel con­ti­nua­do­ra del lega­do de nues­tros pró­ce­res. El ALBA con­ti­núa avan­zan­do sos­te­ni­da­men­te para sal­dar la deu­da social con nues­tros pue­blos.

La decla­ra­ción de varios de sus esta­dos miem­bros como terri­to­rios libres de anal­fa­be­tis­mo; la for­ma­ción de recur­sos huma­nos, espe­cial­men­te en las áreas de salud y edu­ca­ción; el estu­dio clí­ni­co gené­ti­co psi­co­so­cial de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, obra de enor­me impac­to humano, son algu­nos de los pro­ce­sos que sobre­sa­len en nues­tra Alian­za.

Los avan­ces en la inte­gra­ción comer­cial y finan­cie­ra, así como los esfuer­zos en pos de la sobe­ra­nía ener­gé­ti­ca, ali­men­ta­ria, tec­no­ló­gi­ca y en otras áreas cla­ve de la eco­no­mía, son tam­bién con­tri­bu­cio­nes des­ta­ca­das de nues­tra orga­ni­za­ción.

Coin­ci­de tam­bién hoy 19 de abril ‑como les decía hace un ins­tan­te- el ani­ver­sa­rio 49 de la vic­to­ria del pue­blo cubano ante la inva­sión mer­ce­na­ria de Pla­ya Girón, la pri­me­ra derro­ta del impe­ria­lis­mo en este hemis­fe­rio. En ape­nas 72 horas, bajo la con­duc­ción direc­ta del Coman­dan­te en Jefe de la Revo­lu­ción Cuba­na, Fidel Cas­tro Ruz (Aplau­sos), nues­tros com­ba­tien­tes de las Fuer­zas Arma­das y mili­cia­nos, median­te enér­gi­cos con­tra­ata­ques e inin­te­rrum­pi­das accio­nes rin­die­ron al con­tin­gen­te inva­sor, selec­cio­na­do y entre­na­do por la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia de los Esta­dos Uni­dos y apo­ya­do por la flo­ta naval nor­te­ame­ri­ca­na que los escol­tó has­ta las cos­tas cuba­nas y tuvo que resig­nar­se a ser tes­ti­go del estre­pi­to­so des­ca­la­bro de aque­lla aven­tu­ra.

Hace solo algu­nos días nues­tra pren­sa, reme­mo­ran­do la efe­mé­ri­de, nos recor­da­ba la gran cam­pa­ña mediá­ti­ca que acom­pa­ñó a la agre­sión mili­tar, pri­me­ro tra­ta­ron de hacer ver que los bom­bar­deos el 15 de abril de 1961 a las bases aéreas por avio­nes pin­ta­dos con las insig­nias cuba­nas, se rea­li­za­ron por nues­tros pilo­tos, supues­ta­men­te incon­for­mes con el rum­bo de la Revo­lu­ción. El 17 de abril cuan­do se ini­cia la inva­sión, las agen­cias de pren­sa nor­te­ame­ri­ca­nas difun­dían todo tipo de men­ti­ras, afir­ma­ban, por ejem­plo, que la segun­da ciu­dad de Cuba, San­tia­go de Cuba, ya esta­ba en manos de los inva­so­res, que nues­tra mili­cia se había dis­per­sa­do, que Fidel se había dado a la fuga y yo esta­ba arres­ta­do, lle­ga­ron al absur­do de infor­mar al mun­do la toma del puer­to de la ciu­dad de Baya­mo, que por cier­to no tie­ne cos­ta y está situa­da en el cen­tro de la anti­gua pro­vin­cia de Orien­te, la más ancha del país. Esa cam­pa­ña nos recuer­da la de aho­ra y las con­ti­nuas cam­pa­ñas que hacen con­tra muchos de los paí­ses aquí pre­sen­tes.

La Revo­lu­ción Cuba­na en sus 50 años no ha podi­do ser, ni será des­trui­da con el blo­queo, la sub­ver­sión y la men­ti­ra. Cuba, al igual que Vene­zue­la, Boli­via, Nica­ra­gua y Ecua­dor, en uno u otro gra­do, son el blan­co pre­fe­ri­do de fero­ces y calum­nio­sas cam­pa­ñas mediá­ti­cas, orga­ni­za­das y finan­cia­das por los cen­tros del poder hege­mó­ni­co en Esta­dos Uni­dos, las oli­gar­quías loca­les y en algu­nos casos la Unión Euro­pea.

Ya vimos, hace menos de un año, como se eje­cu­tó un gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras, país enton­ces inte­gran­te del ALBA, con la com­pli­ci­dad y el apo­yo del impe­ria­lis­mo y sus ins­tru­men­tos mediá­ti­cos. Nues­tros pue­blos deben apren­der las lec­cio­nes que se deri­van de estos hechos y no dejar­se con­fun­dir nun­ca por los can­tos de sire­na a que se nos some­te a dia­rio ni ceder jamás al chan­ta­je y la pre­sión.

La expe­rien­cia del lar­go y dolo­ro­so camino reco­rri­do en la his­to­ria común de dos siglos nos ense­ña que solo tene­mos una alter­na­ti­va: unir­nos, luchar y ven­cer (Aplau­sos).

Me uno a las pala­bras, que tam­bién pro­nun­ció Evo, de feli­ci­ta­ción al pue­blo vene­zo­lano, a todos los repre­sen­tan­tes que des­fi­la­ron en ese mag­ní­fi­co des­fi­le de hoy que nos lle­nó de emo­ción des­de el prin­ci­pio has­ta el final (Aplau­sos y excla­ma­cio­nes), y ver a un pue­blo puro ya arma­do, ade­más de sus glo­rio­sas Fuer­zas Arma­das que se les ve avan­zar a ojos vis­ta; ver a los estu­dian­tes pre­sen­tes en el des­fi­le y en las tri­bu­nas, a los cam­pe­si­nos, a los obre­ros, a las múl­ti­ples mani­fes­ta­cio­nes cul­tu­ra­les, muchas de ellas o la mayo­ría des­co­no­ci­das por lo menos por mí y que demues­tran la rique­za de este pue­blo, igual que los demás pue­blos her­ma­nos del con­ti­nen­te. Todo eso vis­to, aun­que lo hice per­so­nal­men­te, quie­ro vol­ver­lo a ver en un video, como se dice, en un DVD, para dis­fru­tar­lo mejor, por­que las cáma­ras de tele­vi­sión toman ‑como me decía Chá­vez- muchas vis­tas mejo­res y que se nos esca­pan a noso­tros allí pre­sen­tes.

Para con­cluir, quie­ro sumar­me tam­bién a un ¡viva a las Fuer­zas Arma­das y al pue­blo arma­do vene­zo­lano! (Excla­ma­cio­nes de: «¡Viva!»)

¡Viva el dos­cien­tos ani­ver­sa­rio del ini­cio de las luchas eman­ci­pa­do­ras de nues­tra Amé­ri­ca! (Excla­ma­cio­nes de: «¡Viva!»)

¡Vivan las glo­rio­sas muje­res vene­zo­la­nas que hoy vimos mar­char con ele­gan­cia, pres­tan­cia y belle­za! (Excla­ma­cio­nes de: «¡Viva!»)

¡Viva la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na! (Excla­ma­cio­nes de: «¡Viva!»)

¡Viva Chá­vez! (Excla­ma­cio­nes de: «¡Viva!»)

Muchas gra­cias.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *