Los secre­tos de la abso­lu­ción del caso Egun­ka­ria – Boltxe Kolektiboa

Esta edi­to­rial sema­nal se escri­be con un poco de retra­so, de mane­ra cons­cien­te. El Tri­bu­nal de Órden Públi­co podía haber hecho públi­ca la sen­ten­cia el pasa­do vier­nes para evi­tar la ago­nía del fin de sema­na a las per­so­nas impu­tadas, a la opi­nión públi­ca cons­cien­te y a una legión de ana­lís­tas polí­ti­cos que hoy a la maña­na han encen­di­do el orde­na­dor espe­ran­do el sen­ti­do de sus refle­xio­nes, pero nun­ca ha sido la sen­si­bi­li­dad una de las vir­tu­des de la judi­ca­tu­ra. Así que ha habi­do que espe­rar has­ta hoy para que se des­ve­lá­se el secreto.

Es com­pren­si­ble la ale­gría de los pro­pios acu­sa­dos, quie­nes des­pués de ser tor­tu­ra­dos, ver su patri­mo­nio per­so­nal blo­quea­do, con el maca­bro caso del falle­ci­mien­to de uno de los impu­tados con las cuen­tas blo­quea­das has­ta para el cobro de su pen­sión de jubi­la­ción. Pero otra cosa dis­tin­ta es la obli­ga­ción de ir al aná­li­sis frío y des­apa­sio­na­do de las razo­nes últi­mas de su natu­ral alegría.

Debe­mos diri­gir­nos en pri­mer lugar, a un hecho fun­da­men­tal. El rele­vo del falan­gis­ta Fun­gai­ri­ño por un nue­vo fis­cal que tomó inme­dia­ta­men­te la deci­sión de renun­ciar a ejer­cer acu­sa­ción algu­na con­tra los impu­tados dado que veía evi­den­te­men­te que no había caso, más allá del odio ideo­ló­gi­co de la caver­na espa­ño­la al eus­ke­ra y al abertzalismo.

Este fis­cal optó por situar el suma­rio allá don­de debie­ra haber esta­do des­de el prin­ci­pio: las prue­bas. Y se encon­tró con un for­mi­da­ble pro­yec­to cul­tu­ral con­ver­ti­do en reali­dad mer­ced a dece­nas de miles de eus­kal­du­nes y varios miles de lec­to­ras y lec­to­res fie­les a su com­pro­mi­so dia­rio con el eus­ka­ra, a tra­vés de la com­pra dia­ria de sus opiniones.

Has­ta la Kor­di­na­do­ra de Kon­par­sas de Bil­bo se ha vis­to afec­ta­da por la furia ven­ga­do­ra del fas­cis­mo espa­ñol antes y aho­ra en el poder y en el gobierno de Madrid. Se blo­quea­ron las cuen­tas de Hor Dago!, com­par­sa que nació para apo­yar des­de el Movi­mien­to Popu­lar y des­de los espa­cios lúdi­cos a la pri­me­ra publi­ca­ción en eus­ka­ra dia­ria des­de que Fran­co fue­ra ente­rra­do. Se les incau­ta­ron las cuen­tas y en el TOP están par­te de los archi­vos que per­te­ne­cen a Bil­bo­ko Kon­par­tsak, que des­de estas líneas logi­ca­men­te exijí­mos res­ti­tuir a sus autén­ti­cos dueños.

El gobierno espa­ñol abrió todos los flan­cos repre­si­vos pero lo hizo como el fas­cis­mo pro­ce­de con­tra la pobla­ción civil, con las armas, las ame­na­zas, la tor­tu­ra y con la más abso­lu­ta de las fal­se­da­des por bandera.

El jui­cio ha sido obser­va­do con lupa por orga­nis­mo jurí­di­cos inter­na­cio­na­les y de Madrid salie­ron asom­bra­dos quie­nes acu­die­ron al ver las pre­ten­di­das tra­duc­cio­nes, en las que Gora Eus­ka­di Aska­tu­ta! se tra­du­jo ale­gre­men­te por ¡Viva ETA!, por citar solo una de aque­llas insó­li­tas imbe­ci­li­da­des que se tra­ta­ron de colar como ver­sio­nes ofre­ci­das por per­so­nas con capa­ci­dad de traducir.

Este jucio ha teni­do dema­sia­dos focos sobre sí mis­mo como para hacer pasar por jóve­nes radi­ca­les a casi una dece­na de vene­ra­bles vete­ra­nos cen­tra­dos en la cul­tu­ra y en su mayo­ría, si no en su tota­li­dad, ale­ja­dos de la prác­ti­ca polí­ti­co – mili­tar de ETA tam­bién en el cam­po de la opinión.

Una sen­ten­cia con­de­na­to­ria sin sus­ten­to acu­sa­to­rio de la fis­ca­lía no tie­ne ni pies, ni cabe­za. Tres fas­cis­tas en la calle y otros tres estra­te­gi­ca­men­te situa­dos en el Tri­bu­nal Supre­mo sub­vier­ten cual­quier garan­tía pro­ce­sal, pero cabe el recur­so a estras­bur­go. Y aho­ra sí, nin­gún esta­do admi­te el man­ti­ni­mien­to de un pro­ce­di­mien­to judi­cial sin acu­sa­ción de la fis­ca­lía. El fis­cal renun­ció a pre­gun­tar siquie­ra a los acu­sa­dos en una denun­cia pasi­va del ake­la­rre fas­cis­ta que se esta­ba desa­rro­llan­do en su pre­sen­cia, algo que ni la judi­ca­tu­ra ni los tri­bu­na­les supe­rio­res al tri­bu­nal de Órden Públi­co qui­sie­ron evitar.

No les ha sido posi­ble man­te­ner ese mis­mo guión que tan bue­nos resul­ta­dos les está dan­do duran­te déca­das en esta oca­sión para cri­mi­na­li­zar al inde­pen­den­tis­mo vas­co y al mun­do eus­kal­dún con estos acusados. 

Todo esto, esta sen­ten­cia hubie­se sido impo­si­ble sin la sali­da a la calle en Donos­tia de dece­nas de miles de per­so­nas, sin las movi­li­za­cio­nes masi­vas en los cen­tros de tra­ba­jo y estu­dio, sin denun­ciar masi­va­men­te que nos están tra­tan­do en Eus­kal Herria como tra­tan hoy en Hon­du­ras a su pue­blo en resis­ten­cia pací­fi­ca, con tor­tu­ras, con apro­pia­cio­nes de bie­nes aje­nos, con incau­ta­ción de patri­mo­nio. Esto, se lea don­de se lea, es lo que debe resal­tar­se. Tra­tan al inde­pen­den­tis­mo vas­co igual que el gori­lis­mo tra­ta a los pue­blos de Lati­noa­mé­ri­ca o a cual­quier socie­dad sojuz­ga­da de cual­quier lugar del pla­ne­ta. Igual, ni peor, ni mejor.

Pero cui­da­do, que­da­ba el recur­so al tri­bu­nal de dere­chos huma­nos. Al póder polí­ti­co espa­ñol, a sus podé­res fác­ti­cos se les ha impe­di­do con­su­mar su ven­gan­za anti­vas­ca por no poder argu­men­tar de que for­ma y con que jus­ti­fi­ca­ción se juz­ga a unos edi­to­res de perió­di­co si la acu­sa­ción públi­ca ya ha deja­do cla­ro que exije el archi­vo del caso.

Que­da pen­dien­te la repa­ra­ción de las bru­ta­les tor­tu­ras que pade­cie­ron, la pér­di­da de dece­nas de pues­tos de tra­ba­jo, la des­truc­ción de la maqui­na­ria y las ins­ta­la­cio­nes y la repa­ra­ción del daño hecho. Casi nada.

Y exijí­mos res­pon­sa­bi­li­da­des al apa­ra­to de men­ti­ras y calum­nias del régi­men por la can­ti­dad de men­ti­ras que se han publi­ca­do con­tra el medio, la plan­ti­lla y sus pro­fe­sio­na­les duran­te estos sie­te años así como el calen­ta­mien­to de las con­di­cio­nes para esta intervención.

la ultra­de­re­cha espa­ño­la está acos­tum­bra­da a come­ter todo tipo de abe­rra­cio­nes con­tra la socie­dad y el pue­blo que lucha de modo que, no pue­den salir lim­pios de pol­vo y paja de esta. No debe­mos permitirlo.

La ven­gan­za espa­ño­la siem­pre ha con­ver­ti­do a la polí­ti­ca vas­ca en un movi­mien­to pen­du­lar. ETA mata a Ryan y las FOP espa­ño­las des­ha­cen a gol­pes el cuer­po de un dete­ni­do, siem­pre ha sido así. A los movi­mien­tos polí­ti­cos del inde­pen­den­tis­mo, basi­ca­men­te a la izquier­da Aber­tza­le, Espa­ña res­pon­de con ani­qui­la­mien­to de acti­vis­tas o con el encar­ce­la­mien­to de los diri­gen­tes polí­ti­cos civí­les abertzale.

Des­gra­cia­da­men­te para Aznar, res­pon­sa­ble de todo este capí­tu­lo de vio­len­cia, veja­ción, tor­tu­ra y calum­nias ‚y para Zapa­te­ro, con­ti­nua­dor de sus bar­ba­ri­da­des por la trá­gi­ca nega­ti­va a pac­tar una sali­da demo­crá­ti­ca al con­ten­cio­so que enfren­ta al Pue­blo Vas­co con el impe­ria­lis­mo espa­ño­lis­ta. Hacien­do­le res­pon­sa­ble de los des­ma­nes que su gobierno anti­de­mo­crá­ti­co come­te dia­ria­men­te des­de los orga­nos pseu­do­ju­di­ca­les espa­ño­les y des­de la xenó­fo­ba inter­ven­ción de sus cuer­pos repre­si­vos, fobia que sin ambi­güe­dad algu­na ha lle­ga­do tam­bién a una par­te de la Poli­cía Auto­nó­mi­ca espa­ño­la que habi­tual­men­te, vis­te de rojo.

El tiem­po se le aca­ba a Espa­ña. Los medios de into­xi­ca­ción espa­ño­les, corres­pon­sa­bles de esta bar­ba­ri­dad han tra­ta­do de ocul­tar el bochorno a quie­nes toda­vía enga­ñan con el infan­til cuen­to de la bue­na pipa. 

No exis­te la demo­cra­cía espa­ño­la, exis­te la demo­cra­cía a la espa­ño­la, que his­to­ri­ca­men­te des­de los Reyes Cató­li­cos has­ta hoy tie­ne en la porra y el San­to ofi­cio sus más des­ta­ca­bles ingredientes.

Esto ya es un secre­to a voces y es curio­so que coin­ci­da la sen­ten­cia obli­ga­to­ria­men­te abso­lu­to­ria con el momen­to en el que el PNV afir­ma que el PSOE mete mano al cajón en el Ayun­ta­mien­to de Bara­kal­do, el PSOE que el PNV roba en el Gug­genhein, en Ara­ba y en la Hacien­da Foral de Gipuz­koa, el PP habla de la sub­ven­ción a la Fun­da­ción Sabino Ara­na y a Basa­goi­ti Urku­llu le recuer­da los del caso Gür­tel, Cmps y Matas. Todos se dela­tan a todos ante la estu­pe­fac­ción general.

Es par­te de un espec­tácu­lo espa­ñol que el espa­ño­lis­mo y los con­ver­sos del PNV ya homo­lo­ga­dos cada día más a la UPN de Sanz y al cen­tro dere­cha fran­cés no pue­den escon­der por más tiem­po, ha lle­ga­do el momen­to de las audi­to­rias a su gestión.

Eus­kal Herria tie­ne a favor el tiem­po que ha pasa­do des­de hace trein­ta años, pode­mos decir con el áni­mo bien alto que la far­sa está ter­mi­nan­do ya. Has­ta IU se apun­ta a la ges­tión de izquier­da infu­ma­ble de la mano del neo­li­be­ral y reque­té Azku­na, curio­so can­di­da­to del car­lis­tón PNV. 

Esto es bueno para los siguien­tes jui­cios en pers­pec­ti­va, el caso de las herri­kos o las acu­sa­cio­nes a los Mahai­ki­des de Herri Bata­su­na, espe­cial­men­te para las bar­ba­ri­da­des que tie­nen pre­pa­ra­das con­tra Otegi. 

Y que nadie olvi­de que detrás del escán­da­lo Egun­ka­ria vie­ne no olvi­dem! el escán­da­lo del Esta­tut des­ca­fei­na­do de Cata­lun­ya. Segu­ra­men­te en cata­lán se dirá así, y si no, lo inten­ta­mos. Pues eso. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.