Ante el enjui­cia­mien­to del juez Bal­ta­sar Gar­zón- Ahaz­tuak 1936 – 1977

La deci­sión del magis­tra­do del Tri­bu­nal Supre­mo Luciano Vare­la de sen­tar en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos al juez de la Audien­cia Nacio­nal Bal­ta­sar Gar­zón y de juz­gar­le por su ins­truc­ción del caso de las des­apa­ri­cio­nes duran­te el fran­quis­mo ha sus­ci­ta­do en las últi­mas horas una ingen­te aten­ción mediá­ti­ca sobre este hecho, en lógi­ca con­ti­nui­dad de la reper­cu­sión que tuvo en su momen­to la ela­bo­ra­ción por par­te del magis­tra­do que aho­ra va a ser juz­ga­do de su famo­so auto en el que se plan­tea­ba la inves­ti­ga­ción de dife­ren­tes actos repre­si­vos come­ti­dos por el régi­men fran­quis­ta.
En aquel momen­to des­de Ahaz­tuak 1936 – 1977 decla­ra­mos públi­ca­men­te nues­tra aco­gi­da posi­ti­va del auto ela­bo­ra­do por Bal­ta­sar Gar­zón ya que por vez pri­me­ra se reco­gia en un auto judi­cial algu­nas de las refle­xio­nes en torno a hechos y res­pon­sa­bi­li­da­des sobre actos repre­si­vos, des­apa­ri­cio­nes y eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les come­ti­das duran­te el régi­men fran­quis­ta y que des­de las vic­ti­mas de aquel régi­men y sus aso­cia­cio­nes veni­mos plan­tean­do des­de hace déca­das. Este auto tuvo y tie­ne cree­mos dos vir­tua­li­da­des: la pri­me­ra dar car­ta de ver­dad y de reali­dad del carác­ter cri­mi­nal del régi­men fran­quis­ta ante un amplio sec­tor de la ciu­da­da­nia cuyo bajo nivel de con­cien­cia le hace más crei­ble lo sabi­do por el sim­ple hecho de apa­re­cer en un auto judi­cial; la segun­da refle­jar de for­ma noto­ria, publi­ca, evi­den­te y no exen­ta de peda­go­gía prác­ti­ca la exis­ten­cia y la con­sis­ten­cia del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad a tra­ves del deba­te que tan­to a nivel social como polí­ti­co y judi­cial este auto gene­ró y gene­ra por todo lo que en torno a él ha veni­do sur­gien­do: refle­xio­nes, con­tra­dic­cio­nes, des­ca­li­fi­ca­cio­nes…
Hoy la deci­sión de juz­gar al juez Gar­zón por pre­va­ri­ca­ción come­ti­da según sus acu­sa­do­res a tra­ves de su auto judi­cial es has­ta el momen­to el últi­mo capi­tu­lo de este esper­pen­to que sólo pue­de ser pro­du­ci­do en el seno de un mode­lo de impu­ni­dad como es el espa­ñol, con­sus­tan­cial por des­gra­cia al mode­lo de demo­cra­cia que tene­mos y que lo tole­ra y alien­ta, un mode­lo que hace posi­ble que la Falan­ge -el par­ti­do fas­cis­ta y cri­mi­nal men­tor ideo­ló­gi­co y res­pon­sa­ble de miles de crí­me­nes bajo el fran­quis­mo- sea quien acu­se a quien refle­ja de algu­na for­ma esos crí­me­nes y la posi­bi­li­dad de inves­ti­gar­los.
Ante ello des­de Ahaz­tuak 1936 – 1977 que­re­mos expre­sar públi­ca­men­te una pri­me­ra valo­ra­ción en la que que­re­mos sub­ra­yar:
‑Que lo que esta ocu­rrien­do con el Juez Bal­ta­sar Gar­zón es una mues­tra más de la reali­dad del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad, de su exis­ten­cia, de su vigen­cia y de su ope­ra­ti­vi­dad prác­ti­ca.
‑Que a pesar de la noto­rie­dad y evi­den­te reper­cu­sión mediá­ti­ca del enjui­cia­mien­to de Gar­zón este mode­lo de impu­ni­dad hay que enten­der­lo en su glo­ba­li­dad y ver y com­pren­der los dife­ren­tes ele­men­tos y expre­sio­nes que lo con­for­man. Por lo tan­to des­de nues­tra aso­cia­cia­ción nos nega­mos a dar tan­to a lo que ocu­rre con el Juez Bal­ta­sar Gar­zón como a su auto y a él mis­mo la cen­tra­li­dad que des­de algu­nos ámbi­tos –en algu­nos casos dema­sia­do intere­sa­da­men­te- se les esta inten­tan­do dar den­tro de la lucha con­tra el mode­lo de impu­ni­dad y de la lucha por las rei­vin­di­ca­cio­nes de todas las vic­ti­mas del fran­quis­mo.
‑Que en estos mis­mos momen­tos este mode­lo de impu­ni­dad se esta mos­tran­do tam­bien ‑ade­más de en el enju­cia­mien­to de Bal­ta­sar Gar­zón- en la nega­ti­va a con­si­de­rar vic­ti­mas del fran­quis­mo a muchas de las per­so­nas ase­si­na­das por ese regi­men en los años del tar­do­fran­quis­mo, o en la inhi­bi­ción de los jue­ces y auto­ri­da­des en la inves­ti­ga­ción de crí­me­nes del fran­quis­mo en los nive­les loca­les, o en las nega­ti­vas de ayun­ta­mien­tos o par­ti­cu­la­res a la exhu­ma­ción de deter­mi­na­das fosas, o en la per­vi­ven­cia de la sim­bo­lo­gia fran­quis­ta en tan­tos luga­res, o en la cons­cien­te e intere­sa­da deja­ción hacia un sec­tor de lucha­do­res anti­fas­cis­tas, o en la per­mi­si­vi­dad hacia gru­pos fas­cis­tas como «Falan­ge y Tradición»…Estas tam­bien son for­mas y hechos de impu­ni­dad por lo que cree­mos que para luchar con éxi­to con­tra ella es nece­sa­rio hacer­lo des­de el enten­di­mien­to irre­nun­cia­ble a su glo­ba­li­dad.
‑Que en nin­gun caso, nin­gun auto ni nin­gun miem­bro­de un esta­men­to como es el judi­cial que ha veni­do sien­do y es uno de los más fir­mes recep­to­res y pro­mo­to­res del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad para los crí­me­nes del fran­quis­mo va a ser quien ase­gu­re has­ta el final su escla­re­ci­mien­to y la jus­ti­cia para sus vic­ti­mas: la garan­tia de que esto ocu­rra solo esta en la orga­ni­za­ción y la con­ti­nui­dad del tra­ba­jo en todos los ámbi­tos de las vic­ti­mas del fran­quis­mo y de sus aso­cia­cio­nes en torno a plan­tea­mien­tos cla­ros, con­tun­den­tes e irre­nun­cia­bles de Ver­dad, Jus­ti­cia y Repa­ra­ción, enten­dien­do que estas tres máxi­mas no sólo ata­ñen a los res­pon­sa­bles del régi­men fran­quis­ta y de sus crí­me­nes des­de el año 1936 has­ta el año 1977 sino tam­bien a los que des­de dife­ren­tes esta­men­tos han sido los res­pon­sa­bles has­ta hoy dia del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad cuyas con­tra­dic­cio­nes refle­ja hoy el enjui­cia­mien­to del Juez Bal­ta­sar Gar­zón.
AHAZTUAK 1936 – 1977

http://​ahaz​tua​k1936​-1977​.blogs​pot​.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *