La pri­me­ra gue­rra de EE.UU. en Áfri­ca, por Rebelion

Más de 43 per­so­nas han resul­ta­do muer­tas en la capi­tal soma­lí de Moga­dis­cio duran­te dos días de com­ba­te entre fuer­zas insur­gen­tes de Sha­bab (al-Sha­baab), que el 10 de mar­zo avan­za­ron has­ta menos de dos kiló­me­tros del pala­cio pre­si­den­cial de la nación, y tro­pas del Gobierno Fede­ral Tran­si­to­rio res­pal­da­do por EE.UU. Los enfren­ta­mien­tos sólo han comenzado.

El últi­mo emba­ja­dor de EE.UU. en Soma­lia (1994−1995), Daniel H. Sim­pson, escri­bió una colum­na para el Pit­ts­burgh Post-Gazet­te el 10 de mar­zo en la que plan­teó la pre­gun­ta: «¿Por qué, apar­te de la acu­sa­ción sólo lige­ra­men­te docu­men­ta­da de extre­mis­mo islá­mi­co en Sha­bab, vuel­ve EE.UU. a invo­lu­crar­se en Soma­lia en este momento?”

Res­pon­dió seña­lan­do “Par­te del moti­vo es por­que EE.UU. tie­ne su úni­ca base en Áfri­ca en Dji­bou­ti, la anti­gua Soma­li­lan­dia Fran­ce­sa, en la cos­ta rela­ti­va­men­te cer­ca de Moga­dis­cio. El Coman­do Áfri­ca de EE.UU. fue esta­ble­ci­do allí en 2008 y, ante la fal­ta de dis­po­si­ción de otros paí­ses afri­ca­nos para reci­bir­lo la base en Dji­bou­ti se con­vir­tió en el cen­tro de ope­ra­cio­nes para las tro­pas y los caza­bom­bar­de­ros esta­dou­ni­den­ses en África.

“Bien pro­vis­to de dine­ro, a pesar de las cos­to­sas gue­rras en Iraq y Afga­nis­tán, el Depar­ta­men­to de Defen­sa obvia­men­te se con­si­de­ra en con­di­cio­nes de empren­der una acción mili­tar en Áfri­ca, en Soma­lia” [1].

Cum­plien­do con el papel que se le ha asig­na­do, el New York Times fil­tró pla­nes mili­ta­res de EE.UU. para la actual ofen­si­va en Soma­lia el 5 de mar­zo en un infor­me inti­tu­la­do “EE.UU. ayu­da a Soma­lia en su plan de vol­ver a tomar su capi­tal.” (Nóte­se que el Gobierno Fede­ral Tran­si­to­rio es pre­sen­ta­do como Soma­lia pro­pia­men­te dicha y Moga­dis­cio como su capital.)

El tono del artícu­lo, por cier­to, era de apo­yo y apro­ba­ción de la jus­ti­fi­ca­ción del Pen­tá­gono para la inter­ven­ción direc­ta en Soma­lia a un nivel no vis­to des­de 1993 y de apo­yo a las accio­nes por encar­go vis­tas últi­ma­men­te con la inva­sión etío­pe en 2006. El infor­me comen­zó con una des­crip­ción de un avión de vigi­lan­cia mili­tar que daba vuel­tas sobre la capi­tal soma­lí y una cita del nue­vo jefe de esta­do mayor de las fuer­zas arma­das de la nación, gene­ral Moha­med Gelle Kahi­ye: “Son los esta­dou­ni­den­ses. Nos están ayudando”.

Des­pués, “un fun­cio­na­rio esta­dou­ni­den­se en Washing­ton, quien dijo que no esta­ba auto­ri­za­do a hablar en públi­co” –una carac­te­rís­ti­ca de la pren­sa libre de EE.UU.– fue cita­do, aun­que no iden­ti­fi­ca­do, dicien­do que se habían pla­nea­do, cuan­do no lle­va­do a cabo, ope­ra­cio­nes encu­bier­tas de EE.UU., y “lo que se verá pro­ba­ble­men­te son ata­ques aéreos y Ope­ra­cio­nes Espe­cia­les que lle­gan, ata­can y se van” [2].

El New York Times tam­bién dio ante­ce­den­tes sobre la actual ofensiva:

“Duran­te los últi­mos meses los con­se­je­ros esta­dou­ni­den­ses han ayu­da­do a super­vi­sar el entre­na­mien­to de las fuer­zas soma­líes que serán uti­li­za­das en la ofen­si­va… Los esta­dou­ni­den­ses han sumi­nis­tra­do un entre­na­mien­to clan­des­tino para agen­tes de inte­li­gen­cia soma­líes, apo­yo logís­ti­co para man­te­ne­do­res de la paz, com­bus­ti­ble para manio­bras, infor­ma­ción de reco­no­ci­mien­to sobre las posi­cio­nes insur­gen­tes y dine­ro para balas y fusi­les” [3].

Cua­tro días des­pués el gene­ral William (“Kip”) Ward, coman­dan­te del Coman­do Áfri­ca de EE.UU. (AFRICOM), tes­ti­fi­có ante el Comi­té de Ser­vi­cios Arma­dos del Senado.

En su intro­duc­ción, el pre­si­den­te del comi­té, sena­dor Carl Levin, refor­zó recien­tes inten­tos esta­dou­ni­den­ses de expan­dir el alcan­ce de la gue­rra Afga­nis­tán-Pakis­tán, la más mor­tí­fe­ra y pro­lon­ga­da del mun­do, hacia el oes­te y el sur, seña­lan­do que “al-Qai­da y vio­len­tos extre­mis­tas que com­par­ten su ideo­lo­gía no se encuen­tran sólo en la región Afga­nis­tán-Pakis­tán sino en sitios como Soma­lia, Mali, Nige­ria y Níger” [4].

En su infor­me for­mal Ward mos­tró una dis­cre­ción seme­jan­te y expan­dió el área de “con­tra­te­rro­ris­mo” (CT) del Pen­tá­gono aún más lejos del Sur de Asia: “El Coman­do Áfri­ca de EE.UU. ha con­cen­tra­do la mayor par­te de sus acti­vi­da­des de refuer­zo de capa­ci­dad CT en Áfri­ca Orien­tal en Kenia, Etio­pía, Dji­bou­ti y Ugan­da, que –apar­te de Soma­li – son paí­ses direc­ta­men­te ame­na­za­dos por terro­ris­tas” [5].

Tam­bién habló de la actual ofen­si­va del “gobierno de tran­si­ción para recu­pe­rar par­tes de Moga­dis­cio” y decla­ró: “pien­so que es algo que debe­mos hacer y apo­yar” [6].

El sena­dor Levin y el gene­ral Ward inclu­ye­ron ocho nacio­nes afri­ca­nos en la cate­go­ría amplia­da de la Ope­ra­ción Liber­tad Dura­de­ra de la gue­rra afga­na, paí­ses que van des­de el extre­mo noro­rien­tal del con­ti­nen­te (el Cuerno de Áfri­ca) al extre­mo oes­te (el Gol­fo de Gui­nea rico en petró­leo). Los mili­ta­res de EE.UU. ya han par­ti­ci­pa­do en ope­ra­cio­nes de con­tra­in­sur­gen­cia en Mali y Níger con­tra rebel­des de la etnia tua­reg, que no tie­nen víncu­los con­ce­bi­bles con al-Qai­da, lo que no se des­pren­de de los comen­ta­rios de Levin.

Entre el sur de Asia y Áfri­ca está Yemen en la Penín­su­la Ará­bi­ga. El infor­me del New York Times cita­do ante­rior­men­te recor­dó a los lec­to­res que: “A EE.UU. le preo­cu­pa cre­cien­te­men­te el víncu­lo entre Soma­lia y Yemen.” Por cier­to, tal como esta­ble­cen los comen­ta­rios de Levin ante­rior­men­te cita­dos, Washing­ton (jun­to con sus alia­dos de la OTAN) está for­jan­do un fren­te de gue­rra expan­di­do des­de Afga­nis­tán y Pakis­tán a Yemen y hacia Áfri­ca [7].

La exten­sión de la gue­rra del sur de Asia no ha deja­do de ser obser­va­da en las capi­ta­les del mun­do, y duran­te este año el ana­lis­ta polí­ti­co ruso Andrei Fed­yashin comen­tó: “Agre­gan­do los cua­tro fren­tes –si EE.UU. se lan­za­ra a un ata­que con­tra Yemen y Soma­lia– ten­dría que inva­dir un terri­to­rio igual a tres cuar­tos de Euro­pa Occi­den­tal; y es difí­cil que ten­ga fuer­za sufi­cien­te para eso” [8].

La ten­ga o no, es exac­ta­men­te lo que la Casa Blan­ca y el Pen­tá­gono están hacien­do. La úni­ca otra obje­ción que se podría pre­sen­tar a la des­crip­ción del autor men­cio­na­do es que tam­bién limi­ta seve­ra­men­te el fren­te de bata­lla propuesto.

En los últi­mos seis meses se han envia­do tro­pas soma­líes a Dji­bou­ti, Etio­pía, Kenia y Ugan­da para entre­na­mien­to de com­ba­te “y en su mayo­ría han vuel­to a la capi­tal, y espe­ran entrar en acción”.

Ade­más “hay unos 5.000 man­te­ne­do­res de la paz ugan­de­ses y burun­de­ses, 1.700 más están en camino y se espe­ra que ten­gan un papel vital en el res­pal­do a las fuer­zas soma­líes en avan­ce” [9].

En octu­bre pasa­do EE.UU. diri­gió diez días de ejer­ci­cios mili­ta­res en Ugan­da –Fue­go Natu­ral [10]– con 450 sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses y más de 550 de Burun­di, Kenia, Ruan­da, Tan­za­nia y Ugan­da. Los sol­da­dos esta­dou­ni­den­ses fue­ron des­ple­ga­dos des­de Cam­po Lemo­nier, en Dji­bou­ti, sede de la Fuer­za de Tareas Conjunta/​Cuerno de Áfri­ca del Pen­tá­gono y de más de 2.000 sol­da­dos de EE.UU; el cen­tro de ope­ra­cio­nes de fac­to de AFRICOM.

Al rea­li­zar­se las manio­bras, un impor­tan­te perió­di­co en Ugan­da escri­bió que esta­ban “orien­ta­das hacia la for­ma­ción de la pri­me­ra Fuer­za Mili­tar Con­jun­ta del Este de Áfri­ca” [10].

Apar­te de uti­li­zar esta fuer­za regio­nal mul­ti­na­cio­nal en Soma­lia, EE.UU. tam­bién pue­de des­ple­gar­la con­tra los rebel­des del Ejér­ci­to de Resis­ten­cia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) en Ugan­da, el Con­go y Sudán, y podría inclu­so emplear­la con­tra Eri­trea, Zim­ba­bue y Sudán, las úni­cas nacio­nes del con­ti­nen­te afri­cano que no están enre­da­das en algún gra­do en coope­ra­cio­nes mili­ta­res con Washing­ton y la OTAN. (Libia ha par­ti­ci­pa­do en ejer­ci­cios nava­les de la OTAN y Sudá­fri­ca ha reci­bi­do bar­cos de gue­rra del blo­que.) [11]

Duran­te este mes, el perió­di­co keniano The East Afri­can divul­gó que “los legis­la­do­res esta­dou­ni­den­ses están pre­sio­nan­do por una ley que con­si­de­re otra fase de acción mili­tar para cap­tu­rar a los rebel­des del Ejér­ci­to de Resis­ten­cia del Señor”.

La fuen­te noti­cio­sa agre­gó que la Ley de Desar­me del LRA y de Recu­pe­ra­ción del Nor­te de Ugan­da adop­ta­da el año pasa­do por el Con­gre­so de EE.UU. “requie­re que el gobierno de EE.UU. desa­rro­lle una nue­va estra­te­gia mul­ti­fa­cé­ti­ca” y como tal la nue­va ley en con­si­de­ra­ción “no será la pri­me­ra vez que el gobierno de EE.UU. sumi­nis­tre apo­yo al ejér­ci­to de Ugan­da en la lucha con­tra el LRA”.

“EE.UU. ha esta­do res­pal­dan­do a la UPDF [siglas en inglés de Fuer­za de Defen­sa del Pue­blo de Ugan­da] con logís­ti­ca y entre­na­mien­to para com­ba­tir al gru­po rebel­de” [12].

El mes pasa­do se anun­ció que el Coman­do Áfri­ca de EE.UU. ha des­pa­cha­do fuer­zas espe­cia­les para entre­nar a 1.000 sol­da­dos con­go­le­ses en el nor­te y el este de su nación, don­de el Con­go limi­ta con Uganda.

Se han cita­do decla­ra­cio­nes del ex diplo­má­ti­co de EE.UU. Daniel Sim­pson acer­ca de uno de los moti­vos de Washing­ton para impul­sar una nue­va gue­rra den­tro y alre­de­dor de Soma­lia: pro­bar las fuer­zas terres­tres y aéreas de AFRICOM en Dji­bou­ti para la acción mili­tar direc­ta en el continente.

Un infor­me de Uni­ted Press Inter­na­tio­nal del 10 de mar­zo, publi­ca­do bajo la rúbri­ca de noti­cias ener­gé­ti­cas, ofre­ció otra expli­ca­ción. En un artícu­lo inti­tu­la­do “Áfri­ca del Este es la nue­va zona álgi­da del petró­leo”, la agen­cia noti­cio­sa reve­ló que “Áfri­ca del Este emer­ge como el pró­xi­mo boom del petró­leo des­pués de un gran des­cu­bri­mien­to en la Cuen­ca del Lago Alber­to de Ugan­da. Se han encon­tra­do otras reser­vas de petró­leo y gas natu­ral en Tan­za­nia y Mozam­bi­que; se rea­li­za explo­ra­ción en Etio­pía e inclu­so en Soma­lia, des­ga­rra­da por la guerra”.

La región es, en boca del direc­tor eje­cu­ti­vo occi­den­tal de una fir­ma que pros­pec­ta en bus­ca de petró­leo, “la últi­ma área con ver­da­de­ro alto poten­cial en el mun­do que no ha sido ple­na­men­te explo­ra­da” [13].

El artícu­lo agre­ga: “Se esti­ma que en la región del Lago Alber­to, situa­do en el cen­tro de Áfri­ca, entre Ugan­da y la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Con­go, hay varios miles de millo­nes de barri­les de petró­leo. Es pro­ba­ble que sea el mayor cam­po en tie­rra halla­do al sur del Desier­to del Saha­ra en dos décadas.”

Tam­bién habló de un “vas­to terri­to­rio de 350.000 kiló­me­tros cua­dra­dos en Etio­pía sin sali­da al mar que podría con­te­ner con­si­de­ra­bles reser­vas de petró­leo. Tam­bién se cal­cu­la que hay 4 billo­nes de pies cúbi­cos de gas natural”.

Y, más per­ti­nen­te al Cuerno de África:

“Un estu­dio de 1993 de Petro­con­sul­tants de Gine­bra con­clu­yó que Soma­lia tie­ne dos de las cuen­cas con más inte­rés poten­cial para la pro­duc­ción de hidro­car­bu­ros en toda la región – una en la región cen­tral Mudugh, la otra en el Gol­fo de Adén. Aná­li­sis más recien­tes indi­can que Soma­lia podría tener reser­vas de has­ta 10.000 millo­nes de barri­les” [14].

Alia­dos de Washing­ton en la OTAN tam­bién están pro­fun­da­men­te invo­lu­cra­dos en la mili­ta­ri­za­ción de Áfri­ca del Este.

El 10 de mar­zo la OTAN exten­dió su ope­ra­ción naval Escu­do Oceá­ni­co en el Gol­fo de Adén, fren­te a la cos­ta de Somalia,que se pro­lon­ga­rá has­ta el fin de 2012, una exten­sión sin pre­ce­den­tes de 33 meses. El 12 de mar­zo el “Gru­po Marí­ti­mo Per­ma­nen­te 2 de la OTAN se hará car­go de misio­nes del Gru­po Marí­ti­mo Per­ma­nen­te 1 de la OTAN para la tarea de cua­tro meses. El cam­bio aumen­ta­rá la con­tri­bu­ción de la OTAN de cua­tro a cin­co bar­cos…” [15].

En las mis­mas audien­cias del Comi­té de Ser­vi­cios Arma­dos del Sena­do a las que se diri­gió el coman­dan­te de AFRICOM William Ward, el Coman­dan­te Supre­mo Alia­do en Euro­pa de la OTAN, almi­ran­te esta­dou­ni­den­se James Sta­vri­dis, “seña­ló que 100.000 sol­da­dos de la OTAN están invo­lu­cra­dos en ope­ra­cio­nes expe­di­cio­na­rias en tres con­ti­nen­tes, inclu­yen­do ope­ra­cio­nes en Afga­nis­tán, fren­te a la cos­ta de Áfri­ca y en Bos­nia.” (Evi­den­te­men­te que­ría decir Koso­vo en lugar de Bosnia.)

Sta­vri­dis, quien es al mis­mo tiem­po máxi­mo jefe mili­tar del Coman­do Euro­peo de EE.UU., dijo que “la natu­ra­le­za de lasa­me­na­zas en este siglo XXI [va] a exi­gir algo más que que­dar­nos sen­ta­dos detrás de nues­tras fron­te­ras” [16].

Tam­bién dijo que con­si­de­ra que “Irán es alar­man­te en muchos aspec­tos” y men­cio­nó espe­cí­fi­ca­men­te el “terro­ris­mo patro­ci­na­do por el Esta­do, la pro­li­fe­ra­ción nuclear y su pro­yec­ción polí­ti­ca en Lati­noa­mé­ri­ca” [17].

El secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Anders Fogh Ras­mus­sen, vol­vió recien­te­men­te de Jor­da­nia y el Esta­do del Gol­fo Pér­si­co de Bah­réin, don­de pre­sio­nó a ambas nacio­nes para que apo­yen la gue­rra en Afga­nis­tán y las ope­ra­cio­nes nava­les de la Alianza.

“El máxi­mo res­pon­sa­ble de la OTAN dijo [el 9 de mar­zo] que ha pedi­do a Jor­da­nia y a Bah­réin que con­tri­bu­yan a ope­ra­cio­nes nava­les de la alian­za de lucha con­tra el terro­ris­mo y la pira­te­ría en el Medi­te­rrá­neo Orien­te y en el Gol­fo de Adén, al ter­mi­nar una visi­ta a los dos paí­ses. La OTAN quie­re aumen­tar la coope­ra­ción con Esta­dos ára­bes y musul­ma­nes, por­que los ve como impor­tan­tes alia­dos en una serie de misio­nes, inclui­do el impor­tan­tí­si­mo des­plie­gue en Afga­nis­tán” [18].

Res­pec­to a los casi nue­ve años de la Ope­ra­ción Esfuer­zo Acti­vo del blo­que mili­tar occi­den­tal en todo el Mar Medi­te­rrá­neo y su Ope­ra­ción Escu­do del Océano en el Gol­fo de Adén, Ras­mus­sen dijo: “Nos gus­ta­ría mucho for­ta­le­cer la coope­ra­ción (con Bah­réin y Jor­da­nia) den­tro de estas ope­ra­cio­nes” [19].

Duran­te su esta­día en Jor­da­nia estu­vo for­ta­le­cien­do lazos mili­ta­res con la coope­ra­ción del Diá­lo­go Medi­te­rrá­neo de la OTAN –Arge­lia, Egip­to, Israel, Jor­da­nia, Mau­ri­ta­nia, Marrue­cos y Túnez– y en Bah­réin refor­zan­do la Ini­cia­ti­va de Coope­ra­ción de Estam­bul que apun­ta a los seis miem­bros del Con­se­jo de Coope­ra­ción del Gol­fo: Bah­réin, Kuwait, Omán, Qatar, Ara­bia Sau­dí y los Emi­ra­tos Ára­bes Unidos.

Bah­réin, Egip­to, Jor­da­nia y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos tie­nen per­so­nal mili­tar que sir­ve bajo la OTAN en Afganistán.

A fines de febre­ro una dele­ga­ción de las 53 nacio­nes de la Unión Afri­ca­na (AU) visi­tó el cuar­tel gene­ral de las Poten­cias Alia­das en Euro­pa de la OTAN en Mons, Bélgica.

“La OTAN sigue apo­yan­do la misión de la AU en Soma­lia (AMISOM) a tra­vés de la pro­vi­sión a pedi­do de trans­por­te estra­té­gi­co por mar y aire para Nacio­nes que Con­tri­bu­yen Tro­pas a AMISOM. El últi­mo apo­yo de trans­por­te aéreo ocu­rrió en junio de 2008 cuan­do la OTAN trans­por­tó un bata­llón de man­te­ne­do­res de la paz burun­de­ses a Moga­dis­cio” [20].

El 10 de mar­zo AMISOM des­ple­gó tan­ques para impe­dir la cap­tu­ra del pala­cio pre­si­den­cial soma­lí por rebeldes.

El blo­que de la alian­za mili­tar del blo­que Noratlán­ti­co, que en los últi­mos años ha rea­li­za­do ejer­ci­cios en gran esca­la en Áfri­ca Occi­den­tal, e inau­gu­ró su Fuer­za de Reac­ción inter­na­cio­nal en Cabo Ver­de en 2006, tam­bién apo­ya la “ope­ra­cio­na­li­za­ción de la Fuer­za de Aler­ta Afri­ca­na – la visión de la Unión Afri­ca­na para un apa­ra­to con­ti­nen­tal de segu­ri­dad a dis­po­si­ción simi­lar a la Fuer­za de Reac­ción de la OTAN” [21].

En mayo la Unión Euro­pea, cuyos miem­bros coin­ci­den en gran par­te con los de la OTAN y que está empe­ña­da en una inten­sa inte­gra­ción con el blo­que mili­tar en una esca­la glo­bal [22], comen­za­rá a entre­nar a 2.000 sol­da­dos soma­líes en Uganda.

El bri­ga­dier gene­ral Thierry Cas­par-Fille-Lam­bie, ofi­cial coman­dan­te de las fuer­zas arma­das fran­ce­sas en Dji­bou­ti, dijo: “Las tro­pas soma­líes serán entre­na­das con las capa­ci­da­des mili­ta­res nece­sa­rias para ayu­dar a paci­fi­car y esta­bi­li­zar ese volá­til país”.

Emi­tió esa decla­ra­ción “en la cere­mo­nia de clau­su­ra de cua­tro sema­nas de entre­na­mien­to ope­ra­ti­vo de 1.700 sol­da­dos ugan­de­ses que serán des­ple­ga­dos” en Soma­lia en mayo. El emba­ja­dor fran­cés en Ugan­da dijo: “Los sol­da­dos de la UE tra­ba­ja­rán en estre­cha cola­bo­ra­ción con la UPDF para entre­nar sol­da­dos soma­líes” [23].

Los 2.000 sol­da­dos que serán entre­na­dos por la UE repre­sen­ta­rán todo un ter­cio de un ejér­ci­to soma­lí pro­yec­ta­do de 6.000 hombres.

Los pla­nes de la tría­da glo­bal EE.UU.-OTAN-UE inclu­yen un papel mili­tar colec­ti­vo aún mayor en la nue­va reba­ti­ña por Áfri­ca. El 4 y 5 de mar­zo una dele­ga­ción de AFRICOM se reu­nió con fun­cio­na­rios de la Unión Euro­pea en Bru­se­las, “en bus­ca de coope­ra­ción de la UE en Áfri­ca,” espe­cí­fi­ca­men­te en “áreas en las que la coope­ra­ción podría ser posi­ble, sobre todo en la pró­xi­ma misión de la UE para entre­nar a sol­da­dos soma­líes” [24].

Tony Hol­mes, el adjun­to del coman­dan­te para acti­vi­da­des civi­les-mili­ta­res de AFRICOM, dijo “Soma­lia es un área en la que vamos a hacer mucho más, la Unión Euro­pea ya está hacien­do mucho y hará aún más…

“Soma­lia es muy impor­tan­te para noso­tros. La Unión Euro­pea par­ti­ci­pa en el entre­na­mien­to de soma­líes en Ugan­da y eso es algo en cuyo apo­yo podría­mos tra­ba­jar estrechamente.”

La dele­ga­ción de AFRICOM, inclu­yen­do al gene­ral de divi­sión Richard Sher­lock, direc­tor de estra­te­gia, pla­nes y pro­gra­mas, tam­bién dis­cu­tió “coope­ra­ción en con­tra­te­rro­ris­mo con la UE en la región del Sahel, nota­ble­men­te en Mau­ri­ta­nia, Malí y Níger…” [25].

A fines de enero el jefe del Comi­té Mili­tar de la OTAN, almi­ran­te Giam­pao­lo Di Pao­la, dijo “que la Alian­za está en dis­cu­sión con un Esta­do del Gol­fo para enviar avio­nes AWACS para una misión de reco­no­ci­mien­to sobre Afga­nis­tán en apo­yo de su misión en ISAF y tam­bién con­tra la pira­te­ría fren­te a Soma­lia” [24].

Para demos­trar que la ope­ra­ción con­tra la pira­te­ría de la OTAN fren­te a la cos­ta de Soma­lia tie­ne otros obje­ti­vos que los reco­no­ci­dos, a comien­zos de este año un por­ta­voz de la OTAN anun­ció que el con­tin­gen­te naval del blo­que en el Gol­fo de Adén “tie­ne aho­ra la tarea adi­cio­nal” de inter­ve­nir con­tra un des­plie­gue fic­ti­cio de com­ba­tien­tes soma­líes a tra­vés del Gol­fo hacia Yemen.

El voce­ro, Jac­qui She­riff, dijo que “los bar­cos de gue­rra de la OTAN esta­rán aten­tos a cual­quier cosa sos­pe­cho­sa” [25].

Es como si los com­ba­tien­tes soma­líes de al-Sha­baab no tuvie­ran otra cosa que hacer mien­tras EE.UU. pre­pa­ra un asal­to gene­ral en su con­tra en su patria.

Cin­co días des­pués del artícu­lo en el New York Times que deta­lla los pla­nes de gue­rra esta­dou­ni­den­ses en Soma­lia, el Washing­ton Times da segui­mien­to y agre­ga a ese informe.

Es “pro­ba­ble que” las ope­ra­cio­nes de EE.UU. “sean la demos­tra­ción más abier­ta de res­pal­do mili­tar de EE.UU. des­de la malo­gra­da Ope­ra­ción Devol­ver la Espe­ran­za de 1992…”

“Avio­nes de vigi­lan­cia sin tri­pu­la­ción han esta­do dan­do vuel­tas sobre Moga­dis­cio en los últi­mos días, al pare­cer iden­ti­fi­can­do posi­cio­nes insur­gen­tes mien­tras el TFG [Gobierno Fede­ral Tran­si­to­rio] pone en orden sus fuer­zas. Con­se­je­ros del ejér­ci­to de EE.UU. han esta­do ayu­dan­do a entre­nar las fuer­zas del TFG, que han sido equi­pa­das en gran par­te con armas esta­dou­ni­den­ses de un valor de millo­nes de dóla­res, envia­das por avión a Moga­dis­cio duran­te las últi­mas semanas.”

El infor­me del perió­di­co seña­la ade­más: “No está cla­ro cuán­do comen­za­rá la ofen­si­va. En las calles se rumo­rea que será en las pró­xi­mas semanas…”

La cam­pa­ña ya ha comenzado.

“Des­pués de pro­te­ger Moga­dis­cio, la ofen­si­va, apo­ya­da por mili­cias alia­das al gobierno, por lo menos por aho­ra, pro­ba­ble­men­te con­ti­nua­rá con­tra al-Shaa­bab en el cam­po del oes­te y el sur hacia la fron­te­ra con Kenia” [26].

Des­pués de la capi­tal, todo el país. Des­pués de Soma­lia, la región.

La gue­rra no ha hecho más que empezar.

Notas

1) Pit­ts­burgh Post-Gazet­te, 10 de mar­zo de 2010.

2) New York Times, 5 de mar­zo de 2010.

3) Ibíd.

4) Sena­te Armed For­ces Com­mit­tee, 9 de mar­zo de 2010.

5) Uni­ted Sta­tes Afri­ca Com­mand, 9 de mar­zo de 2010.

6) Sena­te Armed For­ces Com­mit­tee, 9 de mar­zo de 2010.

7) «U.S., NATO Expand Afghan War To Horn Of Afri­ca And Indian Ocean», Stop NATO, 8 de enero de 2010.

http://rickrozoff.wordpress.com/2010/01/08/u‑s-nato-expand-afghan-war-to-horn-of-africa-and-indian-ocean‑2

«Yemen: Pentagon’s War On The Ara­bian Penin­su­la», Stop NATO, 15 de diciem­bre de 2009.

http://​ric​kro​zoff​.word​press​.com/​2​0​0​9​/​1​2​/​1​5​/​y​e​m​e​n​-​p​e​n​t​a​g​o​n​s​-​w​a​r​-​o​n​-​t​h​e​-​a​r​a​b​i​a​n​-​p​e​n​i​n​s​ula

8) Agen­cia rusa Novos­ti, 11 de enero de 2010.

9) New York Times, 5 de mar­zo de 2010.

10) The Moni­tor, 14 de octu­bre de 2009.

11) «AFRICOM Year Two: Sei­zing The Helm Of The Enti­re World», Stop NATO, 22 de octu­bre de 2009.

http://​ric​kro​zoff​.word​press​.com/​2​0​0​9​/​1​0​/​2​2​/​a​f​r​i​c​o​m​-​y​e​a​r​-​t​w​o​-​t​a​k​i​n​g​-​t​h​e​-​h​e​l​m​-​o​f​-​t​h​e​-​e​n​t​i​r​e​-​w​o​rld

12) The East Afri­can, 1 de mar­zo de 2010.

13) Uni­ted Press Inter­na­tio­nal, 10 de mar­zo de 2010.

14) Ibid.

15) Stars and Stri­pes, 11 de mar­zo de 2010.

16) Uni­ted Sta­tes Depart­ment of Defen­se, 9 de mar­zo de 2010.

17) Ibíd.

18) Deu­ts­che Pres­se-Agen­tur, 9 de mar­zo de 2010.

19) Ibíd.

20) North Atlan­tic Treaty Organization

Supre­me Head­quar­ters Allied Powers Europe

24 de febre­ro de 2010.

21) Ibíd.

22) «EU, NATO, US: 21st Cen­tury Allian­ce For Glo­bal Domi­na­tion», Stop NATO, 19 de febre­ro de 2009.

http://​ric​kro​zoff​.word​press​.com/​2​0​0​9​/​0​8​/​2​6​/​e​u​-​n​a​t​o​-​u​s​-​2​1​s​t​-​c​e​n​t​u​r​y​-​a​l​l​i​a​n​c​e​-​f​o​r​-​g​l​o​b​a​l​-​d​o​m​i​n​a​t​ion

23) Agen­cia de noti­cias Xinhua, 13 de febre­ro de 2010.

24) Euro­po­li­tics, 5 de mar­zo de 2010.

25) Ibíd.

26) Kuwait News Agency, 28 de enero de 2010.

27) Can­west News Ser­vi­ce, 1 de enero de 2010.

28) Washing­ton Times, 10 de mar­zo de 2010.

© Copy­right Rick Rozoff, Stop NATO, 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.