Fran­cia pier­de su cre­di­bi­li­dad demo­crá­ti­ca encu­brien­do ase­si­na­tos polí­ti­cos en su terri­to­rio por Boltxe Kolektiboa

Edi­to­rial Boltxe

Vean, vean en el video la cara de la fis­cal Anne Kana­yakys cuan­do va a pre­sen­tar la sar­ta de men­ti­ras y silen­cios que el esta­do fran­cés le ha dicho que tie­ne que rela­tar ante los mass media de medio mun­do, asom­bra­dos como están por las pere­gri­nas expli­ca­cio­nes de las auto­ri­da­des fran­ce­sas al secues­tro, robo, tor­tu­ra y ase­si­na­to de Jon Anza. Reso­pla, infla los carri­llos y por den­tro se está acor­dan­do de quie­nes le han dicho que es ella quien tie­ne que dar la cara por un cri­men de esta­do en el que no ha par­ti­ci­pa­do, pero sí lo han hecho las fuer­zas y cuer­pos de segu­ri­dad del esta­do fran­cés. Es ingra­to tener que asu­mir la ver­sión men­ti­ro­sa de un gobierno caren­te de cre­di­bi­li­dad en este caso.

Lo peor es que, quien ha men­ti­do una vez ha men­ti­do cien­to. Es por eso que la mayo­ría de los crí­me­nes de los GAL que­da­ron impu­nes, la pro­ver­bial cama­ra­de­ría entre cuer­pos poli­cia­les de esta­dos impe­ria­lis­tas y mili­ta­ris­tas, por un lado y las polí­ti­cas comu­nes entre gobier­nos para ata­car a las gen­tes que luchan por los dere­chos popu­la­res, es la otra. Así esta­mos. Fran­cia y Espa­ña se han cre­ci­do los últi­mos años, con cien­tos de deten­cio­nes y tor­tu­ras encu­bier­tas por su apa­ra­to mediá­ti­co, con argu­men­tos espe­cial­men­te fas­cis­tas como los del Gru­po Pri­sa, con el libe­lo El país, como buque insignia.

Este gru­po ya es mani­fies­ta­men­te fas­cis­ta. por sus nego­cios con el para­mi­li­tar pre­si­den­te colom­biano Uri­be, por sus ata­ques a Cuba y Vene­zue­la y en rela­ción a Eus­kal Herria, por sus delez­na­bles, soe­ces, mal­edu­ca­dos e hirien­tes comen­ta­rios acer­ca del tor­men­to sufri­do por el ciu­da­dano donos­tia­rra, ser humano y mili­tan­te de ETA, que tam­bién lo era, Jon Anza. Para el perio­dis­mo espa­ñol, para sus perros de pren­sa, una vez que Espa­ña ha sido atra­pa­da en un ase­si­na­to de sus Cuer­pos Repre­si­vos, toca expan­dir toda la tin­ta de cala­mar posible.

Sos­pe­chas, men­ti­ras, difa­ma­cio­nes. Todo vale para encu­brir a las accio­nes del nue­vo GAL de Zapa­te­ro. Ha vuel­to el terror de esta­do de la mano del PSOE, como suce­dió con los GAL. pero la izquier­da Aber­tza­le no ha per­di­do ni múscu­lo ni refle­jos en estos años de ofen­si­va total del nue­vo fas­cis­mo espa­ñol. Ha hecho, lo que mejor sabe hacer. Lla­mar a la movilización.

Y en esa movi­li­za­ción se han reu­ni­do a miles de per­so­nas esta tar­de en Donos­tia. Miles de dedos acu­sa­do­res hacia el minis­tro del nue­vo GAL, Rubal­ca­ba. Sí, Rubal­ca­ba, pue­des men­tir mucho tiem­po a mucha gen­te con­si­guien­do que la labor de tus perros de pren­sa actúe como anes­te­sian­te social, pero te esta­mos siguien­do infor­ma­ti­va­men­te, de cer­ca. Y ana­li­zan­do tus com­pa­re­cen­cias hemos vis­to en tí dos actua­cio­nes. En la pri­me­ra, insi­nuas­te que Jon Anza se había escu­rri­do con un dine­ro de ETA que tus esbi­rros mediá­ti­cos han afir­ma­do eran 300.000 euros. Y bien, de don­de ha sali­do ese dato. Que la fis­cal fran­ce­sa, no ha apor­ta­do en nin­gu­na de sus paté­ti­ca­se insul­tan­tes comparecencias.

Tú afir­mas­te aque­lla bar­ba­ri­dad pero aho­ra las prue­bas lle­gan has­ta tú Minis­te­rio. Por­que para tú des­gra­cia, 50 años de acción – reac­ción – acción, entre ETA y el Esta­do Espa­ñol nos han ense­ña­do a ana­li­zar, a iden­ti­fi­car las calum­nias y los embus­tes, a inter­pre­tar los silencios.

Aho­ra, Rubal­ca­ba calla. La vedet­te del Gobierno Zapa­te­ro, calla, no tie­ne nada que decir, aún cuan­do la fis­cal dé por pro­ba­ble la posi­bi­li­dad de la exis­ten­cia de escua­dro­nes de la muer­te espa­ño­les en su sue­lo. Y Zapa­te­ro, Rajoy, Rubal­ca­ba saben bien que este hecho pro­ba­do pue­de supo­ner un serio gol­pe a la impu­ni­dad con que Espa­ña mue­ve sus mato­nes en sue­lo vas­co o en terri­to­rio fran­cés. Sí lo saben. Por eso callan, ¡cuan­to daría­mos por saber que está dicien­do aho­ra la emba­ja­da fran­ce­sa en Madrid al gobierno de Zapa­te­ro!. Y cuan­to daría­mos por cono­cer el con­te­ni­do de la con­ver­sa­ción entre la fis­cal fran­ce­sa del caso y el comi­sa­rio – jefe de poli­cía encar­ga­do de la inves­ti­ga­ción (sic!) del ase­si­na­to de Jon.

Pode­mos jugar­nos nues­tra cre­di­bi­li­dad como gru­po con­tra infor­ma­ti­vo dedi­ca­do al aná­li­sis polí­ti­co si la mis­ma no fue así…[Fis­cal: Yo no me como este marrón, es into­le­ra­ble que hagan esto en nues­tro terri­to­rio, y no están ante las cáma­ras los que se han res­pon­sa­bi­li­za­do del desa­rro­llo de esta ope­ra­ción. Si eran unos inú­ti­les, que lo paguen. Y si no, que ven­gan aquí el Minis­tro del Inte­rior o su homó­lo­go espa­ñol. Ellos se reser­van para hablar de deten­cio­nes y nos dejan a los pies de los caba­llos. Es into­le­ra­ble, a ver que digo, no sé que decir, como se va a creer nadie esta sar­ta de incohe­ren­cias que nos indi­ca el Gobierno que debe­mos defen­der. No estoy dis­pues­ta a apa­re­cer como estú­pi­da ante los medios, no lo estoy. Inep­tos, podrían medir las con­se­cuen­cias de sus actos. Esto no tie­ne sali­da en fal­so.]

[Ins­pec­tor­Je­fe de Poli­cía: No se que­je, seño­ra fis­cal. Yo no voy a decir nada. ¡Como creen que alguien se va a tra­gar que envío a mis agen­tes a visi­tar las mor­gues hos­pi­ta­la­rias, comen­za­mos por Tou­lu­se y en este hos­pi­tal, no hay nin­gún cada­ver con esas carac­te­rís­ti­cas. Once meses des­pués nos dicen que ha apa­re­ci­do des­com­po­nién­do­se un cuer­po que afir­man haber man­te­ni­do en un con­ge­la­dor. No, no se lo cree nadie. Y no voy a decir nada en la com­pa­re­cen­cia. Diga usted que todo que­da bajo inves­ti­ga­ción judi­cial y así, no tene­mos que res­pon­der a nada. Y sea bre­ve, vayá­mo­nos de aquí. Pero esto, no que­da así.¡Hay que poner en su lugar al gobierno de Espa­ña!. Otra vez actúan sin inte­li­gen­cia, sus mato­nes son un peli­gro para la cre­di­bi­li­dad de nues­tro gobierno y de nues­tro apa­ra­to poli­cial y nues­tro sis­te­ma judi­cial. Todo Euro­pa es cons­cien­te de que somos un país en el que se pue­de ase­si­nar y ocul­tar los cadá­ve­res como si las liber­ta­des y garan­tías demo­crá­ti­cas no exis­tie­sen. Este cri­men supo­ne un duro gol­pe para Fran­cia y un comi­sa­rio no va a ser el esla­bón de la cade­na que se entre­gue como cabe­za de tur­co. Hoy no hablo, pero yo no voy a ser la pie­za que se sacri­fi­que. Que den una expli­ca­ción o que se la exi­jan al gobierno de Espa­ña.]

Así fue muy pro­ba­ble­men­te la cita de pre­pa­ra­ción del show antes de la com­pa­re­cen­cia, lue­go, vinie­ron los reso­pli­dos, los silen­cios, la mira­da cabiz­ba­ja del Jefe de Poli­cía. La incre­du­li­dad con que se reci­bió el bal­bu­ceo de la fiscal.

Fren­te a esto, dece­nas de miles de per­so­nas han arro­pa­do hoy a la fami­lia de Jon Anza, exi­gien­do que un médi­co de la fami­lia evi­te una autop­sia de esta­do para encu­brir el terror del poder. No, no pue­de hacer­se una autop­sia bajo sos­pe­cha, la con­fian­za en quie­nes están airean­do estas rocam­bo­les­cas expli­ca­cio­nes es nula. Son unos men­ti­ro­sos cóm­pli­ces de otros men­ti­ro­sos, solo son eso. Y sus manio­bras de esta­do no deben salir ade­lan­te. Es nece­sa­ria una autop­sia veraz que deter­mi­ne si el cuer­po ha esta­do en una mor­gue o por ejem­plo, ha sido des­en­te­rra­do de pri­sa y depo­si­ta­do en la mor­gue por la gen­dar­me­ría o los ser­vi­cios secre­tos fran­ce­ses. No des­car­te­mos esta hipó­te­sis y espe­re­mos a ver en que esta­do se encuen­tra el cuerpo.

Señor Sarc­kozy, es el gobierno que usted pre­si­de, el inter­pe­la­do. Es su Minis­te­rio del inte­rior el que se encuen­tra bajo sos­pe­cha, sus ser­vi­cios secre­tos son los que tie­nen todos los bole­tos para haber hecho apa­re­cer este cuer­po cuan­do la pren­sa de cen­tro – izquier­da de su país apun­ta­ban al terror espa­ñol en sue­lo fran­cés con con­sen­ti­mien­to de sus fuer­zas de segu­ri­dad del estado.

Que nadie crea que el sacri­fi­cio de los dos peo­nes que has­ta la fecha han dado la cara como podían tra­tan­do de con­ven­cer de la infa­me ver­sión fabri­ca­da por su Minis­te­rio delIn­te­rior tie­ne posi­bi­li­dad algu­na de cal­mar la exi­gen­cia de que las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas que corres­pon­den a los gobier­nos terro­ris­tas de Fran­cia y Espa­ña no sean depu­ra­das. Tene­mos en la bara­ja de los ase­si­nos y encu­bri­do­res del secues­tro, tor­tu­ra, robo, ase­si­na­to y ocul­ta­mien­to de Jon Anza en la memo­ria unos cuan­tos nom­bres, algu­nos repi­ten gobierno del PSOE con Zapa­te­ro des­pués de pasar por el gabi­ne­te de la X de los GAL, el com­pa­ñe­ro «socia­lis­ta» cuyo nom­bre no cita­mos pero que todos y todas, tene­mos en mente.

No nos enga­ñan, ni sus ver­sio­nes fabri­ca­das, ni los impe­di­men­tos que ponen a la visua­li­za­ción del cadá­ver, a la par­ti­ci­pa­ción de gen­tes pro­fe­sio­na­les aje­nas a los médi­cos que les deben obe­dien­cia jerár­qui­ca a los gobier­nos impli­ca­dos en esta abe­rra­ción ni la fis­cal Kan­na­ya­kis y el ins­pec­tor de poli­cía que va encon­tran­do por ahí los cadá­ve­res que otros depo­si­tan ape­lan­do a la omer­tá cor­po­ra­ti­va y a la obe­dien­cia debi­da a la razón de esta­do cuan­do este, asesina.

Fíjen­se en la cara de la fis­cal, ¡fíjen­se!. Y no pier­dan deta­lle en la mira­da del inspector .… 

<

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.