Apa­re­ce Jon Anza, otra víc­ti­ma más de la gue­rra sucia por Boltxe Kolektiboa

Jon, Gogoan Zai­tu­gu!. Boltxe Kolek­ti­boa

Todo apun­ta a que la dere­cha fran­ce­sa ha deci­di­do que la res­pon­sa­bi­li­dad de este cri­men de esta­do se la coman sus instigadores.

Lo difí­cil es seña­lar al res­pon­sa­ble con pre­ci­sión. Pero lo cier­to es que este capí­tu­lo es idén­ti­co al del ase­si­na­to de Mikel Zabal­za. Aquel con­duc­tor de auto­bu­ses naba­rro que un día tuvo la des­gra­cia de cru­zar­se con las sos­pe­chas de la guar­dia civil de Intxau­rron­do, igual que les ocu­rrió a los jóve­nes ase­si­na­dos en Alme­ría déca­das atrás.

Fue dete­ni­do y des­apa­re­ci­do, la alar­ma social obli­gó a que se res­pon­die­se a la pre­gun­ta de don­de esta­ba Zabal­za. Y su cuer­po apa­re­ció, en un río. La ver­sión ofi­cial fue que se había arro­ja­do al río para huir de los guar­dias que le cus­to­dia­ban, lo chus­co del caso es que no sabía nadar.

No se expli­ca que un dete­ni­do sea lle­va­do sin cono­ci­mien­to judi­cial a un río, ya que esto ten­dría una expli­ca­ción cabal tan solo en el mar­co de unas dili­gen­cias sumariales.

Pero, ¿quién es la Guar­dia Civil para lle­var­se clan­des­ti­na­men­te a un dete­ni­do a un lugar apar­ta­do cuan­do llue­ven las denun­cias de malos tra­tos y tor­tu­ras y el rela­tor de la ONU, todos los años seña­la la habi­tua­li­dad de los malos tra­tos a manos de los cuer­pos poli­cia­les en el Esta­do Espa­ñol?. En otro capí­tu­lo simi­lar, el de los dete­ni­dos en Arra­sa­te otra visi­ta a un río del lugar se ha sal­da­do con la impu­tación de cua­tro agen­tes de la lucha anti ETA por tor­tu­ras. Eran Igor Por­tu y Sarasola.

La facul­tad de hacer apa­re­cer y des­apa­re­cer mili­tan­tes por par­te del esta­do y sus cuer­pos arma­dos, está uni­da a la opor­tu­ni­dad polí­ti­ca o a la pre­sión mediá­ti­ca. Si los media bana­li­zan los hechos y logran crear un man­to de silen­cio entorno al caso, el esta­do se replie­ga y no dice esta boca es mía.
Suce­de con las FOP espa­ño­las en los casos de Per­tur y Napa­rra o con la Gen­dar­me­ría en el caso de la des­apa­ri­ción del mili­tan­te de Ipa­rre­ta­rrak, Larre.

Si se quie­re cam­biar de gobierno se res­ca­tan los res­tos de Lasa y Zaba­la y la Bru­ne­te Mediá­ti­ca de la ultra­de­re­cha espa­ño­la, los Vocen­to, El Mun­do mon­tan el show acu­san­do de terro­ris­mo de esta­do al gobierno del PSOE, en una manio­bra per­fec­ta­men­te cal­cu­la­da para poten­ciar al par­ti­do de Rajoy.

Zabal­za tenía que apa­re­cer y apa­re­ció. Y los media del régi­men se encar­ga­ron de diluir las cau­sas de su muer​te​.La autop­sia acla­ró que tenía agua que no era del río en los pul­mo­nes, algo que los jue­ces jamás inves­ti­ga­ron y el caso se que­dó en el mis­mo lugar en que se encuen­tran otros casos simi­la­res, en el olvi­do más absoluto.

Su per­fil no daba para man­te­ner­lo des­apa­re­ci­do y apareció.

Lue­go ha suce­di­do lo de Jon. Once meses, once, dicen que esta­ba el cadá­ver en la mor­gue de Tou­lu­se. Una nimie­dad fren­te a los años que pasa­ron los res­tos de Lasa y Zaba­la en otra mor­gue alicantina.

Da la impre­sión de que los muer­tos por el terro­ris­mo de esta­do tie­nen un exce­len­te uso polí­ti­co para los polí­ti­cos del sistema.

Aho­ra tra­tan de pre­sen­tar su ase­si­na­to como una muer­te natu­ral. Un ata­que al cora­zón sufri­do por una per­so­na con un cán­cer ter­mi­nal. Ya, pero lo que la gendarmería,(que ha saca­do a la luz el cuer­po por orden del Gobierno Sarc­kozy), debe acla­rar es en que zulo del terri­to­rio fran­cés fue inte­rro­ga­do hábil­men­te Jon Anza para sufrir el infar­to que le ha lle­va­do a la muerte.

Esto es lo que que­re­mos saber todas las per­so­nas con sen­si­bi­li­dad demo­crá­ti­ca. No es casual que el cuer­po apa­rez­ca des­pués de que dos dia­rios de la izquier­da ins­ti­tu­cio­nal, le Mon­de y Libe­ra­tion publi­ca­sen la noti­cia de que la pis­ta para- poli­cial espa­ño­la era cla­mo­ro­sa en el secues­tro, inte­rro­ga­to­rio y ase­si­na­to de Jon.

Men­ción espe­cial mere­ce el recien­te artícu­lo de Libe­ra­tion. En él, su exper­to en asun­tos de ETA, exce­len­te­men­te rela­cio­na­do con la lucha poli­cial fran­ce­sa con­tra la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca afir­ma­ba que Anza fue secues­tra­do por poli­cías espa­ño­les a los que se les fue la mano, lle­ván­do­le a la muerte.

Esta afir­ma­ción de Libe­ra­tion ha sur­ti­do efec­to. El gobierno fran­cés vie­ne a decir a Zapa­te­ro y al PP que no está dis­pues­to a encu­brir otro ase­si­na­to para – poli­cial espa­ñol en terri­to­rio fran­cés. Y así lo ha hecho, hacien­do apa­re­cer un cadá­ver depo­si­ta­do en el lugar en que fue halla­do por ele­men­tos poli­cia­les y encu­bier­to has­ta que en la pren­sa fran­ce­sa se comen­zó la investigación.

De la inves­ti­ga­ción diga­mos que solo comen­zó des­pués de que su fami­lia, ami­gos, círcu­los de refu­gia­dos vas­cos en Ipa­rral­de y orga­ni­za­cio­nes aber­tza­les del nor­te de Eus­kal Herria lla­ma­ron a ini­ciar su bús­que­da en la mis­ma esta­ción de tren en la que se per­dió su pista.

A su tesón se debe el que la fis­ca­lía comen­za­se a tomar­se en serio la hipó­te­sis del secues­tro, al mis­mo tesón el ini­cio de las infor­ma­cio­nes en la pren­sa fran­ce­sa de cen­tro – izquier­da que han lle­va­do el ner­vio­sis­mo al gobierno de la dere­cha has­ta hacer­le tomar la deci­sión de dejar de encu­brir este ase­si­na­to para – poli­cial, uno más en la terri­ble repre­sión que Eus­kal Herria sopor­ta des­de déca­das atrás en el tiem­po en que nos toca ser obser­va­do­res de excep­ción de la cruel­dad con que se mani­fies­tan los esta­dos espa­ñol y fran­cés con­tra nues­tro pueblo.

Con Teles­fo­ro Mon­zón apren­di­mos que en casos como este debe­mos tomar al ami­go muer­to sobre nues­tros hom­bros y con­ti­nuar el camino. No espe­ra­mos nada de las encu­bri­do­ras ins­tan­cias judi­cia­les espa­ño­las, en ellas no hay jus­ti­cia para el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, pero sí les deci­mos sin estri­den­cias, con con­vic­ción, con sosie­go y mayo­ría de edad polí­ti­cas a Ares, Zapa­te­ro, Basa­goi­ti, Rajoy, que sabe­mos lo que el esta­do que tra­tan inú­til­men­te de impo­ner­nos ha hecho con Jon Anza. La repre­sión es en bal­de, es una cues­tión de higie­ne demo­crá­ti­ca rom­per con el esta­do para-poli­cial, nues­tro futu­ro en liber­tad se lla­ma Inde­pen­den­cia y el pro­yec­to por el que lucha­mos es el de una Repú­bli­ca Vas­ca que que­re­mos socialista.

El ase­si­na­to de Jon Anza nos con­fir­ma en lo acer­ta­do de nues­tro esfuer­zo por con­se­guir­lo. Con­clui­mos con una peti­ción al gobierno fran­cés: digan don­de están los res­tos de Per­tur, Napa­rra y Larre. Todos los des­apa­re­ci­dos sin excep­ción deben ser res­ca­ta­dos, sus fami­lias tie­nen dere­cho a des­can­sar en paz.

Boltxe Kolek­ti­boa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.