Ote­gi ape­la a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal en el con­gre­so del Sinn Féin por Gara

La ex par­la­men­ta­ria Kat­ta­lin de Mada­ria­ga tomó la pala­bra duran­te el turno de inter­ven­cio­nes de los invi­ta­dos inter­na­cio­na­les ante el res­to de dele­ga­cio­nes, la eje­cu­ti­va y los dele­ga­dos del par­ti­do repu­bli­cano que asis- tían a la asam­blea de Sinn Féin en Dublín para leer el men­sa­je de Arnal­do Ote­gi, quien des­de pri­sión se refi­rió a las lec­cio­nes del pro­ce­so de paz irlan­dés y su refle­jo en la más recien­te pro­pues­ta de la izquier­da aber­tza­le.

«La admi­sión de la nece­si­dad de que el cam­bio se pro­duz­ca a con­se­cuen­cia de un pro­ce­so demo­crá­ti­co; el com­pro­mi­so del uso de medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos y la nece­si­dad por un pro­ce­so de diá­lo­go y nego­cia­ción entre todas las fuer­zas polí­ti­cas defi­ni­do por los prin­ci­pios Mit­chell han sido todos adop­ta­dos des­de la exi­to­sa hoja de ruta dise­ña­da por los repu­bli­ca­nos irlan­de­ses en los últi­mos 16 años y más atrás ‑afir­ma Ote­gi en su men­sa­je-. El éxi­to del Acuer­do de Hills­bo­rough mues­tra que esta hoja de ruta fun­cio­na», aña­de.

El líder inde­pen­den­tis­ta encar­ce­la­do apro­ve­cha la oca­sión para expli­car a sus com­pa­ñe­ros irlan­de­ses que la repre­sión y hos­ti­li­dad del Gobierno espa­ñol «deben inter­pre­tar­se como una mues­tra de su debi­li­dad polí­ti­ca. Temen un esce­na­rio polí­ti­co don­de la mayo­ría del pue­blo pue­da deci­dir su futu­ro. Y usan la razón de la fuer­za por­que no tie­nen la fuer­za de la razón».

Mada­ria­ga pro­si­guió la lec­tu­ra del men­sa­je de Ote­gi afir­man­do que «no hay alter­na­ti­va al pro­ce­so demo­crá­ti­co para la reso­lu­ción del con­flic­to» y por ello mues­tra el «com­pro­mi­so abso­lu­to con la supera­ción del con­flic­to, desa­rro­llan­do un pro­ce­so demo­crá­ti­co a tra­vés de medios exclu­si­va­men­te polí­ti­cos y demo­crá­ti­cos y el diá­lo­go y la nego­cia­ción polí­ti­ca entre los par­ti­dos». Ote­gi vis­lum­bra la uni­dad de todas las fuer­zas polí­ti­cas aber­tza­les como una de las cla­ves del pro­ce­so nego­cia­dor y hace una lla­ma­mien­to a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal para apo­yar «la cons­truc­ción de un esce­na­rio pací­fi­co, jus­to, esta­ble y dura­de­ro».

Pales­ti­na y Sudá­fri­ca

El repre­sen­tan­te de la auto­ri­dad pales­ti­na, As’ad Abdul Rah­man había sido el encar­ga­do de abrir el turno de par­ti­ci­pa­ción de las dele­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les, com­pa­ran­do la situa­ción que sufren los pales­ti­nos con la que en su día sufrie­ron los suda­fri­ca­nos. Sin embar­go, como apun­tó la dele­ga­da del ANC Bala­ka Mbe­te, que cerró la par­ti­ci­pa­ción inter­na­cio­nal en el Ard Fheis, la situa­ción de los pales­ti­nos es peor que la de los suda­fri­ca­nos bajo el apartheid, y por ello pidió a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal que «uti­li­ce todos los medios, inclu­so cree­mos nue­vas for­mas, de luchar con­tra lo que ocu­rre en Pales­ti­na».

En su dis­cur­so de cie­rre de la asam­blea, el pre­si­den­te de Sinn Féin, Gerry Adams, agra­de­ció la pre­sen­cia de las dele­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les que des­de Eus­kal Herria, Cuba, Sudá­fri­ca y Pales­ti­na «mues­tran los pode­res de resis­ten­cia del espí­ri­tu humano cuan­do bus­ca liber­tad y jus­ti­cia».

Adams se cen­tró en la situa­ción polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca de la repú­bli­ca irlan­de­sa, una de las cla­ves de este Ard Fheis, dedi­ca­do a los temas de «Tra­ba­jo; jus­ti­cia; igual­dad; uni­dad». Gran par­te de la inter­ven­ción de Adams sir­vió para cri­ti­car las polí­ti­cas «insos­te­ni­bles» de Dublín, que no qui­so com­par­tir los bene­fi­cios del boom eco­nó­mi­co irlan­dés, pero «nacio­na­li­zan la deu­da». Reite­ró que la divi­sión de Irlan­da no tie­ne sen­ti­do des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, como ya habían afir­ma­do con ante­rio­ri­dad la vice­pre­si­den­ta del par­ti­do, Mary Lou McDo­nald, o el por­ta­voz en mate­ria de Jus­ti­cia y minis­tro del eje­cu­ti­vo de Bel­fast, Gerry Kelly.

El pre­si­den­te de Sinn Féin tam­bién ala­bó el tra­ba­jo del equi­po nego­cia­dor del par­ti­do en Hills­bo­rough que per­mi­ti­rá la trans­fe­ren­cia de jus­ti­cia y poli­cía de Lon­dres a Bel­fast, así como la imple­men­ta­ción de otras cues­tio­nes pen­dien­tes en la agen­da del pro­ce­so, que «prue­ba que el cam­bio es posi­ble».

Vein­te años atrás

Para aca­bar, el líder repu­bli­cano recor­dó cómo hace vein­te años, cuan­do Man­de­la fue libe­ra­do e Irlan­da se encon­tra­ba inmer­sa en el con­flic­to arma­do, nadie hubie­ra apos­ta­do por el cam­bio. «Cuan­do alguien te dice que el apartheid nun­ca ter­mi­na­rá, o que la paz no es posi­ble, o que una Irlan­da uni­da es un sue­ño inal­can­za­ble, o que no pode­mos lle­gar a un acuer­do con el DUP, o que no pode­mos ven­cer la rece­sión… no les creas Cree en ti mis­mo», urgió Adams a sus dele­ga­dos y a los irlan­de­ses que seguían su dis­cur­so a tra­vés de la tele­vi­sión.

Gran par­te del Ard Fheis se cen­tró en el pro­ce­so de paz y uni­dad de Irlan­da, y ya el vier­nes el vice­pri­mer minis­tro norir­lan­dés y jefe del equi­po nego­cia­dor de Sinn Féin, Mar­tin McGuin­ness, res­pon­dió a la decla­ra­ción del líder del Par­ti­do Unio­nis­ta del Uls­ter (UUP), Reg Empey, que seña­ló que su par­ti­do no apo­ya­ría la moción para la trans­fe­ren­cia de jus­ti­cia y poli­cía al gobierno de Bel­fast que se vota­rá en la Asam­blea norir­lan­de­sa el pró­xi­mo mar­tes.

McGuin­ness advir­tió al par­ti­do unio­nis­ta que «es impo­si­ble sen­tar­se a la mesa del plu­ri­par­ti­to por la maña­na y hacer la cor­te a los votos de los que se opo­nen a éste a la noche».

El vice­pri­mer minis­tro norir­lan­dés denun­ció que el paque­te de pre­con­di­cio­nes que el UUP exi­ge a cam­bio de su apo­yo a la trans­fe­ren­cia es inacep­ta­ble por­que «nie­ga ele­men­tos esen­cia­les del Acuer­do de Vier­nes San­to». Inci­dió en la impor­tan­cia del voto que se pro­du­ci­rá en la Asam­blea el mar­tes, y apun­tó que el SDLP y UUP deben votar a favor de la trans­fe­ren­cia por­que «es lo correc­to y la comu­ni­dad nece­si­ta tener con­trol de estos pode­res».

Los repu­bli­ca­nos son cons­cien­tes de que con los votos del DUP y Sinn Féin hay más que sufi­cien­te para ase­gu­rar la apro­ba­ción de la trans­fe­ren­cia, pero exis­te la preo­cu­pa­ción de que el DUP se abs­ten­ga en la vota­ción del mar­tes, ya que la pasa­da sema­na, Nigel Dodds, minis­tro del DUP en el eje­cu­ti­vo, ase­gu­ró que su par­ti­do no podía apo­yar la trans­fe­ren­cia si esta no con­ta­ba con el apo­yo del UUP.

Esta posi­ción debe enten­der­se tan­to des­de las ambi­cio­nes per­so­na­les de Dodds, que se per­fi­la como can­di­da­to a sus­ti­tuir a un Robin­son – a quien debi­li­ta con este tipo de decla­ra­cio­nes- cuan­do éste cai­ga, como tam­bién des­de el pun­to de vis­ta de la cita elec­to­ral de mayo, don­de el DUP teme per­der votos a favor del UUP y el TUV. El lunes deci­di­rá su sen­ti­do de voto la eje­cu­ti­va del DUP.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *