Para el Gobierno Vas­co, fren­te a la cri­sis, vivien­da vacia por Elkartzen

A día de hoy, y con la que esta cayen­do, se hace impres­cin­di­ble denun­ciar que las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas se per­mi­ten el lujo de man­te­ner vacía la vivien­da publi­ca. Vivien­da cons­trui­da con el dine­ro de todos de la que nadie dis­fru­ta. Dere­chos cerra­dos con llave.

Y es que debe­mos par­tir de la afir­ma­ción incues­tio­na­ble que el dere­cho al uso y dis­fru­te de una vivien­da entron­can direc­ta­men­te con la dig­ni­dad de las per­so­nas, dig­ni­dad que sus pro­pias leyes se encar­gan de defi­nir como valor supre­mo. Des­gra­cia­da­men­te, nada más lejos de la reali­dad. La espe­cu­la­ción y el lobby de la cons­truc­ción, jun­to con la pasi­vi­dad ins­ti­tu­cio­nal, se están encar­gan­do de enla­dri­llar nues­tras vidas, de enla­dri­llar nues­tra dig­ni­dad y nues­tro futuro.

La situa­ción es deso­la­do­ra: las tasas del paro no dejan de incre­men­tar­se, EREs por doquier, recor­tes de dere­chos y pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes labo­ra­les. No se pue­de obviar que uno de los fac­to­res que pre­ca­ri­za nues­tras vidas es el de la vivien­da: pre­cios de ven­ta y de alqui­ler desor­bi­ta­dos, con­di­cio­nes hipo­te­ca­rias usu­re­ras, o “si tie­nes suer­te”, un bole­to para la rifa que rea­li­za­ra el/​la político/​a de turno con su corres­pon­dien­te foto. Cam­bie­mos en la foto vivien­da por sani­dad, o por educación…un resul­ta­do para echar­se a tem­blar ¿no? Y al que se le ocu­rra pro­tes­tar bajo la obvie­dad de que los dere­chos no se sor­tean, multa.

El absur­do lle­ga al lími­te cuan­do sal­ta la noti­cia de que ni siquie­ra esas per­so­nas afor­tu­na­das en el sor­teo pue­den acce­der a esa vivien­da, al ser impo­si­ble, hoy por hoy, con­se­guir un cré­di­to hipotecario.

Mien­tras tan­to, las ins­ti­tu­cio­nes se dedi­can a repar­tir el dine­ro del pue­blo entre ban­cos y cons­truc­to­ras; como si en vez de ser ellos quie­nes han gene­ra­do la cri­sis, fue­ran los afec­ta­dos. Los ver­da­de­ros legi­ti­ma­dos para exi­gir la pro­tec­ción de los entes públi­cos, quie­nes aquí vivi­mos, obser­va­mos las tran­sac­cio­nes millo­na­rias mien­tras a nos hablan de “tiem­pos de cri­sis” y de “apre­tar­nos el cin­tu­rón”. Lo que real­men­te se esta apre­tan­do es la soga al cue­llo de miles de per­so­nas que no tene­mos don­de desa­rro­llar un pro­yec­to de futu­ro digno.

El movi­mien­to por los dere­chos socia­les Elkar­tzen nos vemos hoy en la obli­ga­ción de denun­ciar la gota que col­ma el vaso, que no por nue­va deja de ser sangrante.

Tras mas de 5 años des­de que lo denun­cia­mos por pri­me­ra vez, el Gobierno Vas­co sigue man­te­nien­do VPO vacías en el barrio bil­baíno de Bil­bao La Vie­ja, más con­cre­ta­men­te en la zona de Sara­le­gi. Más aún, se per­mi­te el lujo de usar uno de los pisos que bien cubri­ría las nece­si­da­des de algu­na fami­lia como ofi­ci­na de unos vigi­lan­tes de segu­ri­dad. Esta­ría bien que algún res­pon­sa­ble ins­ti­tu­cio­nal nos expli­ca­se que prio­ri­da­des han dado lugar a una deci­sión tan vergonzosa.

Hay que sumar este dato, ade­más, al faci­li­ta­do por el Ayun­ta­mien­to de Bil­bao por el cual el 10% de las vivien­das del muni­ci­pio se encuen­tran vacías (alre­de­dor de 17.000). ¿Aca­so no exis­te deman­da de un techo digno en Bil­bao? ¿Gen­te sin casa y casas sin gen­te? Lo que pasa es que fal­ta volun­tad polí­ti­ca y sobran mucha des­ver­güen­za, cuan­do no ladrones.

Des­de Elkar­tzen que­re­mos dejar cla­ro que segui­re­mos denun­cian­do estas situa­cio­nes has­ta que todas las per­so­nas ten­gan garan­ti­za­dos sus dere­chos. Ade­más, apro­ve­cha­mos para anun­ciar que en las pró­xi­mas sema­nas saca­re­mos una guía de vivien­da en la que expli­ca­mos como se pue­de aca­bar con esta situa­ción según la legis­la­ción vigen­te. Aho­ra solo fal­ta la volun­tad política.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.