[Fotos] La cele­bra­ción de la Toma de Gra­na­da, una resa­ca que aca­ba­rá murien­do por Nacion Andaluza

Duran­te los últi­mos años la Pla­za del Car­men gra­na­di­na había sido pas­to de la pro­pa­gan­da de gru­pos de extre­ma dere­cha. Ni el goteo de jóve­nes ase­si­na­dos en el esta­do espa­ñol por orga­ni­za­cio­nes nazis y fas­cis­tas, ni la opo­si­ción de una par­te la socie­dad gra­na­di­na que ya se había mani­fes­ta­do en la Pla­za del Car­men otros años a fes­te­jar su pro­pia con­quis­ta por el ejér­ci­to cas­te­llano-ara­go­nés, han sido sufi­cien­tes para que el con­sis­to­rio gober­na­do por el PP recon­si­de­re esta cele­bra­ción. Una “fies­ta local” implan­ta­da por el régi­men fran­quis­ta en detri­men­to del 26 de mayo, día del ase­si­na­to de Maria­na Pine­da que has­ta 1937 fue fies­ta en la ciudad.

Sin embar­go el 2 de enero de 2010 ha sido el día del reen­cuen­tro de las auto­ri­da­des gra­na­di­nas, ran­cias y nos­tál­gi­cas de “glo­rias” pasa­das, con el sec­tor anti­fas­cis­ta de Gra­na­da que se opo­ne a que las calles de la ciu­dad sean toma­das por gru­púscu­los que hacen del racis­mo y el fas­cis­mo su ban­de­ra. Orga­ni­za­cio­nes como SOS Racis­mo, Jaleo!!! o Nación Anda­lu­za, jun­to a círcu­los anti­fas­cis­tas, plan­ta­mos cara a una fies­ta cuyo des­cré­di­to aumen­ta en la ciu­dad. A la mis­ma se han opues­to este año orga­ni­za­cio­nes como Gra­na­da Abier­ta, inte­lec­tua­les como Tariq Ali o Anto­ni­na Rodri­go, el can­taor Juan Pini­lla, o Mavi Muñoz, madre del joven Car­los Palo­mino ase­si­na­do por un fas­cis­ta en Madrid, se han posi­cio­na­do con­tra esta cele­bra­ción. La pro­pues­ta de los colec­ti­vos opo­si­to­res no es ni mas ni menos que res­ta­ble­cer el 26 de mayo como fies­ta local, eli­mi­nan­do por com­ple­to los actos del 2 de enero.

A las 11 de la maña­na se des­ple­ga­ba una pan­car­ta en la que se podía leer «NO AL RACISMO, NO AL FASCISMO, NO A LA TOMA DE GRANADA». Más de 80 anti­fas­cis­tas ocu­pa­mos un flan­co de la pla­za para mani­fes­tar nues­tro recha­zo a esta cele­bra­ción. Mien­tras des­fi­les mili­ta­res del ejér­ci­to espa­ñol y auto­ri­da­des loca­les pasea­ban el pen­dón de la con­quis­ta. Un pen­dón que nos sigue recor­dan­do que Gra­na­da es una ciu­dad con­quis­ta­da. Que Gra­na­da y Anda­lu­cía es un encla­ve colo­nial admi­nis­tra­do por unas auto­ri­da­des-títe­re a las que les debe­mos la situa­ción de des­em­pleo, de pre­ca­rie­dad eco­nó­mi­ca y atra­so cul­tu­ral secu­lar que sufri­mos. Hacien­do gala de una acti­tud poco tole­ran­te y cas­tren­se, el pro­to­co­lo fue roto por el tenien­te gene­ral del ejér­ci­to impe­ria­lis­ta Puen­tes Zamo­ra que se acer­có a noso­tros para mani­fes­tar su des­pre­cio con­tra los abu­cheos que el ejér­ci­to espa­ñol esta­ba recibiendo.

Duran­te las horas que duró el acto, tan solo el azar y la tem­plan­za de los anti­fas­cis­tas evi­tó males mayo­res: Ante la pasi­vi­dad y par­cia­li­dad de los anti­dis­tur­bios y de la poli­cía muni­ci­pal, que sólo vigi­la­ban a los anti-toma, los fas­cis­tas acce­die­ron en varias oca­sio­nes a la zona en la que está­ba­mos [email protected] opositores/​as a este acto de la mane­ra que sólo ellos saben, insul­tan­do y ame­na­zan­do. Asi­mis­mo, una com­pa­ñe­ra que inten­ta­ba acce­der a nues­tro gru­po entre la muche­dum­bre fue zaran­dea­da por los fas­cis­tas, mien­tras los insul­tos machis­tas llo­vían sobre aque­llas muje­res que plan­ta­ban cara a esta cele­bra­ción espa­ño­lis­ta. Estos hechos ponen una vez más de relie­ve la peli­gro­si­dad de estos gru­pos a los que pro­por­cio­na cober­tu­ra con sus cele­bra­cio­nes el ayun­ta­mien­to de la ciudad.

Al fina­li­zar el acto, el blo­que anti‑2 de enero dió por con­clui­da su acción, aban­do­nan­do en blo­que la pla­za para garan­ti­zar la auto­pro­tec­ción, sien­do segui­dos muy de cer­ca por poli­cías de paisano.

Ni las pro­vo­ca­cio­nes de la extre­ma dere­cha, ni las manio­bras de las auto­ri­da­des espa­ño­las han podi­do callar este movi­mien­to de pro­tes­ta que cre­ce en Gra­na­da, y que augu­ra para la Toma un futu­ro que esbo­zó ayer pro­fé­ti­ca­men­te el escri­tor pakis­ta­ní Tariq Alí “la fies­ta de la Toma es una resa­ca que aca­ba­rá muriendo”.

Asam­blea local de Nación Andaluza

Gra­na­da, 3 de enero de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.