En el 2010: Avan­zar hacia el Socia­lis­mo por Andrea Coa

Las últi­mas sema­nas del 2009 han seña­la­do el rum­bo que toma­rá el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio en el año 2010, de la mis­ma mane­ra que han mos­tra­do el paro­xis­mo del sis­te­ma capi­ta­lis­ta, que hun­de más sus col­mi­llos en el cue­llo de la ciu­da­da­na y el ciu­da­dano comu­nes, para sacar­les la san­gre, apro­ve­chan­do que tra­di­cio­nal­men­te la gen­te hace aco­pio de ropa y ense­res para todo el año, con las can­ti­da­des de dine­ro que tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res reci­ben por con­cep­to de uti­li­da­des y agui­nal­dos. Los dos extre­mos se han movido.

El capi­ta­lis­mo, con una heri­da mor­tal, len­ta­men­te va per­dien­do fuer­zas, en tan­to que reci­be apo­yo de emer­gen­cia de su casa matriz, Esta­dos Uni­dos, direc­ta­men­te finan­cian­do a los enemi­gos del pue­blo, e indi­rec­ta­men­te a tra­vés del apo­yo de los laca­yos más chu­pa­me­dias que tie­ne el ele­gan­te y ven­di­do pre­si­den­te Oba­ma, de piel negra y cora­zón podri­do, como todos los “blan­cos” que han gober­na­do ese país.

Logra­ron tum­bar a Zela­ya, hos­ti­gan a Evo y al inefa­ble Correa, le man­dan con todo a Chá­vez y a todos los pro­gre­sis­tas del mun­do, por­que para el impe­rio la mejor defen­sa es el ata­que, sobre todo el ata­que pre­ven­ti­vo. Sin embar­go la his­to­ria es inexo­ra­ble y aque­llos sis­te­mas que han cum­pli­do su ciclo, cae­rán sin que nada pue­da impe­dir­lo y, mien­tras más alto se han ele­va­do, más estre­pi­to­sa será su caí­da, que los par­ti­rá en tan­tos peda­zos como sea necesario.

En nues­tro país la pri­me­ra línea de com­ba­te del impe­rio y sus laca­yos es en tres frentes:

En lo mili­tar, por medio de la crea­ción de un cer­co tipo aje­drez por medio de para­mi­li­ta­res y otros mer­ce­na­rios que han ido infil­tran­do len­ta­men­te, ubi­cán­do­los en luga­res que ellos esti­man estra­té­gi­cos, con el apo­yo de la más reac­cio­na­ria dere­cha vene­zo­la­na; los ase­si­na­tos selec­ti­vos de revo­lu­cio­na­rias y revo­lu­cio­na­rios, la crea­ción de un “cli­ma de inse­gu­ri­dad” por medio del aumen­to de la delin­cuen­cia que los para­cos lide­ri­zan, jun­to a la delin­cuen­cia crio­lla; y los ase­si­na­tos de cam­pe­si­nos con que quie­ren dete­ner la apli­ca­ción de la Ley de Tierras.

En lo polí­ti­co, por medio de la cam­pa­ña des­es­ta­bi­li­za­do­ra que efec­túan las empre­sas pri­va­das de comu­ni­ca­ción, la cual se ha man­te­ni­do con la mayor impu­ni­dad por diez años, y la acti­vi­dad corrup­ta y corrup­to­ra de los ele­men­tos reac­cio­na­rios que per­ma­ne­cen en el gobierno aga­za­pa­dos deba­jo de una fra­ne­la roja, que inten­tan decep­cio­nar al pue­blo, hacién­do­le creer que no hay espe­ran­zas de una ges­tión hones­ta, y pre­ten­dien­do arro­jar la som­bra funes­ta de la des­con­fian­za, aún sobre fun­cio­na­rias y fun­cio­na­rios que real­men­te son revolucionarios.

En lo eco­nó­mi­co, por la espe­cu­la­ción que infla los pre­cios has­ta mul­ti­pli­car lo que la gen­te sen­ci­lla debe pagar por lo que quie­re com­prar. La dere­cha mer­can­til está muy con­ten­ta de esa cla­se de cons­pi­ra­ción, por­que les per­mi­te acu­mu­lar tan­to dine­ro como pue­da, antes de ser ubi­ca­dos y san­cio­na­dos por las ins­tan­cias corres­pon­dien­tes. Ellos pare­cen tener en cuen­ta la posi­bi­li­dad cier­ta de que en un momen­to deter­mi­na­do los van a fre­nar, por­que antes de eso, se lar­gan con sus reales y dejan a los tra­ba­ja­do­res en el aire; así que éstos tie­nen que tomar las fábri­cas y poner­las a pro­du­cir, como úni­ca mane­ra de seguir tra­ba­jan­do, pero en un sis­te­ma dife­ren­te, en la cual la pro­pie­dad de los medios de pro­duc­ción es social.
Pero los comer­cian­tes siguen con la espe­cu­la­ción en todos los ámbi­tos. Des­de los dis­tri­bui­do­res de ali­men­tos que apro­ve­chan cual­quier res­qui­cio (que son abun­dan­tes por cier­to) para espe­cu­lar, pasan­do por los apa­ra­tos de compu­tación cuyos pre­cios son varias veces supe­rior al cos­to en que fue­ron com­pra­dos, los con­su­mi­bles (un car­tu­cho de hp está sien­do ven­di­do casi en dos­cien­tos bolí­va­res), has­ta los que eva­den impues­tos cuan­do se les com­pra en efec­ti­vo, y sólo cobran IVA cuan­do se les paga con plás­ti­co. A ver si le pagan eso al Estado.

Las gran­des redes de dis­tri­bui­do­res han sido toca­dos con el mazo regu­la­dor del Esta­do. Inde­pa­bis, diri­gi­do por el Dr. Eduar­do Samán, no ha teni­do mira­mien­tos ni con nom­bres, ni con mar­cas, ni con las gran­des for­tu­nas de esos espe­cu­la­do­res, y han sido los pri­me­ros en ser pues­tos en su sitio. Enton­ces la espe­cu­la­ción se ha movi­do de las gran­des redes de super­mer­ca­dos a los media­nos y peque­ños, para robar cuan­to pue­den. El pase del ter­mi­nal “Big Low” de Valen­cia a la Alcal­día y la acción toma­da por Inde­pa­bis Cara­bo­bo en la épo­ca de gran afluen­cia de pasa­je­ros ha logra­do fre­nar los abu­sos, e inclu­so los cacheos abu­si­vos a que eran some­ti­dos los pasa­je­ros en las buse­tas de la ruta Cara­cas- Valen­cia . En Cara­cas, tam­bién se ha fre­na­do la espe­cu­la­ción en los ter­mi­na­les, con una par­ti­ci­pa­ción acti­va de la alcal­día, diri­gi­da por Jor­ge Rodrí­guez, quien por fin tomó las rien­das de La Ban­de­ra, que había sido man­te­ni­da pri­va­ti­za­da duran­te las ante­rio­res gestiones.

El año 2010 nos pro­me­te una inten­sa lucha entre los fac­to­res oli­gár­qui­cos y sus adu­lan­tes, por un lado; y el gobierno revo­lu­cio­na­rio y el pue­blo por el otro, en el cual se pro­fun­di­za­rá más el pro­ce­so, pro­me­sa del Pre­si­den­te, y se avan­za­rá hacia el socia­lis­mo. Antes de Sep­tiem­bre de 2010, espe­ra­mos que nue­vas leyes, socia­lis­tas, se aprue­ben en la Asam­blea Nacio­nal, entre ellas la de Pro­pie­dad Indus­trial y Dere­chos de Autor. Que se haga una depu­ra­ción en todas las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do en las cua­les están los ala­cra­nes ino­cu­lan­do su veneno mien­tras devo­ran los fon­dos que per­te­ne­cen al pue­blo; que se per­fec­cio­nen las mili­cias, como una mane­ra orga­ni­za­da de armar al pue­blo, ante el peli­gro cier­to de una agre­sión exter­na del Impe­rio, apo­ya­do por la reac­ción inter­na; Que se cons­tru­ya toda una red de comer­cio socia­lis­ta, comen­zan­do por los mer­ca­dos muni­ci­pa­les, que, bajo el con­trol del Minis­te­rio del Comer­cio, vayan crean­do la alter­na­ti­va socia­lis­ta mate­rial que le dé en la madre al capi­ta­lis­mo, cuyo aspec­to cen­tral (casi su dios) es el Mercado.

En este aspec­to ya se han ido sen­tan­do las bases para la crea­ción de todo un sis­te­ma de dis­tri­bu­ción socia­lis­ta, que segu­ra­men­te se desa­rro­lla­rá en 2010 en una gran proporción.

No fal­ta­rán los sabo­tea­do­res que tra­ta­rán de impe­dir la pro­fun­di­za­ción del pro­ce­so, así que no está demás recor­dar­le al Pre­si­den­te Chá­vez que se cui­de mucho, por­que quie­nes están en la pri­me­ra línea de com­ba­te serán mucho más ata­ca­dos: por medio de intri­gas para des­ca­li­fi­car­lo, manio­bras para sabo­tear su tra­ba­jo, y has­ta inten­tos de apli­car­le algo defi­ni­ti­vo como a Dani­lo Ander­son. Lo mis­mo al Minis­tro del Comer­cio, Dr. Eduar­do Samán, al minis­tro Elías Jaua, a Tarek El Ais­sa­mi, a la fis­cal Orte­ga Díaz, a todas las orga­ni­za­cio­nes de poder popu­lar, a todos los hom­bres y las muje­res que están en la van­guar­dia de la cons­truc­ción del socia­lis­mo, a quie­nes desea­mos, no sólo un feliz año, sino los mejo­res avan­ces en esta lucha tras­cen­den­tal, des­ti­na­da a dar vida a nues­tro pro­yec­to revo­lu­cio­na­rio, cuyo éxi­to espe­ran los revo­lu­cio­na­rios de todo el planeta.

Y el pro­ta­go­nis­ta prin­ci­pal de este pro­ce­so ha de ser el pue­blo, cuya par­ti­ci­pa­ción debe ser más acti­va, con mayor orga­ni­za­ción, y sin dejar­le a la dere­cha la orga­ni­za­ción del par­ti­do, de los Con­se­jos Comu­na­les, obre­ros y estu­dian­ti­les, por­que el pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio per­te­ne­ce al pue­blo y no a sus enemigos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.