La hora de la ver­dad por Fidel Cas­tro

Las noti­cias que lle­gan de la capi­tal dane­sa refle­jan caos. Los anfi­trio­nes, des­pués de con­ce­bir un even­to en el que par­ti­ci­pa­rían alre­de­dor de 40 mil per­so­nas, no tie­nen for­ma de cum­plir su pala­bra. Evo, que fue el pri­me­ro de los dos Pre­si­den­tes del ALBA en lle­gar, expre­só pro­fun­das ver­da­des que ema­nan de la cul­tu­ra mile­na­ria de su raza.
Ase­gu­ró, según las agen­cias de noti­cias, que tenía un man­da­to del pue­blo boli­viano de blo­quear cual­quier acuer­do si el tex­to final no satis­fa­ce las alter­na­ti­vas. Expli­có que el cam­bio cli­má­ti­co no es la cau­sa sino el efec­to, que está­ba­mos en la obli­ga­ción de defen­der los dere­chos de la Madre Tie­rra fren­te a un mode­lo de desa­rro­llo capi­ta­lis­ta, la cul­tu­ra de la vida fren­te a la cul­tu­ra de la muer­te. Habló de la deu­da cli­má­ti­ca que los paí­ses ricos deben pagar a los paí­ses pobres, y devol­ver­les el espa­cio atmos­fé­ri­co arre­ba­ta­do.
Cali­fi­có de ridí­cu­la la cifra de 10 mil millo­nes de dóla­res anua­les ofre­ci­dos has­ta el año 2012, cuan­do en reali­dad se nece­si­tan cien­tos de miles de millo­nes cada año, y acu­só a Esta­dos Uni­dos de gas­tar tri­llo­nes en expor­tar el terro­ris­mo a Irak y Afga­nis­tán, y crear bases mili­ta­res en Amé­ri­ca Lati­na.
El Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la habló el día 16 en la Cum­bre a las 8 y 40 a.m., hora de Cuba. Pro­nun­ció un dis­cur­so bri­llan­te, que fue muy aplau­di­do. Sus párra­fos eran lapi­da­rios.
Impug­nan­do un docu­men­to pro­pues­to a la Cum­bre por la Minis­tra dane­sa que pre­si­día la Con­fe­ren­cia, expre­só:
“…es un tex­to que vie­ne de la nada, no acep­ta­re­mos nin­gún tex­to que no ven­ga de los gru­pos de tra­ba­jo, que son los tex­tos legí­ti­mos que se han esta­do nego­cian­do estos dos años”.
“Hay un gru­po de paí­ses que se creen supe­rio­res a noso­tros los del Sur, los del Ter­cer Mun­do…”
“…no nos extra­ñe­mos, no hay demo­cra­cia, esta­mos ante una dic­ta­du­ra”.
“…venía leyen­do algu­nas con­sig­nas que hay en las calles pin­ta­das por los jóvenes…Una: ‘no cam­bien el cli­ma, cam­bien el sis­te­ma’… Otra: ‘si el cli­ma fue­ra un ban­co, ya lo habrían sal­va­do.’”
“Oba­ma […] reci­bió el Pre­mio Nóbel de la Paz el mis­mo día que envió 30 mil sol­da­dos a matar ino­cen­tes a Afga­nis­tán”.
“Apo­yo el cri­te­rio de los repre­sen­tan­tes de las dele­ga­cio­nes de Bra­sil, Boli­via, Chi­na, solo que­ría apo­yar […] pero no me die­ron la pala­bra…”
“Los ricos están des­tru­yen­do el pla­ne­ta, ¿será que se van a otro cuan­do des­tru­yan este?”
“…el cam­bio cli­má­ti­co es sin dudas el pro­ble­ma ambien­tal más devas­ta­dor de este siglo.”
“…Esta­dos Uni­dos lle­ga­rá si aca­so a 300 millo­nes de habitantes;China tie­ne casi cin­co veces más pobla­ción que Esta­dos Unidos.Estados Uni­dos con­su­me más de 20 millo­nes de barri­les dia­rios de petróleo;China lle­ga ape­nas a cin­co o seis millo­nes de barri­les dia​rios​.No se pue­de pedir lo mis­mo a Esta­dos Uni­dos y a Chi­na.”
“…redu­cir la emi­sión de gases con­ta­mi­nan­tes y lograr un con­ve­nio de coope­ra­ción a lar­go pla­zo […] pare­ce haber fra­ca­sa­do, por ahora.¿La razón cuál es?[…] la acti­tud irres­pon­sa­ble y la fal­ta de volun­tad polí­ti­ca de las nacio­nes más pode­ro­sas del pla­ne­ta.”
“…la bre­cha que sepa­ra a los paí­ses ricos y pobres no ha deja­do de cre­cer pese a todas esas cum­bres y pro­me­sas incum­pli­das y el mun­do sigue su mar­cha des­truc­ti­va.”
“…El ingre­so total de los 500 indi­vi­duos más ricos del mun­do es supe­rior al ingre­so de los 416 millo­nes de per­so­nas­más pobres.”
“La mor­ta­li­dad infan­til es de 47 muer­tes por cada 1000 naci­dos vivos pero en los paí­ses ricos es de solo 5.”
“¿…has­ta cuán­do vamos a per­mi­tir que sigan murien­do millo­nes de niños por enfer­me­da­des cura­bles?”
“Dos mil 600 millo­nes viven sin ser­vi­cios de sanea­mien­to.”
“El bra­si­le­ño Leo­nar­do Boff escri­bió: ‘Los más fuer­tes sobre­vi­ven sobre las ceni­zas de los más débi­les.’”
“Juan Jacob Rous­seau decía … ‘Entre el fuer­te y el débil la liber­tad opri­me.’ Por eso es que el impe­rio habla de liber­tad, es la liber­tad para opri­mir, para inva­dir, para ase­si­nar, para ani­qui­lar, para explo­tar, esa es su libertad.Y Rous­seau agre­ga la fra­se sal­va­do­ra: ‘Solo la Ley libe­ra.’”
“¿Has­ta cuán­do vamos a per­mi­tir con­flic­tos arma­dos que masa­cran a millo­nes de seres huma­nos ino­cen­tes con el fin de apro­piar­se los pode­ro­sos de los recur­sos de otros pue­blos?”
“Hace casi dos siglos un liber­ta­dor uni­ver­sal, Simón Bolí­var dijo: ‘Si la natu­ra­le­za se opo­ne, lucha­re­mos con­tra ella y hare­mos que nos obe­dez­ca.’”
“Este pla­ne­ta vivió miles de millo­nes de años sin noso­tros, sin la espe­cie huma­na; no le hace­mos fal­ta noso­tros para que él exis­ta, pero noso­tros sin la Tie­rra no vivi­mos…”
Evo habló en la maña­na de hoy jue­ves. Su dis­cur­so será tam­bién inol­vi­da­ble.
“Deseo expre­sar nues­tra moles­tia por la des­or­ga­ni­za­ción y por las dila­cio­nes que exis­ten en este even­to inter­na­cio­nal…”, dijo con fran­que­za al ini­cio de sus pala­bras.
Sus ideas bási­cas:
“Cuan­do pre­gun­ta­mos qué pasa con los anfi­trio­nes, […] nos dicen que es Nacio­nes Uni­das; cuan­do pre­gun­ta­mos qué pasa con las Nacio­nes Uni­das, dicen que es Dina­mar­ca, y no sabe­mos quién des­or­ga­ni­za este even­to inter­na­cio­nal…”
“… estoy muy sor­pren­di­do por­que sola­men­te tra­tan de los efec­tos y no de las cau­sas del cam­bio cli­má­ti­co.”
“Si noso­tros no iden­ti­fi­ca­mos de dón­de vie­ne la des­truc­ción del medio ambien­te […] segu­ra­men­te nun­ca vamos a resol­ver este pro­ble­ma…”
“…están en deba­te dos cul­tu­ras: la cul­tu­ra de la vida y la cul­tu­ra de la muer­te; la cul­tu­ra de la muer­te, que es el capitalismo.Nosotros, los pue­blos indí­ge­nas, deci­mos, es el vivir mejor, mejor a cos­ta del otro.”
“…explo­tan­do al otro, saquean­do los recur­sos natu­ra­les, vio­lan­do a la Madre Tie­rra, pri­va­ti­zan­do los ser­vi­cios bási­cos…”
“…vivir bien es vivir en soli­da­ri­dad, en igual­dad, en com­ple­men­ta­rie­dad, en reci­pro­ci­dad…”
“Estas dos for­mas de viven­cia, estas dos cul­tu­ras de la vida están en deba­te cuan­do habla­mos del cam­bio cli­má­ti­co, y si no deci­di­mos cuál es la mejor for­ma de viven­cia o de vida, segu­ra­men­te este tema nun­ca vamos a resol­ver­lo, por­que tene­mos pro­ble­mas de viven­cia: el lujo, el con­su­mis­mo que hace daño a la huma­ni­dad, y no que­re­mos decir la ver­dad en esta cla­se de even­tos inter­na­cio­na­les.”
“…den­tro de nues­tra for­ma de viven­cia, el no men­tir es algo sagra­do, y eso no lo prac­ti­ca­mos acá.”
“…en la Cons­ti­tu­ción está el ama sua, ama llu­lla, ama que­lla: no robar, no men­tir, ni ser flo­jos.”
“…la Madre Tie­rra o la Natu­ra­le­za exis­te y exis­ti­rá sin el ser humano; pero el ser humano no pue­de vivir sin el pla­ne­ta Tie­rra, y, por tan­to, es nues­tra obli­ga­ción defen­der el dere­cho de la Madre Tie­rra.”
“…salu­do a las Nacio­nes Uni­das, que este año, por fin, ha decla­ra­do el Día Inter­na­cio­nal de la Madre Tie­rra.”
“…la madre es algo sagra­do, la madre es nues­tra vida; a la madre no se alqui­la, no se ven­de ni se vio­la, hay que res­pe­tar­la.”
“Tene­mos pro­fun­das dife­ren­cias con el mode­lo occi­den­tal, y eso está en deba­te en este momen­to.”
“Esta­mos en Euro­pa, uste­des saben que muchas fami­lias boli­via­nas, fami­lias lati­no­ame­ri­ca­nas vie­nen a Europa.¿A qué vie­nen acá?A mejo­rar sus con­di­cio­nes de vida.En Boli­via podía estar ganan­do 100, 200 dóla­res al mes; pero esa fami­lia, esa per­so­na vie­ne acá a cui­dar a un abue­lo euro­peo, a una abue­la euro­pea y al mes gana 1 000 euros.”
“Estas son las asi­me­trías que tene­mos de con­ti­nen­te a con­ti­nen­te, y esta­mos obli­ga­dos a deba­tir cómo bus­car cier­to equi­li­brio, […] redu­cien­do estas pro­fun­das asi­me­trías de fami­lia a fami­lia, de país a país, y espe­cial­men­te de con­ti­nen­te a con­ti­nen­te.”
“Cuan­do […] nues­tras her­ma­nas y her­ma­nos vie­nen aquí a sobre­vi­vir o a mejo­rar sus con­di­cio­nes de vida, son expul­sa­dos, exis­ten esos docu­men­tos lla­ma­dos de retorno […] pero cuan­do los abue­los euro­peos hace tiem­po lle­ga­ban a Lati­noa­mé­ri­ca nun­ca eran expulsados.Mis fami­lias, mis her­ma­nos no vie­nen acá a aca­pa­rar ni minas, ni tie­nen miles de hec­tá­reas para ser terratenientes.Antes nun­ca había visas ni pasa­por­tes para que lle­ga­ran a Abya Yala, aho­ra lla­ma­da Amé­ri­ca.”
“…si no reco­no­ce­mos el dere­cho de la Madre Tie­rra, en vano vamos a estar hablan­do de 10 000 millo­nes, de 100 000 millo­nes, que es una ofen­sa para la huma­ni­dad.”
“… los paí­ses ricos deben aco­ger a todos los migran­tes que sean afec­ta­dos por el cam­bio cli­má­ti­co y no estar­los retor­nan­do a sus paí­ses como les están hacien­do en este momen­to…”
“…nues­tra obli­ga­ción es sal­var a toda la huma­ni­dad y no a la mitad de la huma­ni­dad.”
“…el ALCA, Área de Libre Comer­cio en las Amé­ri­cas. […]no es Área de Libre Comer­cio en las Amé­ri­cas, es un área de libre colo­ni­za­ción en las Amé­ri­cas…
Entre las pre­gun­tas que suge­ría Evo para un refe­rén­dum mun­dial sobre el cam­bio cli­má­ti­co esta­ban:
“… ¿Está usted de acuer­do con res­ta­ble­cer la armo­nía con la natu­ra­le­za, reco­no­cien­do los dere­chos de la Madre Tie­rra?…”
“… ¿Está usted de acuer­do con cam­biar este mode­lo de sobre­con­su­mo y derro­che, que es el sis­te­ma capi­ta­lis­ta?…”
“… ¿Está usted de acuer­do con que los paí­ses desa­rro­lla­dos reduz­can y reab­sor­ban sus emi­sio­nes de gases de efec­to inver­na­de­ro…?
“… ¿Está usted de acuer­do en trans­fe­rir todo lo que se gas­ta en las gue­rras y en des­ti­nar un pre­su­pues­to supe­rior al pre­su­pues­to de defen­sa para el cam­bio cli­má­ti­co?…”
Como se cono­ce, en la ciu­dad japo­ne­sa de Kyo­to, en el año 1997 se fir­mó el Con­ve­nio de las Nacio­nes Uni­das sobre Cam­bio Cli­má­ti­co, que obli­ga­ba a 38 paí­ses indus­tria­li­za­dos a redu­cir sus emi­sio­nes de gases de efec­to inver­na­de­ro en un deter­mi­na­do por­cen­ta­je con rela­ción a las emi­ti­das en 1990. Los paí­ses de la Unión Euro­pea se com­pro­me­tie­ron al 8%, y entró en vigor en el año 2005, cuan­do la mayo­ría de los paí­ses fir­man­tes ya lo habían rati­fi­ca­do. Geor­ge W. Bush, enton­ces pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos ―el mayor emi­sor de gases de efec­to inver­na­de­ro, res­pon­sa­ble de la cuar­ta par­te del total de estos―, había recha­za­do el con­ve­nio des­de media­dos de 2001.
Los demás miem­bros de Nacio­nes Uni­das siguie­ron ade­lan­te. Los cen­tros de inves­ti­ga­ción con­ti­nua­ron su tarea. Es evi­den­te ya que una gran catás­tro­fe ame­na­za nues­tra espe­cie. Qui­zás lo peor sea que el egoís­mo cie­go de una mino­ría pri­vi­le­gia­da y rica pre­ten­da lan­zar el peso de los sacri­fi­cios nece­sa­rios sobre la inmen­sa mayo­ría de los habi­tan­tes del pla­ne­ta.
Esa con­tra­dic­ción se refle­ja en Copenha­gue. Allí miles de per­so­nas están defen­dien­do con gran fir­me­za sus pun­tos de vis­ta.
La fuer­za públi­ca dane­sa uti­li­za méto­dos bru­ta­les para aplas­tar la resis­ten­cia; muchos de los que pro­tes­tan son arres­ta­dos pre­ven­ti­va­men­te. Me comu­ni­qué con nues­tro can­ci­ller Bruno Rodrí­guez, que esta­ba en un acto de soli­da­ri­dad en la capi­tal de Copenha­gue, jun­to a Chá­vez, Evo, Lazo y otros repre­sen­tan­tes del ALBA. Le pre­gun­té a quié­nes esta­ba repri­mien­do con tan­to odio la poli­cía dane­sa, retor­cién­do­les los bra­zos y gol­peán­do­los repe­ti­da­men­te por la espal­da. Me res­pon­dió que eran ciu­da­da­nos dane­ses y de otras nacio­nes euro­peas y miem­bros de los movi­mien­tos socia­les que deman­da­ban a la Cum­bre una solu­ción real aho­ra para enfren­tar el cam­bio cli­má­ti­co. Me dijo, ade­más, que a las 12 de la noche con­ti­nua­rían los deba­tes de la Cum­bre. Cuan­do hablé con él era ya de noche en Dina­mar­ca. La dife­ren­cia hora­ria es de seis horas.
Des­de la capi­tal dane­sa, nues­tros com­pa­ñe­ros infor­ma­ron que lo de maña­na vier­nes 18 es peor. A las 10 de la maña­na se sus­pen­de­rá duran­te dos horas la Cum­bre de Nacio­nes Uni­das y el Jefe del Gobierno de Dina­mar­ca sos­ten­drá un encuen­tro con 20 Jefes de Esta­do invi­ta­dos por él a dis­cu­tir con Oba­ma “pro­ble­mas glo­ba­les”. Así deno­mi­nan la reu­nión cuyo obje­ti­vo es impo­ner un acuer­do sobre el cam­bio cli­má­ti­co.
Aun­que en la reu­nión par­ti­ci­pa­rán todas las dele­ga­cio­nes ofi­cia­les, sólo podrán opi­nar “los invi­ta­dos”. Ni Chá­vez, ni Evo, por supues­to, se encuen­tran entre los que pue­den emi­tir su opi­nión. La idea es que el ilus­tre Pre­mio Nobel pue­da pro­nun­ciar su dis­cur­so pre­ela­bo­ra­do, pre­ce­di­do por la deci­sión que se adop­ta­rá en esa reu­nión de trans­fe­rir el acuer­do para fines del año pró­xi­mo en la Ciu­dad de Méxi­co. A los movi­mien­tos socia­les no se les per­mi­ti­rá estar pre­sen­tes. Des­pués de ese show, en el salón prin­ci­pal del even­to pro­se­gui­rá la “Cum­bre” has­ta su inglo­rio­sa clau­su­ra.
Como la tele­vi­sión trans­mi­tió las imá­ge­nes, el mun­do pudo con­tem­plar los méto­dos fas­cis­tas emplea­dos en Copenha­gue con­tra las per­so­nas. Jóve­nes en su inmen­sa mayo­ría, los mani­fes­tan­tes repri­mi­dos se gana­ron la soli­da­ri­dad de los pue­blos.
Para los jefes del impe­rio, a pesar de sus manio­bras y sus cíni­cas men­ti­ras, está lle­gan­do la hora de la ver­dad. Sus pro­pios alia­dos creen cada vez menos en ellos. En Méxi­co, como en Copenha­gue y en cual­quier otro país del mun­do, encon­tra­rán la resis­ten­cia cre­cien­te de los pue­blos que no han per­di­do la espe­ran­za de sobre­vi­vir.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *