La hora de la ver­dad por Fidel Castro

Las noti­cias que lle­gan de la capi­tal dane­sa refle­jan caos. Los anfi­trio­nes, des­pués de con­ce­bir un even­to en el que par­ti­ci­pa­rían alre­de­dor de 40 mil per­so­nas, no tie­nen for­ma de cum­plir su pala­bra. Evo, que fue el pri­me­ro de los dos Pre­si­den­tes del ALBA en lle­gar, expre­só pro­fun­das ver­da­des que ema­nan de la cul­tu­ra mile­na­ria de su raza.
Ase­gu­ró, según las agen­cias de noti­cias, que tenía un man­da­to del pue­blo boli­viano de blo­quear cual­quier acuer­do si el tex­to final no satis­fa­ce las alter­na­ti­vas. Expli­có que el cam­bio cli­má­ti­co no es la cau­sa sino el efec­to, que está­ba­mos en la obli­ga­ción de defen­der los dere­chos de la Madre Tie­rra fren­te a un mode­lo de desa­rro­llo capi­ta­lis­ta, la cul­tu­ra de la vida fren­te a la cul­tu­ra de la muer­te. Habló de la deu­da cli­má­ti­ca que los paí­ses ricos deben pagar a los paí­ses pobres, y devol­ver­les el espa­cio atmos­fé­ri­co arrebatado.
Cali­fi­có de ridí­cu­la la cifra de 10 mil millo­nes de dóla­res anua­les ofre­ci­dos has­ta el año 2012, cuan­do en reali­dad se nece­si­tan cien­tos de miles de millo­nes cada año, y acu­só a Esta­dos Uni­dos de gas­tar tri­llo­nes en expor­tar el terro­ris­mo a Irak y Afga­nis­tán, y crear bases mili­ta­res en Amé­ri­ca Latina.
El Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la habló el día 16 en la Cum­bre a las 8 y 40 a.m., hora de Cuba. Pro­nun­ció un dis­cur­so bri­llan­te, que fue muy aplau­di­do. Sus párra­fos eran lapidarios.
Impug­nan­do un docu­men­to pro­pues­to a la Cum­bre por la Minis­tra dane­sa que pre­si­día la Con­fe­ren­cia, expresó:
“…es un tex­to que vie­ne de la nada, no acep­ta­re­mos nin­gún tex­to que no ven­ga de los gru­pos de tra­ba­jo, que son los tex­tos legí­ti­mos que se han esta­do nego­cian­do estos dos años”.
“Hay un gru­po de paí­ses que se creen supe­rio­res a noso­tros los del Sur, los del Ter­cer Mundo…”
“…no nos extra­ñe­mos, no hay demo­cra­cia, esta­mos ante una dictadura”.
“…venía leyen­do algu­nas con­sig­nas que hay en las calles pin­ta­das por los jóvenes…Una: ‘no cam­bien el cli­ma, cam­bien el sis­te­ma’… Otra: ‘si el cli­ma fue­ra un ban­co, ya lo habrían salvado.’”
“Oba­ma […] reci­bió el Pre­mio Nóbel de la Paz el mis­mo día que envió 30 mil sol­da­dos a matar ino­cen­tes a Afganistán”.
“Apo­yo el cri­te­rio de los repre­sen­tan­tes de las dele­ga­cio­nes de Bra­sil, Boli­via, Chi­na, solo que­ría apo­yar […] pero no me die­ron la palabra…”
“Los ricos están des­tru­yen­do el pla­ne­ta, ¿será que se van a otro cuan­do des­tru­yan este?”
“…el cam­bio cli­má­ti­co es sin dudas el pro­ble­ma ambien­tal más devas­ta­dor de este siglo.”
“…Esta­dos Uni­dos lle­ga­rá si aca­so a 300 millo­nes de habitantes;China tie­ne casi cin­co veces más pobla­ción que Esta­dos Unidos.Estados Uni­dos con­su­me más de 20 millo­nes de barri­les dia­rios de petróleo;China lle­ga ape­nas a cin­co o seis millo­nes de barri­les dia​rios​.No se pue­de pedir lo mis­mo a Esta­dos Uni­dos y a China.”
“…redu­cir la emi­sión de gases con­ta­mi­nan­tes y lograr un con­ve­nio de coope­ra­ción a lar­go pla­zo […] pare­ce haber fra­ca­sa­do, por ahora.¿La razón cuál es?[…] la acti­tud irres­pon­sa­ble y la fal­ta de volun­tad polí­ti­ca de las nacio­nes más pode­ro­sas del planeta.”
“…la bre­cha que sepa­ra a los paí­ses ricos y pobres no ha deja­do de cre­cer pese a todas esas cum­bres y pro­me­sas incum­pli­das y el mun­do sigue su mar­cha destructiva.”
“…El ingre­so total de los 500 indi­vi­duos más ricos del mun­do es supe­rior al ingre­so de los 416 millo­nes de per­so­nas­más pobres.”
“La mor­ta­li­dad infan­til es de 47 muer­tes por cada 1000 naci­dos vivos pero en los paí­ses ricos es de solo 5.”
“¿…has­ta cuán­do vamos a per­mi­tir que sigan murien­do millo­nes de niños por enfer­me­da­des curables?”
“Dos mil 600 millo­nes viven sin ser­vi­cios de saneamiento.”
“El bra­si­le­ño Leo­nar­do Boff escri­bió: ‘Los más fuer­tes sobre­vi­ven sobre las ceni­zas de los más débiles.’”
“Juan Jacob Rous­seau decía … ‘Entre el fuer­te y el débil la liber­tad opri­me.’ Por eso es que el impe­rio habla de liber­tad, es la liber­tad para opri­mir, para inva­dir, para ase­si­nar, para ani­qui­lar, para explo­tar, esa es su libertad.Y Rous­seau agre­ga la fra­se sal­va­do­ra: ‘Solo la Ley libera.’”
“¿Has­ta cuán­do vamos a per­mi­tir con­flic­tos arma­dos que masa­cran a millo­nes de seres huma­nos ino­cen­tes con el fin de apro­piar­se los pode­ro­sos de los recur­sos de otros pueblos?”
“Hace casi dos siglos un liber­ta­dor uni­ver­sal, Simón Bolí­var dijo: ‘Si la natu­ra­le­za se opo­ne, lucha­re­mos con­tra ella y hare­mos que nos obedezca.’”
“Este pla­ne­ta vivió miles de millo­nes de años sin noso­tros, sin la espe­cie huma­na; no le hace­mos fal­ta noso­tros para que él exis­ta, pero noso­tros sin la Tie­rra no vivimos…”
Evo habló en la maña­na de hoy jue­ves. Su dis­cur­so será tam­bién inolvidable.
“Deseo expre­sar nues­tra moles­tia por la des­or­ga­ni­za­ción y por las dila­cio­nes que exis­ten en este even­to inter­na­cio­nal…”, dijo con fran­que­za al ini­cio de sus palabras.
Sus ideas básicas:
“Cuan­do pre­gun­ta­mos qué pasa con los anfi­trio­nes, […] nos dicen que es Nacio­nes Uni­das; cuan­do pre­gun­ta­mos qué pasa con las Nacio­nes Uni­das, dicen que es Dina­mar­ca, y no sabe­mos quién des­or­ga­ni­za este even­to internacional…”
“… estoy muy sor­pren­di­do por­que sola­men­te tra­tan de los efec­tos y no de las cau­sas del cam­bio climático.”
“Si noso­tros no iden­ti­fi­ca­mos de dón­de vie­ne la des­truc­ción del medio ambien­te […] segu­ra­men­te nun­ca vamos a resol­ver este problema…”
“…están en deba­te dos cul­tu­ras: la cul­tu­ra de la vida y la cul­tu­ra de la muer­te; la cul­tu­ra de la muer­te, que es el capitalismo.Nosotros, los pue­blos indí­ge­nas, deci­mos, es el vivir mejor, mejor a cos­ta del otro.”
“…explo­tan­do al otro, saquean­do los recur­sos natu­ra­les, vio­lan­do a la Madre Tie­rra, pri­va­ti­zan­do los ser­vi­cios básicos…”
“…vivir bien es vivir en soli­da­ri­dad, en igual­dad, en com­ple­men­ta­rie­dad, en reciprocidad…”
“Estas dos for­mas de viven­cia, estas dos cul­tu­ras de la vida están en deba­te cuan­do habla­mos del cam­bio cli­má­ti­co, y si no deci­di­mos cuál es la mejor for­ma de viven­cia o de vida, segu­ra­men­te este tema nun­ca vamos a resol­ver­lo, por­que tene­mos pro­ble­mas de viven­cia: el lujo, el con­su­mis­mo que hace daño a la huma­ni­dad, y no que­re­mos decir la ver­dad en esta cla­se de even­tos internacionales.”
“…den­tro de nues­tra for­ma de viven­cia, el no men­tir es algo sagra­do, y eso no lo prac­ti­ca­mos acá.”
“…en la Cons­ti­tu­ción está el ama sua, ama llu­lla, ama que­lla: no robar, no men­tir, ni ser flojos.”
“…la Madre Tie­rra o la Natu­ra­le­za exis­te y exis­ti­rá sin el ser humano; pero el ser humano no pue­de vivir sin el pla­ne­ta Tie­rra, y, por tan­to, es nues­tra obli­ga­ción defen­der el dere­cho de la Madre Tierra.”
“…salu­do a las Nacio­nes Uni­das, que este año, por fin, ha decla­ra­do el Día Inter­na­cio­nal de la Madre Tierra.”
“…la madre es algo sagra­do, la madre es nues­tra vida; a la madre no se alqui­la, no se ven­de ni se vio­la, hay que respetarla.”
“Tene­mos pro­fun­das dife­ren­cias con el mode­lo occi­den­tal, y eso está en deba­te en este momento.”
“Esta­mos en Euro­pa, uste­des saben que muchas fami­lias boli­via­nas, fami­lias lati­no­ame­ri­ca­nas vie­nen a Europa.¿A qué vie­nen acá?A mejo­rar sus con­di­cio­nes de vida.En Boli­via podía estar ganan­do 100, 200 dóla­res al mes; pero esa fami­lia, esa per­so­na vie­ne acá a cui­dar a un abue­lo euro­peo, a una abue­la euro­pea y al mes gana 1 000 euros.”
“Estas son las asi­me­trías que tene­mos de con­ti­nen­te a con­ti­nen­te, y esta­mos obli­ga­dos a deba­tir cómo bus­car cier­to equi­li­brio, […] redu­cien­do estas pro­fun­das asi­me­trías de fami­lia a fami­lia, de país a país, y espe­cial­men­te de con­ti­nen­te a continente.”
“Cuan­do […] nues­tras her­ma­nas y her­ma­nos vie­nen aquí a sobre­vi­vir o a mejo­rar sus con­di­cio­nes de vida, son expul­sa­dos, exis­ten esos docu­men­tos lla­ma­dos de retorno […] pero cuan­do los abue­los euro­peos hace tiem­po lle­ga­ban a Lati­noa­mé­ri­ca nun­ca eran expulsados.Mis fami­lias, mis her­ma­nos no vie­nen acá a aca­pa­rar ni minas, ni tie­nen miles de hec­tá­reas para ser terratenientes.Antes nun­ca había visas ni pasa­por­tes para que lle­ga­ran a Abya Yala, aho­ra lla­ma­da América.”
“…si no reco­no­ce­mos el dere­cho de la Madre Tie­rra, en vano vamos a estar hablan­do de 10 000 millo­nes, de 100 000 millo­nes, que es una ofen­sa para la humanidad.”
“… los paí­ses ricos deben aco­ger a todos los migran­tes que sean afec­ta­dos por el cam­bio cli­má­ti­co y no estar­los retor­nan­do a sus paí­ses como les están hacien­do en este momento…”
“…nues­tra obli­ga­ción es sal­var a toda la huma­ni­dad y no a la mitad de la humanidad.”
“…el ALCA, Área de Libre Comer­cio en las Amé­ri­cas. […]no es Área de Libre Comer­cio en las Amé­ri­cas, es un área de libre colo­ni­za­ción en las Américas…
Entre las pre­gun­tas que suge­ría Evo para un refe­rén­dum mun­dial sobre el cam­bio cli­má­ti­co estaban:
“… ¿Está usted de acuer­do con res­ta­ble­cer la armo­nía con la natu­ra­le­za, reco­no­cien­do los dere­chos de la Madre Tierra?…”
“… ¿Está usted de acuer­do con cam­biar este mode­lo de sobre­con­su­mo y derro­che, que es el sis­te­ma capitalista?…”
“… ¿Está usted de acuer­do con que los paí­ses desa­rro­lla­dos reduz­can y reab­sor­ban sus emi­sio­nes de gases de efec­to invernadero…?
“… ¿Está usted de acuer­do en trans­fe­rir todo lo que se gas­ta en las gue­rras y en des­ti­nar un pre­su­pues­to supe­rior al pre­su­pues­to de defen­sa para el cam­bio climático?…”
Como se cono­ce, en la ciu­dad japo­ne­sa de Kyo­to, en el año 1997 se fir­mó el Con­ve­nio de las Nacio­nes Uni­das sobre Cam­bio Cli­má­ti­co, que obli­ga­ba a 38 paí­ses indus­tria­li­za­dos a redu­cir sus emi­sio­nes de gases de efec­to inver­na­de­ro en un deter­mi­na­do por­cen­ta­je con rela­ción a las emi­ti­das en 1990. Los paí­ses de la Unión Euro­pea se com­pro­me­tie­ron al 8%, y entró en vigor en el año 2005, cuan­do la mayo­ría de los paí­ses fir­man­tes ya lo habían rati­fi­ca­do. Geor­ge W. Bush, enton­ces pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos ―el mayor emi­sor de gases de efec­to inver­na­de­ro, res­pon­sa­ble de la cuar­ta par­te del total de estos―, había recha­za­do el con­ve­nio des­de media­dos de 2001.
Los demás miem­bros de Nacio­nes Uni­das siguie­ron ade­lan­te. Los cen­tros de inves­ti­ga­ción con­ti­nua­ron su tarea. Es evi­den­te ya que una gran catás­tro­fe ame­na­za nues­tra espe­cie. Qui­zás lo peor sea que el egoís­mo cie­go de una mino­ría pri­vi­le­gia­da y rica pre­ten­da lan­zar el peso de los sacri­fi­cios nece­sa­rios sobre la inmen­sa mayo­ría de los habi­tan­tes del planeta.
Esa con­tra­dic­ción se refle­ja en Copenha­gue. Allí miles de per­so­nas están defen­dien­do con gran fir­me­za sus pun­tos de vista.
La fuer­za públi­ca dane­sa uti­li­za méto­dos bru­ta­les para aplas­tar la resis­ten­cia; muchos de los que pro­tes­tan son arres­ta­dos pre­ven­ti­va­men­te. Me comu­ni­qué con nues­tro can­ci­ller Bruno Rodrí­guez, que esta­ba en un acto de soli­da­ri­dad en la capi­tal de Copenha­gue, jun­to a Chá­vez, Evo, Lazo y otros repre­sen­tan­tes del ALBA. Le pre­gun­té a quié­nes esta­ba repri­mien­do con tan­to odio la poli­cía dane­sa, retor­cién­do­les los bra­zos y gol­peán­do­los repe­ti­da­men­te por la espal­da. Me res­pon­dió que eran ciu­da­da­nos dane­ses y de otras nacio­nes euro­peas y miem­bros de los movi­mien­tos socia­les que deman­da­ban a la Cum­bre una solu­ción real aho­ra para enfren­tar el cam­bio cli­má­ti­co. Me dijo, ade­más, que a las 12 de la noche con­ti­nua­rían los deba­tes de la Cum­bre. Cuan­do hablé con él era ya de noche en Dina­mar­ca. La dife­ren­cia hora­ria es de seis horas.
Des­de la capi­tal dane­sa, nues­tros com­pa­ñe­ros infor­ma­ron que lo de maña­na vier­nes 18 es peor. A las 10 de la maña­na se sus­pen­de­rá duran­te dos horas la Cum­bre de Nacio­nes Uni­das y el Jefe del Gobierno de Dina­mar­ca sos­ten­drá un encuen­tro con 20 Jefes de Esta­do invi­ta­dos por él a dis­cu­tir con Oba­ma “pro­ble­mas glo­ba­les”. Así deno­mi­nan la reu­nión cuyo obje­ti­vo es impo­ner un acuer­do sobre el cam­bio climático.
Aun­que en la reu­nión par­ti­ci­pa­rán todas las dele­ga­cio­nes ofi­cia­les, sólo podrán opi­nar “los invi­ta­dos”. Ni Chá­vez, ni Evo, por supues­to, se encuen­tran entre los que pue­den emi­tir su opi­nión. La idea es que el ilus­tre Pre­mio Nobel pue­da pro­nun­ciar su dis­cur­so pre­ela­bo­ra­do, pre­ce­di­do por la deci­sión que se adop­ta­rá en esa reu­nión de trans­fe­rir el acuer­do para fines del año pró­xi­mo en la Ciu­dad de Méxi­co. A los movi­mien­tos socia­les no se les per­mi­ti­rá estar pre­sen­tes. Des­pués de ese show, en el salón prin­ci­pal del even­to pro­se­gui­rá la “Cum­bre” has­ta su inglo­rio­sa clausura.
Como la tele­vi­sión trans­mi­tió las imá­ge­nes, el mun­do pudo con­tem­plar los méto­dos fas­cis­tas emplea­dos en Copenha­gue con­tra las per­so­nas. Jóve­nes en su inmen­sa mayo­ría, los mani­fes­tan­tes repri­mi­dos se gana­ron la soli­da­ri­dad de los pueblos.
Para los jefes del impe­rio, a pesar de sus manio­bras y sus cíni­cas men­ti­ras, está lle­gan­do la hora de la ver­dad. Sus pro­pios alia­dos creen cada vez menos en ellos. En Méxi­co, como en Copenha­gue y en cual­quier otro país del mun­do, encon­tra­rán la resis­ten­cia cre­cien­te de los pue­blos que no han per­di­do la espe­ran­za de sobrevivir.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.