«Hay que bus­car fór­mu­las elec­to­ra­les para la con­fluen­cia inde­pen­den­tis­ta» por Iña­ki Iriondo

Jesus Mari Larrazabal
Par­la­men­ta­rio de Eus­ko Alkartasuna

Jesus Mari Larra­za­bal (Zumaia, 1948), es cate­drá­ti­co de Filo­so­fía, más­ter de Lógi­ca y licen­cia­do en Cien­cias Eco­nó­mi­cas. Mili­tó en LAIA y fue de los elec­tos expul­sa­dos de Ger­ni­ka por can­tar el «Eus­ko Guda­riak» ante el Rey espa­ñol. Hoy es el úni­co par­la­men­ta­rio de EA en la Cáma­ra de Gas­teiz y miem­bro de la direc­ción del par­ti­do, don­de ha alcan­za­do un peso impor­tan­te en los últi­mos años.

Jesús Mari Larra­za­bal lle­va unos meses como par­la­men­ta­rio y ya ha lle­ga­do a la con­clu­sión -«pro­fun­da, no super­fi­cial»- de que en la Cáma­ra se dis­cu­te «de muchas cosas que no tie­nen nin­gu­na rele­van­cia». Sos­tie­ne que hay «una dis­per­sión de temas para que las cosas que son impor­tan­tes no se aborden».

¿Qué es lo importante?

Por ejem­plo, habría que abor­dar la cri­sis eco­nó­mi­ca con rigor, vien­do cuá­les son los orí­ge­nes, las cau­sas y no sólo yen­do a los efec­tos. Este es el «gobierno reno­ve» que va ponien­do par­ches a dis­tin­tos sec­to­res. Hay que ir al fon­do. Está bien, por ejem­plo, cubrir nece­si­da­des de asis­ten­cia social, pero habrá que abor­dar por dón­de encau­zar el sec­tor públi­co para un cam­bio del mode­lo eco­nó­mi­co y finan­cie­ro. Eso aquí no apa­re­ce. Por otra par­te, cada vez que se habla de una ini­cia­ti­va que pue­de ser intere­san­te para dar un paso en la nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca, eso dege­ne­ra en deba­tes sobre peque­ñe­ces que hacen que la cau­sa cen­tral que­de aho­ga­da. Y cada vez que se tra­ta de abor­dar lo que este Par­la­men­to refle­ja, si la mayo­ría par­la­men­ta­ria tie­ne legi­ti­mi­dad social, todo que­da en que la ley es la ley, etcé­te­ra. Yo no entien­do deba­tes como el de la «E góti­ca» de la Ertzain­tza. Lo que habrá que abor­dar es qué está hacien­do este gobierno con todos los ele­men­tos dife­ren­cia­do­res de la iden­ti­dad vas­ca. Están des­mon­tan­do todo lo que había y en cua­tro años las con­se­cuen­cias van ser muy duras.

La pasa­da sema­na EA pre­sen­tó su pro­pues­ta base de acuer­do sobe­ra­nis­ta. ¿Cuá­les son las cla­ves del documento?

Es un tex­to de sín­te­sis de la dis­cu­sión que ha habi­do en las bases de EA des­de setiem­bre. Una dis­cu­sión obli­ga­da por­que el con­gre­so de junio esta­ble­ció unas bases muy cla­ras de cam­bio de rum­bo, tenien­do en cuen­ta la sali­da del gobierno ‑manos libres- y la entra­da en la opo­si­ción con un úni­co par­la­men­ta­rio, refle­jo de los malos resul­ta­dos elec­to­ra­les tras un pro­ce­so que la Eje­cu­ti­va Nacio­nal ante­rior inten­tó abrir y que que­dó frus­tra­do. Aquel pro­ce­so no gus­ta­ba a los cis­má­ti­cos, que deja­ron el par­ti­do. El con­gre­so se puso serio y hubo unas reso­lu­cio­nes que cam­bian el rum­bo del par­ti­do. Des­pués, para que no hubie­ra nin­gu­na duda, como res­pues­ta a la deten­ción de Rafa, Arnal­do y el res­to de diri­gen­tes, la Asam­blea Nacio­nal da en octu­bre un paso más y arti­cu­la cla­ra­men­te que el esfuer­zo del par­ti­do en el cor­to pla­zo va a ser la con­se­cu­ción de un espa­cio polí­ti­co inde­pen­den­tis­ta que agru­pe a EA des­de su opción social­de­mó­cra­ta y a otros des­de otras opcio­nes socia­les. Pero defi­ne cla­ra­men­te que ese espa­cio inde­pen­den­tis­ta ten­drá carác­ter estra­té­gi­co. No será una con­fluen­cia coyuntural.

¿Qué sig­ni­fi­ca eso?

Pues, por ejem­plo, ¿tie­ne el PNV sitio en ese espa­cio inde­pen­den­tis­ta? El PNV se decla­ra sobe­ra­nis­ta, pero el inde­pen­den­tis­mo lo tie­ne apar­ca­do has­ta la vís­pe­ra del Abe­rri Egu­na, cuan­do sue­le hablar tam­bién del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción, aun­que el res­to del año no apa­re­ce. La reso­lu­ción de la Asam­blea Nacio­nal esta­ble­ce que hay un «nivel 1», el de esa con­fluen­cia estra­té­gi­ca de inde­pen­den­tis­tas, des­de el que pasa­re­mos al «nivel 2» en el que se abre el aba­ni­co a fuer­zas aber­tza­les no inde­pen­den­tis­tas. Ahí esta­mos hablan­do de lo que es hoy en día el PNV en su pra­xis polí­ti­ca. Y nos abri­mos tam­bién a fuer­zas como Ezker Batua, Alter­na­ti­ba, etcétera.

Es decir, habría un núcleo cen­tral y lue­go otro más amplio para ir has­ta Mal­tza­ga, como diría Teles­fo­ro Monzon…

Exac­ta­men­te. Cami­na­ría­mos por la dere­cha con unos y por la izquier­da con otros. Esa dife­ren­cia de pla­nos es impor­tan­te, se esta­ble­ce una con­fluen­cia estra­té­gi­ca y lo otro serían uni­da­des de acción coyunturales.

En el docu­men­to se habla de que esa con­fluen­cia inde­pen­den­tis­ta ten­ga res­pal­do en las urnas. ¿Qué se quie­re decir?

Ese pun­to pasó por dis­tin­tas redac­cio­nes duran­te el deba­te pero, y al final se dice, de modo amplio, que se estu­dien las fór­mu­las para esta con­fluen­cia pue­da tener el refren­do de la socie­dad vas­ca. Esto no sig­ni­fi­ca que se some­ta a refren­do sino bus­car un apo­yo a esa con­fluen­cia sobe­ra­nis­ta inde­pen­den­tis­ta en con­vo­ca­to­rias elec­to­ra­les. No apa­re­ce así escri­to pero lo que está apun­tan­do es que hay que bus­car fór­mu­las, difí­ci­les en estos momen­tos. Des­pués del gol­pe de octu­bre ha lle­ga­do el de noviem­bre y a nadie le extra­ña­ría que pudie­ra lle­gar otro en febre­ro. Esos gol­pes están pen­sa­dos por quien tie­ne la sar­tén por el man­go para impo­si­bi­li­tar la reor­ga­ni­za­ción de la izquier­da aber­tza­le y la con­fluen­cia sobe­ra­nis­ta inde­pen­den­tis­ta que esta­mos pro­pug­nan­do des­de dife­ren­tes sec­to­res polí­ti­cos y sin­di­ca­les y que está pidien­do la base social. Como van a hacer todo lo posi­ble para evi­tar que esa con­fluen­cia encuen­tre fór­mu­las elec­to­ra­les, hay que hacer todo lo posi­ble para hallar­las. Y lo pri­me­ro es estar deter- mina­dos a hacer­lo. En esto es en lo que des­de EA que­re­mos avan­zar. Vamos a ver qué fór­mu­las hay, pero no en vís­pe­ras elec­to­ra­les, sino con ante­la­ción. Y si una fór­mu­la se cie­rra por par­te del Gobierno espa­ñol, bus­car otra, y si se cie­rra ésa, otra. Evi­den­te­men­te, si se cie­rran todas, la cosa sería muy seria.

¿Cómo cree que habría que res­pon­der a los gol­pes de octu­bre y noviembre?

Esos gol­pes tie­nen un obje­ti­vo muy cla­ro: inten­tan des­ar­ti­cu­lar algo que se empie­za a arti­cu­lar, y lo hacen yen­do a la supues­ta cabe­za. Su error es pen- sar que des­ar­ti­cu­lan­do cabe­zas, una detrás de otra, se va a des­ar­ti­cu­lar un movi­mien­to que tie­ne ya raí­ces muy pro­fun­das. El movi­mien­to será capaz de gene­rar nue­vas cabe­zas que lo lle­ven ade­lan­te. Eso está cla­ro en la izquier­da aber­tza­le y si vie­nen con­tra EA, lo mis­mo. Da igual. La deter­mi­na­ción está tomada.

Pero, ade­más, el Gobierno está tra­tan­do de pro­vo­car, a mi jui­cio, una reac­ción de ETA. Desea, quie­re, nece­si­ta una reac­ción de ETA. Y por eso es muy impor­tan­te que ten­ga­mos todos muy cla­ro que hay que tener el cora­zón calien­te pero la cabe­za fría. A pesar del horror y el terror que está cau­san­do todo esto, no hay que caer en pro­vo­ca­cio­nes y las res­pues­tas tie­nen que ser cla­ras, con­tun­den­tes y uni­das. Con deter­mi­na­ción de que no vamos a aga­char la cabe­za. Nos van a tener siem­pre de fren­te y en fren­te. Que nadie cai­ga en la pro­vo­ca­ción de res­pon­der como el Gobierno bus­ca que se le res­pon­da. El Gobierno quie­re que ETA res­pon­da y ETA tie­ne que dar­se cuen­ta de que eso es lo que quie­re el Gobierno y que es lo que no con­vie­ne ni a la socie­dad vas­ca ni, fun­da­men­tal­men­te, a la con­fluen­cia estra­té­gi­ca del sobe­ra­nis­mo independentista.

¿EA está dis­pues­ta a par­ti­ci­par de esa res­pues­ta contundente?

Sí. Tene­mos que hacer nues­tro tra­ba­jo, nues­tro pro­ce­so interno, y las cosas van bien en las bases de EA, en la Asam­blea Nacio­nal, en las coor­di­na­do­ras terri­to­ria­les… Ayer mis­mo, yo y otros com­pa­ñe­ros estu­vi­mos en la mani­fes­ta­ción de Bil­bo. Hay que hacer­les ver que esta­mos en con­tra y que no van a rom­per nues­tra deter­mi­na­ción de hacer algo nue­vo sobre bases nue­vas. Eso lo vamos a man­te­ner por enci­ma de todo.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.