Cuba. Hom­bres y muje­res ponen la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca en bene­fi­cio de su pueblo

Por Maria­ne­la Mar­tin Gon­za­lez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 de octu­bre de 2021. 

Sin el esfuer­zo y talen­to de ellos mucha de la gran­de­za de esta Isla sería pura uto­pía. Por eso, diez dis­tin­gui­dos cien­tí­fi­cos que hacen posi­ble con su queha­cer y capa­ci­dad de lide­raz­go un mejor país reci­bie­ron el títu­lo de Héroe del Tra­ba­jo de la Repú­bli­ca de Cuba, de manos del Pri­mer Secre­ta­rio del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do y Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Gerar­do Enri­que Gui­llén Nie­to, Eulo­gio Pimen­tel Váz­quez, Mar­ta Aya­la Ávi­la, Vicen­te Gui­ller­mo Vérez Ben­co­mo, Yury Val­dés Bal­bín, Dag­mar Gar­cía Rive­ra, Belin­da Sán­chez Ramí­rez, Tammy Bog­giano Ayo, Eduar­do Oji­to Magaz y Loren­zo Jor­ge Pérez Ávi­la mere­cie­ron este mar­tes el altí­si­mo reco­no­ci­mien­to en el Salón de Pro­to­co­lo El Lagui­to en La Habana.

Median­te el Decre­to Pre­si­den­cial No. 307 se otor­gó la refe­ri­da dis­tin­ción hono­rí­fi­ca y en el momen­to de su impo­si­ción el miem­bro del Buró Polí­ti­co y secre­ta­rio gene­ral de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de Cuba, Uli­ses Gui­lar­te de Naci­mien­to, pon­de­ró la labor de estos hom­bres y muje­res y la de los 47 cien­tí­fi­cos que tam­bién por Decre­to Pre­si­den­cial reci­bie­ron la Orden Láza­ro Peña de pri­mer grado.

«Los hom­bres y muje­res que con­de­co­ra­mos hoy sin­te­ti­zan una obra de dedi­ca­ción, ente­re­za y altruis­mo, cons­ti­tu­yen la expre­sión más elo­cuen­te de pen­sar, luchar y tra­ba­jar como país, nues­tro pue­blo ha sido el por­ta­voz prin­ci­pal de la alta con­si­de­ra­ción, cari­ño y res­pe­to que se sien­te hacia uste­des», ase­gu­ró el diri­gen­te sindical.

Com­pro­mi­so con la humanidad

Tras ser con­de­co­ra­do el Doc­tor Loren­zo Jor­ge Pérez Ávi­la, quien ha dedi­ca­do casi medio siglo de sus 76 años a sal­var vidas, enfren­tan­do den­tro y fue­ra del país enfer­me­da­des como VIH-sida, den­gue, ébo­la, cóle­ra, mala­ria y más recien­te­men­te COVID-19, ale­gó que el reco­no­ci­mien­to refuer­za su com­pro­mi­so con la salud de Cuba y la huma­ni­dad. Con la Revo­lu­ción que defien­de des­de que era casi un niño.

Todos los días atien­de a sus pacien­tes, aque­ja­dos de VIH-sida muchos de ellos; y sigue sien­do refe­ren­te de éti­ca, pro­fe­sio­na­li­dad y cari­ño en el Ins­ti­tu­to de Medi­ci­na Tro­pi­cal Pedro Kou­rí (IPK), ins­ti­tu­ción que diri­gió y es como su hogar, la cual ayu­dó a levan­tar con sus manos, cuan­do Fidel tuvo la ini­cia­ti­va de engran­de­cer su misión, cir­cuns­cri­ta en otro momen­to a la inves­ti­ga­ción y tra­ta­mien­to parasitológico.

Visi­tar la tum­ba de sus padres —para que quie­nes le incul­ca­ron el com­pro­mi­so con la Patria tam­bién reci­ban y com­par­tan este home­na­je— será un ges­to que tie­ne pen­sa­do hacer en estos días en que el júbi­lo, como repi­tió muchas veces, se trans­for­ma­rá en más dedi­ca­ción a sus pacien­tes, a la inves­ti­ga­ción y al IPK.

Como un reco­no­ci­mien­to que enor­gu­lle­ce de mane­ra sana y debe entre­gar­se a per­so­nas que estén aptas físi­ca y men­tal­men­te para seguir uti­li­zan­do su vir­tud en aras del mejo­ra­mien­to de la socie­dad, valo­ró esta dis­tin­ción el cien­tí­fi­co, quien seña­ló que al reci­bir­la pien­sa en refe­ren­tes de nues­tra cien­cia como Agus­tín Lage Dávi­la, quien fue­ra duran­te 25 años direc­tor del Cen­tro de Inmu­no­lo­gía Mole­cu­lar, Luis Herre­ra Mar­tí­nez, José Fer­nán­dez Yero, entre otros gran­des inves­ti­ga­do­res que tie­nen innu­me­ra­bles méri­tos para reci­bir la satis­fac­ción que él aho­ra experimenta.

La fami­lia ha sido esencial

El más joven de los con­de­co­ra­dos como Héroe del Tra­ba­jo fue el licen­cia­do en Quí­mi­ca Yury Val­dés Bal­bín, quien ape­nas tie­ne 44 años y es direc­tor adjun­to del Ins­ti­tu­to Fin­lay de Vacu­nas, ins­ti­tu­ción que lide­ró el pro­yec­to de desa­rro­llo del pri­mer can­di­da­to vacu­nal cubano con­tra la COVID-19.

Aun­que ase­gu­ró que aún no ha inte­rio­ri­za­do el haber sido selec­cio­na­do para mere­cer la con­di­ción de Héroe de la Repú­bli­ca de Cuba, dijo estar muy emo­cio­na­do pues «es un reco­no­ci­mien­to per­so­nal que lle­va implí­ci­to el esfuer­zo de muchí­si­mas otras per­so­nas, inclu­so más jóve­nes que yo, que a par­tir de un lla­ma­do de la Patria debi­do a una coyun­tu­ra rela­cio­na­da con la vida de nues­tra gen­te, fui­mos capa­ces de hacer lo que apren­di­mos a hacer».

Alu­dió a la visión huma­nis­ta y cien­tí­fi­ca de Fidel, quien creó todo el sis­te­ma de cien­cia que hoy sal­va a Cuba de una pan­de­mia sin pre­ce­den­tes. Gra­cias a su mira­da a futu­ro —dijo— hoy tene­mos las vacu­nas para enfren­tar­la. Sos­tu­vo que estar a la altu­ra de lo que la Patria nece­si­ta­ba en este momen­to tan álgi­do, y res­pon­der al lla­ma­do del Pre­si­den­te cubano para con­tar con nues­tras vacu­nas es un modo de res­pe­tar y poten­ciar el lega­do del líder his­tó­ri­co de la Revolución.

«Creo que no hay nada que enal­tez­ca más a un tra­ba­ja­dor de la cien­cia que ver que sus resul­ta­dos se apli­quen en su socie­dad, mucho más si ese logro tie­ne que ver con la vida espe­cial­men­te de sus niños. Sien­to mucha ale­gría al ver cómo nues­tros peque­ños se están vacu­nan­do y que­dan pro­te­gi­dos de esta terri­ble enfer­me­dad, para que pue­dan vol­ver a sus aulas y sus vidas se parez­can a lo que antes eran.

«Nues­tras fami­lias ayu­da­ron a que pudié­ra­mos tra­ba­jar en esta bata­lla por la vida, a par­tir de la obten­ción de las vacu­nas. Ha habi­do mucha gen­te joven que ha deja­do su fami­lia atrás, inclu­so ha man­da­do sus niños a otras pro­vin­cias para labo­rar. Han enfer­ma­do tra­ba­ja­do­res y fami­lia­res, y aun así hemos segui­do, por­que lle­gar al final impli­ca la vida de los cuba­nos», expresó.

Ale­gre, pero nos­tál­gi­ca por­que su padre, el Doc­tor en Cien­cias José Luis Gar­cía Cue­vas— recien­te­men­te falle­ci­do — , no pudie­ra dis­fru­tar jun­to a ella este reco­no­ci­mien­to, la Doc­to­ra en Cien­cias Dag­mar Gar­cía Rive­ra, direc­to­ra de Inves­ti­ga­cio­nes del Ins­ti­tu­to Fin­lay de Vacu­nas, reci­bió el títu­lo de Héroe del Tra­ba­jo de la Repú­bli­ca de Cuba.

«Esto no es más que un com­pro­mi­so con mi Patria y con mi padre para seguir tra­ba­jan­do en la pro­duc­ción de vacu­nas, muchas de ellas de gran impor­tan­cia para la salud de los más peque­ños», aseveró.

Entre­ga y res­pe­to por todos

El Doc­tor Vicen­te Gui­ller­mo Vérez Ben­co­mo, direc­tor gene­ral del Ins­ti­tu­to Fin­lay de Vacu­nas, sub­ra­yó que no pue­de haber nada más com­pro­me­te­dor que reci­bir el refe­ri­do títu­lo. Para un hom­bre naci­do en un hogar humil­de de Cen­tro Haba­na, el reco­no­ci­mien­to sig­ni­fi­ca mayor entre­ga y res­pe­to por quie­nes han esta­do detrás de lo que con­si­de­ra un méri­to colectivo.

«No se pue­de ver como algo per­so­nal por­que suman miles los que han dado todo por que la bio­tec­no­lo­gía cuba­na ten­ga el pres­ti­gio que goza a nivel mun­dial», ase­gu­ró el cien­tí­fi­co, quien entre sus méri­tos cuen­ta el haber crea­do cin­co vacu­nas que han sal­va­do muchas vidas den­tro y fue­ra de Cuba.

Con un poco de pena por­que sabe que está repre­sen­tan­do a un gru­po de cien­tí­fi­cos y tra­ba­ja­do­res de la Salud Públi­ca que han hecho posi­ble demos­trar la valía de las vacu­nas y demás fár­ma­cos que han con­tri­bui­do a enfren­tar la pan­de­mia, reci­bió el títu­lo el Doc­tor Gerar­do Gui­llén Nie­to, el incan­sa­ble cien­tí­fi­co que des­de que se gra­duó en 1986 tra­ba­ja en el Cen­tro de Inge­nie­ría y Bio­tec­no­lo­gía, y des­de 1998 fun­ge como su direc­tor de Inves­ti­ga­cio­nes Biomédicas.

«Lo reci­bo con la res­pon­sa­bi­li­dad de que estoy repre­sen­tan­do a muchos pro­fe­sio­na­les y tra­ba­ja­do­res que hemos esta­do con­tro­lan­do la pan­de­mia, y segui­re­mos res­pon­dien­do des­de la cien­cia a las nece­si­da­des del país», aseguró

El acto tam­bién estu­vo pre­si­di­do por el Pri­mer Minis­tro, Manuel Marre­ro Cruz; así como por el miem­bro del Buró Polí­ti­co Rober­to Mora­les Oje­da, secre­ta­rio de Orga­ni­za­ción y Polí­ti­ca de Cua­dros del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do, y otros diri­gen­tes de orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y de masas, repre­sen­tan­tes del Gobierno y el Estado.

Fuen­te: Juven­tud rebelde

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *