Bra­sil. Jair Bol­so­na­ro en la ONU: un paria nega­ti­vis­ta que no nos representa

Por Emir Sader. 22 de sep­tiem­bre de 2021.

Fue a la ONU a reafir­mar que hizo de Bra­sil un país paria en el mun­do y que él, oscu­ran­tis­ta, nie­ga la cien­cia, las vacu­nas y las orga­ni­za­cio­nes de salud pública.

Mos­tró con orgu­llo que no había sido vacu­na­do. Fue repu­dia­do, recha­za­do y ridi­cu­li­za­do por mani­fes­ta­cio­nes públi­cas, por los medios de comu­ni­ca­ción y por las pro­pias Nacio­nes Unidas.

Ver­güen­za

La ima­gen de Bra­sil en el mun­do nun­ca ha esta­do tan degra­da­da. Un pre­si­den­te de men­ta­li­dad de paria en el mun­do, ale­gan­do esta situa­ción de la peor mane­ra posi­ble, se expu­so al mun­do y expu­so al país a la peor ver­güen­za que jamás había experimentado.

Dejó a Bra­sil con una pan­di­lla de des­ca­li­fi­ca­dos para mos­trar con orgu­llo su nega­cio­nis­mo. Tra­ta las medi­das de pro­tec­ción con acti­tu­des desa­fian­tes. Desa­fía la cien­cia, las vacu­nas, las polí­ti­cas para pro­te­ger la salud de las personas.

Apro­ve­chó el pri­vi­le­gio de Bra­sil de ser el país que pro­nun­ció el pri­mer dis­cur­so en la Asam­blea Gene­ral, para mos­trar cómo no res­pe­ta todos los pro­to­co­los inter­na­cio­na­les, cómo come­te a dia­rio deli­tos de res­pon­sa­bi­li­dad, cómo vio­la todas las con­duc­tas de dig­ni­dad liga­das a un pues­to como el que él ocu­pa.

Frau­du­len­to

Lle­gó a la pre­si­den­cia de mane­ra frau­du­len­ta, con la deten­ción e impe­di­men­to de ser can­di­da­to de Lula, quien hubie­ra gana­do las elec­cio­nes en la pri­me­ra vuel­ta. Lle­gó a la pre­si­den­cia con frau­des, con mani­pu­la­cio­nes de los medios y vio­la­cio­nes de las nor­mas de la cam­pa­ña elec­to­ral. Fue ele­gi­do frau­du­len­ta­men­te, es un pre­si­den­te frau­du­len­to que no nos representa.

La gran mayo­ría de los bra­si­le­ños, 94 por cien­to según las encues­tas, quie­re vacu­nar­se: una derro­ta devas­ta­do­ra para Bol­so­na­ro. Fue a la ONU sin vacu­nar­se, por lo que repre­sen­ta a una peque­ña mino­ría de bra­si­le­ños. Los bra­si­le­ños no acep­tan que Bra­sil sea un paria en el mun­do, siguen orgu­llo­sos del país que ha sido, con Lula, un refe­ren­te en el mun­do. Bol­so­na­ro habló en su pro­pio nom­bre y no en nom­bre de la gran mayo­ría de brasileños.

Por lo tan­to, no tenía dere­cho a uti­li­zar el espa­cio reser­va­do para Bra­sil para expre­sar sus estu­pi­de­ces en nom­bre del país. No nos repre­sen­ta, es recha­za­do por la gran mayo­ría de bra­si­le­ños que no creen en lo que dice. Enton­ces no creen lo que dijo en la Asam­blea Gene­ral de la ONU.

Irre­le­van­te

Ni él pue­de sen­tir­se repre­sen­ta­do en sus pala­bras. Pin­tó un Bra­sil que no exis­te, a dife­ren­cia del Bra­sil real. Bas­te decir que afir­mó que se recu­pe­ró la cre­di­bi­li­dad inter­na­cio­nal, para ver el nivel de men­ti­ras que expresó.

Y cuan­do hace afir­ma­cio­nes en las que no cree, asu­mien­do que pue­de enga­ñar a la gen­te, que­da como un far­san­te, por­que ha hecho muchas pro­me­sas en éste y otros esce­na­rios inter­na­cio­na­les y nun­ca cum­plió. Son pala­bras tor­pes y vacías.

Se vuel­ve aún más peque­ño de lo que era, por­que duran­te su via­je, el repu­dio mun­dial que sufre el país en su figu­ra solo ha aumen­ta­do. Su ima­gen y el car­go que osten­ta son cada vez mas chi­cos e irrelevantes.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *