Méxi­co. Ruti­lio Escan­don Cade­nas y su polí­ti­ca de para­mi­li­ta­ris­mo: el caso de los petules

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 21 de sep­tiem­bre de 2021.

El gru­po para­mi­li­tar los petu­les – ORCAO que ope­ran en la región de Oco­sin­go man­tie­nen agre­sio­nes en con­tra de comu­ni­da­des orga­ni­za­das, entre ellas, El Carri­zal y Rio Flo­ri­do, inte­gran­tes del Fren­te Nacio­nal de Lucha por el Socia­lis­mo (FNLS).

El actuar del gru­po para­mi­li­tar los petu­les es res­pon­sa­bi­li­dad del gobierno chia­pa­ne­co por­que es éste quien se encar­ga de finan­ciar­los, per­tre­char­los y pro­te­ger­los, tam­bién es res­pon­sa­bi­li­dad del gobierno fede­ral por omisión.

La polí­ti­ca del gobierno chia­pa­ne­co es la repre­sión y el come­ti­do de gra­ves vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos en con­tra de lucha­do­res socia­les, acti­vis­tas, comu­ni­da­des orga­ni­za­das y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, la cifra de pre­sos polí­ti­cos, ase­si­na­dos a mano de para­mi­li­ta­res, eje­cu­ta­dos extra­ju­di­cial­men­te, des­pla­za­dos de mane­ra for­za­da lo comprueban.

En este con­tex­to hemos denun­cia­do repe­ti­das oca­sio­nes que el gru­po para­mi­li­tar los petue­les ha agu­di­za­do sus agre­sio­nes en con­tra de nues­tras comu­ni­da­des en la región de Oco­sin­go, en este año por ejem­plo, el ase­si­na­to polí­ti­co con­tra un com­pa­ñe­ro en febre­ro en el eji­do El Carri­zal, el incen­dio que pro­vo­ca­ron en el bos­que y las tie­rras de cul­ti­vo que se encuen­tran en la comu­ni­dad El Carri­zal, ade­más de ello, los dis­pa­ros cons­tan­tes que rea­li­zan en direc­ción a los pobla­dos de Rio Flo­ri­do y El Carrizal.

En el año 2020 los petu­les retu­vie­ron en su cam­pa­men­to para­mi­li­tar a tres com­pa­ñe­ros (https://​www​.jor​na​da​.com​.mx/​2​0​2​0​/​0​6​/​1​3​/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​0​1​6​n​2​pol), ahí fue­ron tor­tu­ra­dos y ame­na­za­dos con ase­si­nar­los, debi­do a la pro­tes­ta y las accio­nes urgen­tes rea­li­za­das por orga­nis­mos inter­na­cio­na­les y nacio­na­les de dere­cho huma­nos, nues­tros com­pa­ñe­ros Car­los López Gómez, Ange­li­na Sán­tiz López y Enri­que Arman­do Herre­ra Jimé­nez fue­ron libe­ra­dos. Todas estas agre­sio­nes se suman a los crí­me­nes come­ti­dos en sexe­nios pasados.

Los que inte­gran el gru­po para­mi­li­tar los petu­les se jac­tan de ser apa­dri­na­dos por el gobierno chia­pa­ne­co, se toman foto­gra­fías con armas y hacen alar­de de que son into­ca­bles por­que la actual admi­nis­tra­ción los pro­te­ge y les dota de arma­men­to y muni­cio­nes en gran­des can­ti­da­des. Dichas expre­sio­nes de los para­mi­li­ta­res es real en tan­to que a pesar de que las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia tie­nen cono­ci­mien­to de sus crí­me­nes, nada hacen para inves­ti­gar­los y cas­ti­gar­los, por el con­tra­rio, son pro­te­gi­dos con el man­to de la impunidad.

Diver­sos son los gru­pos para­mi­li­ta­res en la enti­dad, mas visi­ble son los petue­les, la Alian­za San Bar­to­lo­mé de los lla­nos que ope­ran en Oco­sin­go y Venus­tiano Carran­za res­pec­ti­va­men­te, estos gru­pos se encar­gan de hacer el tra­ba­jo sucio del Esta­do, de ase­si­nar a quie­nes defien­den el dere­cho a la tie­rra, a hos­ti­gar a comu­ni­da­des que se orga­ni­zan de mane­ra inde­pen­dien­te, por ello, el para­mi­li­ta­res es obra y polí­ti­ca del gobierno esta­tal que bus­ca con ello espar­cir la vio­len­cia y dete­ner de esta for­ma la orga­ni­za­ción en las comu­ni­da­des indí­ge­nas y cam­pe­si­nas; este es el ver­da­de­ro ros­tro de la 4T en Chiapas.

El eje­cu­ti­vo fede­ral por su par­te ha sido omi­so ante las denun­cias cons­tan­tes de las víc­ti­mas y sus fami­lia­res, en octu­bre del año pasa­do a la Secre­ta­ría de Gober­na­ción (SEGOB) le hici­mos entre­ga de un escri­to con el his­to­rial de agre­sio­nes que ha hecho el gru­po para­mi­li­tar los petu­les en con­tra de nues­tra organización.

Los fun­cio­na­rios de la ins­ti­tu­ción fede­ral que reci­bie­ron dicho docu­men­to se com­pro­me­tie­ron a rea­li­zar accio­nes enca­mi­na­das a inves­ti­gar a este gru­po para­mi­li­tar, sin embar­go, a un año de haber­se hecho esos com­pro­mi­sos la SEGOB no ha cum­pli­do nin­guno de ellos.

Esta acti­tud del gobierno fede­ral repre­sen­ta corres­pon­sa­bi­li­dad en el esce­na­rio de vio­len­cia en Chia­pas, por su inac­ción y omi­sión ante las inocul­ta­bles prue­bas de la exis­ten­cia del para­mi­li­ta­ris­mo. La con­se­cuen­cia direc­ta de las deci­sio­nes del eje­cu­ti­vo fede­ral y del gobierno esta­tal se tra­du­ce en más víc­ti­mas de gra­ves vio­la­cio­nes a los dere­chos humanos.

Todo dis­cur­so del actual gobierno en rela­ción a la vio­len­cia, dere­chos huma­nos no tie­nen fun­da­men­to por­que bus­ca ocul­tar una reali­dad inne­ga­ble, el “res­pe­to a los dere­chos huma­nos” “la jus­ti­cia” obli­ga­to­ria­men­te tie­ne que pasar por la des­ar­ti­cu­la­ción de los gru­pos para­mi­li­ta­res, y el jui­cio y cas­ti­go a los res­pon­sa­bles mate­ria­les e inte­lec­tua­les de los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, mien­tras esto no se obje­ti­ve, la retó­ri­ca ofi­cial será dema­go­gia pura.

Mien­tras la vio­len­cia per­sis­ta, mien­tras los pre­sos polí­ti­cos sigan encar­ce­la­dos injus­ta­men­te hay razo­nes para la denun­cia y la pro­tes­ta, nece­si­dad polí­ti­ca que con­vo­ca a todas las víc­ti­mas y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res a man­te­ner las ban­de­ras de lucha por jus­ti­cia, liber­tad a los pre­sos polí­ti­cos y pre­sen­ta­ción con vida de los dete­ni­dos desaparecidos.

¡Alto a la represión!

¡Des­ar­ti­cu­la­ción del gru­po par­mi­li­tar Los petu­les ORCAO!

¡Por la uni­dad obre­ro, cam­pe­sino, indí­ge­na y popular!

Fuen­te: Rebelión.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *