Méxi­co. Madres de des­apa­re­ci­dos coin­ci­den: no hay nada que celebrar

Anto­nio Heras, Eiri­net Gómez, Raúl Roble­do y Rubi­ce­la More­los /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de mayo de 2021

No hay nada que cele­brar en este día, fue en lo que coin­ci­die­ron madres de des­apa­re­ci­dos este 10 de mayo, en diver­sas pro­tes­tas en varios esta­dos de la República.

Uno de los gru­pos que se mani­fes­tó fue­ron las inte­gran­tes del colec­ti­vo Madres Uni­das y Fuer­tes, quie­nes exi­gie­ron a la Fis­ca­lía Gene­ral del Esta­do de Baja Cali­for­nia que reali­ce inves­ti­ga­cio­nes para escla­re­cer la des­apa­ri­ción de sus hijos.

Ver las imágenes de origen

Las mani­fes­tan­tes se ubi­ca­ron en la expla­na­da de los Tres Pode­res, del Cen­tro Cívi­co de Mexi­ca­li, en bus­ca de res­pues­tas por par­te de las ins­tan­cias inves­ti­ga­do­ras y del pro­pio gobierno estatal.

En Baja Cali­for­nia son varios los colec­ti­vos de bús­que­da de fami­lia­res que fue­ron víc­ti­mas de des­apa­ri­ción for­za­da, inte­gra­dos la mayo­ría de mujeres.

Una de las incon­for­mes por­tó en su blu­sa el nom­bre de su hija, Arce­lia Cha­mil Pérez Gutié­rrez, de 37 años de edad y madre de fami­lia, des­apa­re­ci­da des­de el 19 de octu­bre de 2020.

Ese día, Arce­lia salió de su casa en su vehícu­lo, en la calle Danu­bio, del frac­cio­na­mien­to Soli­da­ri­dad Virre­yes, y des­de enton­ces no han vuel­to a saber nada de ella. La FGE emi­tió una aler­ta sin resul­ta­dos y sin avan­ces en la inves­ti­ga­ción para su familia.

Son cer­ca de dos mil his­to­rias de muje­res y hom­bres, muchos resi­den­tes de Mexi­ca­li, que des­apa­re­cie­ron de sus hoga­res. Aún los esperan.

VIDEO: “Nada que cele­brar”: madres de per­so­nas des­apa­re­ci­das rea­li­zan accio­nes en la CDMX y Gua­da­la­ja­ra.

En Mon­te­rrey, Nue­vo León, se man­tie­ne la mis­ma sen­ten­cia: «Sin nada que cele­brar en este 10 de mayo»y reafir­ma­ron su pos­tu­ra, “miles de madres en Nue­vo León y en Méxi­co no tene­mos nada que cele­brar, nos arre­ba­ta­ron a nues­tros hijos e hijas y segui­mos pre­gun­tan­do ¿dón­de están?».

La orga­ni­za­ción Fuer­zas Uni­das por Nues­tros Des­apa­re­ci­dos en Nue­vo León (FUNDENL), afir­mó que hace 10 años, jun­to con fami­lia­res y colec­ti­vos de Coahui­la, Chihuahua y Cen­troa­mé­ri­ca, unie­ron dolo­res y dig­na rabia para con­vo­car a una mar­cha en la Ciu­dad de Méxi­co, la deno­mi­na­da “Mar­cha de la Dig­ni­dad Nacio­nal, Madres Bus­can­do a sus Hijos e Hijas, Ver­dad y Justicia”.

Las fra­ses que se repi­ten en las mar­chas son recla­mos a las auto­ri­da­des que, afir­man, han sido omi­sas con las inves­ti­ga­cio­nes: “Pre­si­den­tes, gober­na­do­res, alcal­des, pro­cu­ra­do­res de Jus­ti­cia, comi­sio­na­dos de bús­que­da han pasa­do de pues­to en pues­to. ¿Y nues­tros desaparecidos?”.

Mani­fes­tan­tes y orga­ni­za­cio­nes reite­ran a las fami­lias de des­apa­re­ci­dos que más de 85 mil hoga­res en Méxi­co están espe­ran­do cada día para ver regre­sar a sus seres que­ri­dos a casa. Esa es su prin­ci­pal exigencia.

En Vera­cruz, incon­for­mes acu­sa­ron que el ayun­ta­mien­to de Xala­pa, enca­be­za­do por Hipó­li­to Rodrí­guez, y la Fis­ca­lía Gene­ral que diri­ge Veró­ni­ca Her­nán­dez, tie­nen un con­tu­ber­nio para no dar a cono­cer “el cochi­ne­ro que tie­nen” en la fosa común de Palo Verde.

María Ele­na Gutié­rrez, quien bus­ca a su sobrino Rafael Espi­no­sa, des­apa­re­ci­do en agos­to de 2013, decla­ró: “Cuan­do (Hipó­li­to Rodrí­guez) ini­ció su admi­nis­tra­ción, el pre­si­den­te muni­ci­pal vino aquí con noso­tros, le diji­mos que aquí había fosas clan­des­ti­nas, y se que­dó con el com­pro­mi­so de venir a exhu­mar con la FGE, y aho­ra ya ni nos pela”.

En sep­tiem­bre del 2016, las dili­gen­cias para loca­li­zar los res­tos de Gem­ma Mávil, des­apa­re­ci­da en mayo de 2011, puso al des­cu­bier­to la exis­ten­cia de una fosa común en el pan­teón Palo Ver­de, en Xala­pa, don­de la Pro­cu­ra­du­ría Gene­ral de Jus­ti­cia del Esta­do depo­si­tó 114 cuer­pos sin cum­plir con los pro­to­co­los de inhu­ma­ción e iden­ti­fi­ca­ción esta­ble­ci­dos en la ley.

Duran­te la pro­tes­ta rea­li­za­da en el con­tex­to del Día de las Madres, inte­gran­tes del Colec­ti­vo Bus­can­do a Nues­tros Des­apa­re­ci­dos y Des­apa­re­ci­dos Xala­pa colo­ca­ron una man­ta en la entra­da del pan­teón Palo Ver­de: “¡En este pan­teón hay fosas clandestinas!”.

María Ele­na dijo que ade­más de Hipó­li­to Rodrí­guez, la Fis­ca­lía a car­go de Veró­ni­ca Her­nán­dez Guia­dáns tam­bién ha sido omi­sa ante la peti­ción de orde­nar el pan­teón. Expli­có que la exhu­ma­ción de Gem­ma Mávil puso en evi­den­cia el des­or­den con que se depo­si­tan los cuer­pos en la fosa común de la Fis­ca­lía, que se encuen­tra en este sitio.

“Sabe­mos que es un tira­de­ro de cuer­pos, aquí se inhu­man cuer­pos de peri­cia­les sin datos, sin foto­gra­fías, sin des­crip­ción de cómo esta­ba el cuer­po cuan­do fue levan­ta­do, cuan­do la ley dice que todos los res­tos en fosa común deben tener todos esos datos des­agre­ga­dos, y eso no exis­te en Periciales”.

Duran­te la pro­tes­ta, tam­bién hicie­ron un recla­mo a la Comi­sión Esta­tal de Bús­que­da, a car­go de Bren­da Cerón, que a dos años de asu­mir el car­go no ha loca­li­za­do a nin­gu­na per­so­na des­apa­re­ci­da de este colectivo.

En Cuer­na­va­ca, More­los, madres de des­apa­re­ci­dos mar­cha­ron por las prin­ci­pa­les calles de la capi­tal del esta­do para exi­gir­le a la Fis­ca­lía Gene­ral del Esta­do, que loca­li­cen a sus hijos.

La mar­cha par­tió des­de la ave­ni­da Emi­liano Zapa­ta, a la altu­ra de la Fis­ca­lía, cami­na­ron rum­bo al cen­tro de la ciu­dad, en don­de rea­li­za­ron un mitin en la ofren­da flo­ral de las víc­ti­mas de la vio­len­cia, que está en las puer­tas del pala­cio del estado.

“La exi­gen­cia es la loca­li­za­ción de nues­tras hijas e hijos, gobier­nos van y vie­nen, y no los encuen­tra. Hoy, 10 de mayo, noso­tras no tene­mos nada que cele­brar, sali­mos a mar­char para visi­bi­li­zar la pro­ble­má­ti­ca y para exi­gir­le al gobierno de los tres nive­les que bus­quen y encuen­tren a los 80 mil des­apa­re­ci­dos que hay en todo el país”, dijo Angé­li­ca Rodrí­guez, madre de Viri­dia­na, quien des­apa­re­ció en agos­to del 2012.

FUENTE: La Jornada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *