Perú. La cam­pa­ña elec­to­ral mez­cla macar­tis­mo y cla­sis­mo con­tra Pedro Cas­ti­llo /​El «pro­fe» sigue suman­do apo­yos y hablan­do a mul­ti­tu­des (fotos+videos)

Por Car­los Norie­ga, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de abril de 2021.

Castillo, de sombrero, le habla a la multitud durante un acto en Chiclayo, (Fuente: EFE)
Cas­ti­llo, de som­bre­ro, le habla a la mul­ti­tud duran­te un acto en Chi­cla­yo,. Ima­gen: EFE

En unas elec­cio­nes en las que se jue­ga la con­ti­nui­dad o el cam­bio del mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral, la izquier­da aumen­ta su ven­ta­ja sobre la dere­cha en la dispu­ta por la pre­si­den­cia. El pro­fe­sor rural y diri­gen­te sin­di­calPedro Cas­ti­llo casi dupli­ca en inten­ción de voto a Kei­ko Fuji­mo­ri para las elec­cio­nes del 6 de junio. La dere­cha ha entra­do en deses­pe­ra­ción y redo­bla su cam­pa­ña de mie­do con­tra el pro­fe­sor de 51 años, ajeno a la cla­se polí­ti­ca y con­ver­ti­do en la sor­pre­sa de estas elec­cio­nes. Se demo­ni­za a Cas­ti­llo como “una ame­na­za comu­nis­ta” para tra­tar de hacer dige­ri­ble a Kei­ko, que tie­ne un alto recha­zo, como “el mal menor”. Es una cam­pa­ña que mez­cla macar­tis­mo con racis­mo y cla­sis­mo con­tra el can­di­da­to de ori­gen andino y popu­lar. La cam­pa­ña del mie­do tie­ne amplio res­pal­do mediá­ti­co y en las redes, pero no le está fun­cio­nan­do a la derecha.

Cua­tro encues­ta­do­ras coin­ci­den en dar­le una amplia ven­ta­ja al can­di­da­to que pro­po­ne cam­biar el mode­lo eco­nó­mi­co neo­li­be­ral. En un son­deo del Ins­ti­tu­to de Estu­dios Perua­nos (IEP), publi­ca­do el últi­mo domin­go, Cas­ti­llo obtie­ne un 41,5 por cien­to, mien­tras Kei­ko solo 21,5 por cien­to. Una sema­na antes, en una encues­ta de Ipsos la dife­ren­cia era menor: 42 con­tra 31 por cien­to. Las encues­ta­do­ras Datum y CPI dan 41 con­tra 26 por cien­to y 35,5 con­tra 23,1 por cien­to, res­pec­ti­va­men­te, siem­pre a favor del can­di­da­to de la izquierda.

El mode­lo neo­li­be­ral, impues­to hace tres déca­das por la dic­ta­du­ra de Alber­to Fuji­mo­ri y cuya con­ti­nui­dad defien­de aho­ra su hija Kei­ko, ha pro­fun­di­za­do las inequi­da­des, pre­ca­ri­za­do los dere­chos labo­ra­les, debi­li­ta­do al Esta­do y des­aten­di­do los ser­vi­cios públi­cos, como salud y edu­ca­ción, pro­ble­mas que se han evi­den­cia­do y agu­di­za­do dra­má­ti­ca­men­te con la pan­de­mia del coro­na­vi­rus. En este con­tex­to, ha apa­re­ci­do el pro­fe­sor Cas­ti­llo como una figu­ra nue­va que ofre­ce cam­biar las cosas. Con un dis­cur­so de cam­bio y su extrac­ción popu­lar y andi­na ha logra­do conec­tar con impor­tan­tes sec­to­res de la pobla­ción, espe­cial­men­te en el inte­rior del país.

Del otro lado, Kei­ko se pre­sen­ta como la defen­so­ra de un mode­lo en cri­sis y tie­ne un alto anti­vo­to, que según una recien­te encues­ta es de 55 por cien­to, que se expli­ca por el auto­ri­ta­ris­mo y la corrup­ción del gobierno de su padre, con­de­na­do a 25 años por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad y corrup­ción, régi­men que ella rei­vin­di­ca, pero tam­bién por sus pro­pias accio­nes: está pro­ce­sa­da por lava­do de dine­ro por reci­bir finan­cia­mien­to ocul­to para sus cam­pa­ñas elec­to­ra­les de 2011 y 2016, caso por el cual la fis­ca­lía ha pedi­do 30 años de pri­sión en su con­tra, y en los últi­mos años la mayo­ría par­la­men­ta­ria fuji­mo­ris­ta a sus órde­nes gene­ró una gra­ve cri­sis polí­ti­ca con sus accio­nes obs­truc­cio­nis­tas y des­es­ta­bi­li­za­do­ras, y pro­te­gió a jue­ces, fis­ca­les y polí­ti­cos corrup­tos. Esto le jue­ga en con­tra inclu­so entre los votan­tes que apos­ta­ron por otros can­di­da­tos de la dere­cha en la pri­me­ra vuelta.

Su estra­te­gia, has­ta aho­ra falli­da, para tra­tar de com­pen­sar ese anti­vo­to y ganar el res­pal­do de votan­tes que la recha­zan, pasa por des­acre­di­tar a su rival y meter mie­do a la izquier­da y a los cam­bios en la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca. En eso jue­ga en pared con los gran­des medios. Con un len­gua­je saca­do de la Gue­rra Fría, Kei­ko y quie­nes la apo­yan divi­den al país entre comu­nis­tas y anti­co­mu­nis­tas, y piden votar “con­tra el comu­nis­mo” que dicen repre­sen­ta Cas­ti­llo. Como si fue­ra una masi­va cam­pa­ña macar­tis­ta de los años 50, en las calles han apa­re­ci­do gran­des pane­les publi­ci­ta­rios con men­sa­jes que dicen “Pien­sa en tu futu­ro. No al comu­nis­mo”, “El comu­nis­mo gene­ra mise­ria y pobre­za”, y otros por el estilo.

Se des­ca­li­fi­ca a Cas­ti­llo acu­sán­do­lo de terro­ris­ta, vin­cu­lán­do­lo con Sen­de­ro Lumi­no­so, el gru­po arma­do maoís­ta que en los años 80 y 90 pro­ta­go­ni­zó un con­flic­to arma­do interno, rela­ción que el can­di­da­to nie­ga indig­na­do. Se pin­ta un esce­na­rio terro­rí­fi­co si el can­di­da­to de la izquier­da gana las elec­cio­nes. Se vuel­ve a agi­tar el fan­tas­ma de Hugo Chá­vez para repe­tir como un man­tra que “Cas­ti­llo quie­re con­ver­tir al Perú en otra Venezuela”.

Los que pro­mue­ven a Kei­ko acu­san a Cas­ti­llo de auto­ri­ta­rio, ase­gu­ran que cerra­ría el Con­gre­so, ter­mi­na­ría con la liber­tad de pren­sa y se per­pe­tua­ría en el poder, es decir, todo aque­llo que el fuji­mo­ris­mo hizo cuan­do estu­vo en el gobierno. Decla­ra­cio­nes de algu­nos con­gre­sis­tas elec­tos de Perú Libre, el par­ti­do que pos­tu­la a Cas­ti­llo, hablan­do de un posi­ble cie­rre del Par­la­men­to y el con­trol a los con­te­ni­dos de los medios de comu­ni­ca­ción, abo­nan a favor de esos ata­ques y a las dudas de otros sec­to­res. Cas­ti­llo ha des­au­to­ri­za­do a esos voce­ros y ha recha­za­do sus decla­ra­cio­nes. Desa­fian­do la memo­ria y la inte­li­gen­cia, la dere­cha pre­ten­de colo­car a la can­di­da­ta del par­ti­do que dio un gol­pe y gober­nó auto­ri­ta­ria­men­te como defen­so­ra de la demo­cra­cia y las libertades.

La his­te­ria se ha apo­de­ra­do de las redes socia­les, don­de se refle­ja el mie­do de las cla­ses más aco­mo­da­das al can­di­da­to que les recuer­da las gran­des des­igual­da­des y habla de cam­bio. “Si votas por el comu­nis­mo o votas en blan­co no amas al Perú”, “Si Cas­ti­llo gana te qui­ta­rán tu casa, te qui­ta­rán todo lo que tie­nes”, son algu­nos de los men­sa­jes que abun­dan en las redes. Tam­bién hay mena­jes con lla­ma­dos a los mili­ta­res a dar un gol­pe si el can­di­da­to de la izquier­da gana las elecciones.

La izquier­da que apo­yó la can­di­da­tu­ra de Veró­ni­ka Men­do­za, sex­ta con 7,8 por cien­to, le cues­tio­na a Cas­ti­llo sus pos­tu­ras con­ser­va­do­ras que se opo­nen a las polí­ti­cas de igual­dad de géne­ro y a dere­chos como la lega­li­za­ción del abor­to o el matri­mo­nio igua­li­ta­rio, pero ha sali­do a res­pal­dar­lo seña­lan­do que “expre­sa una volun­tad de cam­bio” y que se le debe cerrar el paso al fuji­mo­ris­mo. Kei­ko ha reci­bi­do el apo­yo del fas­cis­ta Rafael López Alia­ga, ter­ce­ro con 11,7 por cien­to, quien ha dicho que si Cas­ti­llo gana “sal­drá muer­to de Pala­cio de Gobierno”. Otros can­di­da­tos no se han pro­nun­cia­do. Más allá de la pos­tu­ra que adop­ten, la capa­ci­dad de endo­sar votos es muy limitada.

A Kei­ko han sali­do a res­pal­dar­la el exman­da­ta­rio colom­biano Alva­ro Uri­be y otros con­no­ta­dos defen­so­res del neo­li­be­ra­lis­mo y las cau­sas de la dere­cha, como el escri­tor Mario Var­gas Llo­sa

ENTRADA TRIUNFAL DE PEDRO CASTILLO A PUNTA SAL – TUMBES este miér­co­les 28 de abril del 2021 «NO MAS POBRES EN UN PAIS RICO»

Puede ser una imagen de 1 persona, de pie y texto que dice "Castillo priorizará al papero nacional ...no más papa importada del extranjero!"
Puede ser una imagen de niños y texto que dice "PEDRO CASTILLO A SU HIJA, EN EMOTIVA DESPEDIDA: "Vamos a luchar por los niños y rescatar el país" f ¡VAMOS PEDRO VAMOS PUEBLO!"
Puede ser una imagen de de pie, caballo y texto que dice "De poncho y sombreso, Castillo presidente C2Mರ 20F 3 TACURI GERM No Mas Gobiernos Gringos en un pais de Cholos"
Puede ser una imagen de 2 personas y texto que dice "PERÚ POR HASTA LA VICTORIA SIEMPRE! Pedro Castillo"

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *