Pales­ti­na. Elec­cio­nes pales­ti­nas bajo con­trol mili­tar israe­lí: Sig­ni­fi­ca­ti­vo aumen­to repre­si­vo en con­tra de los líde­res y acti­vis­tas socia­les palestinos

Resu­men Medio Orien­te, 16 de mar­zo de 2021-.

Es ilu­sión y auto enga­ño pen­sar que es posi­ble elec­cio­nes libres y demo­crá­ti­cas bajo ocu­pa­ción. Para ase­gu­rar que los resul­ta­dos de las elec­cio­nes pales­ti­nas no expre­sen fiel­men­te los anhe­los liber­ta­rios del pue­blo, Israel ha lan­za­do cam­pa­ñas de des­in­for­ma­ción y una bru­tal per­se­cu­ción y repre­sión en con­tra de los líde­res pales­ti­nos en Cis­jor­da­nia y Jeru­sa­lén ocupada.

Todos los exper­tos en mate­rias elec­to­ra­les y sec­tor impor­tan­te de la socie­dad civil en Pales­ti­na, hemos reite­ra­do que no pue­de haber una ver­da­de­ra demo­cra­cia bajo ocu­pa­ción mili­tar extran­je­ra y un abso­lu­to con­trol de las fuer­zas israe­líes de ocu­pa­ción. Israel no per­mi­ti­rá una elec­ción demo­crá­ti­ca y libre, más aún si los elec­tos no resul­ta­sen de su “agra­do”.

Cabe recor­dar que la mayo­ría de los líde­res pales­ti­nos que no son del agra­do de Israel, han sido ase­si­na­dos o se encuen­tran encar­ce­la­dos bajo bur­das acu­sa­cio­nes lle­va­das a cabo por tri­bu­na­les mili­ta­res israe­líes, inven­ta­dos para juz­gar solo a pales­ti­nos. Y cuan­do no logran idear supues­tas prue­bas para dete­ner a los pales­ti­nos, sim­ple­men­te son dete­ni­dos encar­ce­la­dos bajo el meca­nis­mo de “deten­ción admi­nis­tra­ti­va” que per­mi­te rete­ner y encar­ce­lar a cual­quier pales­tino sin la nece­si­dad de impu­tación alguna.

Fren­te a las anun­cia­das elec­cio­nes pales­ti­nas, Israel solo per­mi­ti­ría per­so­nas afi­nes, ser­vi­les o bien no tan “peli­gro­sas” que resul­ten elec­tas. No obs­tan­te y para ase­gu­rar este obje­ti­vo, las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción están lle­van­do a cabo masi­vas cam­pa­ñas e inter­ven­cio­nes en redes socia­les y una enor­me can­ti­dad de bots o cuen­tas de social­bots, pro­gra­mas infor­má­ti­cos autó­no­mos- para gene­rar con­fu­sión, difun­dir fal­sas noti­cias y comen­ta­rios mali­sio­sos y exa­cer­bar los enfren­ta­mien­tos inter­nos. Tam­bién, se está lle­van­do a cabo una fuer­te cam­pa­ña repre­si­va y bru­tal en con­tra de las orga­ni­za­cio­nes y fuer­zas que son con­si­de­ra­das “peli­gro­sas” para la ocu­pa­ción israelí.

Israel bus­ca con todas sus fuer­zas evi­tar que los resul­ta­dos de las pró­xi­mas elec­cio­nes sean bene­fi­cio­sas para el movi­mien­to liber­ta­rio pales­tino median­te la frag­men­ta­ción de la socie­dad y la crea­ción de un regio­na­lis­mo y sec­ta­ris­mo vacío, for­ta­le­cien­do a quie­nes jue­gan con los ins­tin­tos indi­vi­dua­les, las nece­si­da­des bási­cas y aque­llos sec­to­res fun­da­men­ta­lis­tas que solo logran divi­sio­nes y enfren­ta­mien­tos internos.

Las cifras pro­por­cio­na­das por orga­ni­za­cio­nes que tra­ba­jan el tema de los pri­sio­ne­ros indi­can que, des­de el anun­cio del decre­to elec­to­ral, la ocu­pa­ción ha inten­si­fi­ca­do las cam­pa­ñas de arres­tos con­tra los acti­vis­tas de orga­ni­za­cio­nes, espe­cial­men­te las de la OLP, en todas las zonas de Cis­jor­da­nia. El pri­mer obje­ti­vo fue el Fren­te Popu­lar para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na ‑FPLP‑, el par­ti­do polí­ti­co más rele­van­te de la izquier­da pales­ti­na y de algu­nos líde­res cer­ca­nos a Al Fatah y otros par­ti­dos y movi­mien­tos polí­ti­cos, de mane­ra agre­si­va, bru­tal y sin precedentes.

Los arres­tos se diri­gie­ron a estu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios, líde­res socia­les loca­les, acti­vis­tas de dere­chos huma­nos, acti­vis­tas anti-muro y acti­vis­tas anti-normalización.

A la luz de las cifras, encon­tra­mos que la per­se­cu­ción de acti­vis­tas popu­la­res lle­gó al pun­to de la feroz ven­gan­za; alla­nan­do vivien­das, agre­dien­do a sus mora­do­res, des­tru­yen­do hoga­res e ense­res, con­fis­can­do telé­fo­nos y compu­tado­ras por­tá­ti­les, y dete­nien­do a fami­lia­res para pre­sio­nar a los per­se­gui­dos. Cada noche, la ocu­pa­ción inva­de áreas de la Auto­ri­dad Pales­ti­na a vis­ta y pacien­cia de su apa­ra­to de segu­ri­dad, des­plie­ga pues­tos mili­ta­res de con­trol móvi­les para secues­trar a jóve­nes, y en la mayo­ría de las veces la ocu­pa­ción uti­li­za agen­tes encu­bier­tos que se dis­fra­zan de pales­ti­nos para secues­trar líde­res polí­ti­cos influ­yen­tes y acti­vis­tas res­pe­ta­dos por sus comunidades.

En Jeru­sa­lén ocu­pa­da, la auto­ri­dad mili­tar israe­lí lan­zó una cam­pa­ña bru­tal con­tra los acti­vis­tas loca­les. Las ope­ra­cio­nes afec­ta­ron inclu­si­ve a fun­cio­na­rios de la Auto­ri­dad Pales­ti­na como el caso del gober­na­dor pales­tino de Jeru­sa­lén, acti­vis­tas de dere­chos huma­nos, líde­res socia­les, auto­ri­da­des reli­gio­sas y defen­so­res de Al-Aqsa.

Todo esto con­fir­ma que la his­té­ri­ca cam­pa­ña israe­lí es una ope­ra­ción polí­ti­ca y de segu­ri­dad orga­ni­za­da que tie­ne como obje­ti­vo inter­fe­rir direc­ta­men­te con los resul­ta­dos de las pla­nea­das elec­cio­nes pales­ti­nas y evi­tar que orga­ni­za­cio­nes no “afi­nes” ten­gan éxi­to electoral.

En resu­men, como siem­pre, Israel tra­ba­ja duro y en for­ma pla­ni­fi­ca­da para per­pe­tuar la ocu­pa­ción, la usur­pa­ción de las tie­rras pales­ti­nas y man­te­ner como con­tra­par­te a una Auto­ri­dad Pales­ti­na ser­vil y manejable.

Fuen­te: Corres­pon­sal de Pales​ti​na​Li​bre​.org en Jeru­sa­lén ocupada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.