El capi­tán neo­na­zi que ins­tru­yó a cade­tes del Ejér­ci­to del Aire es jefe de Inte­li­gen­cia de la mejor uni­dad de avio­nes de combate

Entre los mili­ta­res de extre­ma dere­cha que están en acti­vo en las Fuer­zas Arma­das des­ta­ca el capi­tán Anto­nio Mero­ño Jimé­nez por­que no sólo ins­tru­yó a cien­tos de cade­tes duran­te los años que pasó como jefe de escua­dri­lla en la Aca­de­mia Gene­ral del Aire, sino que tras ser con­de­co­ra­do y des­ti­na­do a la impor­tan­te base aérea de Los Lla­nos (Alba­ce­te), fue ascen­di­do a jefe de Inte­li­gen­cia del Ala 14, la mejor uni­dad de caza y ata­que de la Fuer­za Aérea.

Aun­que los nom­bra­mien­tos inter­nos en la uni­dad a la que un mili­tar ha sido des­ti­na­do no salen publi­ca­dos, Públi­co ha podi­do com­pro­bar por diver­sas fuen­tes mili­ta­res y docu­men­ta­les que el capi­tán Mero­ño ejer­ce actual­men­te esa Jefa­tu­ra del Nego­cia­do de Inte­li­gen­cia –ubi­ca­do en la zona de los pilo­tos – , como demues­tra la corres­pon­dien­te entra­da del lis­ta­do tele­fó­ni­co interno del CESTIC (Cen­tro de Sis­te­mas y Tec­no­lo­gías de la Infor­ma­ción y las Comu­ni­ca­cio­nes) del Minis­te­rio de Defen­sa que se repro­du­ce en la ima­gen de más arriba.

Arriba, juramento de miembros de las SS. Abajo, neonazis españoles.
Arri­ba, jura­men­to de miem­bros de las SS. Aba­jo, neo­na­zis espa­ño­les.  Públi­co

En la par­te supe­rior de la ima­gen que enca­be­za este artícu­lo, Públi­co apor­ta una nue­va foto –iné­di­ta has­ta el momen­to– del capi­tán Mero­ño hacien­do el signo del jura­men­to de las SS (Schutzs­taf­fel o Escua­dras de Pro­tec­ción del Ejér­ci­to Nazi) de obe­dien­cia y fide­li­dad a Hitlerrodea­do por inte­gran­tes del gru­po neo­na­zi mur­ciano Lo Nues­tro con los que man­tie­ne una estre­cha rela­ción, como reve­ló este dia­rio.
Aquí repro­du­ci­mos dos fotos que mues­tran ese signo (los tres pri­me­ros dedos de la mano dere­cha exten­di­dos), emplea­do por los mili­ta­res de las SS para pro­nun­ciar su jura­men­to (arri­ba), y aba­jo neo­na­zis espa­ño­les hacien­do ese mis­mo ges­to nazi, con el que se iden­ti­fi­can entre ellos sin tener que alzar el bra­zo en el salu­do fas­cis­ta.

En cuan­to a la foto­gra­fía con la que arran­ca este artícu­lo –una de las que esta­ban en cuen­tas de redes socia­les que ellos han eli­mi­na­do tras la apa­ri­ción de la pri­me­ra exclu­si­va de Públi­co–, a la izquier­da con el pul­gar hacia arri­ba está el neo­na­zi con­vic­to Pedro San­tia­go Esco­bar Hon­ru­bia. Éste fue con­de­na­do en julio de 2009 por la Audien­cia Pro­vin­cial de Madrid a un año de pri­sión y 12 años de inha­bi­li­ta­ción abso­lu­ta por tenen­cia ilí­ci­ta de armas y per­te­nen­cia a la fac­ción espa­ño­la de la orga­ni­za­ción neo­na­zi inter­na­cio­nal Ham­mers­kin, una mul­ti­na­cio­nal del racis­mo fun­da­da en EEUU con “capí­tu­los” en nue­ve paí­ses euro­peos, Cana­dá, Aus­tra­lia y Nue­va Zelan­da. Esa sen­ten­cia fue rati­fi­ca­da en 2012 por el Supre­mo, que­dan­do ile­ga­li­za­da en Espa­ña a par­tir de ese momen­to dicha for­ma­ción neonazi.

Los otros son cama­ra­das neo­na­zis habi­tua­les de las reunio­nes del capi­tán Mero­ño con inte­gran­tes del gru­po mur­ciano –con estruc­tu­ra en Car­ta­ge­na– Lo Nues­tro, ins­pi­ra­do en la orga­ni­za­ción Ham­mers­kin Nation: ‘Mene­ses Mene­si­to’, ‘Gior­gio’ Sán­chez, ‘Toni Car­ta­ge­na’ y Jor­ge ‘Poya­to’, según los alias que ellos siem­pre han emplea­do en las redes sociales.

El 14:88 o cómo mez­clar al Ku Klux Klan con “Heil Hitler”

Meneses Menesito y el capitán Meroño con camiseta 14:88 en julio de 2017.
‘Mene­ses Mene­si­to’ y el capi­tán Mero­ño con cami­se­ta 14:88 en julio de 2014.  Públi­co

La afi­ción del capi­tán Mero­ño por la para­fer­na­lia nazi –como la Cruz de Hie­rro autén­ti­ca, ori­gi­nal de 1939, que se com­pró y lució en 2015– tam­bién le ha lle­va­do a ves­tir la cami­se­ta con el sim­bó­li­co 14:88 de sig­ni­fi­ca­do xenó­fo­bo y hitle­riano. El 14 alu­de a las “14 pala­bras” del eslo­gan racis­ta del diri­gen­te del Ku Klux Klan, David Lane, quien sen­ten­ció: “Debe­mos ase­gu­rar la exis­ten­cia de nues­tro pue­blo y un futu­ro para los niños blan­cos”.
En cuan­to al 88, corres­pon­de a la octa­va letra del alfa­be­to (la H) repe­ti­da en la abre­via­ción “HH”. Es decir, “Heil Hitler. Bajo esta sim­bo­lo­gía numé­ri­ca, la cami­se­ta que luce el capi­tán Mero­ño en la foto de él con su cama­ra­da neo­na­zi ‘Mene­ses Mene­si­to’ que aquí repro­du­ci­mos, tam­bién reza: “Our time will come” (en inglés: “Nues­tro tiem­po llegará”).

El capitán Meroño recibe la Medalla al Mérito Aeronáutico, en junio de 2017.
El capi­tán Mero­ño reci­be la Meda­lla al Méri­to Aero­náu­ti­co, en junio de 2017.  Públi­co

A pesar de que esa ideo­lo­gía era noto­ria y cono­ci­da en círcu­los mili­ta­res –pues­to que Mero­ño par­ti­ci­pa­ba en home­na­jes a la Divi­sión Azul y actos fas­cis­tas– duran­te su eta­pa de Jefe de Escua­dri­lla en la Aca­de­mia Gene­ral del Aire, como ins­truc­tor de cade­tes que se for­ma­ron con él para ser futu­ros ofi­cia­les, el capi­tán reci­bió, en junio de 2017, la Meda­lla al Méri­to Aero­náu­ti­co, de manos de un gene­ral de divi­sión, tal como mues­tra la foto­gra­fía que se repro­du­ce jun­to a estas líneas.
Año y medio des­pués, su labor fue recom­pen­sa­da con el des­tino en la base aérea de Los Lla­nos (Alba­ce­te, su ciu­dad natal), don­de en noviem­bre de 2018 fue nom­bra­do Jefe del Nego­cia­do de Inte­li­gen­cia del Ala 14, “un autén­ti­co cara­me­li­to”, como lo defi­ne para Públi­co un vete­rano mili­tar del Ejér­ci­to del Aire que cono­ce las tareas y pre­rro­ga­ti­vas de ese cargo.

Cazas espa­ño­les patru­llan­do el cie­lo fren­te a Krasny Bor

El jefe de Inte­li­gen­cia de una base mili­tar no diri­ge ope­ra­cio­nes de espio­na­je, sino que debe ela­bo­rar infor­mes sobre las carac­te­rís­ti­cas del enemi­go y las con­di­cio­nes socia­les, sani­ta­rias y polí­ti­cas del terreno en el que se ope­ra y se va a ope­rar. En este caso, la uni­dad de caza y ata­que Ala 14 –dota­da con avio­nes Euro­figh­ter Typhoon (C.16 en nomen­cla­tu­ra mili­tar) de fabri­ca­ción euro­pea con cola­bo­ra­ción espa­ño­la– par­ti­ci­pa en la misión de la OTAN de Poli­cía Aérea del Bál­ti­co, en su des­ta­ca­men­to en Litua­nia (Vil­kas), en la base aérea de Siauliai.

Meroño con el sargento Conesa (arriba) y con el cabo primero Veiga (abajo).
Mero­ño con el sar­gen­to Cone­sa (arri­ba) y con el cabo pri­me­ro Vei­ga (aba­jo).  Públi­co

Iró­ni­ca­men­te, esos caza­bom­bar­de­ros espa­ño­les patru­llan los cie­los sobre el terri­to­rio fron­te­ri­zo con Rusia fren­te al lugar don­de se libró la bata­lla más famo­sa de la Divi­sión Azul: Krasny Bor, don­de la 250ª Divi­sión de Volun­ta­rios Espa­ño­les de la Wehr­macht par­ti­ci­pó en el cer­co del Ejér­ci­to nazi con­tra Lenin­gra­do. Las cami­se­tas con­me­mo­ra­ti­vas de esa bata­lla son ves­ti­men­ta corrien­te de los ultras espa­ño­les y las lucen a menu­do tan­to el pro­pio capi­tán Mero­ño como sus cama­ra­das neo­na­zis mili­ta­res.
En estas dos imá­ge­nes super­pues­tas que repro­du­ci­mos aquí se pue­de ver a Mero­ño jun­to al sar­gen­to Alfon­so López Cone­sa, de la Arma­da (arri­ba), y con el cabo pri­me­ro Héc­tor Vei­ga Gutié­rrez, de Infan­te­ría de Mari­na (aba­jo). La cami­se­ta que lle­van Cone­sa y Mero­ño es de una supues­ta “Uni­ver­si­dad Krasny Bor – est. 1943”, el año de la céle­bre bata­lla de la Divi­sión Azul, a la que en reali­dad pre­ten­de homenajear.

Un neo­na­zi tra­mi­tan­do los pases de segu­ri­dad de la OTAN

La mayor par­te de la tarea que ejer­ce actual­men­te el capi­tán Mero­ño en el Ala 14 de la Fuer­za Aérea se cen­tra en el mane­jo y con­trol de docu­men­ta­ción mili­tar cla­si­fi­ca­da y de infor­ma­ción per­so­nal sen­si­ble de los mili­ta­res que ope­ran en la base de Los Lla­nos, que es tam­bién la sede del TLP (Tac­ti­cal Lea­dership Pro­gram­me), la escue­la de exce­len­cia de la OTAN para pilo­tos y tri­pu­la­cio­nes con­si­de­ra­da el Top Gun de Europa.

De hecho, como jefe del Núcleo S‑2 (Infor­ma­ción) Mero­ño es quien toma las deci­sio­nes sobre la segu­ri­dad del per­so­nal y de las ins­ta­la­cio­nes, y tra­mi­ta las Habi­li­ta­cio­nes Per­so­na­les de Segu­ri­dad (HPS) que auto­ri­zan a mili­ta­res a acce­der a las ins­ta­la­cio­nes de la OTAN.

Esos infor­mes HPS inclu­yen infor­ma­ción per­so­nal reser­va­da y muy deta­lla­da de los intere­sa­dos, y en su decla­ra­ción no sólo deben apor­tar un his­to­rial fami­liar exhaus­ti­vo, así como de sus “pare­jas esta­bles”, inclui­das sus posi­bles “rela­cio­nes o tra­ba­jo con gobier­nos extran­je­ros, o en organizaciones/​programas inter­na­cio­na­les o mul­ti­na­cio­na­les”, e inclu­so las meras estan­cias en otros paí­ses, sino tam­bién los datos com­ple­tos de pro­ge­ni­to­res y con­vi­vien­tes. Asi­mis­mo, tie­nen que indi­car dos per­so­nas de su entorno (dife­ren­tes de las ante­rio­res) que pue­dan dar referencias.

Final­men­te, tie­nen que res­pon­der un “cues­tio­na­rio de segu­ri­dad” –y lue­go remi­tir­lo a un e‑mail del Cen­tro Nacio­nal de Inte­li­gen­cia (CNI)–​, don­de se les pre­gun­ta (como se pue­de ver en la siguien­te repro­duc­ción de su pági­na 5) sobre:

¿Gru­pos radi­ca­les o con­tra el orden constitucional?

Página 5 de la solicitud de Habilitación Personal de Seguridad (HPS) del Ejército.
Pági­na 5 de la soli­ci­tud de Habi­li­ta­ción Per­so­nal de Segu­ri­dad (HPS) del Ejér­ci­to.  Públi­co

1. Exis­ten­cia de algún ante­ce­den­te o pro­ce­so judi­cial, aun­que sea leve y en el pasa­do.
2. Rela­ción con gru­pos radi­ca­les o terro­ris­tas.
3. Rela­ción con per­so­nas de paí­ses que no sean miem­bros de OTAN/​UE o con gobiernos/​servicios de inte­li­gen­cia extran­je­ros.
4. Per­te­nen­cia a orga­ni­za­cio­nes en con­tra del orden cons­ti­tu­cio­nal de Espa­ña o que impi­dan las liber­ta­des y dere­chos de los demás.
5. Exis­ten­cia de difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas o deu­das con la Admi­nis­tra­ción Públi­ca.
6. Con­su­mo de alcohol/​drogas o exis­ten­cia de tras­tor­nos emo­cio­na­les.
7. Aspec­tos sus­cep­ti­bles de ser usa­dos como obje­to de pre­sión.
8. Infrac­ción de nor­mas de segu­ri­dad o del mane­jo de sis­te­mas de infor­ma­ción y comu­ni­ca­ción.
9. Cual­quier aspec­to no con­tem­pla­do y que con­si­de­re que pudie­ra afec­tar a la segu­ri­dad de la infor­ma­ción clasificada.

Solicitud de Habilitación Personal de Seguridad de la Autoridad Nacional para Protección IC.
Soli­ci­tud de Habi­li­ta­ción Per­so­nal de Segu­ri­dad de la Auto­ri­dad Nacio­nal para Pro­tec­ción IC.  Públi­co

Pues bien, el ofi­cial al man­do de ese con­trol espe­cial de segu­ri­dad, en el Ala 14 de la Fuer­za Aérea, resul­ta ser un capi­tán con estre­chos víncu­los con diri­gen­tes y gru­pos neo­na­zis, que ade­más luce emble­mas y ves­ti­men­ta hitle­ria­na, pro­cla­man­do que “nues­tro tiem­po lle­ga­rá”. Y es él quien vigi­la allí que los mili­ta­res espa­ño­les con acce­so a la OTAN no ten­gan “rela­ción con gru­pos radi­ca­les” ni per­te­nez­can a “orga­ni­za­cio­nes en con­tra del orden cons­ti­tu­cio­nal de Espa­ña o que impi­dan las liber­ta­des y dere­chos de los demás”.
El capi­tán Mero­ño es, pues, “el man­do o res­pon­sa­ble de la uni­dad que auto­ri­za la soli­ci­tud” de cada HSP envia­da a los ser­vi­cios secre­tos para su vali­da­ción, y quien reco­mien­da el nivel de acce­so a “secre­to” y “top secret” que se debe con­ce­der a cada uno de los mili­ta­res de la base, como se pue­de ver en esta otra repro­duc­ción del for­mu­la­rio SHPS-100 de la Auto­ri­dad Nacio­nal para la Pro­tec­ción IC.

En resu­men, si las auto­ri­da­des del Minis­te­rio de Defen­sa –o la futu­ra comi­sión de inves­ti­ga­ción del Con­gre­so de los Dipu­tados sobre la exis­ten­cia de núcleos de extre­ma dere­cha en el Ejér­ci­to– soli­ci­ta­sen infor­ma­ción sobre pre­sen­cia de mili­ta­res ultras en el Ala 14 de la Fuer­za Aérea, el ofi­cial que la pro­por­cio­na­ría sería este capi­tán de ideo­lo­gía y acti­vis­mo neo­na­zi.

De momen­to, el capi­tán Mero­ño influ­ye en las deci­sio­nes sobre la con­ce­sión de des­tino a los mili­ta­res que soli­ci­ten ser admi­ti­dos en ese Ala 14 de la Fuer­za Aérea, y Públi­co tie­ne cono­ci­mien­to de que ya ha se ha guia­do por pre­jui­cios per­so­na­les e ideo­ló­gi­cos en ese cometido.

Fuen­te: Público

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.