Argen­ti­na. De la pri­me­ra aper­tu­ra de sesio­nes del Con­gre­so has­ta hoy

Por Mario Wain­feld, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 de febre­ro de 2021. 

Las pro­me­sas cum­pli­das, las que aun espe­ran. El dis­cur­so del pre­si­den­te un año atrás, antes de la pan­de­mia. Las pro­me­sas cum­pli­das: can­je de deu­da, IVE. Los impre­vis­tos que tra­jo la pes­te. Las vacu­na­cio­nes, avan­ces y datos. Las reac­cio­nes ciu­da­da­nas. Los escán­da­los por los pri­vi­le­gios, aquí y allá. Los «estra­té­gi­cos», hablan­do en serio. 

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez abri­rá maña­na las sesio­nes ordi­na­rias del Con­gre­so en un con­tex­to dis­tó­pi­co. Un año atrás, con 80 días de ges­tión, su dis­cur­so de 80 minu­tos no con­tu­vo men­cio­nes a la covid-19. No fue cri­ti­ca­do por­que pocos la tenían en agenda.

El 3 de mar­zo de 2020 se con­fir­mó el pri­mer caso de coro­na­vi­rus en Argen­ti­na. Antes de que lle­ga­ra el oto­ño el pre­si­den­te dis­pu­so el Ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio (ASPO) en todo el país con apo­yo trans­ver­sal de los gober­na­do­res y rotun­do con­sen­so ciu­da­dano. El mun­do cam­bió: en la alo­cu­ción de maña­na la pan­de­mia será tema central.

La catás­tro­fe sani­ta­ria con­vul­sio­nó la eco­no­mía, impac­tó liber­ta­des públi­cas, reglas sobre fron­te­ras nacio­na­les o inter­nas… tan­tos etcé­te­ras. En el año trans­cu­rri­do AF cum­plió dos de sus pro­me­sas iniciáticas.

Se cerró el can­je de deu­da con los acree­do­res pri­va­dos, nego­cian­do con fir­me­za y con­si­guien­do tiem­po de espe­ra, “com­pran­do” gobernabilidad.

La Inte­rrup­ción Volun­ta­ria del Emba­ra­zo (IVE) fue apro­ba­da por el Con­gre­so con­jun­ta­men­te con la Ley de los mil días. El anun­cio con­jun­to moti­vó la mayor ova­ción del lon­ta­nán­ci­co 1M 2020.

Los dos logros se con­cre­ta­ron con mayo­rías supe­rio­res a las espe­ra­bles: entre las aves de rapi­ña de Wall Street y los sena­do­res nacionales.

Otras pro­me­sas se atran­can a medio camino como la Refor­ma Judi­cial fre­na­da por la corre­la­ción de fuer­zas en Diputados.

El Con­se­jo Eco­nó­mi­co Social tar­dó en poner­se en mar­cha, recién arran­ca por decre­to y no por ley.

Las siglas IFE y ATP, que expli­can gran par­te de la inver­sión social de 2020, no sig­ni­fi­ca­ban nada.

El Apor­te soli­da­rio y extra­or­di­na­rio a las gran­des for­tu­nas, una medi­da enco­mia­ble pre­ce­di­da de deba­tes inter­nos en el Fren­te de Todos, esca­pa­ba a cual­quier radar. Será uno de los fac­to­res para refor­zar las arcas esta­ta­les, un ejem­plo de impues­to pro­gre­si­vo. Los mul­ti­mi­llo­na­rios más mul­ti­mi­llo­na­rios lo resis­ten: habrá que ver cuán­tos judi­cia­li­zan su rebel­día por nom­brar así a la insolidaridad.

AF anun­ció el Con­se­jo de Juris­tas. Duran­te meses la opo­si­ción lo rebau­ti­zó “Comi­sión Beral­di” y vati­ci­nó que se venía la amplia­ción del núme­ro de miem­bros de la Cor­te Supre­ma. Era men­ti­ra des­de el vamos, tuvo gene­ro­sa reso­nan­cia mediá­ti­ca. No podía ocu­rrir con la com­po­si­ción del Con­gre­so. No ocu­rrió. Una de tan­tas polé­mi­cas que pro­du­jo movi­li­za­cio­nes cam­bie­mi­tas entre­ve­ra­da con la cano­ni­za­ción de los jue­ces Bru­glia y Ber­tuz­zi cuyos nom­bres (empe­ro) no figu­ra­rán en los manua­les de his­to­ria futuros.

Donald Trump era favo­ri­to para con­se­guir la reelec­ción pre­si­den­cial en Esta­dos Uni­dos. Supo­ner que el MAS recu­pe­ra­ría el gobierno en Boli­via sin el expre­si­den­te Evo Mora­les como can­di­da­to pare­cía una quimera.

**

Oja­lá que sea úni­ca: La sesión será extra­ña, con núme­ro res­trin­gi­do de legis­la­do­res y asis­ten­tes. Muches lo harán en modo remo­to. Los jue­ces de la Cor­te, por ejem­plo, armo­ni­zan­do con su idiosincrasia.

La fla­man­te minis­tra de Salud, Car­la Viz­zot­ti, no esta­rá por­que se le diag­nos­ti­có covid. No se vacu­nó, lo que apor­ta a las polé­mi­cas sobre el per­so­nal estra­té­gi­co. En esta colum­na, la sema­na pasa­da, afir­ma­mos que el pre­si­den­te hizo bien al pedir la renun­cia del ex minis­tro Ginés Gon­zá­lez Gar­cía. Y augu­ra­mos una llu­via de agre­sio­nes, fake news y fal­tas de res­pe­to a Viz­zot­ti. Nos que­da­mos cor­tos: hubo algu­na soez que rom­pió todas las marcas.

Subis­te el deba­te per­ti­nen­te acer­ca del per­so­nal estra­té­gi­co, fun­cio­na­rios en par­ti­cu­lar. El perio­dis­ta Pablo Este­ban comen­tó en un repor­ta­je emi­ti­do por Radio Nacio­nal AM 870 que en casi nin­gún país se legis­ló al res­pec­to. Cada Eje­cu­ti­vo arbi­tró cri­te­rios hacien­do camino al andar, en las pro­vin­cias argen­ti­nas y en otras nacio­nes. La pes­te cau­sa incer­ti­dum­bres y nove­da­des, hay que salir­les al cru­ce. El Gobierno fijó cri­te­rios ahora.

Lo sen­sa­to, opi­na este cro­nis­ta, es que se vacu­nen pro­ta­go­nis­tas que deben alter­nar con muchas per­so­nas, via­jar en ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes. Los minis­tros Mar­tín Guz­mán o Feli­pe Solá por citar ejem­plos obvios, para nada úni­cos. Tam­bién deben cui­dar­se fun­cio­na­rios de su entorno cer­cano. Las bur­bu­jas tie­nen que aco­tar­se con­ci­lian­do la nece­si­dad públi­ca con la sen­sa­tez para no expan­dir­la dema­sia­do y herir sen­si­bi­li­da­des ciu­da­da­nas. Equi­li­brio tan com­pli­ca­do como necesario.

En la coyun­tu­ra autóc­to­na fue valio­so que se vacu­na­ran el pre­si­den­te, la vice­pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner y el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof para salir al cru­ce de las denun­cias pena­les por enve­ne­na­mien­to pro­pa­la­das por la ex dipu­tada Eli­sa Carrió. Calum­nias en sen­ti­do jurí­di­co estric­to: atri­bu­ción fal­sa de un deli­to. Refe­ren­cia omi­ti­da por casi toda la cohor­te de fis­ca­les auto designados,

La movi­da de AF, CFK y AK cau­só el efec­to espe­ra­do. Sin con­fiar en las encues­tas fuga­ces de opi­nión (el cro­nis­ta es ateo de ese Dios) las imá­ge­nes cos­tum­bris­tas de gen­te común vacu­nán­do­se com­prue­ban que lo hacen con ganas y has­ta con ale­gría. Las fami­lias y amis­ta­des cele­bran, bas­ta reco­rrer redes socia­les. A medi­da que crez­ca la can­ti­dad de ino­cu­la­cio­nes, si todes empe­za­mos a tener seres que­ri­dos en la lis­ta, los anti­va­cu­nas per­de­rán adeptos.

La cuen­ta de Twit­ter @CuantasVacunas infor­ma cifras ofi­cia­les. Has­ta el 26 de febre­ro se acer­ca­ban al millón entre pri­me­ras y segun­das dosis. El 1,53 por cien­to de la pobla­ción total.

La lle­ga­da de un millón de vacu­nas Sinopharm, los lotes tam­bién millo­na­rios que irán arri­ban­do de Sput­nik V, de Astra­Ze­ne­ca (sin ago­tar la nómi­na) poten­cia­rán la cober­tu­ra y ele­va­rán los porcentuales.

Quien quie­ra munir­se de datos sobre repar­to en las pro­vin­cias y por­cen­ta­jes de apli­ca­ción pue­de acu­dir a @SantiOlsze, la cuen­ta de San­ti Ols­ze­vic­ki. En gene­ral lo hacen a buen rit­mo, con dis­pa­ri­da­des. Es intere­san­te ape­lar a datos cer­te­ros en medio de tan­to pala­bre­río e indig­na­cio­nes tari­fa­das cuan­do no pautadas.

La con­ta­gio­sa pro­pen­sión de perio­dis­tas a pedir renun­cias a gra­nel, aca­so ima­gi­nan­do un Mar­tín Fie­rro en el hori­zon­te, suma un signo de épo­ca. La caza de bru­jas pasa a ser un depor­te de verano. El Gobierno pres­cin­dió de un gran minis­tro. No hay tan­tos (¿no hay?) pre­ce­den­tes com­pa­ra­bles en la eta­pa demo­crá­ti­ca. El macris­mo con­cre­tó una con­duc­ta dia­me­tral­men­te opues­ta duran­te su man­da­to. Hoy en día exhi­be otros flan­cos débi­les, dig­nos de un párra­fo especial.

**

Párra­fo espe­cial sobre otros pri­vi­le­gios: Ginés y el perio­dis­ta Hora­cio Ver­bitsky están en la mira públi­ca, expre­sa­ron su posi­ción, reci­ben san­cio­nes, repro­ches o adhe­sio­nes varia­das. Cons­tru­ye­ron repu­tación duran­te déca­das, come­tie­ron un error gra­ve, que­da­ron en la pico­ta pública.

Fus­ti­gar los pri­vi­le­gios impo­ne una mira­da más amplia que el pri­mer escán­da­lo. En la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires (CABA) se imple­men­tan dis­tin­tos meca­nis­mos de pri­vi­le­gio. No ile­ga­les, tal vez, aun­que sí repu­dia­bles. La pri­ma­cía otor­ga­da a pres­ta­do­ras de salud pri­va­das es inequi­ta­ti­va, cla­sis­ta en ten­den­cia. Cober­tu­ra de cien por cien­to para sus clien­tes o afi­lia­dos mayo­res de 80 años. En detri­men­to de las per­so­nas comu­nes de ese colec­ti­vo y del PAMI. Esta últi­ma omi­sión comien­za a repa­rar­se, la noti­cia está en desa­rro­llo, vere­mos cómo fun­cio­na. Oja­lá que bien y equi­ta­ti­va­men­te… nadie desea otra cosa.

El ses­go pri­va­tis­ta de Larre­ta se paten­ti­zó en el vacu­na­to­rio de River. Pro­fe­sio­na­les de la salud que tra­ba­jan remo­to (muchos en acti­vi­dad pri­va­da) fue­ron pri­vi­le­gia­dos ante labu­ran­tes del sec­tor públi­co, inclu­yen­do los de aten­ción pri­ma­ria. De nue­vo: podrá ser legal, es anti ético.

En 2020 AF cele­bró en el recin­to la fir­ma de la Pari­ta­ria Nacio­nal Docen­te. Maña­na ten­drá opor­tu­ni­dad de ensal­zar la cerra­da ante­ayer y pro­me­ter medi­das para repa­rar des­igual­da­des entre pibes y pibas acen­tua­das duran­te el 2020. El regre­so pau­la­tino y cui­da­do a las aulas cons­ti­tu­ye un desa­fío pri­mor­dial del pre­sen­te que nadie intuía en el pasa­do cer­cano. Los méri­tos de los docen­tes, sus sacri­fi­cios, nece­si­tan un espal­da­ra­zo ofi­cial, en los hechos y tam­bién en el uso de la palabra.

El Gobierno pro­po­ne como obje­ti­vo de este año que los sala­rios le ganen a la infla­ción, un pro­pó­si­to que le vie­ne cos­tan­do. En par­te por la pan­de­mia, en par­te por la nega­ti­va de las gran­des empresas.

**

Las mal­for­ma­cio­nes de pre­cios: Alber­to Fer­nán­dez leyó el dis­cur­so que des­ar­chi­va­mos. Habló en tono pau­sa­do, con­tro­lan­do estri­den­cias. La mayor dia­tri­ba cayó sobre los for­ma­do­res de pre­cios de pro­duc­tos bási­cos a quie­nes acu­só de remar­car pre­ven­ti­va­men­te. El con­flic­to sigue en pie.

La dere­cha eco­nó­mi­ca eli­gió como rival al ofi­cia­lis­mo, mili­ta con Jun­tos por el Cam­bio. Es su dere­cho. La adhe­sión a los gran­des acree­do­res exter­nos y el hos­ti­ga­mien­to a Guz­mán jus­ti­fi­can una valo­ra­ción más seve­ra: lin­dó con lo anti patriótico.

Las manio­bras PRO deva­lua­ción com­bi­na­ban afán de lucro y de hacer zozo­brar al gobierno. Toda lec­tu­ra de ese uni­ver­so tim­be­ro es pre­ca­ria. Con esta sal­ve­dad, apun­te­mos que la ofen­si­va pare­ce haber sido con­tro­la­da. Hoy en día, Argen­ti­na ofre­ce una nove­do­sa sin­gu­la­ri­dad finan­cie­ra; el dólar ile­gal (apo­da­do “blue”) vale menos que el ven­den los ban­cos legal­men­te a los «aho­rris­tas». La recau­da­ción pro­gre­sa, en bue­na dosis mer­ced a los ingre­sos por reten­cio­nes. La coti­za­ción inter­na­cio­nal de la soja da una mano. En la Casa Rosa­da y zonas de influen­cia se con­fía en que los rica­cho­nes ven­de­rán divi­sas para pagar el Apor­te Soli­da­rio. Y que el blan­queo con­ce­di­do para fomen­tar la cons­truc­ción apor­ta­rá una millo­na­da intere­san­te. Habrá que ver, sos­te­nien­do la dis­cu­sión sobre la mora­li­dad de los blanqueos.

Como apén­di­ce, entre parén­te­sis (¿no fue un pri­vi­le­gio odio­so el con­ce­di­do por el ex pre­si­den­te Mau­ri­cio Macri para su fami­glia? No se pedían tan­tas renun­cias antaño).

Con­tro­lar la infla­ción, redu­cir­la gra­dual y fir­me­men­te sigue sien­do una deu­da de este gobierno, una de las cla­ves para su porvenir.

**

La dere­cha calle­je­ra: Una dere­cha intra­ta­ble domi­na toda­vía la región y bue­na par­te de Euro­pa. Su capí­tu­lo argen­tino inten­tó noquear a Fer­nán­dez des­de el pri­mer día. Se mani­fes­tó con­tra “todo”: des­de accio­nes con­cre­tas has­ta fan­ta­sías inven­ta­das como la amplia­ción de la Cor­te. Aho­ra cuen­ta con un escán­da­lo real, inten­ta hacer­se fuer­te, sin mirar­se al espejo.

Las elec­cio­nes de medio tér­mino pue­den ser un ter­mó­me­tro. Fue­ron difí­ci­les para el kirch­ne­ris­mo que no gana una des­de 2005. Un pun­to a su favor: por pri­me­ra vez des­de 2001 el pero­nis­mo con­cu­rri­rá uni­do a la competencia.

Per­dón por una auto refe­ren­cia; la bola de cris­tal del cro­nis­ta no fun­cio­na bien, está len­ta y empa­ña­da. Pre­de­cir resul­ta­dos para den­tro de unos meses le es pro­ble­má­ti­co. Por ahí, inter­pre­ta el autor de estas líneas, “la gen­te” vota­rá miran­do su mun­do cer­cano: el tra­ba­jo, los ingre­sos, la salud, el pibe­río en las escue­las. Con esas varia­bles en un pla­ti­llo de la balan­za se cali­bra­rá el con­tra­pe­so del escándalo.

En la pre­via a la Asam­blea Legis­la­ti­va el pre­si­den­te tui­teó pidien­do a quie­nes quie­ren movi­li­zar­se: “Con mi sin­ce­ra gra­ti­tud antes que nada, les pido que siga­mos dan­do el ejem­plo y que esta vez cada uno siga mi men­sa­je en for­ma remo­ta. Des­de sus casas o des­de sus luga­res de tra­ba­jo. La pan­de­mia aún nos ata­ca. Noso­tros cui­de­mos al pró­ji­mo aun­que otros no lo hagan”.

Un buen ejem­plo en medio del bati­fon­do pro­pio del espa­cio públi­co. Dis­tin­to a los gri­tos, a la furia. Y, con fran­que­za, a la alar­man­te des­co­ne­xión que mos­tra­ron fun­cio­na­rios y mili­tan­tes ofi­cia­lis­tas al vacu­nar o vacu­nar­se ape­lan­do al aco­mo­do. Algu­nos pidie­ron per­dón, otros se empa­ca­ron en igno­rar las nece­si­da­des y las valo­ra­cio­nes de la gen­te de a pie.

Maña­na comien­zan las sesio­nes ordi­na­rias del Con­gre­so nacio­nal y las cla­ses en varias pro­vin­cias. Casi nada. Estas his­to­rias continuarán.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.