Perú. «Hay que cons­ti­tu­cio­na­li­zar los dere­chos de la naturaleza»

José Car­los Díaz. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de febre­ro de 2021.

El pre­sen­te artícu­lo ana­li­za las pro­pues­tas for­mu­la­das por Mar­co Araa Zega­rra, can­di­da­to pre­si­den­cial del Fren­te Amplio, en una entre­vis­ta ofre­ci­da a Ser­vin­di, que en las pró­xi­mas sema­nas inten­ta­rá entre­vis­tar a diver­sos can­di­da­tos para con­ver­sar sobre temas como pue­blos indí­ge­nas, con­flic­tos socia­les, inter­cul­tu­ra­li­dad y polí­ti­cas ambientales.

La entre­vis­ta com­ple­ta se encuen­tra en el video adjun­to, y este artícu­lo exa­mi­na algu­nos temas espe­cí­fi­cos abor­da­dos duran­te la con­ver­sa­ción como con­ver­tir a la natu­ra­le­za perua­na en un suje­to de dere­chos, la ela­bo­ra­ción de una eco­no­mía post-extrac­ti­vis­ta y la refor­ma al mode­lo de con­sul­ta pre­via en el Perú

La entre­vis­ta fue rea­li­za­da por José Car­los Díaz, cola­bo­ra­dor de Ser­vin­di des­de el 2014 y actual­men­te can­di­da­to doc­to­ral de Estu­dios Cul­tu­ra­les y Lite­ra­rios con enfo­que Amé­ri­ca Lati­na en Rut­gers University.

En el mar­co de la cam­pa­ña elec­to­ral, Ser­vin­di entre­vis­tó al can­di­da­to pre­si­den­cial del Fren­te Amplio (FA), Mar­co Ara­na. El excon­gre­sis­ta y acti­vis­ta ambien­tal for­mu­ló algu­nas ideas como reela­bo­rar la cons­ti­tu­ción e incluir a la natu­ra­le­za como suje­to de dere­cho, una expe­rien­cia simi­lar a las que tuvie­ron las refor­mas cons­ti­tu­cio­na­les de Ecua­dor y Boli­via duran­te los pri­me­ros años de las pre­si­den­cias de Rafael Correa y Evo Mora­les, respectivamente.

Hay que cons­ti­tu­cio­na­li­zar los dere­chos de la naturaleza 

A lo lar­go de la entre­vis­ta Ara­na expli­có que esta medi­da se desa­rro­lla­ría en para­le­lo con una refor­ma en el sis­te­ma de repre­sen­ta­ción nacio­nal, en el que espe­ra reser­var el 30% de los espa­cios par­la­men­ta­rios para las pobla­cio­nes ori­gi­na­rias a tra­vés de la crea­ción de un Dis­tri­to Elec­to­ral Indí­ge­na. Aun­que bien inten­cio­na­das, con­si­de­ro que es com­ple­ja la pro­pues­ta de Ara­na en un país don­de refor­mas meno­res como la elec­to­ral y la del sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio tar­da­ron más que cin­co años de perio­do gubernamental.

Una refor­ma de este tipo impli­ca­ría, ade­más, un res­pal­do par­la­men­ta­rio que, has­ta el momen­to la can­di­da­tu­ra del FA no esta­ría con­si­guien­do. Si bien es cier­to, nin­gu­na can­di­da­tu­ra aso­ma con tener la mayo­ría abso­lu­ta, entre ellas la de Ara­na no ha logra­do entrar entre las cin­co pri­me­ras a menos de dos meses de las elecciones.

Ver entre­vis­ta com­ple­ta:https://​www​.you​tu​be​.com/​e​m​b​e​d​/​Z​G​z​k​h​a​H​3​p2I

¿Un mode­lo post-extractivista?

Como lo ha hecho a lo lar­go de su carre­ra, Ara­na pro­po­ne que el Perú deje de lado el mode­lo eco­nó­mi­co que prio­ri­za la extrac­ción y expor­ta­ción de recur­sos natu­ra­les. Aun­que no ahon­da en cuá­les serían las indus­trias que reem­pla­za­rían a las extrac­ti­vas (mine­ría, tala, petró­leo, pes­que­ría), pro­po­ne un mode­lo de desa­rro­llo alter­na­ti­vo en que el que el sen­ti­do occi­den­tal de pobre­za no sería el prin­ci­pal obje­ti­vo. Al res­pec­to Ara­na dice: “Pro­pon­gá­mo­nos cre­cer a 3% o 4%, ya sé que dirán que con eso sal­dre­mos de la pobre­za en 30 años, pero ¿qué es salir de la pobre­za?”.

Lo que noso­tros plan­tea­mos es que la diver­si­fi­ca­ción de la eco­no­mía impli­ca salir del mode­lo extrac­ti­vis­ta y del mode­lo pri­ma­rio exportador 

Aun­que con­si­de­ro que, en efec­to, es nece­sa­rio inter­pe­lar a los para­dig­mas occi­den­ta­les de desa­rro­llo cuan­do se tra­ta de gene­rar polí­ti­cas públi­cas sobre los pue­blos indí­ge­nas, mi sus­pi­ca­cia nace ante la fal­ta de expe­rien­cias exi­to­sas de este mode­lo. Por nom­brar a dos paí­ses que lo inten­ta­ron, Ecua­dor y Boli­via tuvie­ron que vol­ver a recu­rrir a la extrac­ción de recur­sos para lograr un balan­ce fis­cal que sos­ten­ga sus polí­ti­cas sociales.

Por citar un ejem­plo, recor­de­mos lo que inten­tó el expre­si­den­te ecua­to­riano Rafael Correa con los pue­blos indí­ge­nas del Par­que Nacio­nal Yasu­ní. Por aquel enton­ces, la indus­tria alter­na­ti­va fue el mer­ca­do de car­bono, aun­que, tras no recau­dar lo espe­ra­do, Correa abrió el par­que a la extrac­ción de petró­leo, retro­ce­dien­do en su inten­ción ini­cial de cons­truir, como pre­ten­de tam­bién Ara­na, un mode­lo post-extrac­ti­vis­ta. Con­sul­ta­do sobre este caso en par­ti­cu­lar, el can­di­da­to del FA dijo lo siguiente:

Correa vie­ne del mode­lo extrac­ti­vis­ta. No olvi­de­mos que Correa es sub­si­dia­rio de la visión occi­den­tal del desa­rro­llo que tam­bién está pre­sen­te en la teo­ri­za­ción del mar­xis­mo que apun­ta hacia la redis­tri­bu­cíon de la ren­ta como obje­ti­vo fun­da­men­tal, no hacia una nue­va rela­ción de la eco­no­mía, la natu­ra­le­za y la socie­dad, y el reco­no­ci­mien­to del Esta­do plu­ri­na­cio­nal”.

Una con­sul­ta pre­via… y legislativa

Ara­na ha sido siem­pre crí­ti­co de la moda­li­dad con que se imple­men­tó la con­sul­ta pre­via en el Perú, así como, por ejem­plo, la exclu­sión de las comu­ni­da­des cam­pe­si­nas de este dere­cho fren­te a pro­yec­tos de inver­sión que se gene­ran en sus entor­nos. El cam­bio más drás­ti­co que plan­tea Ara­na en este ámbi­to es la exten­sión de la con­sul­ta no solo a las comu­ni­da­des afec­ta­das, y la pos­te­rior deci­sión eje­cu­ti­va del Gobierno de turno, sino al invo­lu­cra­mien­to del Par­la­men­to. Ara­na lo lla­ma “con­sul­ta pre­via legis­la­ti­va” y lo expli­ca así:

MA: Exten­der el tema de la con­sul­ta pre­via no a la toma de deci­sio­nes del Eje­cu­ti­vo, sino exten­der­lo a la toma de deci­sio­nes del Legis­la­ti­vo. Un Legis­la­ti­vo que ten­ga una repre­sen­ta­ción pro­por­cio­nal a su exis­ten­cia demo­grá­fi­ca (indí­ge­na y cam­pe­si­na). Esta­mos hablan­do de que más bien for­ta­le­ce­mos los meca­nis­mos de con­sul­ta pre­via, no que tene­mos una con­sul­ta pre­via como en este caso some­ti­da al Vice­mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra [Nota de edi­ción: En reali­dad Ara­na se refie­re al Vice­mi­nis­te­rio de Inter­cul­tu­ra­li­dad] que es muy débil para nego­ciar some­ti­da a lo que ya deci­dió el Minis­te­rio de Ener­gía y Minas o a lo que ya deci­dió el MEF, y lo que tie­nen que hacer es ade­cuar la con­sul­ta a los obje­ti­vos de polí­ti­ca económica.

JCD: Entien­do su pro­pues­ta, pero me gene­ra una duda la par­ti­ci­pa­ción del Legis­la­ti­vo por­que usted cono­ce mejor que nadie la lige­re­za con que se toman algu­nas deci­sio­nes en el Con­gre­so. ¿Cómo creer que la inter­ven­ción del Con­gre­so for­ta­le­ce­ría la con­sul­ta pre­via y no la com­pli­ca­ría más?

MA: Pero, por eso mis­mo esta­mos hablan­do den­tro de la refor­ma del Esta­do, el reco­no­ci­mien­to de la par­ti­ci­pa­ción direc­ta. No esta­mos hablan­do de la repre­sen­ta­ción de los pue­blos (indí­ge­nas y cam­pe­si­nos) por ter­ce­ros, esta­mos hablan­do de su pro­pia representación.

Comen­ta­rios finales

Des­de un pun­to de vis­ta crí­ti­co hacia el para­dig­ma de moder­ni­za­ción que ha asu­mi­do el Esta­do peruano con la libe­ra­li­za­ción de su eco­no­mía a fines del siglo XX, las pro­pues­tas de Ara­na tie­nen sen­ti­do his­tó­ri­co. Abor­dan deu­das socia­les con sec­to­res subal­ter­ni­za­dos den­tro de la pro­pia socie­dad perua­na (indí­ge­nas y cam­pe­si­nos), aun­que me que­dan dudas sobre cómo espe­ra imple­men­tar­las en la prác­ti­ca. En pri­me­ra ins­tan­cia, sus medi­das no me pare­cen polí­ti­ca­men­te realizables.

Aun­que en algún momen­to de la entre­vis­ta (ver video) ela­bo­ra su idea de incor­po­rar un enfo­que de Buen Vivir en las polí­ti­cas públi­cas, pro­po­ne que el Esta­do peruano sea, jun­to con las comu­ni­da­des indí­ge­nas y cam­pe­si­nas, co-pro­pie­ta­rio de los recur­sos natu­ra­les del sub­sue­lo en terri­to­rio peruano, algo que sos­pe­cho no sin­to­ni­za­ría con todas las for­mas de Buen Vivir que exis­ten en los Andes y Ama­zo­nía. Des­de mi pun­to de vis­ta, esto lle­va­ría a Ara­na a incu­rrir en un mode­lo neo-desa­rro­llis­ta en el que solo cam­bia­rían las reglas de dis­tri­bu­ción, algo como lo que él mis­mo atri­bu­ye a Rafael Correa, implo­sio­nan­do sus pro­pias inten­cio­nes post-extractivistas.

De todos modos, es nece­sa­rio reco­no­cer que el plan de gobierno de Ara­na es de los pocos que dedi­ca una por­ción sig­ni­fi­ca­ti­va de pro­pues­tas a aten­der la deu­da his­tó­ri­ca del Esta­do peruano con las pobla­cio­nes indí­ge­nas y cam­pe­si­nas, así como ofre­ce un plan cla­ro en mate­ria de polí­ti­cas ambientales.


José Car­los Díaz es perio­dis­ta y aca­dé­mi­co. Cola­bo­ra con Ser­vin­di des­de el 2014 y actual­men­te es can­di­da­to doc­to­ral de Estu­dios Cul­tu­ra­les y Lite­ra­rios con enfo­que Amé­ri­ca Lati­na en Rut­gers University.

FUENTE: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *