Bra­sil. Ase­si­na­tos de per­so­nas trans aumen­ta­ron 41% en 2020

Por Lu Sudré, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de enero de 2021.

Infor­me de ANTRA mues­tra que 175 muje­res trans fue­ron ase­si­na­das el año pasa­do; 78% de las víc­ti­mas fata­les eran negras.

En 2020, 175 muje­res trans fue­ron ase­si­na­das en Bra­sil. El núme­ro repre­sen­ta un aumen­to del 41% con rela­ción al año ante­rior, cuan­do 124 per­so­nas trans fue­ron asesinadas.

El dato se pre­sen­tó en el dos­sier de laAso­cia­ción Nacio­nal de Tra­ves­tis y Tran­se­xua­les (ANTRA), lan­za­do este vier­nes (29), Día Nacio­nal de la Visi­bi­li­dad Trans.

El índi­ce del año pasa­do está 43,5% por enci­ma de la media de ase­si­na­tos en núme­ros abso­lu­tos des­de 2008, cuan­do el moni­to­reo fue ini­cia­do. Hubo un aumen­to de 201% de los crí­me­nes en ese período.

Dife­ren­te de otros años, en 2020 todos los ase­si­na­tos fue­ron de tra­ves­tis y muje­res trans y no se encon­tra­ron evi­den­cias sobre el ase­si­na­to de hom­bres trans/​transmasculinos.

Los meses con el mayor núme­ro de ase­si­na­tos fue­ron enero, febre­ro, mayo, junio, agos­to y diciem­bre. O sea, hubo aumen­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de las muer­tes inclu­so duran­te lapan­de­mia del nue­vo coro­na­vi­rus, cuan­do la pobla­ción trans se encon­tró en mayor situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad socioeconómica.

Fon­te: Dos­sier ANTRA 2020

En núme­ros abso­lu­tos, São Pau­lo fue el esta­do que regis­tró la mayo­ría de las muer­tes, con 29 ase­si­na­tos, un aumen­to de 38% de los casos con rela­ción al año ante­rior. Esta es la segun­da subi­da con­se­cu­ti­va en el esta­do, ya que en 2019 hubo aumen­to del 50% con rela­ción a 2018.

São Pau­lo es segui­do por el esta­do de Cea­rá, con 22 casos, un aumen­to de 100% en un año. El esta­do nor­des­tino lla­mó la aten­ción de los medios por los recu­rren­tes casos entre julio y agos­to, perío­do en que ocu­rrie­ron nue­ve asesinatos.

El esta­do de Bahía apa­re­ce en ter­cer lugar, con 19 ase­si­na­tos. Los tres esta­dos apa­re­cen entre los pri­me­ros en la lis­ta des­de 2017.

Bru­na Bene­vi­des, secre­ta­ria de arti­cu­la­ción polí­ti­ca de ANTRA y una de las auto­ras del dos­sier, afir­ma que la vio­len­cia con­tra la pobla­ción trans está muy vin­cu­la­da a la fal­ta de dere­chos bási­cos como edu­ca­ción y salud, así como la exclu­sión fami­liar y ausen­cia com­ple­ta de polí­ti­cas públicas.

Fue­ron las diver­sas for­mas de vio­len­cias y el des­cui­do estruc­tu­ral del Esta­do que, según ella, impo­si­bi­li­ta­ron a las muje­res trans rea­li­zar el ais­la­mien­to social duran­te la pro­li­fe­ra­ción del coro­na­vi­rus, deján­do­las más expues­tas a con­ta­mi­na­ción y a la vio­len­cia duran­te la mayor cri­sis sani­ta­ria de la historia.

“Esta­mos hablan­do de una pobla­ción cuya mayo­ría vive en situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad y real­men­te nece­si­tó, duran­te la pan­de­mia, con­ti­nuar en la calle y tenien­do que pros­ti­tuir­se. Don­de ellas esta­ban mucho más expues­tas, ya que había menos vigi­lan­cia poli­cial, menos per­so­nas en la calle, un esce­na­rio que favo­re­ce la impu­ni­dad”, dice Bruna.

ANTRA iden­ti­fi­có que 72% de los ase­si­na­tos fue­ron jus­ta­men­te de tra­ves­tis y muje­res tran­se­xua­les pros­ti­tu­tas. Según la orga­ni­za­ción seña­la, 90% de esta pobla­ción está la pros­ti­tu­ción, mien­tras sola­men­te 6% está en el mer­ca­do for­mal y 4% en la informalidad.

Mujer trans ymili­tar de la Mari­na, Bene­vi­des afir­ma ade­más que los crí­me­nes son carac­te­ri­za­dos por requin­tes de cruel­dad, por el uso exce­si­vo de la fuer­za y van­da­lis­mo con los cuer­pos. Para ella, los ase­si­na­tos son impul­sa­dos por el dis­cur­so de odio que rever­be­ra en todo Brasil.

“Obser­va­mos un aumen­to des­pro­por­cio­na­do [de los casos] en el mis­mo momen­to en que la polí­ti­ca guber­na­men­tal, prin­ci­pal­men­te el gobierno fede­ral, admi­te públi­ca­men­te, inclu­si­ve en la esfe­ra inter­na­cio­nal, unaagen­da y pos­tu­ra anti-trans y anti-géne­ro«, apun­ta Benevides.

Según ella, al posi­cio­nar­se con­tra el deba­te de la diver­si­dad de géne­ro, el gobierno con­vier­te a la pobla­ción trans en una enemi­ga. «Cuan­do eso entra en la men­te del ciu­da­dano común, esti­mu­la ese odio que rever­be­ra en un ase­si­na­to. El dis­cur­so no mata, mas diri­ge al blan­co de la vio­len­cia», cri­ti­ca la activista.

Ade­más de los casos de muer­te vio­len­ta, Bene­vi­des resal­ta que ese dis­cur­so tam­bién «lle­va al sui­ci­dio, al sufri­mien­to por cues­tio­nes de salud mental”.

“Son varios ase­si­na­tos: el sim­bó­li­co, cuan­do no se res­pe­ta la iden­ti­dad ni el nom­bre social de las per­so­nas trans, cuan­do no se las con­tra­ta o no tran­si­tan en los ambien­tes socia­les, y por fin, el ase­si­na­to para ani­qui­lar la exis­ten­cia”, señala.

De acuer­do con la orga­ni­za­ción Trans­gen­der Euro­pe, en 2020 Bra­sil tam­bién se man­tu­vo en pri­mer lugar entre las nacio­nes que más ase­si­nan per­so­nas trans en todo el mun­do por el 13º año consecutivo.

Edi­ción: Lean­dro Melito

Tra­duc­ción: Pilar Troya

Fuen­te: bra​sil​de​fa​to​.com​.br/​2​0​2​1​/​0​1​/​2​9​/​b​r​a​s​i​l​-​a​s​e​s​i​n​a​t​o​s​-​d​e​-​p​e​r​s​o​n​a​s​-​t​r​a​n​s​-​a​u​m​e​n​t​a​r​o​n​-​4​1​-​e​n​-​2​020, Kao­sen­la­red.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *