Siria. Al-Qae­da es par­te del engra­na­je indus­trial estadounidense

Resu­men Medio Orien­te, 14 de enero de 2021-.

Siria dice que EE.UU. es el mayor patro­ci­na­dor del terro­ris­mo y las acu­sa­cio­nes con­tra otros paí­ses al res­pec­to son un inten­to por lim­piar su con­cien­cia de culpas.

“El mun­do ente­ro se ha dado cuen­ta de que Al-Qae­da y muchas otras orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas son par­te del engra­na­je indus­trial esta­dou­ni­den­se”, ha indi­ca­do este jue­ves el Minis­te­rio de Asun­tos Exte­rio­res de Siria en un comu­ni­ca­do, cita­do por la agen­cia siria ofi­cial de noti­cias, SANA.

Tam­bién, la nota ha con­de­na­do enér­gi­ca­men­te las “fal­sas” acu­sa­cio­nes de EE.UU. con­tra Irán sobre el supues­to apo­yo del país per­sa a los terro­ris­tas de Al-Qae­da, ase­gu­ran­do que tales infun­dios se enmar­can en la “his­té­ri­ca pro­pa­gan­da” esta­dou­ni­den­se con­tra la Repú­bli­ca Islámica.

Lue­go de seña­lar que estas “men­ti­ras” son un mise­ra­ble inten­to de la Admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se por lim­piar su con­cien­cia de cul­pas y acu­sar fal­sa­men­te a otros, la Can­ci­lle­ría siria ha rati­fi­ca­do su pleno apo­yo a Irán ante este deli­rio de EE.UU.

Asi­mis­mo, ha des­ta­ca­do que los gru­pos terro­ris­tas son una de las herra­mien­tas de la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na para ate­rro­ri­zar a los pue­blos y des­es­ta­bi­li­zar a los demás paí­ses a fin de some­ter­los a la hege­mo­nía esta­dou­ni­den­se, pidien­do a todos los paí­ses, bajo pre­sión de Washing­ton, que se coor­di­nen para con­tra­rres­tar esta arrogancia.

En una decla­ra­ción ofre­ci­da el pasa­do mar­tes, el secre­ta­rio esta­dou­ni­den­se de Esta­do, Mike Pom­peo, acu­só a Tehe­rán, sin prue­bas, de tener víncu­los con Al-Qae­da y dar a refu­gio a varios miem­bros del gru­po terro­ris­ta, tras los aten­ta­dos del 11 de sep­tiem­bre de 2001 en EE.UU.

El por­ta­voz de la Can­ci­lle­ría ira­ní, Said Jatib­za­de, recha­zó de inme­dia­to las acu­sa­cio­nes y dijo que son una señal de la deses­pe­ra­ción y el fra­ca­so de la polí­ti­ca de “máxi­ma pre­sión” de la Admi­nis­tra­ción salien­te de Esta­dos Uni­dos, pre­si­di­da por Donald Trump, con­tra Irán.

Ade­más, advir­tió que “el régi­men esta­dou­ni­den­se” ni siquie­ra pue­de recu­pe­rar su cre­di­bi­li­dad o corre­gir sus polí­ti­cas erró­neas median­te “acu­sa­cio­nes vie­jas y sin fundamentos”.

El 11 de sep­tiem­bre de 2001, el gru­po terro­ris­ta Al-Qae­da logró hacer­se con el con­trol de cua­tro avio­nes. Dos se estre­lla­ron con­tra las Torres Geme­las de Nue­va York y otro con­tra el edi­fi­cio del Depar­ta­men­to de Defen­sa de EE.UU. (el Pen­tá­gono), mien­tras el cuar­to apa­ra­to se estre­lló en el esta­do de Pen­sil­va­nia (nores­te). Estos aten­ta­dos deja­ron alre­de­dor de 3000 muertos.

Pese a los esfuer­zos de la Admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se por vin­cu­lar a Irán con Al-Qae­da y los aten­ta­dos del 11‑S, varios infor­mes han saca­do a luz el invo­lu­cra­mien­to del régi­men de los Al Saud —fami­lia que rige Ara­bia Sau­dí— en dichos sucesos.

Las auto­ri­da­des per­sas, por su par­te, recha­zan rotun­da­men­te su impli­ca­ción en los aten­ta­dos del 11‑S, per­pe­tra­dos por Al-Qae­da, y ase­gu­ran que estas impu­tacio­nes for­man par­te de los pla­nes de EE.UU. e Israel para difa­mar a Irán y des­vin­cu­lar a Ara­bia Sau­dí de los ataques.

Fuen­te: HispanTV

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *