Chi­le. Piñe­ra rum­bo a la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal: Entre­vis­ta al abo­ga­do que­re­llan­te Mau­ri­cio Daza

Por Bruno Som­mer, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de enero de 2021. 

En Chi­le han suce­di­do una serie de vio­la­cio­nes sis­te­má­ti­cas de los dere­chos huma­nos, pro­duc­to de ello ha sur­gi­do una que­re­lla que bus­ca lle­var al pre­si­den­te Sebas­tián Piñe­ra a la CPI

En Chi­le han suce­di­do una serie de vio­la­cio­nes sis­te­má­ti­cas de los dere­chos huma­nos, sobre todo en aquel perío­do del des­per­tar social, del lla­ma­do esta­lli­do social, con explo­sio­nes de glo­bos ocu­la­res, tor­tu­ra, muer­tes, abu­sos sexua­les, y otra serie de vio­la­cio­nes duras, que fue­ron cons­ta­ta­das por orga­nis­mos de dere­chos huma­nos tan­to nacio­na­les como inter­na­cio­na­les, pro­duc­to de ello ha sur­gi­do una que­re­lla que bus­ca lle­var al pre­si­den­te Sebas­tián Piñe­ra a la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal (CPI).

Para ahon­dar en el tema en Cable a Tie­rra, con­du­ci­do por Bruno Som­mer, se entre­vis­tó al abo­ga­do que­re­llan­te Mau­ri­cio Daza.

BS: Se habla en círcu­los del pre­si­den­te que uno de los temas que más le preo­cu­pan a Piñe­ra es el ser juz­ga­do ante un tri­bu­nal inter­na­cio­nal, a tu pare­cer crees que lo que le va que­dan­do a Piñe­ra es jus­ta­men­te cui­dar su ima­gen en el exte­rior dado que su ima­gen ya está total­men­te des­trui­da en Chi­le. ¿Qué sabes al respecto?

MD: Efec­ti­va­men­te, uno pue­de con­cluir a par­tir de lo que ha sido el dis­cur­so ofi­cial de auto­ri­da­des de Gobierno que el tema vin­cu­la­do con la per­se­cu­ción penal en con­tra de Sebas­tián Piñe­ra por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad es un asun­to que preo­cu­pa y que está den­tro de la defi­ni­ción, a lo menos del dis­cur­so públi­co que se levan­ta por par­te de su admi­nis­tra­ción al momen­to de enfren­tar temas rela­cio­na­dos pre­ci­sa­men­te con lo que ha sido el ata­que a la pobla­ción civil por par­te de Cara­bi­ne­ros de chi­le y fuer­zas mili­ta­res en el con­tex­to del Esta­do de Emer­gen­cia que se decre­tó a par­tir del esta­lli­do social del año 2018.

La ver­dad es que esto tie­ne un fun­da­men­to, en gene­ral Piñe­ra es una per­so­na que ha esta­do invo­lu­cra­do en muchos pro­ce­sos judi­cia­les, rela­cio­na­dos más bien con ilí­ci­tos del ámbi­to eco­nó­mi­co, debe­mos recor­dar que él en algún momen­to estu­vo pro­ce­sa­do por esta­fa en lo que fue la famo­sa cau­sa del Ban­co de Tal­ca, y esto des­pués se sumó a cau­sas vin­cu­la­das a empre­sas en las cua­les él tenía algún car­go de admi­nis­tra­ción, impu­tacio­nes rela­cio­na­das con infrac­ción a la libre com­pe­ten­cia cuan­do esta­ba él en la admi­nis­tra­ción o direc­to­rio de esta com­pa­ñía, infrac­cio­nes vin­cu­la­das a la vul­ne­ra­ción a leyes de mer­ca­do de valo­res como uso de infor­ma­ción pri­vi­le­gia­da, entre otros.

Sin embar­go, esta­mos aho­ra fren­te a una impu­tación que es muy dis­tin­ta y que él no podrá des­ar­ti­cu­lar de la mane­ra como habi­tual­men­te lo hace el poder eco­nó­mi­co en un país como Chi­le, que es a par­tir del tele­fo­na­zo, la red de influen­cias que se pue­da tener por par­te del pro­pio impu­tado o de las per­so­nas que lo defien­den, o del gru­po empre­sa­rial o de carác­ter polí­ti­co en el cual él ten­ga algún liderazgo.

BS: ¿Cómo nace la idea de enta­blar esta que­re­lla, a quién estás patro­ci­nan­do fren­te a ella y de qué mane­ra crees que se con­fi­gu­ra por­que la que­re­lla es por crí­me­nes de lesa humanidad?

MD: Así es, es por crí­me­nes de lesa humanidad.

BS: Entien­do que estos crí­me­nes no pres­cri­ben. ¿Cuá­les son los ele­men­tos que nos ayu­da­rían a con­fi­gu­rar el poner­lo como crí­me­nes de lesa humanidad?

MD: La ver­dad es que la idea sur­ge a par­tir de la cons­ta­ta­ción de una reali­dad que se mani­fes­tó como evi­den­te duran­te varios meses a par­tir del 18 de octu­bre del año 2018, don­de las fuer­zas poli­cia­les rea­li­za­ron una repre­sión que cla­ra­men­te con­fi­gu­ra­ba no sola­men­te deli­tos ais­la­dos en con­tra de la pobla­ción civil, sino que con­cre­ta­ba un cri­men de lesa huma­ni­dad, a nues­tro jui­cio, ya que esta­mos fren­te a un ata­que gene­ra­li­za­do, sis­te­má­ti­co come­ti­do pre­ci­sa­men­te por las fuer­zas poli­cia­les en con­tra de una pobla­ción civil, y esto ade­más en un con­tex­to don­de la auto­ri­dad polí­ti­ca a sabien­das de esta cir­cuns­tan­cias no eje­cu­tó nin­gu­na acción efi­caz para dete­ner esta repre­sión, y en ese con­tex­to noso­tros obser­va­mos de que esta­mos fren­te a una situa­ción que era mucho más gra­ve que los aten­ta­dos indi­vi­dua­les, que había un ver­da­de­ro patrón de con­duc­ta detrás de lo que esta­ba sien­do la acción poli­cial y que obvia­men­te esto gene­ra­ba una res­pon­sa­bi­li­dad penal no sola­men­te para el poli­cía que esta­ba detrás del aten­ta­do con­cre­to, la per­so­na que dis­pa­ró o que ata­có en el lugar, no, esto invo­lu­cra­ba una res­pon­sa­bi­li­dad de man­do al inte­rior de Cara­bi­ne­ros, pero por sobre todo una res­pon­sa­bi­li­dad cri­mi­nal para lo que es la auto­ri­dad civil.

Esto a par­tir de los pará­me­tros que se esta­ble­cie­ron en el Esta­tu­to de Roma que final­men­te lo que hace es esta­ble­cer un mar­co de san­cio­nes cri­mi­na­les para estos aten­ta­dos que van más allá de la afec­ta­ción de los dere­chos de las víc­ti­mas indi­vi­dua­les sino que esto repu­dia la con­cien­cia de la huma­ni­dad, y es eso final­men­te lo que se tie­ne que hacer efec­ti­vo a tra­vés de una cau­sa criminal.

BS: Tú entien­des cómo fun­cio­na la línea de man­do den­tro del Gobierno, cómo se eje­cu­ta una orden, ¿por qué Piñe­ra final­men­te es el res­pon­sa­ble de todos estos hechos?

MD: La ver­dad es que la cons­ta­ta­ción a par­tir de los horro­res que han ocu­rri­do en la his­to­ria de la huma­ni­dad en rela­ción a lo que han sido las actua­cio­nes de repre­sión, no sola­men­te de los Esta­dos sino de gru­pos que en la prác­ti­ca ejer­cen el poder en un deter­mi­na­do lugar, ha gene­ra­do un con­jun­to de nor­mas, las cua­les se sin­te­ti­zan de muy bue­na mane­ra en el Esta­tu­to de Roma, y lo que se pre­ten­de a tra­vés de estas nor­ma­ti­vas es impe­dir que haya impu­ni­dad, para esto esta nor­ma­ti­va esta­ble­ce cier­tos ele­men­tos que se hacen car­go de las defen­sas nor­ma­les que los impu­tados levan­tan en rela­ción a estos casos.

Mauricio Daza y aplazamiento del plebiscito, pero con malls abiertos: «Es  considerar que las personas
Daza. Foto: El Desconcierto.

¿Qué es lo que se dice habi­tual­men­te por par­te de la auto­ri­dad polí­ti­ca? Se dice, mire sabe qué, la ver­dad es que no hay una orden direc­ta, escri­ta ema­na­da del pre­si­den­te, o alguno de sus minis­tros, o del man­do direc­to mili­tar o de Cara­bi­ne­ros, en este caso, en la cual se ins­tru­ya que el per­so­nal poli­cial eje­cu­te accio­nes que aten­ten en con­tra de los dere­chos huma­nos de los mani­fes­tan­tes, en este caso. Por lo tan­to, noso­tros no tene­mos responsabilidad.

Ésa es como una pri­me­ra línea argu­men­tal que se ha esgri­mi­do habi­tual­men­te por dic­ta­do­res o gru­pos que abu­san de los dere­chos huma­nos en un deter­mi­na­do terri­to­rio, la ver­dad que para enfren­tar esto se ha esta­ble­ci­do que exis­te una res­pon­sa­bi­li­dad directa.

El Esta­tu­to de Roma defi­ne una res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta res­pec­to de lo que es el man­do civil, esta­ble­cien­do enton­ces que son auto­res de este tipo de deli­tos, pre­ci­sa­men­te lo que es la auto­ri­dad civil, los jefes mili­ta­res, o quie­nes actúen efec­ti­va­men­te como tales, y esto a par­tir de que hayan teni­do cono­ci­mien­to de que se esta­ban come­tien­do estos aten­ta­dos y no hubie­sen rea­li­za­do nada efi­caz para poder impe­dir­lo, eso es lo que gene­ra la res­pon­sa­bi­li­dad criminal.

Enton­ces, fíja­te se con­si­de­ra que la situa­ción de un pre­si­den­te o de un minis­tro o de un jefe poli­cial, que sabe que están come­tien­do estos aten­ta­dos, pero que no hacen nada efi­caz, ojo es algo efi­caz, no bas­ta con hacer una decla­ra­ción públi­ca, un lla­ma­mien­to gene­ral, no, es una actua­ción efi­caz no un salu­do a la ban­de­ra. Si es que no lo hace, él está en la mis­ma posi­ción que la per­so­na que en el terreno dis­pa­ra, que ata­ca, que gene­ra la lesión, esto es una nor­ma espe­cial que está con­te­ni­da en el Esta­tu­to de Roma, y tam­bién está con­te­ni­da en una ley que con­sa­gra estos deli­tos en nues­tra legis­la­ción inter­na, la chi­le­na, que es la Ley 20.357.

Enton­ces como te digo no es nece­sa­rio que Piñe­ra haya dic­ta­do una orden, emi­ti­do un decre­to, man­da­do un correo elec­tró­ni­co, bas­ta con que hubie­se sabi­do y no hubie­se hecho nada efi­caz, no hubie­se ejer­ci­do todo su poder para impe­dir que esto ocu­rrie­se, y a nues­tro jui­cio es pre­ci­sa­men­te lo que ha sucedido.

BS: Es un poco inne­ga­ble de que él no estu­vie­se al tan­to de lo que suce­die­ra, él mis­mo hizo decla­ra­cio­nes tales como que ‘esta­mos en una gue­rra’, su minis­tro de Jus­ti­cia, Larraín, dijo en su momen­to ‘se han pro­du­ci­do situa­cio­nes que pare­cen ser vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos’. No lo que­ría reco­no­cer direc­ta­men­te, pero hay evi­den­cia sufi­cien­te de que Piñe­ra esta­ba al tan­to, sus cade­nas nacionales.

MD: Es que hay evi­den­cia con­cre­ta acer­ca por lo menos de este pun­to, ya que el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos se reu­nió con Piñe­ra en innu­me­ra­bles opor­tu­ni­da­des, se le entre­ga­ron infor­mes mien­tras esta situa­ción se esta­ba desa­rro­llan­do, ade­más él tuvo en cono­ci­mien­to infor­mes de orga­nis­mos como HRW, Amnis­tía Inter­na­cio­nal, hubo tam­bién una visi­ta de repre­sen­tan­tes de la Alta comi­sio­na­da de Dere­chos Huma­nos de Nacio­nes Uni­das, y todo esto esta­ba en cono­ci­mien­to del Esta­do, o sea esto es un pun­to inne­ga­ble, él sabía per­fec­ta­men­te que las fuer­zas poli­cia­les esta­ban come­tien­do estos abusos.

Enton­ces des­de esa pers­pec­ti­va la legis­la­ción vin­cu­la­da a los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad cas­ti­ga, asi­mi­la a la auto­ri­dad civil y al man­do mili­tar que esta­ba en posi­ción de hacer algo para impe­dir que esto siguie­ra pro­du­cién­do­se y no lo hizo, lo asi­mi­la como autor directo.

Aho­ra, hay otros ele­men­tos, y la ver­dad es que rati­fi­co lo que tú has seña­la­do en cuan­to a que todo indi­ca que Gobierno y Piñe­ra están preo­cu­pa­dos sobre este tema. Y por qué lo seña­lo, por­que nor­mal­men­te cuan­do la auto­ri­dad hace refe­ren­cia acer­ca de estos aten­ta­dos come­ti­dos en con­tra de la pobla­ción civil por per­so­nal mili­tar y poli­cial en el con­tex­to del esta­lli­do social, ellos insis­ten muchí­si­mo de que se tra­ta de hechos ais­la­dos o que no es un ata­que sistemático.

BS: Jus­ta­men­te allí está la dis­cu­sión, el con­fi­gu­rar que estas vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos sí fue­ron sis­te­má­ti­cas para con­si­de­rar­las crí­me­nes de lesa huma­ni­dad. ¿Cuá­les son los ele­men­tos que nos hacen con­fi­gu­rar que las vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos fue­ron de carác­ter sistemático?

MD: Lo pri­me­ro, hay que seña­lar cuá­les son los ele­men­tos que se requie­ren para que este­mos fren­te a estos deli­tos, que son bas­tan­te sin­gu­la­res por­que insis­to no sola­men­te se con­si­de­ra que aten­tan en con­tra de la vida, la inte­gri­dad físi­ca de las víc­ti­mas indi­vi­dua­les, sino tam­bién se con­si­de­ra que aten­tan en con­tra de cier­tos prin­ci­pios que son uni­ver­sa­les, que lo que pasa es que final­men­te aten­tan en con­tra de la con­cien­cia de la humanidad.

Y en este ámbi­to enton­ces lo que acá se seña­la es que esta­ría­mos fren­te a ata­ques que son come­ti­dos por par­te de lo que es el per­so­nal del Esta­do a una pobla­ción civil, esta pobla­ción civil no tie­ne que estar defi­ni­da a par­tir de con­si­de­ra­cio­nes étni­cas, por ejem­plo, o reli­gio­sas, o per­te­ne­cer a un par­ti­do polí­ti­co, a un deter­mi­na­do gru­po, aquí bas­ta por ejem­plo y se ha con­si­de­ra­do que una pobla­ción civil pue­de ser un gru­po de mani­fes­tan­tes, que es lo que pasa acá.

Acá lo que une a las per­so­nas no son su ads­crip­ción a un deter­mi­na­do par­ti­do polí­ti­co, de hecho el movi­mien­to social no estu­vo arti­cu­la­do por nin­gu­na fuer­za orga­ni­za­da y, por lo tan­to, acá lo que se hizo fue ata­car a una par­te de la pobla­ción civil que son estos manifestantes.

El Ciudadano | Abogado Mauricio Daza ante decisión del SII de no presentar  querellas: "Lo que se pretende es garantizar impunidad"
Daza. Foto: web.

Y esto tie­ne que ser gene­ra­li­za­do o sis­te­má­ti­co, gene­ra­li­za­do es cuan­do un ata­que afec­ta a muchas per­so­nas, y esto lo hemos podi­do ver, lo que ocu­rrió en Pla­za Dig­ni­dad en muchas oca­sio­nes gene­ró cen­te­na­res de víc­ti­mas en un solo acto, en un solo even­to, por lo tan­to hay ata­que gene­ra­li­za­do, pero debe ser gene­ra­li­za­do o sis­te­má­ti­co, y en esto es don­de se hace mucho hin­ca­pié por par­te del Gobierno por­que lo que se seña­la es que no habría este ata­que sis­te­má­ti­co por­que no habría una deci­sión, para decir­lo de algu­na for­ma, por par­te de la auto­ri­dad poli­cial ni del Gobierno para rea­li­zar este ataque.

Sin embar­go, el ata­que sis­te­má­ti­co se vin­cu­la bási­ca­men­te con que hay un patrón de con­duc­ta, y yo creo que aquí cla­ra­men­te lo hay, es cosa de ana­li­zar cómo se desa­rro­lla­ron estos hechos. Acá nos encon­tra­mos fren­te al ata­que por par­te de per­so­nal poli­cial a los mani­fes­tan­tes en el con­tex­to del esta­lli­do social, los cua­les se con­cre­ta­ron de una mane­ra simi­lar y con resul­ta­dos equi­va­len­tes, y esto a pesar de que esto se des­ple­gó duran­te varias sema­nas y en dis­tin­tos pun­tos de nues­tro país. Tene­mos per­so­nas que sufrie­ron muti­la­cio­nes ocu­la­res a par­tir del dis­pa­ro de bali­nes por par­te de Cara­bi­ne­ros de Chi­le no sola­men­te un deter­mi­na­do día en la Pla­za Dig­ni­dad sino esta­mos hablan­do de muchas per­so­nas en todo Chi­le, duran­te varias sema­nas, en dis­tin­tos pun­tos de nues­tro país.

BS: Ahí tene­mos un pro­ce­der sis­te­má­ti­co y repe­ti­do en dis­tin­tos días y luga­res del país como señalas.

MD: Cla­ro, y acá ade­más esto afec­tó un núme­ro con­si­de­ra­ble de per­so­nas. Hay que recor­dar de que las lesio­nes ocu­la­res, las muti­la­cio­nes ocu­la­res, que sufrie­ron los mani­fes­tan­tes a par­tir de la con­duc­ta de las poli­cías en nues­tro país son de un núme­ro supe­rior a las 460 per­so­nas, esta­mos hablan­do de que no exis­te un regis­tro en la his­to­ria moder­na de per­so­nas que hayan sufri­do en tal núme­ro muti­la­cio­nes ocu­la­res en el con­tex­to de cual­quier movi­li­za­ción social.

BS: De hecho, en todo el tiem­po que va el con­flic­to y la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos por par­te del esta­do de Israel a Pales­ti­na no se explo­ta­ron tan­tos glo­bos ocu­la­res como en este cor­to perío­do en Chi­le. Men­cio­na­bas que hay sen­dos infor­mes de orga­nis­mos inter­na­cio­na­les como HRW, como Amnis­tía Inter­na­cio­nal, como la ofi­ci­na de la Alta Cco­mi­sio­na­da de los Dere­chos Huma­nos, la CIDH. ¿Estos orga­nis­mos inter­na­cio­na­les van a ser invi­ta­dos a decla­rar en el mar­co de este juicio?

MD: Cla­ro, lo que ocu­rre es que lle­gar a la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal no es un camino tan fácil, pero creo que es muy pro­ba­ble que lle­gue­mos ahí dada cual es la reali­dad en el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma de per­se­cu­ción penal en Chile.

Yo he esta­do como que­re­llan­te en muchas cau­sas vin­cu­la­das a hechos de corrup­ción, en el caso Pen­ta, en el caso SQM, en el caso Cor­pes­ca que obtu­vi­mos ade­más un fallo his­tó­ri­co hace pocas semanas.

Sin embar­go, uno pue­de cons­ta­tar que en gene­ral exis­te en Chi­le una cul­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal de impu­ni­dad en rela­ción a los deli­tos gra­ves come­ti­dos por altas auto­ri­da­des y gran­des empre­sa­rios, y que esto pue­de apli­car­se even­tual­men­te en estos crí­me­nes de lesa huma­ni­dad que se están per­si­guien­do den­tro de nues­tro país res­pec­to a Piñera.

Y en ese ámbi­to yo creo que hay seña­les que son preo­cu­pan­tes, noso­tros cuan­do pre­sen­ta­mos nues­tra que­re­lla se remi­tie­ron los ante­ce­den­tes a la Fis­ca­lía, al Minis­te­rio Públi­co, y en un momen­to soli­ci­ta­mos, en enero de 2019, yo diría que apro­xi­ma­da­men­te 100 dili­gen­cias con­cre­tas para poder tra­tar de escla­re­cer y ade­más acre­di­tar esta impu­tación, que no sola­men­te va en con­tra de Piñe­ra sino tam­bién en con­tra de sus exmi­nis­tros Gon­za­lo Blu­mel, Andrés Chad­wick, y en con­tra del exdi­rec­tor de Cara­bi­ne­ro, el gene­ral (Mario) Rozas, entre otros, y la ver­dad es que noso­tros pre­sen­ta­mos este escri­to en enero de 2019 y no hubo una res­pues­ta, ya sea posi­ti­va o nega­ti­va en rela­ción a estas dili­gen­cias, has­ta sep­tiem­bre de 2019 y solo des­pués de que denun­cia­mos en la pren­sa el hecho de que esta cau­sa no se esta­ba inves­ti­gan­do, sien­do que debie­se ser, y creo que lo es, la cau­sa más impor­tan­te que algu­na vez ha teni­do a su car­go el Minis­te­rio Públi­co en Chi­le des­de su crea­ción. Esta­mos hablan­do de una impu­tación de crí­me­nes de lesa huma­ni­dad en con­tra de un pre­si­den­te que ade­más está en ejercicio.

Bueno, el Esta­tu­to de Roma esta­ble­ce un órgano que se lla­ma la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal que tie­ne com­pe­ten­cia para los efec­tos de poder cono­cer de este tipo de delitos.

Sin embar­go, hay un prin­ci­pio que se lla­ma de com­ple­men­ta­rie­dad, esto invo­lu­cra que la Cor­te no inves­ti­ga direc­ta­men­te y des­de un comien­zo este tipo de ilícitos.

BS: Hay que ago­tar ins­tan­cias en Chi­le primero…

MD: Exac­to, si es que en Chi­le no hay una per­se­cu­ción penal efec­ti­va, por ejem­plo, de estos deli­tos, enton­ces uno pue­de soli­ci­tar­le a la CPI que se haga car­go de su per­se­cu­ción por­que, por ejem­plo, no están las con­di­cio­nes dadas al inte­rior de un deter­mi­na­do país para que estos ilí­ci­tos se pue­dan per­se­guir de mane­ra real y efectiva.

Yo creo que en Chi­le resul­ta muy dudo­so, por decir­lo sua­ve­men­te, que poda­mos inves­ti­gar de ver­dad y per­se­guir cri­mi­nal­men­te en tér­mi­nos efec­ti­vos a Piñe­ra por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad y esto bási­ca­men­te por esta cul­tu­ra de impunidad.

BS: Que las dili­gen­cias no se hayan comen­za­do en el tiem­po pru­den­te, yo no sé si se están eje­cu­tan­do des­de ya las dili­gen­cias que uste­des pidie­ron. Si no se lle­va­sen a cabo de aquí a los pró­xi­mos meses, ¿ese podría ser un ele­men­to con­fi­gu­ra­ti­vo para decir que en Chi­le no hay con­di­cio­nes y poder avan­zar hacia la CPI?

MD: Sin nin­gu­na duda, no sola­men­te que no se hagan dili­gen­cias, es inve­ro­sí­mil que se demo­ren casi nue­ve meses en con­tes­tar­le a un que­re­llan­te una dili­gen­cia en un caso como este, sino que tam­bién no bas­ta con lle­nar pape­les de una mane­ra mera­men­te for­mal, acá es nece­sa­rio que haya una inves­ti­ga­ción real.

A mí me da la impre­sión que por dis­tin­tos moti­vos ins­ti­tu­cio­na­les que están arrai­ga­dos en esta cul­tu­ra de impu­ni­dad, que lamen­ta­ble­men­te vie­ne des­de la dic­ta­du­ra, ese es uno de los lega­dos, el dejar impu­ne a Pino­chet mar­ca algo, da cuen­ta que una per­so­na pue­de come­ter los más atro­ces crí­me­nes en con­tra de la pobla­ción civil y la ver­dad es que final­men­te le sale gra­tis. Y este círcu­lo vicio­so de corrup­ción e impu­ni­dad que se ha ins­ta­la­do duran­te las últi­mas déca­das en nues­tro país hacen muy dudo­so que se pue­da lle­gar a una inves­ti­ga­ción cri­mi­nal efi­caz y efectiva.

Noso­tros esta­mos inten­tan­do hacer­lo acá, cree­mos que hay muchos ele­men­tos que dan cuen­ta de que se come­tie­ron crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, a mi jui­cio resul­ta algo evi­den­te, acá no solo hay un ata­que gene­ra­li­za­do, que con eso ya bas­ta­ría, sino que hay un ata­que sis­te­má­ti­co. Otra defen­sa que se hace por par­te de Piñe­ra y su entorno es que acá no hubo una polí­ti­ca de Esta­do para los efec­tos de come­ter estos deli­tos y, por lo tan­to, no pro­ce­de que se le impu­te a Sebas­tián Piñe­ra por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, pero tú sabes que la polí­ti­ca no es nece­sa­rio que se encuen­tre esta­ble­ci­da a tra­vés de un acto for­mal, no es nece­sa­rio un correo elec­tró­ni­co, un acta, nada de eso, esa polí­ti­ca pue­de ser una polí­ti­ca que haya ope­ra­do de fac­to, en la prác­ti­ca por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes que esta­ban a car­go, por ejem­plo, del orden públi­co, y acá cla­ro que hubo una polí­ti­ca de fac­to, en la prác­ti­ca, res­pon­der de una mane­ra simi­lar duran­te varios meses a mani­fes­ta­cio­nes socia­les que se esta­ban pro­du­cien­do día a día, en dis­tin­tos pun­tos del país, con un sis­te­ma de repre­sión que cla­ra­men­te bus­ca­ba lesio­nar, cas­ti­gar a los mani­fes­tan­tes, repri­mir las mani­fes­ta­cio­nes para impe­dir en lo posi­ble de que éstas se repi­tie­ran a par­tir del mie­do. Ésa es una polí­ti­ca que se eje­cu­tó en la prác­ti­ca, de fac­to, en los hechos, y a mi jui­cio resul­ta bas­tan­te claro.

Aho­ra, este es un camino lar­go que va a supe­rar la con­tin­gen­cia. Lo que esta­mos hablan­do hoy día no es un tema de esta sema­na o la pró­xi­ma, este es uno de los temas pro­fun­dos que se ins­ta­la­ron en nues­tra socie­dad, en nues­tro país, pero no pode­mos dejar un espa­cio a la impu­ni­dad, si deja­mos un espa­cio a la impu­ni­dad enton­ces la señal para el futu­ro es muy nefas­ta, es decir­le a las per­so­nas que se hagan car­go del Gobierno, de las fuer­zas poli­cia­les o mili­ta­res, ‘sabe qué, hagan lo que quie­ran, al final del día van a que­dar impu­nes’. Y eso es inaceptable.

BS: Los ele­men­tos que con­fi­gu­ran que hubo una polí­ti­ca de terror de par­te de Esta­do hacia la ciu­da­da­nía son innu­me­ra­bles. ¿Esta que­re­lla en que tri­bu­nal fue inter­pues­ta, se noti­fi­có ya a los exmi­nis­tros de Piñe­ra, al mis­mo pre­si­den­te? ¿Cómo la ciu­da­da­nía se pue­de hacer par­te de esta querella?

MD: La ver­dad es que cual­quier per­so­na, sobre todo las víc­ti­mas, pue­den hacer­se par­te y pue­den pre­sen­tar esta acción. Noso­tros la pre­sen­ta­mos ante un tri­bu­nal, los tri­bu­na­les son los que ana­li­zan los méri­tos de las que­re­llas y si los hay lo remi­ten a un orga­nis­mo autó­no­mo que se deno­mi­na Minis­te­rio Públi­co, cuya úni­ca fina­li­dad es inves­ti­gar deli­tos y, en su caso, lle­var a la jus­ti­cia a las per­so­nas que apa­rez­can como culpables.

Esta cau­sa está aho­ra asig­na­da en la Fis­ca­lía, la fis­cal regio­nal de Val­pa­rí­so, y la ver­dad es que yo no he teni­do muy bue­nas expe­rien­cias con la Fis­ca­lía de Val­pa­rí­so, no con la actual fis­cal sino con el ante­ce­sor, que se lla­ma­ba Pablo Gómez, quien des­man­te­ló el caso SQM en un signo mas de la poca volun­tad de poder lle­var a la jus­ti­cia a las per­so­nas que for­man par­te de la éli­te eco­nó­mi­ca de nues­tro país por deli­tos graves.

Así que bueno esta­mos inten­tan­do lle­var ade­lan­te esta acción. Sin embar­go, si es que no hay avan­ces yo creo que vamos a ter­mi­nar en la CPI que es a lo que le tie­ne terror en la prác­ti­ca Piñe­ra. ¿Por qué? Por­que acá obvia­men­te tie­ne su red, acá yo creo que exis­te la expec­ta­ti­va de ter­mi­nar este tipo de cau­sas a la chi­le­na, con el tele­fo­na­zo, la reu­nión, la com­po­nen­da. sin embar­go en un tri­bu­nal como la CPI esto no es posi­ble, la red de Piñe­ra no lle­ga allí para poder des­ar­ti­cu­lar una inves­ti­ga­ción afue­ra del país, y ade­más obvia­men­te pue­de afec­tar sus negocios.

BS: ¿Qué pla­zo se van a dar uste­des para poder con­fi­gu­rar y enten­der de que en Chi­le no están dadas las con­di­cio­nes para lle­var ade­lan­te este jui­cio y poder avan­zar hacia la CPI?

MD: Yo creo que este año, 2021. Mucha gen­te se pre­gun­ta por qué se toman tan­to tiem­po, lo que pasa es que lamen­ta­ble­men­te, este tipo de cosas si uno las quie­re hacer en serio hay que hacer­la bien. Te insis­to, esto va más allá de la con­tin­gen­cia, esto va más allá de la situa­ción pun­tual del Gobierno de Sebas­tián Piñe­ra, de qué repre­sen­ta él hoy polí­ti­ca­men­te en Chi­le y de todo lo que está hacien­do su Gobierno, Esto tras­cien­de mucho más allá, esta cau­sa va a avan­zar pro­ba­ble­men­te a pun­tos que son muy cla­ves cuan­do Piñe­ra ya no esté en el poder, sin duda.

Sin embar­go, noso­tros tene­mos que man­te­ner la volun­tad, esto no se tra­ta de un ata­que al Gobierno de Piñe­ra, esto se tra­ta de un ata­que a la impu­ni­dad fren­te a los aten­ta­dos gra­ves a los dere­chos huma­nos de nues­tro país. Y esta situa­ción tie­ne que tener un pun­to final, lo que ocu­rrió con Pino­chet, con la impu­ni­dad de él es algo que no se pue­de vol­ver a repe­tir y menos en una situa­ción don­de no hay dic­ta­du­ra, por lo menos en tér­mi­nos formales.

Accionista improbable o palo blanco? La guerra entre SQM y Mauricio Daza  por el jubilado de Puente Alto que es querellante en el caso Cascadas - La  Tercera
Daza. Foto: La Tercera.

Enton­ces, eso es lo que noso­tros tene­mos que insis­tir, somos un gru­po de per­so­nas, no estoy solo en esto, que esta­mos deci­di­dos a lle­gar has­ta el final sea lo que se demo­re el poder lograr­lo y tene­mos la ple­na con­vic­ción de que es el úni­co camino para poder sanar estas heri­das, esta­mos hablan­do de más de 460 familias.

No sola­men­te son las víc­ti­mas de las muti­la­cio­nes ocu­la­res, a quie­nes obvia­men­te se les cau­só un daño por el solo hecho de ejer­cer un dere­cho ciu­da­dano que es mani­fes­tar­se, sino esta­mos hablan­do tam­bién de fami­lias las cua­les han sido afec­ta­das por estas lesio­nes de su hijo, su her­mano, sus fami­lia­res, y ojo noso­tros no sola­men­te vemos el tema de las muti­la­cio­nes ocu­la­res, noso­tros tam­bién tene­mos, la defen­sa, arma­mos un pro­gra­ma con un con­jun­to de abo­ga­dos de repre­sen­ta­ción jurí­di­ca de víc­ti­mas del esta­lli­do social, que lo esta­mos hacien­do en for­ma gra­tui­ta y que ya tene­mos mucha gen­te que esta­mos repre­sen­tan­do, entre otros Abel Acu­ña , un caso emble­má­ti­co de una per­so­na que esta­ba en Pla­za Dig­ni­dad, fíja­te muy curio­sa­men­te, el día des­pués que se fir­mó el famo­so acuer­do por la paz y la nue­va cons­ti­tu­ción que le sal­vó el pelle­jo a Piñe­ra, este acuer­do entre todos los sec­to­res polí­ti­cos, el día des­pués él (Acu­ña) falle­ce en Pla­za Dig­ni­dad, le dio un ata­que al cora­zón y la poli­cía impi­dió la asis­ten­cia, es impac­tan­te, ata­ca­ron al per­so­nal del SAMU con bali­nes, con cho­rros de agua la ambu­lan­cia del SAMU, no le pudie­ron hacer una reani­ma­ción opor­tu­na y eso deter­mi­nó que final­men­te falle­cie­ra, o sea esto es cla­ra­men­te un ata­que a la pobla­ción civil por par­te de lo que se ha trans­for­ma­do en los hechos en una poli­cía polí­ti­ca, que es Cara­bi­ne­ros de Chi­le, una poli­cía corrup­ta, 35 mil millo­nes de peso y con­tan­do en un frau­de de los más impor­tan­tes de la his­to­ria, una poli­cía ade­más ase­si­na por­que lo que ha hecho es no inten­tar pro­te­ger los dere­chos de quie­nes se mani­fies­tan, tan­tas per­so­nas que pue­den estar hacien­do des­ma­nes o pue­den estar hacien­do algún tipo de ilí­ci­tos, no, ellos lo que hacen es ata­car al bul­to con todo y les impor­ta nada.

BS: Lo hacen con una cla­ra ale­vo­sía, con una inten­ción de dañar a las per­so­nas. Un ele­men­to que a mí me lla­ma la aten­ción es que exis­te un bajo núme­ro de for­ma­li­za­cio­nes con­tra los pre­sun­tos auto­res de la vio­len­cia a los dere­chos huma­nos, pese a la gran can­ti­dad de denun­cias que hay, son muy pocos los cara­bi­ne­ros pro­ce­sa­dos. Hay como encu­bri­mien­to inclu­so de par­te del Gobierno de quie­nes come­tie­ron direc­ta­men­te estas violaciones.

MD: La ver­dad es que eso es un ele­men­to que da cuen­ta que no exis­ten las con­di­cio­nes para gene­rar una per­se­cu­ción penal efec­ti­va, real, res­pec­to a estos crí­me­nes que se han come­ti­do en el con­tex­to del esta­lli­do social por par­te de agen­tes del Estado.

Hay que recor­dar que ade­más el Gobierno lo que ha hecho es blin­dar a Cara­bi­ne­ros, tra­tar per­ma­nen­te­men­te de garan­ti­zar­les de que no les va a pasar nada. Acá hubo por ejem­plo, un suma­rio de la Con­tra­lo­ría res­pec­to de los gene­ra­les del alto man­do de Cara­bi­ne­ros y lo que hizo el Gobierno rápi­da­men­te, sin cono­cer si quie­ra los ante­ce­den­tes, fue decir ‘esto no tie­ne nin­gún fun­da­men­to, es un ata­que ilí­ci­to con­tra Cara­bi­ne­ros’ y empe­zó a ata­car a la Contraloría.

Aho­ra eso tam­bién tie­ne su lógi­ca por­que Piñe­ra sabe que si final­men­te se esta­ble­ce una res­pon­sa­bi­li­dad cri­mi­nal en rela­ción a la actua­ción del alto man­do de Cara­bi­ne­ros, enton­ces obvia­men­te la situa­ción de él se com­pli­ca mucho para los efec­tos de que tam­bién pue­da ser impu­tado y even­tual­men­te con­de­na­do por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, enton­ces él ha des­ple­ga­do con todo, él con­tra­tó como abo­ga­do no a alguien que sea de la UDI o de la dere­cha, él con­tra­ta como abo­ga­do a Samuel Dono­so, que fue miem­bro de la direc­ti­va del Par­ti­do por la Demo­cra­cia, que fue y es abo­ga­do del geren­te gene­ral de SQM en las cau­sas vin­cu­la­das a la corrup­ción, es del PPD, muy ami­go de Gui­do Girar­di, de todo el PPD has­ta el día de hoy, es el abo­ga­do de Sebas­tián Piñe­ra. Enton­ces, esto de qué te habla, te habla de que final­men­te aquí hay una red, esta dis­tin­ción entre dere­cha e izquier­da en nues­tro país es muy fal­sa, es una facha­da por­que acá se pro­te­ge el poder entre el poder, y por eso yo veo muy difí­cil que en Chi­le exis­ta una per­se­cu­ción penal efec­ti­va de este tipo de deli­to, y en ese con­tex­to la preo­cu­pa­ción es que no van a poder ter­mi­nar esta cau­sa a la chi­le­na con el tele­fo­na­zo, por­que si lo hacen corren el ries­go de ter­mi­nar en una cor­te don­de ellos no tie­nen nin­gu­na influen­cia, no tie­nen nin­gu­na posi­bi­li­dad de hacer el tele­fo­na­zo, de tra­tar de algu­na mane­ra de des­ar­ti­cu­lar­la, una cor­te don­de le va a impor­tar abso­lu­ta­men­te un cara­jo los 2.800 millo­nes de dóla­res en la cuen­ta corrien­te de Sebas­tián Piñe­ra, muchos de los cua­les habrían sido obte­ni­dos ade­más de una mane­ra bas­tan­te cues­tio­na­ble por decir­lo suave.

Enton­ces un espe­cu­la­dor finan­cie­ro que fue pre­si­den­te en un país sud­ame­ri­cano a la CPI no le va a cau­sar nada y allí sí que se pue­de obte­ner una con­de­na ejem­plar y ese es el mie­do que tie­ne Sebas­tián Piñe­ra, que es lo que ocu­rre con esta cau­sa, por eso se está tra­tan­do de blin­dar de todas las mane­ras posibles.

Pero bueno noso­tros vamos a insis­tir en nave­gar con­tra la corrien­te, no es lle­gar e ir a la CPI, tene­mos cla­ro eso, pero tam­bién tene­mos cla­ro el camino para lle­gar ahí y lo vamos a recorrer.

BS: La gen­te sigue pre­gun­tan­do cómo ellos pue­den hacer par­te de la querella…

MD: Esto está en la Fis­ca­lía Regio­nal de Valparaíso.

BS: Y qué pue­de hacer una per­so­na, un ciu­da­dano corrien­te para sumar­se a esta querella.

MD: Hay dos cate­go­rías de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos que pue­den ayu­dar, la cate­go­ría más impor­tan­te son quie­nes han sido víc­ti­mas de aten­ta­dos eje­cu­ta­dos por las fuer­zas poli­cia­les en el con­tex­to del esta­lli­do social, per­so­nas que tie­nen lesio­nes, que han sufri­do algu­na muti­la­ción, algu­na lesión, algún fami­liar que haya falle­ci­do, ellos tie­nen la posi­bi­li­dad de pre­sen­tar una que­re­lla cri­mi­nal en con­tra de Sebas­tián Piñe­ra y del man­do de Cara­bi­ne­ros por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad. Esa es una posi­bi­li­dad, o hacer una denun­cia que se pue­de hacer efec­ti­va­men­te en las ofi­ci­nas del Minis­te­rio Públi­co, en cual­quier ofi­ci­na del Minis­te­rio Públi­co se rela­ta esto, lo otro tie­ne que ver con las per­so­nas que no están en esa situa­ción pero que tam­bién tie­nen un com­pro­mi­so muy pro­fun­do, que es gran par­te del país, con quie­nes han sufri­do como víc­ti­mas, yo creo que allí el mayor apo­yo es poder difun­dir este tra­ba­jo que, insis­to, no es un pro­yec­to per­so­nal mío, somos muchos los que esta­mos en esto.

Hay dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes, está la Comi­sión Chi­le­na de Dere­chos Huma­nos, la ANEF tam­bién pre­sen­tó una que­re­lla, el sena­dor Ale­jan­dro Nava­rro está tam­bién detrás de esto, pre­si­día la Comi­sión de Dere­chos Huma­nos cuan­do ocu­rrió el esta­lli­do social, enton­ces tam­bién se pue­den con­tac­tar con él. De hecho yo estoy tra­ba­jan­do con él esta cau­sa y con un gru­po de abo­ga­dos, muchos abo­ga­dos jóve­nes, todos esta­mos com­pro­me­ti­dos dan­do nues­tro tiem­po, esto no es diga­mos algo que noso­tros este­mos cobran­do nada por­que esto deri­va de una con­vic­ción de jus­ti­cia míni­ma, de tener un país decen­te y un país sin impunidad.

Enton­ces, yo les reco­mien­do a las per­so­nas que han sido víc­ti­mas que pon­gan una denun­cia a la fis­ca­lía o se con­tac­ten con el sena­dor Nava­rro, con­mi­go tam­bién, los correos elec­tró­ni­cos los pue­den encon­trar por inter­net, para poder pre­sen­tar que­re­llas y sumar­se a esto y las per­so­nas que afor­tu­na­da­men­te no han sido víc­ti­mas apo­yar­nos, por­que es muy impor­tan­te, aquí hay un blo­queo comu­ni­ca­cio­nal de los gru­pos eco­nó­mi­cos que mane­jan los prin­ci­pa­les medios en Chi­le, los medios escri­tos, de tele­vi­sión, esto no va a apa­re­cer en Canal 13, en Mega, ni en tele­vi­sión nacio­nal. Ni hablar La Ter­ce­ra y El Mer­cu­rio, esto sola­men­te apa­re­ce en medios que tra­ta­mos de algu­na mane­ra de acce­der a ellos y agra­de­ce­mos obvia­men­te a El Ciu­da­dano para poder con­tar esta par­te de una reali­dad bru­tal que se quie­re ocul­tar por intere­ses mez­qui­nos, así que difun­dir tam­bién es muy impor­tan­te y apo­yar­nos en lo que esta­mos haciendo.

BS: ¿Qué es lo que va a pasar con los pre­sos polí­ti­cos, cuál es tu pronóstico?

MD: Mi pro­nós­ti­co es que muchos de ellos van a que­dar absuel­tos, pero des­pués de lar­gos perío­dos en que van a estar en pri­sión pre­ven­ti­va, ese es el pro­ble­ma, acá se ha gene­ra­do por par­te del Gobierno de Piñe­ra un con­jun­to de ini­cia­ti­vas que de una mane­ra que de ver­dad nadie se pue­de expli­car de una for­ma racio­nal y decen­te, han sido aco­gi­dos por par­te de un Par­la­men­to don­de se supo­ne la opo­si­ción es mayo­ría y esto es real­men­te escan­da­lo­so. Todos estos esfuer­zos bus­can entre­gar­le más atri­bu­cio­nes a las poli­cías y el Gobierno para repri­mir sin mayor con­trol, por­que final­men­te lo que se bus­ca, a mi jui­cio, es tra­tar de aguan­tar el Gobierno de Piñe­ra has­ta mar­zo del 2022, como sea, a pun­ta de repre­sión, y tam­bién bus­car impu­ni­dad, por­que se sabe per­fec­ta­men­te que acá se han come­ti­do deli­tos gra­ves y que esto en algún momen­to pue­de ter­mi­nar con una res­pon­sa­bi­li­dad cri­mi­nal en estas altas esferas.

En ese con­tex­to, lo que se bus­ca no es jus­ti­cia, lo que se bus­ca es repri­mir, y qué for­ma tie­nes para repri­mir, pri­me­ro ata­car a la pobla­ción civil que se mani­fies­ta para que ten­ga mie­do, para que no vuel­va al otro día a mani­fes­tar­se, la mejor for­ma es dis­pa­rar­le a los ojos a las per­so­nas, que que­den muti­la­dos de por vida, dar una señal, un escar­mien­to, para que el res­to de la gen­te diga ‘sabes qué, estoy muy en con­tra de Piñe­ra pero no me voy a ir a arries­gar a que me lesio­nen o me muti­len’. Ese es un obje­ti­vo polí­ti­co y otro es el tra­tar de bajar la vara para los efec­tos de poder dete­ner per­so­nas y poder en ese ins­tan­te decre­tar medi­das cau­te­la­res de alta inten­si­dad como pri­sio­nes pre­ven­ti­vas, inde­pen­dien­te de que es un pro­ce­so que pue­de durar más de un año (para que) des­pués estas per­so­nas que­den en liber­tad, por­que las tie­nes pre­sas y no pue­den salir a pro­tes­tar. Y ese es el problema.

Mucho se ha dicho que en Chi­le no hay pre­sos polí­ti­cos. ¿Tú sabes qué es lo que hace que la pri­sión sea polí­ti­ca? La pri­sión se hace polí­ti­ca no por el deli­to o el hecho en vir­tud del cual se le está impu­tan­do a una per­so­na, lo que hace que ese pre­si­dio sea polí­ti­co es por la des­pro­por­cio­na­li­dad, éste es el ele­men­to político.

No es un deli­to polí­ti­co el des­truir un semá­fo­ro en una pla­za públi­ca, pero lo que lo hace polí­ti­co es que a par­tir de ese hecho dejan a estas per­so­nas un año en pri­sión pre­ven­ti­va, eso es des­pro­por­cio­na­do. Yo estu­ve en el caso Pen­ta, los due­ños de Pen­ta gene­ra­ron un frau­de al fis­co, más bien deli­tos tri­bu­ta­rios reite­ra­dos, gene­ra­ron una red de corrup­ción a par­tir de finan­cia­mien­to ile­gal de la polí­ti­ca, estu­vie­ron 40 días pre­sos. Final­men­te fue­ron con­de­na­dos a cla­ses de éti­ca y des­pués se les des­cuen­ta de sus impues­tos 1.400 millo­nes de pesos por la defen­sa judi­cial, que ter­mi­nó en una con­de­na en con­tra de ellos.

Para qué te habló Julio Pon­ce Lerou, que se hizo de SQM duran­te la dic­ta­du­ra de su sue­gro, Augus­to Pino­chet, pero ojo que se hizo mul­ti­mi­llo­na­rio con los Gobier­nos de la Con­cer­ta­ción, que le entre­ga­ron en ban­de­ja el Salar de Ata­ca­ma, que es bási­ca­men­te del Esta­do una de las per­te­nen­cias mine­ras más impor­tan­tes a nivel mun­dial. Enton­ces, eso es lo que hace polí­ti­ca esa pri­sión, la des­pro­por­cio­na­li­dad entre lo impu­tado y la medi­da cautelar.

Última Mirada on Twitter: "Abogado Mauricio Daza sobre caso SQM: “El fiscal  Pablo Gómez no realizó su trabajo de manera seria” https://t.co/6APzE437It  #ÚltimaMirada… https://t.co/MXwKYWyEid"
Daza. Foto: Twitter.

Muchos de estos casos cuan­do vayan a jui­cio, la gran mayo­ría van a ter­mi­nar absuel­tos, van a salir a la calle, pero se les tuve pre­sos un año o más, eso es inacep­ta­ble en una demo­cra­cia de for­ma, es algo enga­ño­so, es algo hipó­cri­ta lo que se está hacien­do y esto hay que enfren­tar­lo de esa for­ma. No hay que seguir­le el jue­go a estos seño­res que dicen ‘no, es que esto téc­ni­ca­men­te no es pre­si­dio polí­ti­co’, no, insis­to lo que hace que esto sea polí­ti­co es la des­pro­por­cio­na­li­dad de las medi­das cau­te­la­res y hay que tra­tar de enfren­tar­lo. Lamen­ta­ble­men­te este sis­te­ma de algu­na for­ma esta colu­di­do para que eso no ocurra.

BS: ¿No has sen­ti­do temor, de dón­de te nace ese cora­je para lle­var ade­lan­te y enfren­tar estos juicios?

MD: Lo que me mue­ve es el can­san­cio de ver una impu­ni­dad tan des­ca­ra­da, yo me he dedi­ca­do a liti­gar mate­rias pena­les, he esta­do en todos lo ámbi­tos, he sido defen­sor, que­re­llan­tes, he esta­do en todos lados, pero en un deter­mi­na­do momen­to de mi vida pro­fe­sio­nal empe­cé a cons­ta­tar algo que escu­cha­ba, pero que no había vis­to, no había vivi­do, que tie­ne que ver con esta jus­ti­cia de pri­me­ra y segun­da cla­se, y la for­ma como ade­más se garan­ti­za impu­ni­dad, jue­ces muer­tos de la risa, te miran en la cara y se ríen cuan­do dic­tan un fallo abe­rran­te, y lo hacen por­que lo saben, por­que yo tam­bién lo sé, por­que yo he liti­ga­do otras cau­sas con ellos, y tú sabes que el pará­me­tro es dis­tin­to, que están hacien­do algo bur­do, la impu­ni­dad de quie­nes come­ten estos deli­tos, la impu­ni­dad de quie­nes les garan­ti­zan impunidad.

Enton­ces, eso en un pun­to can­sa, y muchos esta­mos can­sa­dos de esto, yo no soy un caso espe­cial. Gran par­te de los chi­le­nos y chi­le­nas esta­mos can­sa­dos de esto y cada uno, des­de los dis­tin­tos ámbi­tos que tene­mos, en un pun­to deter­mi­na­do de nues­tra vida pro­fe­sio­nal diji­mos sabe qué, bas­ta, haga­mos algo, y en eso estamos.

Con las cau­sas vin­cu­la­das al finan­cia­mien­to ile­gal de la polí­ti­ca el tema empe­zó pri­me­ro con varias ame­na­zas, a mi per­so­na, a mi fami­lia, des­pués ofer­to­nes, obvia­men­te los man­dé a bue­na par­te, y acto segui­do, ata­ques insi­dio­sos, ten­den­cio­sos, ata­ques a par­tir de muchas mentiras.

He aguan­ta­do por­que a mí me da lo mis­mo, la posi­bi­li­dad de poder hablar de esto en los medios tam­bién es una suer­te de pro­tec­ción que yo me tra­to de dar, per­so­nal, sien­to que si estoy un poqui­to más expues­to hay menos pro­ba­bi­li­dad de que me pase algo a mi o a mi fami­lia, pero de ver­dad que a mí no mue­ve el mie­do, a noso­tros, a muchos.

Vamos a seguir has­ta el final, insis­to, esta no es una cosa pun­tual, no es algo que sea fun­cio­nal a un deter­mi­na­do pro­yec­to que yo ten­ga aho­ra o esté desa­rro­llan­do, no, yo ten­go cla­ro que en esta cau­sa todos, las muchas per­so­nas que esta­mos invo­lu­cra­dos en seguir esto ade­lan­te, vamos a pasar los pró­xi­mos ocho años, o diez años en esto, es un camino lar­go pero lo tene­mos que hacer por­que si no, insis­to, vamos a dejar un pre­ce­den­te de impu­ni­dad, que para el Chi­le que que­re­mos es inaceptable.

BS: ¿Cómo debie­se ser refor­ma­do el Poder Judicial?

MD: Hay que des­vin­cu­lar la desig­na­ción de los jue­ces del poder polí­ti­co de turno, hay otros paí­ses don­de exis­ten cier­tas enti­da­des cole­gia­das que son ele­gi­das a par­tir de con­si­de­ra­cio­nes de méri­to, que son inte­gran­tes cuya dura­ción en los car­gos son más lar­gos que un ciclo polí­ti­co, y que están a car­go de hacer las desig­na­cio­nes de jue­ces y tam­bién de per­se­guir las irre­gu­la­ri­da­des que se dan, un orga­nis­mo que sea autó­no­mo y que no for­me par­te del gru­po de jue­ces que se dedi­can a cono­cer casos y fallar­los, creo que ese es un avan­ce que hay que hacer hoy día, los miem­bros de la Cor­te Supre­ma, son ele­gi­dos entre otros, por el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca y una mayo­ría en el Con­gre­so y eso poli­ti­za direc­ta­men­te estas designaciones.

Los jue­ces son final­men­te desig­na­dos a par­tir de una ter­na que gene­ra el Poder Judi­cial, de esos tres nom­bres tie­ne que ele­gir uno el Gobierno de turno, es ridículo.

En las cor­tes, las salas que tie­nen que cono­cer, que son de tres miem­bros en la Cor­te de Ape­la­cio­nes y cin­co miem­bros la Cor­te Supre­ma, pue­den estar inte­gra­das por per­so­nas que no son jue­ces, pue­den estar deci­dien­do per­so­nas que son deno­mi­na­dos abo­ga­dos inte­gran­tes que son abo­ga­dos desig­na­dos por el Gobierno de turno y que se sien­tan ahí a votar como si fue­sen jueces.

O sea es un sis­te­ma arcai­co, es del siglo XIX, pero que exis­te hoy día en el siglo XXI y ha sido ins­tru­men­ta­li­za­do sis­te­má­ti­ca­men­te para afec­tar la inde­pen­den­cia judi­cial. Nece­si­ta­mos tam­bién jue­ces de cali­dad, y nece­si­ta­mos un sis­te­ma que de ver­dad inves­ti­gue y san­cio­ne lo que son denun­cias que se pue­den dar vin­cu­la­das a hechos de corrup­ción, y tam­bién yo conoz­co muchas per­so­nas que son jue­ces, que son hones­tos, pero que para poder avan­zar en la carre­ra judi­cial tie­nen que estar con un padrino al inte­rior del poder judicial.

Eso hay que erra­di­car­lo, acá se nece­si­ta un meca­nis­mo de asig­na­ción autó­no­mo pero que ade­más se fun­de en con­si­de­ra­cio­nes de méri­to y que sea trans­pa­ren­te, y espe­ro que en eso poda­mos avan­zar en lo que va a ser la redac­ción de una nue­va Constitución.

BS: Has toma­do la deci­sión de ser can­di­da­to a la con­ven­ción cons­ti­tu­cio­nal por Maga­lla­nes. ¿Qué te gus­ta­ría que que­de mani­fies­to en esta nue­va Cons­ti­tu­ción, por ejem­plo para un sis­te­ma judi­cial más ideal? ¿Cómo estás vivien­do este pro­ce­so de lle­var ade­lan­te esta candidatura?

MD: Creo que es muy impor­tan­te el entrar a hacer algo con­cre­to para cam­biar las reglas de jue­go, entre comi­llas es una for­ma de decir­lo, que rigen nues­tra socie­dad y para eso el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te es muy impor­tan­te. Aho­ra, este pro­ce­so tie­nes desa­fíos, acá no se ha gana­do nada, abso­lu­ta­men­te nada. Hemos podi­do ver, por ejem­plo, a par­tir del 25 de octu­bre el ple­bis­ci­to, ese 8020 al Gobierno de Piñe­ra y al Con­gre­so le ha impor­ta­do un cara­jo, de hecho aho­ra están tra­tan­do de apro­bar el TTP-11 para los efec­tos de poder sabo­tear el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te e impe­dir que la Con­ven­ción Cons­ti­tu­cio­nal pue­da afec­tar los intere­ses de las mul­ti­na­cio­na­les, por­que ade­más estas per­so­nas esta­ble­cie­ron que la con­ven­ción tie­ne que res­pe­tar los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les, no solo en mate­ria de dere­chos huma­nos sino tam­bién en mate­ra económica.

Bueno, es una opor­tu­ni­dad de jugar­se por algo, es algo pun­tual, dura un año y creo que es impor­tan­te estar ahí y tra­tar de levan­tar una voz des­de el mun­do independiente.

Yo me he enfren­ta­do a estas per­so­nas, yo sé dón­de les due­le, yo sé per­fec­ta­men­te los cam­bios que hay que hacer, yo se la mane­ra en que se ha garan­ti­za­do impu­ni­dad a par­tir de las nor­mas cons­ti­tu­cio­na­les, así que pre­ten­do ser un apor­te a par­tir de un tra­ba­jo colec­ti­vo obviamente.

Sí creo que pode­mos empe­zar a arti­cu­lar tra­ba­jos colec­ti­vos para mejo­rar esta situa­ción, pero el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te no es un pro­ce­so gana­do y hay que luchar­lo y tam­bién estoy en esa lucha, y es muy impor­tan­te, y que se vin­cu­la con otras peleas que tras­cien­den a cosas como estas como lo que esta­mos hablan­do hoy día que es el jui­cio a Sebas­tián Piñe­ra, que vamos a estar los pró­xi­mos diez años pro­ba­ble­men­te en este esfuerzo.

La ver­dad es que ha sido una bue­na expe­rien­cia, yo creo que hay mucho áni­mo, ilu­sión, tam­bién hay escep­ti­cis­mo, y yo lo entien­do, no soy diga­mos una per­so­na inge­nua, pero sé que si bien hay un espa­cio muy acor­ta­do para lograr esos cam­bios, el espa­cio exis­te y no se lo pode­mos rega­lar a los mis­mos de siem­pre, hay que pelear­lo y eso es lo que estoy tra­tan­do de hacer.

Pre­gun­ta el públi­co: ¿Cómo pode­mos parar el TPP-11?

MD: Todo lo que se ha logra­do has­ta el momen­to son cami­nos que se abren, nada toda­vía con­cre­to, pero por lo menos cami­nos que se abren, como el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, se ha logra­do con la movi­li­za­ción ciu­da­da­na. Acá no hubo un gru­po de ilu­mi­na­dos que un día dije­ron ‘sabe qué, final­men­te le vamos a dar a las per­so­nas la posi­bi­li­dad para que pue­dan ele­gir a miem­bros de una con­ven­ción cons­ti­tu­cio­nal y redac­te una nue­va Constitución’.

Lo hicie­ron un día 15 de noviem­bre de 2019, muer­tos de mie­do, por ellos y por Sebas­tián Piñe­ra, de hecho lo sal­va­ron, en una ope­ra­ción para sal­var a Piñe­ra, y ahí estu­vo todo el espec­tro polí­ti­co, des­de el Fren­te Amplio has­ta la UDI.

El tema es que uno de los asun­tos se vin­cu­la con el esta­ble­cer lími­tes para lo que es la Con­ven­ción Cons­ti­tu­cio­nal, y uno de los lími­tes fue pre­ci­sa­men­te defi­nir que esta con­ven­ción, eso es lo que hicie­ron este gru­po de per­so­nas de los par­ti­dos, no pue­de afec­tar lo esta­ble­ci­do en tra­ta­do inter­na­cio­na­les sus­cri­tos por Chi­le, no solo los de Dere­chos huma­nos sino los eco­nó­mi­cos. Aho­ra, esto en prin­ci­pio no gene­ra­ba mayor pro­ble­ma por­que los tra­ta­dos, en gene­ral, eco­nó­mi­cos sus­cri­tos por Chi­le esta­ble­cen cues­tio­nes aran­ce­la­rias, pero hay un solo tra­ta­do que es dis­tin­to, que es el TPP-11, este tra­ta­do esta­ble­ce lími­tes a los Esta­dos para poder hacer su regu­la­ción inter­na en tér­mi­nos tales de afec­tar la situa­ción de mul­ti­na­cio­na­les que ope­ren en los paí­ses. Usted dirá, ¿cuál es la gra­ve­dad de eso? Mul­ti­na­cio­na­les que ope­ran en nues­tro país AFP, Isa­pres, con­ce­sio­na­rias de obras públi­cas, entre otras, enton­ces por­qué se quie­re apro­bar el TPP-11 a la rápi­da, se quie­re apro­bar para esta­ble­cer de que el TPP-11 es un tra­ta­do rati­fi­ca­do por Chi­le antes de que comien­ce la Con­ven­ción Cons­ti­tu­cio­nal, por­que asi se va a impe­dir que ésta pue­da afec­tar el nego­cio de estas mul­ti­na­cio­na­les, se pre­ten­de esta­ble­cer una suer­te de sabo­ta­je al pro­ce­so constituyente.

Mauricio Daza
Daza. Foto: CNN

¿Qué es lo que pode­mos hacer? Pre­sio­nar a tra­vés de las redes socia­les, levan­tan­do la voz fuer­te, de mane­ra pací­fi­ca, demo­crá­ti­ca, pero fuer­te y deci­di­da, movi­li­zán­do­se es la úni­ca for­ma que estas per­so­nas escu­chan, por­que fíja­te se supo­ne que en el sena­do hay opo­si­ción, que tenía la mayo­ría, pero el Gobierno está cal­cu­lan­do que tie­ne los votos de todo el blo­que de dere­cha más los de, entre otros, Caro­li­na Goic, ex can­di­da­ta pre­si­den­cial de la Demo­cra­cia Cris­tia­na, el de Feli­pe Har­boe, que se supo­ne que aho­ra se quie­re ir de cons­ti­tu­yen­te, el voto favo­ra­ble de Jor­ge Piza­rro, expre­si­den­te de la Demo­cra­cia Cris­tia­na que algu­na vez apa­re­ció men­cio­na­do en el caso SQM, del excan­ci­ller José Miguel Insul­za, sena­dor socia­lis­ta, esta­ría votan­do a favor de esto Lagos Weber, en un momen­to Ale­jan­dro Gui­llier lo votó a favor, pero aho­ra se dio un poco vuel­ta a la cha­que­ta y dijo que lo vota­rá en contra.

BS: Pue­des acla­rar que el que se abs­ten­ga está votan­do a favor…

MD: Esto es muy cla­ve, por­que estos hipó­cri­tas cuan­do quie­ren ayu­dar a Piñe­ra y no pagar cos­to, lo hacen de una for­ma enga­ño­sa, se abs­tie­nen. El pro­ble­ma es que en cier­tas vota­cio­nes, la abs­ten­ción se suma al aprue­bo y esto es lo que va a ocu­rrir aho­ra, por ejem­plo Goic se abs­tu­vo del pro­yec­to del segun­do reti­ro del pro­yec­to de Piñe­ra, pero ella sabía per­fec­ta­men­te que con esa abs­ten­ción iba a sumar­se al apru­beo y final­men­te allí se gene­ró el segun­do pro­yec­to de Piñe­ra que ter­mi­nó, ade­más, hacien­do caer el pro­yec­to de los par­la­men­ta­rios en el Tri­bu­nal Constitucional.

Enton­ces lo saben, y acá le digo a las per­so­nas que me escu­chen aten­ta­men­te: aque­llos sena­do­res y sena­do­ras que cuan­do se pon­ga en vota­ción el TPP-11 lo aprue­ben o se abs­ten­gan, lo que están hacien­do es apo­yar el TPP-11, la abs­ten­ción es igual a apro­bar­lo. De hecho yo diría que es peor, por­que es hipó­cri­ta, enton­ces mucho ojo con esta gen­te. Yo lo que lla­mo a las per­so­nas www​.sena​do​.cl, pon­gan ahí don­de dice sena­do­res, cli­queen don­de dice Caro­li­na Goic, Lagos Weber, Jor­ge Piza­rro, Feli­pe Har­boe, José Miguel Insul­za, ahí apa­re­cen sus correos elec­tró­ni­cos, tapi­cé­mos­los de correos elec­tró­ni­cos para que sepan lo que la gen­te quie­re, para que sepan que noso­tros tene­mos que defen­der y vamos a defen­der el pro­ce­so constituyente.

Nos tra­tan de poner una cor­ti­na de humo, pero esto es lo impor­tan­te, si esto se aprue­ba se va a ver sabo­tea­do el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, que tie­ne el apo­yo de un 80 % de los ciu­da­da­nos, y lo va a hacer ade­más este Con­gre­so, un Con­gre­so que fue repu­dia­do por el 80 % de las per­so­nas cuan­do se les pre­gun­tó si es que que­rían que ellos par­ti­ci­pa­ran en la redac­ción de una nue­va Cons­ti­tu­ción y se les dijo que no, que acá se que­ría una Con­ven­ción Cons­ti­tu­cio­nal. La úni­ca for­ma de tra­tar de impe­dir esto es la movi­li­za­ción acti­va, no hay otra for­ma para inten­tar hacerlo.

BS: Entien­do que un pre­si­den­te tie­ne un fue­ro, no se le pue­de juz­gar y todo eso, pero ¿eso se le aca­ba una vez que ter­mi­na su perío­do a Sebas­tián Piñera?

MD: Se le aca­ba y ade­más estos crí­me­nes de lesa huma­ni­dad no están some­ti­dos a este fue­ro, la ver­dad es que a Piñe­ra se le pue­de inves­ti­gar hoy día, de hecho lo esta­mos hacien­do, lo que no se pue­de hacer es acu­sar­lo, lle­var­lo a un jui­cio en Chi­le si es que tie­ne el caro de pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, una vez que lo pier­de, pier­de esa ven­ta­ja, ese fue­ro y lo podría­mos lle­var a jui­cio en Chile.

Pero yo insis­to, yo creo que de algu­na mane­ra se va armar, van a inten­tar cons­truir un esce­na­rio para que estas cau­sas que­den en nada y en este even­to noso­tros vamos a ir a la CPI, noso­tros no nos vamos a dejar ganar por la fór­mu­la típi­ca en la que acá en Chi­le se pone ter­mino a las cau­sas gra­ves que afec­tan a altas auto­ri­da­des y al gran empresariado.

Es un camino bien difí­cil, no somos inge­nuos, lo tene­mos cla­ro des­de el pun­to de vis­ta mate­rial y jurí­di­co tam­bién, pero hemos tra­ba­ja­do en este esce­na­rio y lo esta­mos desa­rro­llan­do y lo vamos a eje­cu­tar si es necesario,

Yo ten­go la lamen­ta­ble con­vic­ción de que en nues­tro país no exis­ten las con­di­cio­nes para lle­var a Piñe­ra a un jui­cio penal, para que se pue­da cono­cer las impu­tacio­nes gra­ves por crí­me­nes de lesa huma­ni­dad que exis­ten en for­ma jus­ti­fi­ca­da en su con­tra y esto nos per­mi­te ir a esta ins­tan­cia internacional.

BS: ¿Qué pasa si Piñe­ra, ter­mi­na­do su man­da­to, deci­de fugar­se del país?

MD: Recuér­da­te que Julio Pon­ce Lerou no es ni ha sido pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, no ha teni­do nin­gún car­go, y lo que lo pro­te­ge en Chi­le es su enor­me bille­te­ra y la red que ha crea­do. Yo creo que es al revés, que el peli­gro de Piñe­ra es salir fue­ra de Chi­le, de hecho el no sale mucho, sal­vo algu­nas visi­tas que están muy cus­to­dia­das, por­que pue­de ser que le pase lo que le ocu­rrió a Pino­chet. Hay que recor­dar que se ha esta­ble­ci­do, que hay una suer­te de juris­dic­ción inter­na­cio­nal, que cual­quier tri­bu­nal es com­pe­ten­te para cono­cer de estos crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, que no es cual­quier deli­to, son deli­tos que repug­nan la con­cien­cia de la huma­ni­dad y por eso tie­nen este régi­men especial.

Yo creo que se va a para­pe­tar en algún lugar en Chi­le, él tie­ne mucho dine­ro, el ha ven­di­do un per­fil ambien­ta­lis­ta entre comi­llas en su gru­pi­to ABC‑1, lo que tam­bién es una gran hipo­cre­sía si uno ana­li­za los pro­yec­tos que se han incen­ti­va­do y se han apro­ba­do duran­te su Gobierno que depre­dan el medio ambien­te y las comu­ni­da­des ale­da­ñas, pero bueno.

Noso­tros lo vamos a per­se­guir don­de esté y si se va fue­ra tam­bién tene­mos los medios, sobre todo si es que logra­mos hacer esca­lar esta cau­sa a nivel inter­na­cio­nal. Por eso yo creo que a Piñe­ra este es un asun­to que le preo­cu­pa y mucho y con jus­ti­fi­ca­da razón, noso­tros somos muchos abo­ga­dos, muchas per­so­nas, muchas víc­ti­mas que vamos a seguir has­ta el final para que se haga algo de jus­ti­cia en este caso.

Fuen­te: El Ciudadano

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *