Bra­sil. Bol­so­na­ro: «El país está que­bra­do, no pue­do hacer nada»

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de enero de 2020.

Habitantes de la favela da Maré hacen fila para recibir alimentos, en Rio de Janeiro.

Habi­tan­tes de la fave­la da Maré hacen fila para reci­bir ali­men­tos, en Rio de Janeiro. 


En medio de los cues­tio­na­mien­tos de dis­tin­tos sec­to­res por el cese de las ayu­das espe­cia­les otor­ga­das a 68 millo­nes de per­so­nas y el aumen­to de las fami­lias hun­di­das en la mise­ria, el pre­si­den­te de Bra­sil, Jair Bol­so­na­ro, afir­mó este mar­tes que Bra­sil está «que­bra­do» y que no pue­de hacer nada para salir de la cri­sis gene­ra­da por la pandemia.

Fren­te a un gru­po de mili­tan­tes de ultra­de­re­cha y acti­vis­tas evan­gé­li­cos en la puer­ta del Pala­cio de la Alvo­ra­da, la resi­den­cia pre­si­den­cial, el man­da­ta­rio –quien en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des mini­mi­zó el impac­to de la pan­de­mia y se bur­ló de las medi­das de pre­ven­ción para hacer­le fren­te— admi­tió que el país está quebrado.

Sin asu­mir nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad, expli­có que el obje­ti­vo de su gobierno era cam­biar las cate­go­rías del impues­to a las ganan­cias, ini­cia­ti­va pos­ter­ga­da por la lle­ga­da de la pan­de­mia. Tam­bién res­pon­sa­bi­li­zó a la pren­sa por la cri­sis que atra­vie­sa el país.

«Yo que­ría cam­biar las cate­go­rías del impues­to a las ganan­cias, vino el virus, poten­cia­do por estos medios de comu­ni­ca­ción que tene­mos. Esta pren­sa sin carác­ter. Hacen un tra­ba­jo ince­san­te de des­gas­te para sacar­nos de aquí (del Gobierno) y aten­der intere­ses que no pue­den reve­lar», dijo el mandatario.

Las excu­sas del pre­si­den­te lle­ga­ron des­pués de que el Gobierno deci­die­ra no reno­var los sub­si­dios dados a las empre­sas para pagar par­te de los sala­rios a cam­bio de man­te­ner empleos y el auxi­lio de emer­gen­cia de 120 dóla­res men­sua­les que había apro­ba­do el Con­gre­so, que en el ter­cer tri­mes­tre del año redu­jo a nive­les de 1980 los índi­ces de pobreza.

Según el Minis­te­rio de la Ciu­da­da­nía, la sus­pen­sión de la ayu­da de emer­gen­cia en diciem­bre poten­ció la cri­sis eco­nó­mi­ca y ele­vó el des­em­pleo al 14,3 por cien­to, empu­jan­do a miles de per­so­nas a la miseria. 

El núme­ro de fami­lias que piden ayu­da del Esta­do no para de cre­cer des­de 2016, tras la mega­cri­sis eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca que des­em­bo­có en la des­ti­tu­ción de la pre­si­den­ta cons­ti­tu­cio­nal Dil­ma Rousseff.

De acuer­do con las cifras ofi­cia­les, en octu­bre de 2020, casi 40 millo­nes de per­so­nas (39,9) se encon­tra­ban en la mise­ria en Bra­sil, viven­do con 89 reales men­sua­les (16 dólares).

En febre­ro de 2016, las fami­lias en situa­ción de mise­ria eran de 11.898.567 y en octu­bre de 2020 pasa­ron a ser 14.058.673. Des­de que asu­mió Bol­so­na­ro, otras 1.3 millo­nes de fami­lias caye­ron en la miseria. 

Elec­cio­nes

El pre­si­den­te Bol­so­na­ro decla­ró «que­bra­do» al país en medio de la cam­pa­ña para que el «Cen­trao», alian­za de par­ti­dos tra­di­cio­na­les de la dere­cha, gane la elec­ción para pre­si­dir la Cáma­ra de Dipu­tados con Arthur Lira, del Par­ti­do Pro­gre­sis­ta (PP).

Su rival, Baleia Ros­si, del Movi­mien­to de la Demo­cra­cia Bra­si­le­ña, un alia­do del expre­si­den­te Michel Temer, reu­nió a toda la opo­si­ción a Bol­so­na­ro, inclu­si­ve al Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res y otras fuer­zas de izquier­da como el labo­ris­mo de Ciro Gomes.

El PT apa­re­ció divi­di­do ante la dis­yun­ti­va pero acla­ró que no será alia­do de la agen­da eco­nó­mi­ca de la dere­cha aun­que si ven­ce Ros­si ven­cie­ra, ten­drá inje­ren­cia en las deci­sio­nes del Legislativo.

Cabe recor­dar que el año pasa­do, Bol­so­na­rio sufrió un duro revés en las elec­cio­nes muni­ci­pa­les, en las que prác­ti­ca­men­te todos sus can­di­da­tos fue­ron derro­ta­dos. Tuvie­ron espe­cial rele­van­cia las derro­tas en San Pablo y en Río de Janei­ro, don­de su gran alia­do, Mar­ce­lo Cri­ve­lla, no obtu­vo la reelec­ción y, poco des­pués, fue dete­ni­do por corrup­ción

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *