Chi­le: Des­de el cora­zón de la revuel­ta: «Que nadie nos arre­ba­te lo con­quis­ta­do, la lucha continúa»

Resu­men Lati­no­me­ri­cano /​Opal Pren­sa, 26 de octu­bre de 2020.

Con un amplio már­gen de dife­ren­cia, el 78.2 % de los chi­le­nos con dere­cho a voto expre­só su con­vic­ción a tra­vés de un ple­bis­ci­to his­tó­ri­co, cam­biar la cons­ti­tu­ción de Pino­chet impues­ta a san­gre y fue­go. El resul­ta­do de este ple­bis­ci­to, es una bofe­ta­da a la cas­ta polí­ti­ca ate­mo­ri­za­da por la movi­li­za­ción social y que ha pre­ten­di­do per­pe­tuar­se en el poder admi­nis­tran­do el mode­lo neo­li­be­ral. Con ésta abru­ma­do­ra vota­ción, que­da cla­ro que las luchas del pue­blo recién comien­zan y ésta es una tarea de muchas, que le toca construir.

La his­to­ria de frau­des expe­ri­men­ta­dos des­de la post dic­ta­du­ra y la aso­cia­ción pre­me­di­ta­da para man­te­ner su heren­cia, acu­ña­ron un males­tar por déca­das, que deri­vó en un des­con­ten­to social ascen­den­te, que fue dura­men­te repri­mi­do por los gobier­nos de la Con­cer­ta­ción y la Dere­cha en sus suce­si­vos gobier­nos de turno. Aún así, las movi­li­za­cio­nes por la dig­ni­dad empe­za­ron a mate­ria­li­zar­se con los “pin­güi­nos” (estu­dian­tes), la bata­lla de Aysén, Frei­ri­na y tan­tas otras ges­tas, has­ta la explo­sión de Octu­bre 2019.

Las deman­das pues­tas en la calle por el pue­blo movi­li­za­do siguen vigen­tes, con más fuer­za y sin resol­ver, y son una pie­dra en el zapa­to para los due­ños del país, repre­sen­ta­dos por el mono­po­lio polí­ti­co-mili­tar-empre­sa­rial, una tria­da del espan­to, que no ha duda­do en sus­cri­bir acuer­dos abye­tos para man­te­ner sus pri­vi­le­gios, en comi­tan­cia con los medios de comu­ni­ca­ción alineados.

Aho­ra la situa­ción polí­ti­ca se vuel­ve mucho más com­ple­ja, a un gobierno fra­ca­sa­do, la dere­cha y el con­ti­nuis­mo, ais­la­dos polí­ti­ca­men­te, y un empre­sa­ria­do aún más ner­vio­so, se suma el rol de las Fuer­zas Arma­das y de Orden, que han demos­tra­do un cier­to gra­do de deli­be­ran­cia fren­te al Esta­do, por lo que pue­den ser un fac­tor “ace­le­ran­te” de la vio­len­cia polí­ti­ca, por medio de la repre­sión y las pro­vo­ca­cio­nes cri­mi­na­les con­tra el pueblo.

El pue­blo debe defen­der la ale­gría con­quis­ta­da y la for­ma de lograr­lo requie­re de mayo­res gra­dos de orga­ni­za­ción y movi­li­za­ción, for­ta­le­cien­do lo que ha logra­do cons­truir. Por eso, es aho­ra la tarea, “con todo y por todo, si no pa qué”.

Nadie pue­de apro­piar­se de lo que per­te­ne­ce a todos​.Viva el Pueblo!Vivan los Trabajadores!

Los cami­nos de vic­to­rias se cons­tru­yen con vic­to­rias, gran­des y pequeñas!

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *