Eco­lo­gis­tas pro­po­nen un plan anda­luz para la recu­pe­ra­ción de la anguila

La angui­la es la espe­cie de pez que ha sufri­do una regre­sión más seve­ra en las últi­mas déca­das en Anda­lu­cía. El pro­pio pro­yec­to de Decre­to reco­no­ce que “El reclu­ta­mien­to de nue­vos ejem­pla­res de angui­la euro­pea (Angui­lla angui­lla) ha sufri­do un extra­or­di­na­rio y rápi­do decli­ve en toda su área de dis­tri­bu­ción euro­pea des­de 1980, alcan­zan­do en el año 2000 un míni­mo his­tó­ri­co con valo­res de entre 1% y 5% de los exis­ten­tes en el perio­do 1960 – 1970. Des­de enton­ces, la situa­ción no ha hecho más que empeo­rar. La situa­ción es tan deli­ca­da que en 2008 la Unión Inter­na­cio­nal para la Con­ser­va­ción de la Natu­ra­le­za (UICN) la cla­si­fi­có “en peli­gro crítico”.

La Jun­ta de Anda­lu­cía apro­bó en 2010 un Decre­to para prohi­bir la pes­ca de las angui­las y de sus inma­du­ros, las famo­sas angu­las. Trans­cu­rri­dos diez años, se pro­po­ne pro­rro­gar esta mora­to­ria de pes­ca, que ha resul­ta­do total­men­te insu­fi­cien­te, sin adop­tar medi­da algu­na para eli­mi­nar las cau­sas reales de su regresión.

Plan andaluz recuperación anguila

La Comi­sión Inter­na­cio­nal para la Explo­ra­ción del Mar (ICES) acon­se­ja que debe apli­car­se el cri­te­rio de pre­cau­ción a la angui­la euro­pea, eli­mi­nan­do todos los impac­tos antro­po­gé­ni­cos que dis­mi­nu­yen la pro­duc­ción y migra­ción hacia el mar de las angui­las adul­tas. Hay que tener en cuen­ta que la angui­la es una espe­cie migra­to­ria, que des­ova en el mar de los Sar­ga­zos, cer­ca del Gol­fo de Méxi­co, y las lar­vas migran hacia las cos­tas euro­peas, remon­tan­do los ríos don­de madu­ran, vol­vien­do de adul­tas otra vez al mar a reproducirse.

La cau­sa fun­da­men­tal del decli­ve de las pobla­cio­nes de angui­las es pre­ci­sa­men­te la pro­li­fe­ra­ción de barre­ras que les impi­de remon­tar los ríos. La segun­da era la exce­si­va pre­sión pes­que­ra sobre las angu­las, que es sobre lo que se ha actuado.

Por ello, Eco­lo­gis­tas en Acción ha pre­sen­ta­do diver­sas pro­pues­tas que con­si­de­ra­mos impres­cin­di­bles para recu­pe­rar las pobla­cio­nes de las angui­las en Andalucía:

  • Modi­fi­car el esta­tus de la angui­la, que actual­men­te sigue con­si­de­rán­do­se una espe­cie pes­ca­ble, inclu­yén­do­la en el Catá­lo­go Anda­luz de Espe­cies Sil­ves­tres en Régi­men de Pro­tec­ción Espe­cial, con la cate­go­ría de «En Peli­gro de Extin­ción». Esta cata­lo­ga­ción obli­ga a apro­bar y eje­cu­tar un Plan de Recuperación.
  • Eli­mi­na­ción o per­mea­bi­li­za­ción de las barre­ras físi­cas que impi­den o difi­cul­tan las migra­cio­nes de las angui­las a tra­vés de los ríos. Hay barre­ras, como algu­nas pre­sas y azu­des exis­ten­tes en el cur­so bajo de los ríos, que care­cen de uti­li­dad, y deben demo­ler­se, como se ha hecho con el azud de La Car­tu­ja, en el cur­so bajo del Gua­da­le­te. En caso de ser invia­ble la demo­li­ción, pro­ce­de per­mea­bi­li­zar los embal­ses, tan­to para el via­je de ida como el de vuel­ta de las angui­las, prio­ri­zan­do las de los cur­sos bajo y medio.
  • Eli­mi­nar la posi­bi­li­dad de comer­cia­li­zar “cap­tu­ras acci­den­ta­les”, sub­ter­fu­gio que pue­de encu­brir una pes­ca encu­bier­ta. Hay que prohi­bir total­men­te la comer­cia­li­za­ción de angui­las en todas sus fases de desa­rro­llo, tenien­do que rein­tro­du­cir­se las cap­tu­ras acci­den­ta­les en su medio natural.
  • Mejo­ra del hábi­tat en zonas maris­me­ñas y cau­ces flu­via­les, y de la cali­dad de aguas.
  • Aumen­tar las medi­das de vigi­lan­cia y con­trol, ya que, si la admi­nis­tra­ción no pue­de garan­ti­zar el cum­pli­mien­to del Decre­to, de nada ser­vi­rán las medi­das que se inclu­yan. Actual­men­te la guar­da­ría es total­men­te insu­fi­cien­te. Hay que aumen­tar los medios huma­nos y téc­ni­cos para aca­bar con la pes­ca ile­gal, con la pica­res­ca de “las cap­tu­ras acci­den­ta­les”, con la comer­cia­li­za­ción de angui­las en res­tau­ran­tes y mer­ca­dos de abas­to, o con el trá­fi­co a otros paí­ses, como Chi­na o Portugal…
  • Tam­bién hay que eva­luar la efi­cien­cia de las medi­das inclui­das en el Decre­to, con un segui­mien­to de las actua­cio­nes que se desa­rro­llen y esta­ble­cien­do una serie de indi­ca­do­res que refle­jen su impac­to sobre las pobla­cio­nes de la angui­la euro­pea en nues­tros ríos y litoral.

Eco­lo­gis­tas en Acción espe­ra que la Jun­ta de Anda­lu­cía, con su pre­si­den­te como res­pon­sa­ble de las polí­ti­cas de Medio Ambien­te, acep­te estas medi­das que garan­ti­za­rían la recu­pe­ra­ción de las pobla­cio­nes de angui­las euro­peas y la posi­bi­li­dad de su futu­ra explo­ta­ción sos­te­ni­ble para que no se repi­ta la deba­cle de sus pobla­cio­nes de estas últi­mas décadas.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *