Perú. Tras cuer­nos, palos. Una cri­sis en medio de la emer­gen­cia

Fran­cis­co Pérez Gar­cía/​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 de sep­tiem­bre de 2020

No ter­mi­na­mos ni de afron­tar los efec­tos de la pan­de­mia por el Covid19 y nues­tra cla­se polí­ti­ca nos tenía pre­pa­ra­da otra cri­sis de dimen­sio­nes simi­la­res a las vivi­das el año pasa­do cuan­do el pre­si­den­te Viz­ca­rra disol­vió el ante­rior con­gre­so de la Repú­bli­ca o cuan­do en el 2017 el gabi­ne­te de Fer­nan­do Zava­la se puso enci­ma la cues­tión de con­fian­za ante las cons­tan­tes cen­su­ras a los minis­tros de Edu­ca­ción del gobierno de Kuzcyns­ki. 

Unos audios gra­ba­dos por el entorno más cer­cano del pre­si­den­te pusie­ron en jaque la esta­bi­li­dad del Poder Eje­cu­ti­vo al inten­tar demos­trar que el man­da­ta­rio min­tió y se colu­dió con sus cola­bo­ra­do­res para negar o men­tir sobre las visi­tas del can­tan­te Richard Cis­ne­ros, cono­ci­do como “Richard Swing” quien obtu­vo algu­nos con­tra­tos con el minis­te­rio de Cul­tu­ra, apa­ren­te­men­te por su cer­ca­nía con el entorno pala­cie­go. 

Lo que se cono­ce­ría des­pués, solo es digno de una mala copia de un argu­men­to cine­ma­to­grá­fi­co: teo­rías de cons­pi­ra­ción, lla­ma­das tele­fó­ni­cas, men­sa­jes de tex­to des­de el con­gre­so a los altos man­dos de las Fuer­zas Arma­das, una foto que creía­mos olvi­da­da don­de el man­da­ta­rio no apa­re­ce pero sí el eje cen­tral del Coman­do Con­jun­to de las Fuer­zas Arma­das acom­pa­ñan­do al pre­si­den­te del Con­se­jo de Minis­tros, un exmi­li­tar, al minis­tro de Defen­sa, tam­bién mili­tar, al titu­lar del Inte­rior, tam­bién mili­tar y una des­mi­li­ta­ri­za­da minis­tra de Jus­ti­cia. 

Lue­go de ello las saca­das de cuer­po los “yo ya no fir­mo”, “mejor ya no vamos por la vacan­cia”, mien­tras el pre­si­den­te del Con­gre­so insis­tía en que sus lla­ma­das a los altos man­dos de las Fuer­zas Arma­das solo eran para pedir cal­ma ante un esce­na­rio de ines­ta­bi­li­dad. 

Aho­ra bien, ¿las con­tra­ta­cio­nes de un señor cuyo dudo­so per­fil pro­fe­sio­nal es dis­cu­ti­ble y un entorno pre­si­den­cial rece­lo­so y con con­flic­tos inter­nos son la muni­ción nece­sa­ria para gene­rar un cli­ma de cri­sis y de pro­mo­ción de una vacan­cia por per­ma­nen­te inca­pa­ci­dad moral? 

¿Son estos temas más gra­ves que los hechos de corrup­ción por los cuá­les se vie­ne inves­ti­gan­do a los exman­da­ta­rios? ¿Estas acu­sa­cio­nes son ‑legal­men­te y éti­ca­men­te hablan­do- más gra­ves que las pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des del aero­puer­to de Chin­che­ro? ¿Cuál es la tabla de valo­res de quie­nes están levan­tan­do el dedo acu­sa­dor y hoy se ras­gan las ves­ti­du­ras para tra­tar de traer­se aba­jo a un gobierno que con lo jus­to está lle­gan­do al final de su perío­do? 

¿Cuá­les son los intere­ses de tra­tar de abor­dar un gobierno en vez de ir por él en las urnas? La refor­ma uni­ver­si­ta­ria, la refor­ma elec­to­ral, el tema pre­su­pues­ta­rio, la per­ma­nen­cia de la inmu­ni­dad (y la impu­ni­dad) y otras cosas más están en el cofre de un teso­ro que es desea­do por varios gru­pos polí­ti­cos que tie­nen intere­ses crea­dos y que no les intere­sa lo que está pasan­do con los miles de perua­nos que hoy sufren los efec­tos de la pan­de­mia. 

Y en medio de todo, per­so­na­jes polí­ti­cos que lan­zan videos con dis­cur­sos indig­na­dos tra­tan de lle­var agua para su molino, bus­can­do jugar con la amne­sia de la gen­te preo­cu­pa­da por la emer­gen­cia y ampa­ra­dos en la demo­ra de sus pro­ce­sos judi­cia­les. 

Como vemos hay muchos intere­ses en jue­go. Si el pre­si­den­te Viz­ca­rra debe res­pon­der por algún deli­to, que se le inves­ti­gue, que se for­men las comi­sio­nes que se crean con­ve­nien­tes, pero sin los intere­sa­dos de siem­pre. Y que la jus­ti­cia lo bus­que al tér­mino de su gobierno, como ha ocu­rri­do con Fuji­mo­ri, Tole­do, Gar­cía, Huma­la y Kuzcyns­ki.

FUENTE: Otra Mira­da

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *