Alme­ría: Inves­ti­gan las pre­sun­tas prác­ti­cas con­ta­mi­nan­tes en el puer­to

El Juz­ga­do de Ins­truc­ción núme­ro 4 de Alme­ría ha acor­da­do abrir dili­gen­cias pre­vias para inves­ti­gar la pre­sun­ta prác­ti­ca de acti­vi­da­des “irre­gu­la­res” en el puer­to de la capi­tal, y diri­mir si se esta­ría incum­plien­do la nor­ma­ti­va medioam­bien­tal.

La jue­za ha incoa­do pro­ce­di­mien­to penal des­pués de que la Fis­ca­lía de Medio Ambien­te de Alme­ría for­mu­la­se denun­cia en junio a raíz del escri­to pre­sen­ta­do por Eco­lo­gis­tas en Acción al Deca­na­to de los Juz­ga­dos de Alme­ría, según han infor­ma­do a Euro­pa Press fuen­tes judi­cia­les.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Almería ha acordado abrir diligencias previas para investigar la presunta práctica de actividades "irregulares" en el puerto de la capital

La cau­sa penal abier­ta a ins­tan­cias del Minis­te­rio Públi­co inda­ga­rá si exis­te “res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta o indi­rec­ta” del puer­to de Alme­ría en “las malas prác­ti­cas, en oca­sio­nes peli­gro­sas para la salud” que se lle­van a cabo en las ope­ra­cio­nes por­tua­rias de car­ga y des­car­ga, y si se esta­ría incum­plien­do pre­sun­ta­men­te “la nume­ro­sa nor­ma­ti­va legal” al res­pec­to.

Eco­lo­gis­tas en Acción indi­ca en su denun­cia a Fis­ca­lía que, “has­ta hace unos meses y duran­te muchos años”, se han esta­do movien­do ári­dos, “uno de ellos extra­or­di­na­ria­men­te tóxi­co, el clin­ker, con con­se­cuen­cias para la salud, ade­más del yeso y otros “sin la impres­cin­di­ble Auto­ri­za­ción de Emi­sio­nes a la Atmós­fe­ra por par­te de la Dele­ga­ción de Medio Ambien­te de Alme­ría”.

El colec­ti­vo seña­la que la auto­ri­dad com­pe­ten­te “era cono­ce­do­ra abso­lu­ta­men­te de la situa­ción” y aña­de que la auto­ri­za­ción “no se con­ce­día sim­ple­men­te por­que no reu­nía las requi­si­tos míni­mos”.

Los denun­cian­tes sos­tie­nen, asi­mis­mo, que “igual­men­te lle­van años sin con­tro­lar ins­pec­cio­nes téc­ni­cas y la con­ta­mi­na­ción por humos de los buques” y ase­gu­ran que, des­de hace más de 15 años, se “vie­nen plan­tean­do denun­cias, que­jas, recla­ma­cio­nes, tan­to direc­ta­men­te de los veci­nos, como de eco­lo­gis­tas median­te nume­ro­sí­si­mos escri­tos de denun­cias a las admi­nis­tra­cio­nes, tenien­do todas ellas cono­ci­mien­to expre­so y for­mal de pro­ble­ma”.

Deta­lla, como “prin­ci­pa­les pro­ble­mas” supues­ta­men­te deri­va­dos de esta situa­ción “la con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca por pol­vo tóxi­co cau­sa­do por el movi­mien­to inade­cua­do de gra­ne­les sóli­dos al aire libre, en el mue­lle de Pechi­na, a menos de 400 metros de la ciu­dad” o por “humo tóxi­co de los buques sin ins­pec­cio­nes al día”.

Aña­de la denun­cia una pre­sun­ta con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca por “rui­do y vibra­cio­nes inten­sas” y la “lumí­ni­ca de los focos colo­ca­dos a una altu­ra incom­pren­si­ble”.

“La varia­da con­ta­mi­na­ción pro­du­ci­da de for­ma con­ti­nua­da duran­te muchos años vie­ne pro­vo­can­do dife­ren­tes con­se­cuen­cias para la salud de todos los ciu­da­da­nos pró­xi­mos, con mayor afec­ta­ción a las per­so­nas mas vul­ne­ra­bles”, con­clu­yen des­de Eco­lo­gis­tas en Acción.

Entre las medi­das pro­pues­tas figu­ran para­li­zar ope­ra­cio­nes has­ta que se garan­ti­ce la no afec­ta­ción al medio ambien­te y a la salud públi­ca; ale­jar de las vivien­das las acti­vi­da­des indus­tria­les y de atra­que y tras­la­dar las ope­ra­cio­nes con ári­dos a otro puer­to sin pobla­ción urba­na tan gran­de o tan pró­xi­ma; así como rea­li­zar de for­ma cerra­da todas las acti­vi­da­des de ári­dos, api­la­do y car­ga en bode­ga de buques; o prohi­bir el uso de com­bus­ti­bles sucios y las ope­ra­cio­nes con buques que no reúnan las con­di­cio­nes téc­ni­cas y lega­les apli­ca­bles.

Fuen­te: www​.anda​lu​ciain​for​ma​cion​.es

Latest posts by Otros medios (see all)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *