Colom­bia. A la calle de nue­vo (Opi­nión)

Por Aure­liano Car­bo­nell. Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 de sep­tiem­bre de 2020.

La pau­sa impues­ta por la cua­ren­te­na favo­re­ció momen­tá­nea­men­te al Gobierno, en tan­to le faci­li­tó actuar con más liber­tad y des­fa­cha­tez y tomar medi­das que han favo­re­ci­do la ban­ca y los gran­des capi­ta­les y que han des­me­jo­ra­do las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas y de sub­sis­ten­cia de la mayo­ría de la pobla­ción.

No es casual que las ganan­cias del gru­po Aval en este pri­mer semes­tre de pan­de­mia y de desas­tre eco­nó­mi­co, hayan lle­ga­do a 1.1 billo­nes de Pesos, que en días pasa­dos se le hubie­sen entre­ga­do 370 millo­nes de dóla­res a Avian­ca y que sema­nas atrás el Gobierno hubie­se dis­pues­to de 117 billo­nes de Pesos para los ban­cos.

En con­tras­te, mien­tras se pre­sen­tan estos hechos, el Gobierno se negó a apro­bar una Ren­ta Bási­ca [], a sub­si­diar tem­po­ral­men­te a las Micro y a las Peque­ñas y Media­nas Empre­sas [*] y a hacer­se car­go por unos meses de los arrien­dos y el pago de los ser­vi­cios públi­cos.

Se acre­cien­tan las difi­cul­ta­des del gobierno

Sin embar­go, a la vez que el gobierno esta con­cen­tran­do todos los pode­res, recu­rrien­do a todo tipo de arbi­tra­rie­da­des, gober­nan­do a pun­ta de decre­tos y sin con­tro­les, ‑lo que apa­ren­te­men­te lo mues­tra más fortalecido‑, se man­tie­ne la ten­den­cia a su debi­li­ta­mien­to, agra­va­do aho­ra por la agu­da cri­sis eco­nó­mi­ca que está dejan­do la pan­de­mia, por el incre­men­to y des­bor­de de la vio­len­cia, por las difi­cul­ta­des del uri­bis­mo, por el cre­cien­te males­tar e incon­for­mi­dad social

El mane­jo dado a la pan­de­mia no está dejan­do bien para­do a este ter­cer gobierno de Uri­be; en la segun­da sema­na de sep­tiem­bre el país ocu­pa el pues­to 11 en las muer­tes por covid-19 en el mun­do y el sép­ti­mo con más con­ta­gios, al acer­car­se a los 750.000.000 a media­dos de este mes.

El cua­dro eco­nó­mi­co actual y el veni­de­ro es crí­ti­co, en el segun­do tri­mes­tre de este año se pre­sen­tó un decre­ci­mien­to del 15.7 por cien­to, en este 2020 el Pro­duc­to Interno Bru­to será de –7.5, el des­em­pleo lle­go en julio al 20.2 por cien­to. En estos meses muchos colom­bia­nos han vis­to drás­ti­ca­men­te mer­ma­dos sus ingre­sos o no han teni­do entra­da algu­na, no han teni­do con qué con­se­guir la comi­da, ni con qué pagar el arrien­do, ni los ser­vi­cios, ni las deu­das.

A par­tir del pri­me­ro de sep­tiem­bre con un pro­me­dio de 250 muer­tes cau­sa­das por el virus, el Gobierno ha deja­do atrás la cua­ren­te­na y ha abier­to casi todas las acti­vi­da­des para entrar a la lla­ma­da recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, en la que de nue­vo los sacri­fi­ca­dos serán los sec­to­res medios y espe­cial­men­te los tra­ba­ja­do­res y demás sec­to­res popu­la­res, con lo que ten­de­rá a ampliar­se el des­con­ten­to y la incon­for­mi­dad y por tan­to la con­di­cio­nes para tomar­se de nue­vo las calles.

Las masa­cres ocu­rri­das estas últi­mas sema­nas y sobre todo el incre­men­to de las mis­mas-van 54 este año), ha hecho cre­cer en el país la sen­sa­ción de que se esta incre­men­ta­do y salien­do de madres la vio­len­cia, de que en ello hay res­pon­sa­bi­li­dad del gobierno y que este, efec­ti­va­men­te esta hacien­do tri­zas los Acuer­dos de la Haba­na y las pers­pec­ti­vas de paz. Los ase­si­na­tos de diri­gen­tes socia­les lle­gan a 1.000 y a 225 el núme­ro de ex com­ba­tien­tes.

Vuel­ven las jor­na­das

Todo lo ante­rior tien­de a reac­ti­var la movi­li­za­ción y a for­ta­le­cer la opo­si­ción, así en los meses de la cua­ren­te­na Duque hubie­se teni­do un res­pi­ro y una rela­ti­va tran­qui­lad. El ais­la­mien­to obli­ga­to­rio ha que­da­do atrás des­de este pri­me­ro de sep­tiem­bre, el gobierno ha man­da­do la gen­te a las calles, a los cen­tros de tra­ba­jo, los comer­cios, todo, prio­ri­zan­do la eco­no­mía sobre la vida.

Las mar­chas por la Dig­ni­dad de hace unas sema­nas, el Can­to Por La Vida con­vo­ca­do el 30 de agos­to por los artis­tas, el ambien­te de la con­vo­ca­to­ria de 4 de sep­tiem­bre, la cara­va­na nacio­nal del 7, jalo­na­da por el Coman­do nacio­nal de paro, la con­vo­ca­to­ria de de las redes para el 13 y la que se está hacien­do para el 23, son los aso­mos de un nue­va olea­da de movi­li­za­cio­nes y de nue­vos momen­tos de lucha social y polí­ti­ca, ese será el signo domi­nan­te de los meses veni­de­ros.

Com­bi­nar dis­tin­tas diná­mi­cas y for­mas de lucha

Las pers­pec­ti­vas hacia la cri­sis de gober­na­bi­li­dad y hacia las opcio­nes de nue­vo Gobierno, no murie­ron con el parén­te­sis de la cua­ren­te­na, por el con­tra­rio, están reapa­re­cien­do, tien­den a for­ta­le­cer­se hacia el futu­ro inme­dia­to y están reno­van­do las espe­ran­zas.

Las movi­li­za­ción social que se ve venir, será más fuer­te y de mayor futu­ro si se avan­za en la con­fluen­cia para la acción y se decan­tan al fra­gor de la mis­ma pun­tos con­ver­gen­tes que le den vida y con­sis­ten­cia a un blo­que de cam­bios, que tras­cien­da la coyun­tu­ra y se pro­yec­te en una pers­pec­ti­va más amplia de lucha, nue­vo Gobierno, trans­for­ma­cio­nes y paz.

En la acu­mu­la­ción y los cami­nos hacia esa pers­pec­ti­va de Gobierno, si bien están con­tem­pla­das las cues­tio­nes elec­to­ra­les, lo cen­tral esta­rá en las diná­mi­cas de movi­li­za­ción, en el de for­ta­le­ci­mien­to de la orga­ni­za­ción popu­lar y en el ascen­so de la lucha por rei­vin­di­ca­cio­nes polí­ti­cas y cam­bios.

En la acu­mu­la­ción y los cami­nos hacia esa pers­pec­ti­va de Gobierno, si bien están con­tem­pla­das las cues­tio­nes elec­to­ra­les, el esfuer­zo prio­ri­ta­rio ha de estar en las diná­mi­cas de movi­li­za­ción, en el de for­ta­le­ci­mien­to de la orga­ni­za­ción popu­lar y en el ascen­so de la lucha por rei­vin­di­ca­cio­nes polí­ti­cas y por cam­bios.

Sin excluir, ni pola­ri­zar, habrá que com­bi­nar dis­tin­tas diná­mi­cas, expre­sio­nes y for­mas de lucha de con­for­mi­dad con los esce­na­rios y cami­nos que la mis­ma reali­dad vaya habi­li­tan­do,.

[] Ingre­so garan­ti­za­do por el Esta­do como dere­cho de los ciu­da­da­nos para acce­der a una canas­ta de bie­nes míni­ma que les per­mi­ta sub­sis­tir. [*] Las Mpy­mes pro­por­cio­nan el 80 por cien­to del empleo del país.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *