Para­guay. PCP: Esta­do infan­ti­ci­da y terro­ris­ta

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 de sep­tiem­bre 2020

El Esta­do de las patro­na­les ase­si­nó a dos niñas de 11 años, a tra­vés de su millo­na­ria y corrom­pi­da Fuer­za de Tarea Con­jun­ta (FTC), pre­sen­tan­do a las mis­mas como mili­cia­nas reclu­ta­das por el Ejér­ci­to del Pue­blo Para­gua­yo (EPP) y decla­ran­do, a tra­vés del frau­du­len­to y medio­cre Mario Abdo, como un ope­ra­ti­vo exi­to­so a seme­jan­te hecho de infan­ti­ci­dio y terro­ris­mo.

La tra­yec­to­ria del Esta­do oli­gár­qui­co-mafio­so que ope­ra en Para­guay, y el stro­nis­ta Bení­tez que fun­ge de Pre­si­den­te, nos obli­gan a pen­sar en que el rápi­do entie­rro de las niñas pudo dar­se para evi­tar cono­cer el esta­do de esos cuer­pos, en cuan­to a posi­bles mal­tra­tos y abu­sos, o para ocul­tar la eje­cu­ción extra­ju­di­cial.

Fami­lia­res y amis­ta­des, tan­to en Para­guay como en Argen­ti­na, ase­gu­ran que las niñas nacie­ron en el vecino país, tenían la edad men­cio­na­da en el pri­mer párra­fo, vinie­ron por unos días a ver a sus padres y no tenían ni la más míni­ma con­di­ción de levan­tar fusi­les, mucho menos ata­car a sol­da­dos de fuer­zas espe­cia­les.

Hace déca­das que ban­que­ros, terra­te­nien­tes, empre­sa­rios, mafio­sos y nar­cos, vie­nen min­tien­do y enga­ñan­do des­ca­ra­da­men­te a tra­vés de sus medios de comu­ni­ca­ción y de su Esta­do, roban­do el patri­mo­nio del Para­guay y entre­gan­do al capi­tal impe­ria­lis­ta los prin­ci­pa­les recur­sos natu­ra­les, per­si­guien­do, cri­mi­na­li­zan­do, tor­tu­ran­do y ase­si­nan­do a quie­nes se opo­nen a su pro­yec­to cri­mi­nal. Las fuer­zas arma­das, des­de Stroess­ner a esta par­te, no pudie­ron sacu­dir­se de la corrup­ción y la mafia que las gobier­na, como apa­ra­to arma­do al ser­vi­cio de esos cri­mi­na­les intere­ses. ¿Cómo creer en las ver­sio­nes ofi­cia­les de un Esta­do mafio­so?

Decir que hubo enfren­ta­mien­to con niñas de 11 años es, a todas luces, un insul­to a la inte­li­gen­cia de la gen­te. Lo que hubo es irrup­ción terro­ris­ta pro­pia de gru­pos arma­dos de la mafia, que es lo que más se ajus­ta a la con­di­ción de la FTC.

Tene­mos la ple­na cer­te­za que esta tene­bro­sa ope­ra­ción es here­de­ra y con­ti­nua­do­ra de la tira­nía stro­nis­ta, y que la ausen­cia de un fir­me Jui­cio y Cas­ti­go a tor­tu­ra­do­res y saquea­do­res de ese tiem­po, favo­re­ce el domi­nio ines­cru­pu­lo­so y vio­len­to de esta actual cama­ri­lla de delin­cuen­tes, asi­mi­lan­do el san­gui­na­rio libre­to orga­ni­za­do por el Depar­ta­men­to de Esta­do nor­te­ame­ri­cano para el Plan Colom­bia, como el caso de los deno­mi­na­dos “fal­sos posi­ti­vos”, que son las per­so­nas que no están invo­lu­cra­das en el con­flic­to arma­do y que son ase­si­na­das y lue­go pre­sen­ta­das como gue­rri­lle­ras.

Repu­dia­mos y denun­cia­mos nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te, la agu­di­za­ción del Terro­ris­mo de Esta­do del Gobierno de Frau­de, e ins­ta­mos a las orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas a pro­nun­ciar­se sobre estos crí­me­nes.

Tenien­do en cuen­ta la situa­ción, exi­gi­mos la inme­dia­ta renun­cia de los Minis­tros de Defen­sa e Inte­rior, Ber­nar­dino Soto Esti­ga­rri­bia y Eucli­des Ace­ve­do, res­pec­ti­va­men­te, así como el jui­cio y cas­ti­go de los jefes poli­cia­les y mili­ta­res que coman­da­ron este ope­ra­ti­vo terro­ris­ta e infan­ti­ci­da.

Par­ti­do Comu­nis­ta Para­gua­yo

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *