«Israel» Varios miles de israe­líes se mani­fies­tan en Tel Aviv con­tra el plan de ane­xión de Ben­ja­min Netanyahu

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 de junio de 2020—

El pri­mer minis­tro podría anun­ciar este verano la apli­ca­ción de la ley israe­lí en las colo­nias en el 30% de Cis­jor­da­nia siguien­do el plan de paz de Donald Trump
Mani­fes­tan­tes mar­chan en Tel Aviv con­tra el pri­mer minis­tro Netan­yahu.
REUTERS

Israel. Comien­za en Israel el jui­cio por corrup­ción con­tra Ben­ja­min Netanyahu

Pro­ta­go­nis­tas del coro­na­vi­rus. La pio­ne­ra ultra­or­to­do­xa del Gobierno de Israel 

Con­vo­ca­dos por orga­ni­za­cio­nes y par­ti­dos de la izquier­da y del sec­tor ára­be en Israel, alre­de­dor de 4.000 per­so­nas han uni­do sus voces y ban­de­ras (israe­líes y pales­ti­nas) para mani­fes­tar­se con­tra la inten­ción del pri­mer minis­tro Ben­ja­min Netan­yahu de ane­xio­nar este verano los asen­ta­mien­tos judíos en el 30% de Cis­jor­da­nia. Su pro­me­sa elec­to­ral de «ejer­cer la sobe­ra­nía en Judea y Sama­ria» tomó impul­so en el pasa­do mes de enero con el anun­cio del plan de paz del pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Donald Trump que, a cam­bio, pre­vé la crea­ción del Esta­do pales­tino aun­que en con­di­cio­nes terri­to­ria­les muy favo­ra­bles para Israel.

«La ane­xión aca­ba­rá de for­ma defi­ni­ti­va con la solu­ción de dos Esta­dos. Yo no quie­ro vivir en un Esta­do que con­tro­la a otro pue­blo sin dar­le dere­chos. Debe­mos hacer todo lo que poda­mos para evi­tar algo que nos hará mucho daño a todos, tan­to a israe­líes como a pales­ti­nos», afir­ma el líder del par­ti­do izquier­dis­ta Meretz, Nitzan Horo­witz, en una entre­vis­ta a EL MUNDO antes de pro­nun­ciar su dis­cur­so ante los mani­fes­tan­tes con­gre­ga­dos en la Pla­za Rabin de Tel Aviv, bajo las limi­ta­cio­nes que aún impo­ne el coro­na­vi­rus en un país en cla­ra deses­ca­la­da tras supe­rar con éxi­to la pandemia.

Recor­dan­do el eslo­gan de la mani­fes­ta­ción «no a la ane­xión y la ocu­pa­ción y sí a la paz y la demo­cra­cia», Horo­witz espe­ra que Netan­yahu no haga lo que lla­man «peli­gro­so paso» pero sabe que todo depen­de de si Trump le da la luz ver­de. «EEUU ase­gu­ra que es par­te de un plan que lle­va­rá a la crea­ción de un Esta­do pales­tino pero se tra­ta de algo uni­la­te­ral. No hay ni nego­cia­ción ni nada pare­ci­do. Por des­gra­cia, se han uni­do los obje­ti­vos de los extre­mis­tas aquí y de los evan­ge­lis­tas allí. La ane­xión sería un cri­men de gue­rra y un cri­men con­tra la demo­cra­cia», avisa.

La gra­ve situa­ción inter­na en Esta­dos Uni­dos y la opo­si­ción de amplios sec­to­res en Israel, inclu­yen­do las reser­vas de los lide­res cen­tris­tas del Gobierno de uni­dad- el minis­tro de Defen­sa Benny Gantz y Exte­rio­res Gabi Ash­ke­na­zi- así como los avi­sos del líde­raz­go pales­tino, Jor­da­nia y la Unión Euro­pea podrían retra­sar el anun­cio pre­vis­to a prin­ci­pios de julio sobre par­te de los terri­to­rios que Israel ocu­pó en la gue­rra del 67.

«Netan­yahu quie­re lle­var a cabo esta acción polí­ti­ca sin impor­tar­le las con­se­cuen­cias que todos paga­re­mos con el obje­ti­vo de des­viar la aten­ción de su jui­cio por corrup­ción», acu­sa la ex diri­gen­te izquier­dis­ta Zeha­va Galon mien­tras el líder de la Lis­ta Con­jun­ta (blo­que ára­be en el Par­la­men­to israe­lí), Ayman Odeh, avi­sa si hay ane­xión, Israel se con­ver­ti­rá en un «Esta­do Apartheid».

«Estoy en con­tra de la ane­xión por­que estoy a favor de la paz y de un Esta­do pales­tino al lado de Israel», nos dice la famo­sa can­tan­te israe­lí y cono­ci­da paci­fis­ta Noa.

Más allá de su actua­ción, des­ta­có la inter­ven­ción del diri­gen­te esta­dou­ni­den­se Ber­nie San­ders. «No estáis solos. Hay millo­nes de per­so­nas en Esta­dos Uni­dos y en el mun­do que apo­yan la paz. Debe­mos tra­ba­jar jun­tos para cons­truir un futu­ro pací­fi­co para cada pales­tino y cada israe­lí», afir­mó San­ders en un video gra­ba­do. Y aña­dió: «El plan de la ane­xión ile­gal de par­te de Cis­jor­da­nia debe cesar».

Pero la opo­si­ción en Israel a la ane­xión uni­la­te­ral no per­te­ne­ce solo a la izquier­da más mili­tan­te. Nume­ro­sos ex altos man­dos de orga­nis­mos de segu­ri­dad como Amos Gilad, Ami Aya­lon o Amos Yad­lin, avi­san de que «podría pro­vo­car una ola de vio­len­cia y terro­ris­mo pales­tino, un enor­me daño a los estra­té­gi­cos acuer­dos de paz y a la lucha con­tra Irán, san­cio­nes eco­nó­mi­cas euro­peas y un mayor gas­to en segu­ri­dad y Defen­sa» en detri­men­to de otras car­te­ras tan impor­tan­tes en la actual cri­sis pro­vo­ca­da por el virus como Sani­dad, Eco­no­mía o Turismo.

Opo­si­ción de líde­res de asentamientos

En los últi­mos días, sin embar­go, Netan­yahu debe sofo­car una resis­ten­cia ines­pe­ra­da por su inten­si­dad y que a nivel polí­ti­co le preo­cu­pa mucho más: varios líde­res de asen­ta­mien­tos y del sec­tor más nacio­na­lis­ta se opo­nen al plan de Trump por­que obli­ga a la acep­ta­ción de un Esta­do pales­tino en el 70% del terri­to­rio res­tan­te. «Que­re­mos que por fin se apli­que la ley sobre nues­tras loca­li­da­des en Judea y Sama­ria pero renun­cia­mos al plan si abre la puer­ta a la crea­ción de un Esta­do pales­tino en el cora­zón de la tie­rra de Israel ya que pon­dría en peli­gro la segu­ri­dad de los israe­líes», avi­sa el diri­gen­te del Con­se­jo de Asen­ta­mien­tos David Elha­ya­ni que inclu­so acu­só a Trump y a Jared Kush­ner de «no ser ami­gos de Israel».

Tump pre­sen­tó lo que lla­mó «Acuer­do del Siglo» en el mes de enero en lo que fue inter­pre­ta­do como una nue­va ayu­da a Netan­yahu en la cam­pa­ña elec­to­ral fren­te a su rival Gantz. Tras los comi­cios del 2 de mar­zo y pre­sio­na­dos por la cri­sis del coro­na­vi­rus, ambos alcan­za­ron un pac­to de Gobierno de uni­dad evi­tan­do así las cuar­tas elec­cio­nes en un año.

«No pode­mos des­per­di­ciar la his­tó­ri­ca opor­tu­ni­dad de apli­car la ley sobre nues­tras comu­ni­da­des en Judea y Sama­ria», repi­te Netan­yahu, que inten­ta­rá lle­var­lo a cabo antes de las elec­cio­nes de Esta­dos Uni­dos en noviem­bre. Joe Biden ya ha anun­cia­do su opo­si­ción a cual­quier medi­da unilateral.

EL pre­si­den­te pales­tino, Abu Mazen, denun­cia que la «ane­xión vio­la los Acuer­dos de Oslo y la Ley inter­na­cio­nal». Como pri­me­ra res­pues­ta a las decla­ra­cio­nes de Netan­yahu, hace dos sema­nas orde­nó el cese de la coope­ra­ción en mate­ria de segu­ri­dad con Israel insi­nuan­do que podría anun­ciar con la desin­te­gra­ción de la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na (ANP) en caso de que sea una realidad.

Abu Mazen, que recha­zó el plan esta­dou­ni­den­se mucho antes de ser pre­sen­ta­do, rom­pió los con­tac­tos con la Admi­nis­tra­ción Trump en res­pues­ta al tras­la­do de su emba­ja­da a Jeru­sa­lén o el anun­cio de que los asen­ta­mien­tos no son ile­ga­les. Dos medi­das que con­tra­di­cen la posi­ción tra­di­cio­nal inter­na­cio­nal y del pro­pio Esta­dos Unidos.

Gran par­te de las exi­gen­cias, crí­ti­cas y des­en­can­tos de las bases más mili­tan­tes de la izquier­da reu­ni­das en Tel Aviv han teni­do como des­ti­na­ta­rio a Gantz al que, antes de los comi­cios del 2 de mar­zo veían como la alter­na­ti­va a Netanyahu.

Gantz, que si se cum­ple el acuer­do de rota­ción será pri­mer minis­tro en noviem­bre del 2021, se opo­ne a la ane­xión uni­la­te­ral pero en el pac­to de Gobierno no logró incluir el dere­cho a veto. De ahí que todo depen­da de Netan­yahu, que tras once años segui­dos en el Gobierno ve el plan como su prin­ci­pal lega­do, y de Trump.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *