Cuba. En la defen­sa de la vida

Cuba, Enri­que Moreno Gime­ra­nez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 de mayo del 2020

Los resul­ta­dos de la Mayor de las
Anti­llas en el com­ba­te al nue­vo coro­na­vi­rus no apa­re­cen por estos días
en los titu­la­res de los gran­des medios de pren­sa. Otra vez rei­na el
silen­cio cuan­do este ver­de cai­mán se empi­na y sal­va vidas, gol­pe a golpe
con­tra a la covid-19, sin esca­ti­mar esfuer­zos ni recur­sos, y desafiando
un blo­queo que per­sis­te y daña, limi­ta y enca­re­ce. En medio de esa
lucha sin tre­gua por la salud de nues­tra gen­te, com­par­te tam­bién con los
que nos nece­si­tan en momen­tos difí­ci­les, más allá de nuestras
fronteras. 

La ver­dad está ante los ojos del pla­ne­ta. Esta vez tam­po­co pueden
ocul­tar­la, ni con cam­pa­ñas o ter­gi­ver­sa­cio­nes, ni con todo el oro del
mun­do. De la dig­na lucha de Cuba fren­te a la covid-19, del desvelo
per­ma­nen­te de sus líde­res en la bata­lla con­tra la pan­de­mia y de su
voca­ción soli­da­ria en otras lati­tu­des dan fe nues­tro pue­blo y sus
her­ma­nos del mundo.

Lo logra­do por esta Isla en tiem­pos de coro­na­vi­rus se debe a la
Revo­lu­ción, que con gran­des sacri­fi­cios sos­tie­ne des­de hace varias
déca­das un sis­te­ma de Salud Públi­ca, uni­ver­sal, gra­tui­to y acce­si­ble al
100 % de la pobla­ción cuba­na, cuyo cen­tro es el ser humano y no el
capital.

Aun­que fal­ta toda­vía para ven­cer esta bata­lla, Cuba ha logrado
man­te­ner­se en un esce­na­rio favo­ra­ble en la lucha con­tra la pandemia.
Nues­tra indus­tria bio­far­ma­céu­ti­ca y otros cen­tros científicos
desa­rro­llan hoy 70 inves­ti­ga­cio­nes y ensa­yos clí­ni­cos, ade­más de
medi­ca­men­tos para el tra­ta­mien­to de esta enfer­me­dad, soli­ci­ta­dos por
dece­nas de naciones.

«La uti­li­za­ción de dos fár­ma­cos nove­do­sos para el con­trol de la
reac­ción hiper­in­fla­ma­to­ria que se pro­du­ce en la eta­pa de enfermedad
pul­mo­nar, ha incre­men­ta­do las tasas de super­vi­ven­cia de pacien­tes graves
por enci­ma del 80 % y de los crí­ti­cos en más del 75 %», de acuer­do con
el minis­tro de Salud Públi­ca, José Ángel Por­tal Miranda.

Nues­tro sis­te­ma sani­ta­rio ha garan­ti­za­do, des­de hace déca­das, tasas
de mor­ta­li­dad infan­til y espe­ran­za de vida simi­la­res a las de muchos
paí­ses desa­rro­lla­dos y, al cie­rre de 2018, un nivel inmu­ni­ta­rio del 98
%, con 14 enfer­me­da­des infec­cio­sas erra­di­ca­das (11 de ellas por vacunas,
de las cua­les ocho son de pro­duc­ción nacio­nal), nue­ve que no
cons­ti­tuían pro­ble­mas de salud y 29 enfer­me­da­des transmisibles
controladas.

Sin embar­go, otra es la reali­dad de pue­blos her­ma­nos de la Patria
Gran­de. Recien­te­men­te, la oms ha decla­ra­do que Amé­ri­ca Lati­na es el
nue­vo epi­cen­tro de la covid-19, epi­so­dio que se suma al las­tre de ser la
región más des­igual del pla­ne­ta, a las déca­das de saqueo de sus
recur­sos natu­ra­les y las con­se­cuen­cias del neoliberalismo.

En medio de este com­ple­jo pano­ra­ma en Nues­tra Amé­ri­ca, no podemos
per­ma­ne­cer indi­fe­ren­tes. Como había hecho con ante­rio­ri­dad en el foro
del Movi­mien­to de Paí­ses no Ali­nea­dos y en la Asam­blea Mun­dial de la
Salud, Cuba reite­ró este jue­ves, en la Reu­nión de Tra­ba­jo Vir­tual entre
Par­la­men­tos Lati­no­ame­ri­ca­nos y del Cari­be, su soli­da­ri­dad con los
pue­blos de la región y del mundo.

La vice­pre­si­den­ta de la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar, Ana
María Mari Macha­do, al inter­ve­nir en el deba­te recor­dó que, sin
des­cui­dar la pro­tec­ción de nues­tro pue­blo, 28 bri­ga­das de profesionales
cuba­nos de la Salud se han incor­po­ra­do a los esfuer­zos de 24 paí­ses para
com­ba­tir la pan­de­mia, sumán­do­se a los más de 28 000 cola­bo­ra­do­res que
ya pres­ta­ban ser­vi­cios en 59 nacio­nes, a pesar de la cam­pa­ña del
Gobierno de Esta­dos Uni­dos con­tra la coope­ra­ción médi­ca cuba­na con el
obje­ti­vo de des­acre­di­tar­la y sabotearla.

Que otros pro­mue­van el odio, las gue­rras y men­ti­ras e, inclu­so, el silen­cio. Esta tie­rra pre­fie­re dar lec­cio­nes con accio­nes, ofre­ce lo mejor de los valo­res de su gen­te, y sigue andan­do de her­ma­na por el mun­do, incan­sa­ble, en la defen­sa de la vida.

Toma­do de Gran­ma (Cola­bo­ra­ción de R.C)

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *