Afri­ca. Coope­ra­ción fren­te al covid-19 entre Chi­na y Afri­ca subsahariana.

Por Yos­lán Sil­ve­rio Gon­zá­lez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 de junio de 2020.

En los últi­mos vein­te años se ha pro­du­ci­do un incre­men­to de la impor­tan­cia estra­té­gi­ca de Áfri­ca, lo que ha pro­vo­ca­do el aumen­to de la com­pe­ten­cia entre dife­ren­tes acto­res extra­con­ti­nen­ta­les: de unos por man­te­ner el con­trol y la explo­ta­ción de sus recur­sos natu­ra­les y de otros por garan­ti­zar el acce­so a nue­vos mercados.

De esta mane­ra, Áfri­ca se ha con­ver­ti­do en un área de con­fron­ta­ción entre las esfe­ras de influen­cia de Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea, fren­te a la pre­sen­cia eco­nó­mi­ca de Chi­na y el incre­men­to pro­gre­si­vo del acti­vis­mo de otros acto­res no tra­di­cio­na­les como India, Japón, Bra­sil, Tur­quía, Israel y Rusia.

En el caso de Chi­na, sus rela­cio­nes con el con­ti­nen­te se for­ta­le­cie­ron des­de prin­ci­pios del siglo XXI, cuan­do se esta­ble­ció el Foro para la Coope­ra­ción entre Chi­na y Áfri­ca (FOCAC) como el meca­nis­mo prin­ci­pal de impul­so para las rela­cio­nes sino-afri­ca­nas. En la últi­ma Cum­bre de la FOCAC, cele­bra­da en Bei­jing, Chi­na había pro­me­ti­do 60. 000 millo­nes de dóla­res adi­cio­na­les en finan­cia­ción para el con­ti­nen­te. Esto ha gene­ra­do una cam­pa­ña inter­na­cio­nal con­tra Chi­na, acu­sán­do­la de “nue­va for­ma de colo­nia­lis­mo” en Áfri­ca e inclu­si­ve de un mal lla­ma­do “impe­ria­lis­mo chino”. A tono con estos enfo­ques ter­gi­ver­sa­dos, en la Estra­te­gia de Segu­ri­dad Nacio­nal de la admi­nis­tra­ción de Donald Trump, se inclu­yó por pri­me­ra vez, en el acá­pi­te sobre Áfri­ca, un párra­fo espe­cí­fi­co don­de se seña­la­ba a Chi­na – y tam­bién a Rusia – como su prin­ci­pal rival en el con­ti­nen­te: una res­pues­ta deses­pe­ra­da ante el hecho de que no pue­den dete­ner el avan­ce de Chi­na en esta región.

Un aspec­to pri­mor­dial de las rela­cio­nes sino-afri­ca­nas ha sido el res­pec­to a la sobe­ra­nía de los paí­ses afri­ca­nos, la no intro­mi­sión en sus asun­tos inter­nos y la no impo­si­ción de con­di­cio­na­li­da­des polí­ti­cas, como han hecho las poten­cias occi­den­ta­les. La úni­ca excep­ción ha sido la del reco­no­ci­mien­to de la polí­ti­ca de una sola China[1]. La RPCh se ha con­ver­ti­do en el prin­ci­pal socio eco­nó­mi­co-comer­cial de la región[2] des­pla­zan­do a Esta­dos Uni­dos des­de el 2009. En el plano eco­nó­mi­co ha man­te­ni­do sus polí­ti­cas de prés­ta­mos con bajos intere­ses o el otor­ga­mien­to de cré­di­tos paga­de­ros a lar­go pla­zo, lo que ha favo­re­ci­do la dis­mi­nu­ción de la depen­den­cia de los paí­ses afri­ca­nos a las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras inter­na­cio­na­les: Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI) y el Ban­co Mun­dial (BM). Sin embar­go, exis­tía la preo­cu­pa­ción de que se estu­vie­se gene­ran­do un nue­vo endeu­da­mien­to finan­cie­ro con Chi­na. Esta “preo­cu­pa­ción” pro­vie­ne, en lo fun­da­men­tal, de los tra­di­cio­na­les acree­do­res occi­den­ta­les, que están per­dien­do espa­cios en el continente.

Los prin­ci­pa­les intere­ses de Chi­na en Áfri­ca están cen­tra­dos en el acce­so a recur­sos ener­gé­ti­cos –petró­leo y gas– y en el desa­rro­llo de las infra­es­truc­tu­ras que per­mi­tan inter­co­nec­tar a las eco­no­mías afri­ca­nas. Con este fin se han for­ta­le­ci­do los con­ve­nios con nacio­nes afri­ca­nas vin­cu­la­das de mane­ra direc­ta o indi­rec­ta con el plan estra­té­gi­co chino: Una Fran­ja, una Ruta (OBOR, siglas en inglés), el cual se arti­cu­la armo­nio­sa­men­te con los pro­yec­tos loca­les y regio­na­les que ha veni­do impul­san­do Chi­na en las subre­gio­nes de la fran­ja cos­te­ra del Índi­co –Cuerno Afri­cano y el Áfri­ca Cen­tro-Orien­tal– ade­más de Etio­pía y Dji­bou­ti. Ha exis­ti­do una fuer­te volun­tad polí­ti­ca por par­te de los líde­res afri­ca­nos de incor­po­ra­se a este pro­yec­to por los bene­fi­cios mutuos que ya está gene­ran­do, a pesar de que está toda­vía en fase de imple­men­ta­ción. De hecho, el desem­pe­ño “posi­ti­vo” del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) afri­cano de los últi­mos años había sido posi­ble por el aumen­to de la inver­sión extran­je­ra y los pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ras –en su mayo­ría de capi­ta­les chi­nos– así como por una esta­bi­li­dad de los pre­cios de las mate­rias pri­mas. Este pro­yec­to tie­ne una aris­ta sani­ta­ria que ha reco­bra­do vital impor­tan­cia tras el esta­lli­do de la pan­de­mia del coronavirus.

Estas polí­ti­cas imple­men­ta­das por Chi­na for­man par­te de la coope­ra­ción Sur-Sur, a tra­vés del desa­rro­llo de pro­gra­mas socio­eco­nó­mi­cos con impac­to local, trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía –en el plano de las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes y de la indus­tria far­ma­céu­ti­ca– cons­truc­ción de par­ques indus­tria­les, can­ce­la­ción de deu­das y for­ma­ción de per­so­nal. Siguien­do este mis­mo patrón, las rela­cio­nes entre ambas regio­nes se han pues­to a prue­ba tras el esta­lli­do de la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, la cual ha evi­den­cia­do las poten­cia­li­da­des que exis­ten en los víncu­los con Chi­na, cuan­do la mayor par­te del mun­do les ha dado la espal­da a los afri­ca­nos. Ha demos­tra­do que el gigan­te asiá­ti­co pue­de ser una alter­na­ti­va via­ble para este continente.

La expan­sión de la Covid-19 puso en aler­ta a los gobier­nos de la región por las con­se­cuen­cias que esta­ba tenien­do en Chi­na, Euro­pa Occi­den­tal y Esta­dos Uni­dos. Se pen­só en un pri­mer momen­to que la epi­de­mia podría lle­gar des­de Chi­na, debi­do a los fuer­tes víncu­los comer­cia­les. Se esti­ma que dos millo­nes de ciu­da­da­nos chi­nos viven y tra­ba­jan en Áfri­ca, así como unos 800.000 turis­tas de este país visi­ta­ban Áfri­ca cada año. Tam­bién había unos 80.000 estu­dian­tes afri­ca­nos en Chi­na. Todo esto supo­nía un impor­tan­te trá­fi­co aéreo. Antes de las res­tric­cio­nes impues­tas por la Covid-19 había un pro­me­dio de ocho vue­los dia­rios entre Chi­na y ciu­da­des afri­ca­nas. El temor gene­ró que nume­ro­sas com­pa­ñías aéreas, como Royal Air Maroc, Rwan­dAir y Ken­ya Air­ways, can­ce­la­ran sus cone­xio­nes con Bei­jing, Guang­dong y Shanghái.

El pri­mer caso de la enfer­me­dad se regis­tró en Egip­to, el 14 de febre­ro, a tra­vés de un turis­ta chino, pero el segun­do fue en Nige­ria, el día 24, por un ita­liano pro­ce­den­te de Milán con des­tino a la ciu­dad nige­ria­na de Lagos, una de las áreas metro­po­li­ta­nas más con­cu­rri­das del con­ti­nen­te. Así Nige­ria se con­ver­tía en el pri­mer país del Áfri­ca Sub­saha­ria­na en repor­tar el virus. En las pri­me­ras dos sema­nas –par­tir de los pri­me­ros casos– se comen­za­ron a adop­tar varias medi­das. Esta situa­ción lle­gó a gene­rar ten­sio­nes en algu­nas ter­mi­na­les aéreas con via­je­ros pro­ve­nien­tes de Chi­na, como los ocu­rri­dos en el Aero­puer­to Inter­na­cio­nal Jomo Ken­yat­ta en Nai­ro­bi (Ken­ya), don­de se for­ta­le­cie­ron los con­tro­les de inmi­gra­ción y las redes socia­les comen­za­ron a hablar de supues­ta dis­cri­mi­na­ción, inclu­so del tra­ta­mien­to que reci­bían los afri­ca­nos resi­den­tes en Chi­na. De todas mane­ras, estos fue­ron solo hechos ais­la­dos que no tuvie­ron nin­gún impac­to polí­ti­co, más bien reci­bie­ron las con­de­nas por par­te de las auto­ri­da­des competentes.

La irrup­ción del virus en Áfri­ca no ha deja­do de ser una preo­cu­pa­ción para las auto­ri­da­des sani­ta­rias. El direc­tor gene­ral de la OMS, Tedros Adha­nom Ghe­bre­ye­sus, duran­te un encuen­tro con los Minis­tros de Salud afri­ca­nos, en Addis Abe­ba, mos­tró su preo­cu­pa­ción por la poten­cial expan­sión de la Covid-19 en estos paí­ses carac­te­ri­za­dos por tener los sis­te­mas de salud más pre­ca­rios del mun­do. Según la direc­to­ra de la OMS para Áfri­ca, la Dra. Matshi­di­so Moe­ti, el con­ti­nen­te esta­ba pre­pa­ra­do en un 66% para com­ba­tir la pan­de­mia, pero de todas mane­ras eran muchos los fac­to­res de ries­gos que hacían más vul­ne­ra­bles a sus pobla­cio­nes, así como la fal­ta de recur­sos en los hos­pi­ta­les públi­cos o la dis­po­ni­bi­li­dad de test para hacer las prue­bas que detec­tan el virus. Los gobier­nos ini­cia­ron sus esfuer­zos por habi­li­tar los labo­ra­to­rios médi­cos y deman­da­ban de la cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal, que no demo­ró en lle­gar pro­ce­den­te de China.

Sien­do con­se­cuen­tes con los acuer­dos de la últi­ma Cum­bre de la FOCAC, el gobierno chino se com­pro­me­tió en ayu­dar a aque­llos paí­ses con sis­te­mas de salud débi­les para for­ta­le­cer sus capa­ci­da­des fren­te al coro­na­vi­rus. Así lo afir­ma­ba el por­ta­voz del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Chi­na, Zhao Lijian, en con­fe­ren­cia de pren­sa del 25 de febrero[3], cuan­do toda­vía Áfri­ca solo repor­ta­ba los pri­me­ros casos. Esta acti­tud de Chi­na se pro­du­cía tam­bién como res­pues­ta ante la cola­bo­ra­ción que ellos habían reci­bi­do por par­te de gobier­nos afri­ca­nos, como el de Gui­nea Ecua­to­rial, el cual les había dona­do dos millo­nes de dóla­res a prin­ci­pios de febre­ro. De igual for­ma, la polí­ti­ca de coope­ra­ción chi­na esta­ba en corres­pon­den­cia con el lla­ma­do que había hecho la OMS en asis­tir a los paí­ses afri­ca­nos. La ayu­da no demo­ró en lle­gar; con­tra­ria a la acti­tud asu­mi­da por otros paí­ses como Esta­dos Uni­dos que ame­na­za­ba con eli­mi­nar su con­tri­bu­ción a la OMS.

Des­de el mis­mo ini­cio de la pan­de­mia, las auto­ri­da­des chi­nas comen­za­ron a orga­ni­zar múl­ti­ples video con­fe­ren­cias –la pri­me­ra de ellas se hizo el 18 de mar­zo, con la par­ti­ci­pa­ción de más de 300 fun­cio­na­rios y exper­tos de 24 paí­ses afri­ca­nos– para com­par­tir sus expe­rien­cias en el enfren­ta­mien­to al coro­na­vi­rus. Des­de que comen­za­ran a repor­tar­se los pri­me­ros casos en Áfri­ca, los envíos de ayu­da pro­ce­den­tes de Chi­na se han incre­men­ta­do. Estos se han rea­li­za­do en varias eta­pas tenien­do como pun­to de lle­ga­da Etio­pía y Gha­na para lue­go redis­tri­buir­los a otros paí­ses, a tra­vés del Cen­tro para el Con­trol y la Pre­ven­ción de Enfer­me­da­des de la Unión Afri­ca­na (Afri­ca Cen­tres for Disea­se Con­trol and Pre­ven­tion, CDC Áfri­ca) [4].

El 22 de mar­zo lle­gó a la capi­tal etío­pe el pri­mer car­ga­men­to de ayu­da huma­ni­ta­ria pro­ce­den­te de Chi­na. El envío incluía más de 1.5 millo­nes de test rápi­dos y 100 tone­la­das de otros insu­mos médi­cos ofre­ci­dos por la Jack Ma Foun­da­tion y Ali­ba­ba Foun­da­tion. A tra­vés del CDC de Áfri­ca se iban a dis­tri­buir 20 mil test de diag­nós­ti­co rápi­do para cada país afri­cano, unas 100 mil mas­ca­ri­llas médi­cas y mil tra­jes de protección[5]. En la medi­da que la situa­ción se agra­va­ba se ponía en evi­den­cia la nece­si­dad de más insu­mos médi­cos, los cua­les, a pesar de los esfuer­zos de los líde­res afri­ca­nos y de la UA, toda­vía no eran sufi­cien­tes, pues­to que Áfri­ca tenía que com­pe­tir con otros paí­ses para acce­der a estos recur­sos en el mer­ca­do inter­na­cio­nal, de aquí la impor­tan­cia que reves­tía la cola­bo­ra­ción chi­na, la cual se segui­ría materializando.

El 6 de abril lle­gó el segun­do car­ga­men­to con 37.6 tone­la­das, des­ti­na­do a 18 paí­ses afri­ca­nos, prin­ci­pal­men­te los del Áfri­ca Occi­den­tal. Los sumi­nis­tros incluían equi­pos de pro­tec­ción per­so­nal, 36 mil mas­ca­ri­llas N95, 36 mil tra­jes médi­cos de pro­tec­ción y gafas de pro­tec­ción, 180 mil pares de guan­tes, 9 mil ter­mó­me­tros, dece­nas de ven­ti­la­do­res arti­fi­cia­les, entre otros. El avión car­ga­do con dichos sumi­nis­tros médi­cos lle­gó al aero­puer­to inter­na­cio­nal Koto­ta en Accra, capi­tal de Gha­na, para ser dis­tri­bui­dos entre Nige­ria, Sene­gal, Gabón, Sie­rra Leo­na, Gui­nea-Bis­sau, Gui­nea, Côte d´Ivoire, Gam­bia, Libe­ria, Mali, Bur­ki­na Faso, Repú­bli­ca del Con­go, Gui­nea Ecua­to­rial, Togo, Benín, Cabo Ver­de y, San­to Tomé y Prín­ci­pe. Casi la tota­li­dad de los paí­ses de la subre­gión sub­saha­ria­na han reci­bi­do par­te de la cola­bo­ra­ción total de Chi­na en tiem­pos de la actual pandemia.

Otra aris­ta a tener en cuen­ta es la cola­bo­ra­ción médi­ca, pues­to que un total de mil pro­fe­sio­na­les de la salud se encon­tra­ban tra­ba­jan­do en varios paí­ses afri­ca­nos pre­vio al esta­lli­do de la cri­sis sani­ta­ria, de acuer­do con la Comi­sión Nacio­nal de Salud de Chi­na. Una vez que Áfri­ca comen­zó a ser afec­ta­da, el gobierno chino refor­zó tam­bién su per­so­nal médi­co en la región –como ha hecho igual­men­te Cuba[6]-. El 8 de abril lle­gó a Abu­ja, Nige­ria –país don­de se detec­tó el pri­mer caso en ASS– un gru­po de médi­cos por media­ción de la empre­sa Chi­na Rail­way Cons­truc­tion Corp. Ltd, para asis­tir a los emplea­dos locales.

Otros dos gru­pos de médi­cos arri­ba­ron pos­te­rior­men­te a Etio­pia y Bur­ki­na Faso, sumán­do­se a los espe­cia­lis­tas chi­nos que ya tra­ba­ja­ban en estos paí­ses. El gru­po de exper­tos chino lle­gó a la capi­tal etío­pe el 16 de abril y esta­ba inte­gra­do por 12 espe­cia­lis­tas –epi­de­mió­lo­gos, ciru­ja­nos, exper­tos en enfer­me­da­des infec­cio­sas y labo­ra­to­rio clí­ni­co– con la fun­ción de com­par­tir sus expe­rien­cias en la lucha con­tra la Covid-19, mien­tras visi­ta­ban cen­tros de ais­la­mien­to, hos­pi­ta­les y se reu­nían con direc­ti­vos del Minis­te­rio de Salud etío­pe, del CDC de Áfri­ca y de la Ofi­ci­na etío­pe de la OMS. Un segun­do gru­po lle­gó a Dji­bou­ti y Côte d’Ivoire, pro­ce­den­tes de la Pro­vin­cia de Sichuan[7]. Todos arri­ba­ron tam­bién con más sumi­nis­tros necesarios.

El 27 de abril, el CDC de Áfri­ca reci­bió un ter­cer car­ga­men­to de 125 tone­la­das de equi­pos médi­cos y otros sumi­nis­tros pro­ce­den­tes de Chi­na, de manos de la Jack Ma Foun­da­tion y la Ali­ba­ba Foun­da­tion. En el acto de reci­bi­mien­to estu­vie­ron pre­sen­tes el Vice­pre­si­den­te de la Comi­sión de la UA, Sr. Kwe­si Quar­tey, jun­to con la Comi­sa­ria de Asun­tos Socia­les, Sra. Ami­ra El Fadil; el Emba­ja­dor de Sudá­fri­ca en Etio­pia y Pre­si­den­te del Comi­té de Repre­sen­tan­tes Per­ma­nen­tes de la UA, Sr. Edward Xoli­sa Maka­ya, así como el Direc­tor del CDC de Áfri­ca, Dr. John Nken­ga­song y el Minis­tro de Salud etío­pe, entre otros fun­cio­na­rios y direc­ti­vos de las fun­da­cio­nes chinas.[8]

En esta opor­tu­ni­dad, la dona­ción esta­ba inte­gra­da por 4.6 millo­nes de más­ca­ras, 500 mil test rápi­dos, 300 ven­ti­la­do­res arti­fi­cia­les, 200 mil módu­los de ropa de pro­tec­ción, 200 mil escu­dos facia­les de pro­tec­ción, 2 mil apa­ra­tos para medir la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral, 500 mil pares de guan­tes, entre otros equi­pos médi­cos. El Direc­tor del CDC Áfri­ca plan­teó que estas dona­cio­nes eran una ini­cia­ti­va increí­ble que ayu­da­ba a satis­fa­cer las nece­si­da­des de sumi­nis­tros médi­cos. Como han plan­tea­do los líde­res afri­ca­nos, la coope­ra­ción, la cola­bo­ra­ción y la coor­di­na­ción, son los prin­ci­pios fun­da­men­ta­les para com­ba­tir la actual pandemia.[9]

Las dona­cio­nes no solo han lle­ga­do des­de el gobierno chino sino tam­bién de empre­sas con intere­ses en el con­ti­nen­te como Hua­wei que donó un millón de rands a Sudá­fri­ca. Ade­más, la com­pa­ñía Hua­jian Group, que ope­ra una fábri­ca de zapa­tos en Etio­pía, ofre­ció, a fina­les del mes de mar­zo, un millón de más­ca­ras y otros sumi­nis­tros médi­cos a ocho paí­ses afri­ca­nos, entre los que se encon­tra­ban Ken­ya y Ruan­da. La empre­sa pri­va­da Chi­na Star entre­gó sumi­nis­tros médi­cos a Ruan­da. Inclu­so se han rea­li­za­do dona­cio­nes volun­ta­rias por nacio­na­les chi­nos en las comu­ni­da­des afri­ca­nas en las que ellos radi­can, por ejem­plo, en Ken­ya. Tam­bién algu­nas aso­cia­cio­nes han orga­ni­za­do dona­cio­nes. Según la Emba­ja­da chi­na en Kam­pa­la, la Aso­cia­ción Chi­na de Ugan­da orga­ni­zó una entre­ga de más de 250 mil mas­ca­ri­llas y otros sumi­nis­tros médicos[10]. Como se ha podi­do apre­ciar, la cola­bo­ra­ción chi­na ha sido mul­ti­fa­cé­ti­ca y han inter­ve­ni­do varios sec­to­res: guber­na­men­ta­les, empre­sa­ria­les y de la socie­dad civil.

Esta cola­bo­ra­ción ha sus­ci­ta­do pala­bras de agra­de­ci­mien­to por par­te de líde­res afri­ca­nos, tan­to de la UA como de los gobier­nos. Este ha sido el caso del pre­si­den­te de Zim­bab­we, Emmer­son Mnan­gag­wa que agra­de­ció a las auto­ri­da­des chi­nas por el apo­yo brin­da­do des­de los pri­me­ros días del esta­lli­do de la pan­de­mia, con­tri­bu­yen­do con la pre­pa­ra­ción del con­ti­nen­te para enfren­tar esta sui gene­ris situa­ción sanitaria[11]. En Zim­bab­we, varias com­pa­ñías chi­nas que ope­ran en el país, en con­jun­to con la Emba­ja­da Chi­na en Hara­re movi­li­za­ron recur­sos por más de medio millón de dóla­res para la reno­va­ción del Hos­pi­tal Wil­kings de esa ciu­dad, en el cual se aten­dían a los pacien­tes de la Covid-19 y fun­cio­nó como cen­tro de aislamiento[12]. En Zam­bia se des­ti­na­ron dos ins­ta­la­cio­nes médi­cas en la capi­tal, Lusa­ka, para poner en cua­ren­te­na a las per­so­nas sos­pe­cho­sas; una de ellas era un nue­vo hos­pi­tal de 800 camas finan­cia­do y cons­trui­do con ayu­da de Chi­na. Estos son otros ejem­plos de las accio­nes que Chi­na ha veni­do rea­li­zan­do en los últi­mos años en Áfri­ca rela­cio­na­da con la cons­truc­ción de infra­es­truc­tu­ras hospitalarias.

El gobierno chino había plan­tea­do que segui­rá incre­men­tan­do la cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal para con­tri­buir a la lucha con­tra la Covid-19, con­tra­rio a la acti­tud egoís­ta expre­sa­da por la admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se, la cual se ha con­cen­tra­do en cri­ti­car la acti­tud de Chi­na y la labor de la OMS[13], a la cual ha acu­sa­do injus­ta­men­te de ser la res­pon­sa­ble de la pan­de­mia por una supues­ta mala ges­tión de la cri­sis sani­ta­ria, al igual que Chi­na. El pre­si­den­te Xi Jin­ping, ha expre­sa­do en varias oca­sio­nes que su país con­ti­nua­ría com­par­tien­do sus expe­rien­cias en la lucha con­tra la Covid-19 y ten­dría en la coope­ra­ción uno de sus pila­res fun­da­men­ta­les. Esta idea la reite­ró una vez más en la 73 Asam­blea Anual de la OMS, cele­bra­da en Gine­bra (17 y 18 de mayo), don­de Chi­na se com­pro­me­tió en ofre­cer 2 mil millo­nes de dóla­res por dos años para com­ba­tir la pan­de­mia a nivel mundial[14].

Esta coope­ra­ción tam­bién se enmar­ca en un con­tex­to en el cual los tra­di­cio­na­les emi­so­res de “coope­ra­ción” hacia Áfri­ca –car­ga­da de con­di­cio­na­li­da­des polí­ti­cas– están en medio de una cri­sis sani­ta­ria que los ha supe­ra­do: Esta­dos Uni­dos, Fran­cia, Rei­no Uni­do y Ale­ma­nia. Por lo tan­to, Chi­na, los ha sobre­pa­sa­do en esta esfe­ra, por lo que sigue incre­men­tan­do su nivel de influen­cia polí­ti­ca, tras con­so­li­dar­se su lide­raz­go inter­na­cio­nal en la lucha con­tra la Covid-19, fren­te a la acti­tud de Esta­dos Uni­dos, que no solo eli­mi­nó sus con­tri­bu­cio­nes por un valor de 400 millo­nes de dóla­res a la OMS sino tam­bién ame­na­zó con la sus­pen­sión tem­po­ral de su mem­bre­sía en dicho orga­nis­mo, si la OMS no cum­plía con sus exi­gen­cias. La Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na se con­vir­tió así en el pri­mer donan­te externo del con­ti­nen­te afri­cano en el actual con­tex­to de la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, a tra­vés de mate­ria­les médi­cos y no solo con la trans­fe­ren­cia de fon­dos, lo que ha sido mucho más efectivo.

Par­te de la ayu­da finan­cie­ra que Chi­na ha pro­me­ti­do a Áfri­ca y que ya está ofre­cien­do pudie­ra tam­bién cana­li­zar­se a tra­vés de la can­ce­la­ción total o par­cial de la deu­da que algu­nos paí­ses acu­mu­lan con Chi­na. Esta ha sido una deman­da tam­bién de varios inte­lec­tua­les y polí­ti­cos para que el FMI y el BM adop­ta­ran una polí­ti­ca simi­lar como una mane­ra de ayu­dar efec­ti­va­men­te a los paí­ses afri­ca­nos alta­men­te endeu­da­dos, sobre todo, a medi­da que se agu­di­za la cri­sis eco­nó­mi­ca inter­na­cio­nal y la fal­ta de recur­sos finan­cie­ros empeo­ra la situa­ción de los más des­fa­vo­re­ci­dos en Áfri­ca. Sin embar­go, no pare­ce ser esta la polí­ti­ca a seguir por par­te de dichas instituciones.

No son pocas las fake news y los cri­te­rios mal inten­cio­na­dos que cir­cu­lan por las redes socia­les cri­ti­can­do a Chi­na, para gene­rar un esta­do de opi­nión nega­ti­vo: la sinopho­bia. Inclu­so acu­san a sus auto­ri­da­des, sin fun­da­men­to cien­tí­fi­co, en haber esta­do detrás de la crea­ción del virus. Otras infor­ma­cio­nes apun­tan a seña­lar la mala cali­dad de los pro­duc­tos médi­cos chi­nos o ponen en cues­tio­na­mien­to la pro­fe­sio­na­li­dad de sus médi­cos. Inclu­so otros plan­tean el uso de la “diplo­ma­cia del coro­na­vi­rus” por par­te de Chi­na para mejo­rar su ima­gen en Áfri­ca. Sin embar­go, dón­de está la “cola­bo­ra­ción” de la USAID o de las Agen­cias euro­peas, dón­de está la “ayu­da” o los médi­cos pro­ce­den­tes de estos paí­ses en Áfri­ca, sin con­di­cio­na­li­da­des eco­nó­mi­cas o polí­ti­cas. Hubo una sola excep­ción: las decla­ra­cio­nes que rea­li­za­ron médi­cos franceses[15] de ir a Áfri­ca para pro­bar “una cier­ta vacu­na” con­tra el coro­na­vi­rus, repi­tien­do el patrón de usar a pobla­cio­nes afri­ca­nas como cone­ji­llos de india para rea­li­zar experimentos.

Todo lo ante­rior a esto últi­mo for­ma par­te de una cam­pa­ña pro­pa­gan­dís­ti­ca que bus­ca opa­car la pre­sen­cia de Chi­na en Áfri­ca, tra­tan­do de des­acre­di­tar­la y así ero­sio­nar sus rela­cio­nes eco­nó­mi­cas y polí­ti­cas. Como todo, estas rela­cio­nes no son en blan­co y negro, y pudie­ran tener aspec­tos nega­ti­vos, pero sin dudas son más los posi­ti­vos. Al mis­mo tiem­po se con­so­li­da la hipó­te­sis de que es una alter­na­ti­va mucho más fia­ble que la “ayu­da” que pudie­ra venir de los lla­ma­dos socios tradicionales.

Para con­cluir, las auto­ri­da­des chi­nas han sido con­se­cuen­tes con sus actos. La cola­bo­ra­ción chi­na ha lle­ga­do a un cen­te­nar de paí­ses, inclui­dos los afri­ca­nos, los cua­les tie­nen difi­cul­ta­des para acce­der a equi­pa­mien­to médi­co y sumi­nis­tros que son manu­fac­tu­ra­dos fue­ra del con­ti­nen­te y depen­den de la cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal. El inter­cam­bio de infor­ma­ción estu­vo siem­pre den­tro de la polí­ti­ca adop­ta­da por Bei­jín, demos­tran­do su lide­raz­go en esta mate­ria. Chi­na tam­bién se ha con­ver­ti­do en el prin­ci­pal cola­bo­ra­dor a nivel inter­na­cio­nal en la lucha con­tra la Covid-19, en un con­tex­to sig­na­do por la “fati­ga” de los tra­di­cio­na­les donan­tes extran­je­ros (las poten­cias euro­peas). Esta situa­ción ha for­ta­le­ci­do los víncu­los de Chi­na con Áfri­ca y se ha con­so­li­da­do la ten­den­cia, que ya se venía pro­du­cien­do, del des­pla­za­mien­to de las rela­cio­nes de los socios afri­ca­nos tra­di­cio­na­les por los lazos mul­ti­fa­cé­ti­cos y sin con­di­cio­na­li­da­des con el gigan­te asiático.

Biblio­gra­fía

Afri­can Deve­lop­ment Bank. 2020 Afri­can Eco­no­mic Outlook. Abid­jan, Côte d´Ivoire. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.afdb​.org/​e​n​/​d​o​c​u​m​e​nts

Afri­ca CDC recei­ves third dona­tion of medi­cal sup­plies from Jack Ma Foun­da­tion, co-hosts glo­bal MediX­Chan­ge webi­nar on COVID-19. Addis Aba­ba, Etio­pía, 27 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​afri​cacdc​.org/​n​e​w​s​-​i​t​e​m​/​a​f​r​i​c​a​-​c​d​c​-​r​e​c​e​i​v​e​s​-​t​h​i​r​d​-​d​o​n​a​t​i​o​n​-​o​f​-​m​e​d​i​c​a​l​-​s​u​p​p​l​i​e​s​-​f​r​o​m​-​j​a​c​k​-​m​a​-​f​o​u​n​d​a​t​i​o​n​-​c​o​-​h​o​s​t​s​-​g​l​o​b​a​l​-​m​e​d​i​x​c​h​a​n​g​e​-​w​e​b​i​n​a​r​-​o​n​-​c​o​v​i​d​-​19/

Afri­ca Cen­tre for Disea­se Con­trol and Pre­ven­tion. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.afri​cacdc​.org

Africa’s fight against COVID19 recei­ves major boost with Ali­ba­ba dona­tion of 1.5 million test kits and 100 tons for infec­tion pre­ven­tion and con­trol com­mo­di­ties. 23 de mar­zo de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​au​.int/​e​n​/​p​r​e​s​s​r​e​l​e​a​s​e​s​/​2​0​2​0​0​3​2​3​/​a​f​r​i​c​a​s​-​f​i​g​h​t​-​a​g​a​i​n​s​t​-​c​o​v​i​d​1​9​-​r​e​c​e​i​v​e​s​-​m​a​j​o​r​-​b​o​o​s​t​-​a​l​i​b​a​b​a​-​d​o​n​a​t​i​o​n​-15

Afri­can coun­tries move from COVID-19 readi­ness to res­pon­se as many con­firm cases. 12/​05/​20. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.afro​.who​.int/​h​e​a​l​t​h​-​t​o​p​i​c​s​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​o​v​i​d​-19

Afri­can Union to dis­tri­bu­te more COVID19 sup­plies to its mem­ber sta­tes after recei­ving the third con­sign­ment from the Jack Ma Foun­da­tion. 29 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​au​.int/​e​n​/​p​r​e​s​s​r​e​l​e​a​s​e​s​/​2​0​2​0​0​4​2​9​/​a​f​r​i​c​a​n​-​u​n​i​o​n​-​d​i​s​t​r​i​b​u​t​e​-​m​o​r​e​-​c​o​v​i​d​1​9​-​s​u​p​p​l​i​e​s​-​i​t​s​-​m​e​m​b​e​r​-​s​t​a​t​e​s​-​a​f​ter

Afri­can Union. Impact of the coro­na­vi­rus (covid 19) on the afri­can eco­nomy, pp. 15 – 17. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.tra​lac​.org/​n​e​w​s​/​a​r​t​i​c​l​e​/​i​m​p​a​c​t​-​o​f​-​t​h​e​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​o​v​i​d​-​1​9​-​o​n​-​t​h​e​-​a​f​r​i​c​a​n​-​e​c​o​n​o​m​y​.​h​tml

Africa’s COVID-19 death toll sur­ges to 2,290 as con­fir­med cases sur­pass 63,325: Afri­ca CDC. Xinhua, 11 de mayo de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.xinhua​net​.com/​e​n​g​l​i​s​h​/​2​020 – 05/11/c_139048260.htm

Chi­ne­se anti-epi­de­mic experts fight COVID-19 head-on in Afri­ca. Xinhua, 2 de mayo de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​.org​.cn/​w​o​r​l​d​/​2​020 – 05/02/content_76000620.htm

Chi­na des­ti­na­rá 2.000.000.000 de dóla­res a paí­ses afec­ta­dos por Covid-19. Tele­sur, 18 de mayo de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.tele​surtv​.net/​n​e​w​s​/​c​h​i​n​a​-​g​e​s​t​i​o​n​-​p​a​n​d​e​m​i​a​-​c​o​v​i​d​1​9​-​o​m​s​-​r​e​u​n​i​o​n​-​a​n​u​a​l​-​2​0​2​0​0​518 – 0014.html

“Coro­na­vi­rus diplo­macy: China’s oppor­tu­ne time to aid Afri­ca”. En: Coro­na Chro­ni­cles: 20 April – 24 April. 24 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.thea​fri​ca​re​port​.com/​2​6​7​5​0​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​d​i​p​l​o​m​a​c​y​-​c​h​i​n​a​s​-​o​p​p​o​r​t​u​n​e​-​t​i​m​e​-​t​o​-​a​i​d​-​a​f​r​i​ca/

Ge, Lijun. Chi­ne­se com­pa­nies join the fight against COVID-19 throughout Afri­ca. Xinhua News Agency, May 2020-04-29. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​0​2​0​0​4​/​t​2​0​2​0​0​4​2​9​_​8​0​0​2​0​2​6​7​1​.​h​tml

La OMS tacha de “racis­ta” la suge­ren­cia de pro­bar la vacu­na con­tra el coro­na­vi­rus en Áfri­ca. 8 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.lavan​guar​dia​.com/​v​i​d​a​/​2​0​2​0​0​4​0​8​/​4​8​3​8​5​9​7​7​0​9​3​/​o​m​s​-​r​a​c​i​s​t​a​-​v​a​c​u​n​a​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​a​f​r​i​c​a​-​m​e​d​i​c​o​s​-​f​r​a​n​c​e​s​e​s​.​h​tml

Li, Kaizhi. Foreign Ministry spo­kes­per­son says Chi­na to sup­port coun­tries with wea­ker health sys­tems during epi­de­mic. 27 de febre­ro de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​.​h​tml

UNECA (2020), Eco­no­mic Impact of the Covid19 on Afri­ca, Eco­no­mic Com­mis­sion for Afri­ca, Addis Aba­ba, Ethiopia.

Val­dés Rod­da, María Vic­to­ria. COVID-19 en Áfri­ca: Los más nece­si­ta­dos. Bohe­mia, Cuba, 1ro de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​bohe​mia​.cu/​m​u​n​d​o​/​2​0​2​0​/​0​4​/​c​o​v​i​d​-​1​9​-​e​n​-​a​f​r​i​c​a​-​l​o​s​-​m​a​s​-​n​e​c​e​s​i​t​a​d​o​/​?​V​o​Phs

Villa Her­nán­dez, Ángel. Áfri­ca: un con­ti­nen­te que mere­ce lo mejor y que pudie­ra enfren­tar­se a lo peor. Pren­sa Lati­na. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.pren​sa​-lati​na​.cu

Zim­bab­wean Pre­si­dent Thanks Chi­na for Sup­port in Fight Against COVID-19. Xinhua News Agency, 20 de mar­zo de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​.​h​tml

Citas:

[1] En este sen­ti­do solo Ezwa­ti­ni (Sua­zi­lan­dia) man­tie­ne rela­cio­nes con Tai­wán. Por lo tan­to, la RPCh tie­ne rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con la mayo­ría de todos los paí­ses del con­ti­nen­te menos con Ezwatini.

[2] El comer­cio exte­rior ascen­dió en 2014 a 220 000 millo­nes de dóla­res (inclu­yen­do a los paí­ses de Áfri­ca del Nor­te). Las inver­sio­nes chi­nas en el con­ti­nen­te afri­cano han aumen­ta­do en un 50% des­de el 2010, alcan­zan­do los 100.000 millo­nes de dóla­res en el 2017 y la ten­den­cia ha sido al aumen­to sostenido.

[3] Li Kaizhi. Foreign Ministry spo­kes­per­son says Chi­na to sup­port coun­tries with wea­ker health sys­tems during epi­de­mic. 27 de febre­ro de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​.​h​tml

[4] Este cen­tro es una ins­ti­tu­ción téc­ni­ca espe­cia­li­za­da de la UA con el obje­ti­vo de apo­yar a los Esta­dos miem­bros en sus esfuer­zos por for­ta­le­cer los sis­te­mas de salud, con­tri­buir con la pre­ven­ción y el con­trol de enfer­me­da­des en la región, así como esta­ble­cer pla­nes de res­pues­ta ante emer­gen­cias sani­ta­rias con­ti­nen­ta­les. Más infor­ma­ción sobre este cen­tro en: http://​www​.afri​cacdc​.org

[5] Africa’s fight against COVID19 recei­ves major boost with Ali­ba­ba dona­tion of 1.5 million test kits and 100 tons for infec­tion pre­ven­tion and con­trol com­mo­di­ties. 23 de mar­zo de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​au​.int/​e​n​/​p​r​e​s​s​r​e​l​e​a​s​e​s​/​2​0​/​a​f​r​i​c​a​s​-​f​i​g​h​t​-​a​g​a​i​n​s​t​-​c​o​v​i​d​1​9​-​r​e​c​e​i​v​e​s​-​m​a​j​o​r​-​b​o​o​s​t​-​a​l​i​b​a​b​a​-​d​o​n​a​t​i​o​n​-15

[6] Cuba refor­zó tam­bién la cola­bo­ra­ción médi­ca con Áfri­ca. A los médi­cos que se encon­tra­ban labo­ran­do en el con­ti­nen­te, se le suma­ron varias bri­ga­das del con­tin­gen­te “Henry Reeve” que lle­ga­ron a Sudá­fri­ca, Ango­la y Cabo Verde.

[7] Chi­ne­se anti-epi­de­mic experts fight COVID-19 head-on in Afri­ca. Xinhua, 2 de mayo de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​.org​.cn/​w​o​r​l​d​/​2​020 – 05/02/content_76000620.htm

[8] Afri­can Union to dis­tri­bu­te more COVID19 sup­plies to its mem­ber sta­tes after recei­ving the third con­sign­ment from the Jack Ma Foun­da­tion. 29 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​au​.int/​e​n​/​p​r​e​s​s​r​e​l​e​a​s​e​s​/​2​0​2​0​0​4​2​9​/​a​f​r​i​c​a​n​-​u​n​i​o​n​-​d​i​s​t​r​i​b​u​t​e​-​m​o​r​e​-​c​o​v​i​d​1​9​-​s​u​p​p​l​i​e​s​-​i​t​s​-​m​e​m​b​e​r​-​s​t​a​t​e​s​-​a​f​ter

[9] Afri­ca CDC recei­ves third dona­tion of medi­cal sup­plies from Jack Ma Foun­da­tion, co-hosts glo­bal MediX­Chan­ge webi­nar on COVID-19. Addis Aba­ba, Etio­pía, 27 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​afri​cacdc​.org/​n​e​w​s​-​i​t​e​m​/​a​f​r​i​c​a​-​c​d​c​-​r​e​c​e​i​v​e​s​-​t​h​i​r​d​-​d​o​n​a​t​i​o​n​-​o​f​-​m​e​d​i​c​a​l​-​s​u​p​p​l​i​e​s​-​f​r​o​m​-​j​a​c​k​-​m​a​-​f​o​u​n​d​a​t​i​o​n​-​c​o​-​h​o​s​t​s​-​g​l​o​b​a​l​-​m​e​d​i​x​c​h​a​n​g​e​-​w​e​b​i​n​a​r​-​o​n​-​c​o​v​i​d​-​19/

[10] “Coro­na­vi­rus diplo­macy: China’s oppor­tu­ne time to aid Afri­ca”. En: Coro­na Chro­ni­cles: 20 April – 24 April. 24 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.thea​fri​ca​re​port​.com/​2​6​7​5​0​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​d​i​p​l​o​m​a​c​y​-​c​h​i​n​a​s​-​o​p​p​o​r​t​u​n​e​-​t​i​m​e​-​t​o​-​a​i​d​-​a​f​r​i​ca/

[11] Zim­bab­wean Pre­si­dent Thanks Chi­na for Sup­port in Fight Against COVID-19. Xinhua News Agency, 20 de mar­zo de 2020. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​.​h​tml

[12] Ge Lijun. Chi­ne­se com­pa­nies join the fight against COVID-19 throughout Afri­ca. Xinhua News Agency, May 2020-04-29. Dis­po­ni­ble en: http://​www​.chi​na​fri​ca​.cn/​S​p​e​c​i​a​l​_​R​e​p​o​r​t​s​/​C​h​i​n​a​_​A​f​r​i​c​a​_​C​o​o​p​e​r​a​t​i​o​n​_​i​n​_​F​i​g​h​t​i​n​g​_​C​O​V​I​D​_​1​9​/​2​1​.​h​tml

[13] Sobre la labor de la OMS en Áfri­ca con­sul­tar: Afri­can coun­tries move from COVID-19 readi­ness to res­pon­se as many con­firm cases. 12/​05/​20. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.afro​.who​.int/​h​e​a​l​t​h​-​t​o​p​i​c​s​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​o​v​i​d​-19

[14] Chi­na des­ti­na­rá 2.000.000.000 de dóla­res a paí­ses afec­ta­dos por Covid-19. Tele­sur, 18 de mayo de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.tele​surtv​.net/​n​e​w​s​/​c​h​i​n​a​-​g​e​s​t​i​o​n​-​p​a​n​d​e​m​i​a​-​c​o​v​i​d​1​9​-​o​m​s​-​r​e​u​n​i​o​n​-​a​n​u​a​l​-​2​0​2​0​0​518 – 0014.html

[15] La OMS tacha de “racis­ta” la suge­ren­cia de pro­bar la vacu­na con­tra el coro­na­vi­rus en Áfri­ca. 8 de abril de 2020. Dis­po­ni­ble en: https://​www​.lavan​guar​dia​.com/​v​i​d​a​/​2​0​2​0​0​4​0​8​/​4​8​3​8​5​9​7​7​0​9​3​/​o​m​s​-​r​a​c​i​s​t​a​-​v​a​c​u​n​a​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​a​f​r​i​c​a​-​m​e​d​i​c​o​s​-​f​r​a​n​c​e​s​e​s​.​h​tml

MSc. Yos­lán Sil­ve­rio Gon­zá­lez, Inves­ti­ga­dor Agregado/​Jefe del Equi­po de Áfri­ca, Cen­tro de Inves­ti­ga­cio­nes de Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal (CIPI), La Haba­na, Cuba.

Fuen­te: https://​poli​ti​ca​-chi​na​.org/​a​r​e​a​s​/​p​o​l​i​t​i​c​a​-​e​x​t​e​r​i​o​r​/​c​h​i​n​a​-​y​-​a​f​r​i​c​a​-​s​u​b​s​a​h​a​r​i​a​n​a​-​c​o​o​p​e​r​a​c​i​o​n​-​f​r​e​n​t​e​-​a​-​l​a​-​c​o​v​i​d​-19

Rebe­lión

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *