Guatemala.Ante la cri­sis inocul­ta­ble del sis­te­ma hospitalario

Por Miguel Angel San­do­val, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 Mayo 2020

Las moda­li­da­des se deben encon­trar. No hay impe­di­men­to legal.

Ante el obvio colap­so de los hos­pi­ta­les: hay más pacien­tes que espa­cio físi­co, hace fal­ta medi­das de emer­gen­cia. Por ello pro­pon­go el uso de dos o tres cons­truc­cio­nes que tie­nen espa­cio y están des­ocu­pa­das por la cri­sis. Es la Ciu­dad de Dios y la Mega­fra­ter, así como ins­ta­la­cio­nes de otras deno­mi­na­cio­nes. No lo hago por cues­tio­nes reli­gio­sas. La mayo­ría de tem­plos cató­li­cos son de cons­truc­ción anti­gua y no tie­nen con­di­cio­nes. Lo pro­pon­go por­que son ins­ta­la­cio­nes moder­nas, que pue­den suplir la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les en medio de la pan­de­mia. Ade­más no hay tiempo.

En esta direc­ción, el Hos­pi­tal Mili­tar tie­ne que ser incor­po­ra­do en la lucha con­tra el coro­na­vi­rus. Tie­ne las con­di­cio­nes y la obli­ga­ción. No se pue­de acep­tar que se man­ten­ga como un pri­vi­le­gio para enfer­me­da­des comu­nes o cár­cel alter­na­ti­va. Los hos­pi­ta­les pri­va­dos tam­bién están obli­ga­dos, por razo­nes de emer­gen­cia nacio­nal, a sumar­se a la lucha con­tra el coro­na­vi­rus. Las moda­li­da­des se deben encon­trar. No hay impe­di­men­to legal.

Por la exis­ten­cia de estas opcio­nes, pare­ce por lo menos des­ca­be­lla­do, inten­tar con­tra­tar hote­les para suplir la satu­ra­ción de los hos­pi­ta­les que vemos como una ver­da­de­ra catás­tro­fe. No me opon­dría si hote­les como las gran­des cade­nas que hay en el país, ofre­cie­ran sus ins­ta­la­cio­nes de mane­ra soli­da­ria. No acu­so a nadie pero esa fór­mu­la de alqui­lar hote­les reve­la un pen­sa­mien­to ele­men­tal, sim­ple. O si se pien­sa mal, es una fuen­te de corrup­te­las anunciadas.

Es nece­sa­rio adver­tir que en nues­tro país las enfer­me­da­des no van a dis­mi­nuir por la emer­gen­cia que nos plan­tea el COVID-19. Por ello no se pue­de uti­li­zar toda la limi­ta­da y exigua capa­ci­dad hos­pi­ta­la­ria para la aten­ción de los casos de la pan­de­mia. Es ello lo que obli­ga a pen­sar en otras opcio­nes, en nue­vas posi­bi­li­da­des. Es la razón de esta pro­pues­ta. En espe­cial si asu­mi­mos de mane­ra sere­na, que el pico de la cri­sis aún no lle­ga y que los casos deben cre­cer de mane­ra expo­nen­cial. Son los hechos con­cre­tos, los datos que se publican.

Si se habi­li­tan los luga­res que se indi­can al ini­cio, bien se podría pen­sar, por ejem­plo, que los pacien­tes no gra­ves, se tras­la­da­ran a esas ins­ta­la­cio­nes, que quie­ro dejar bien cla­ro, se uti­li­za­rían de for­ma tran­si­to­ria. El equi­pa­mien­to de estos loca­les de emer­gen­cia, se podría resol­ver con los fon­dos que tie­ne asig­na­do el gobierno para la cri­sis, pero tam­bién, soli­ci­tan­do apo­yo internacional. 

La uti­li­za­ción de estos loca­les, se haría úni­ca­men­te duran­te el tiem­po de la cri­sis del COVID-19. Esta pro­pues­ta solo la reti­ra­ría ante las opi­nio­nes de médi­cos que luchan por la fal­ta de con­di­cio­nes por la satu­ra­ción en los hos­pi­ta­les. Los recur­sos uti­li­za­dos de mane­ra tran­si­to­ria, se podrían uti­li­zar en la cons­truc­ción anun­cia­da de más hos­pi­ta­les nacionales.

Esta pro­pues­ta no tra­ta de seña­lar a nadie, y tam­po­co tie­ne que ver con los reme­dos de deba­te que en oca­sio­nes se pro­du­cen por cues­tio­nes con­fe­sio­na­les; se tra­ta de pro­po­ner posi­bles solu­cio­nes a un pro­ble­ma que nos afec­ta como nación, como socie­dad. A todos.

Fuen­te: Pren­sa Comunitaria

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.