Gua­te­ma­la. La peor par­te de la cri­sis es para los pue­blos indí­ge­nas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 19 Mayo, 2020

El nue­vo Rela­tor Espe­cial de las Nacio­nes Uni­das sobre los dere­chos de los pue­blos indí­ge­nas expre­só hoy su preo­cu­pa­ción por el devas­ta­dor impac­to que la pan­de­mia de el COVID-19 está tenien­do en los pue­blos indí­ge­nas, más allá de la ame­na­za para la salud. José Fran­cis­co Calí Tzay, maya kaq­chi­kel, denun­ció que los esta­dos de emer­gen­cia están exa­cer­ban­do la mar­gi­na­li­za­ción de las comu­ni­da­des indí­ge­nas y, en las situa­cio­nes más extre­mas, se está pro­du­cien­do una mili­ta­ri­za­ción de sus terri­to­rios.

Ade­más decla­ró que se está negan­do a los pue­blos indí­ge­nas su liber­tad de expre­sión y aso­cia­ción, mien­tras que los intere­ses empre­sa­ria­les están inva­dien­do y des­tru­yen­do sus tie­rras, terri­to­rios y recur­sos. “La pan­de­mia nos está ense­ñan­do que tene­mos que cam­biar: tene­mos que valo­rar lo colec­ti­vo por enci­ma de lo indi­vi­dual y cons­truir socie­da­des inclu­si­vas que res­pe­ten y pro­te­jan a todos. No se tra­ta sólo de pro­te­ger nues­tra salud”, pun­tua­li­zó.

Fuen­te: Nóma­da

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: