Gua­te­ma­la. La peor par­te de la cri­sis es para los pue­blos indígenas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 19 Mayo, 2020

El nue­vo Rela­tor Espe­cial de las Nacio­nes Uni­das sobre los dere­chos de los pue­blos indí­ge­nas expre­só hoy su preo­cu­pa­ción por el devas­ta­dor impac­to que la pan­de­mia de el COVID-19 está tenien­do en los pue­blos indí­ge­nas, más allá de la ame­na­za para la salud. José Fran­cis­co Calí Tzay, maya kaq­chi­kel, denun­ció que los esta­dos de emer­gen­cia están exa­cer­ban­do la mar­gi­na­li­za­ción de las comu­ni­da­des indí­ge­nas y, en las situa­cio­nes más extre­mas, se está pro­du­cien­do una mili­ta­ri­za­ción de sus territorios.

Ade­más decla­ró que se está negan­do a los pue­blos indí­ge­nas su liber­tad de expre­sión y aso­cia­ción, mien­tras que los intere­ses empre­sa­ria­les están inva­dien­do y des­tru­yen­do sus tie­rras, terri­to­rios y recur­sos. “La pan­de­mia nos está ense­ñan­do que tene­mos que cam­biar: tene­mos que valo­rar lo colec­ti­vo por enci­ma de lo indi­vi­dual y cons­truir socie­da­des inclu­si­vas que res­pe­ten y pro­te­jan a todos. No se tra­ta sólo de pro­te­ger nues­tra salud”, puntualizó.

Fuen­te: Nómada

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *