Uru­guay. Ingra­ta tarea (por Jor­ge Zabalza)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 14 mayo 2020

foto: Muji­ca, Rosen­cof, Fer­nán­dez Huidobro

Nota de la Redacción:

El lucha­dor revo­lu­cio­na­rio y Tupa­ma­ro his­tó­ri­co Jor­ge «Tam­be­ro» Zabal­za pone en la super­fi­cie ‑segu­ra­men­te con mucho dolor- infor­ma­cio­nes deri­va­das de docu­men­tos de la dic­ta­du­ra, en la cual se reco­ge la cola­bo­ra­ción-trai­ción de cons­pí­cuos jefes tupa­ma­ros, sus pac­tos con los mili­ta­res geno­ci­das y mucho más. Trai­cio­nes y pac­tos que expli­can el «prag­ma­tis­mo» con que varios de ellos, inclui­do el ex pre­si­den­te Muji­ca, jus­ti­fi­ca­ron muchas de sus posi­cio­nes de seguir pac­tan­do con el enemi­go: pro­te­gien­do a los mili­ta­res ase­si­nos («son unos vie­ji­tos», decía a la hora poder juz­gar­los) y admi­nis­tran­do el capi­ta­lis­mo has­ta hace pocos meses. La úni­ca ver­dad es la reali­dad, pero sobre ella y sus mise­rias se impo­ne el ejem­plo de lucha­do­res tupa­ma­ros como Zabal­za y otros cien­tos que die­ron todo por la Revo­lu­ción y el Socia­lis­mo. La mala pra­xis de unos pocos no pue­de ni podrá ocul­tar el ejem­plo de entre­ga y rebel­día de la gran mayoría.

Heri­do y
pri­sio­ne­ro en Valle­gran­de, la acti­tud de Ernes­to Ché Gue­va­ra fren­te a los
ver­du­gos fue para­dig­má­ti­ca. Dejó sen­ta­do, para la mejor his­to­ria, has­ta dón­de el
revo­lu­cio­na­rio pue­de lle­var su com­pro­mi­so éti­co y moral, en espe­cial cuan­do se reviste
el carác­ter de diri­gen­te de la Revo­lu­ción. Nadie pue­de exi­gir a nadie que se
com­por­te como el Ché Gue­va­ra, pero, sin embar­go, su com­por­ta­mien­to era el esperado
en quie­nes asu­mie­ron la res­pon­sa­bi­li­dad polí­ti­ca de con­vo­car a hacer una revolución.

Más allá y más acá
de los Andes, de nor­te a sur, tras los pasos de Gue­va­ra, dece­nas de miles
empu­ña­ron las armas y cul­ti­va­ron con esme­ro los valo­res, prin­ci­pios y
sen­ti­mien­tos que pro­mo­vió. Nadie ima­gi­na­ba cola­bo­rar con el tor­tu­ra­dor, la idea
domi­nan­te era resis­tir y afron­tar las con­se­cuen­cias. Sin embar­go, no alcanzaba
con pegar el poster del Ché con la foto­gra­fía toma­da por Kor­da (Alber­to Díaz): era
nece­sa­rio reafir­mar con hechos lo pro­cla­ma­do con la palabra. 

Las dife­ren­tes vertientes
del pen­sa­mien­to revo­lu­cio­na­rio lati­no­ame­ri­cano de los 60, y los tupa­ma­ros en
par­ti­cu­lar, hicie­ron una ban­de­ra de la cohe­ren­cia entre el decir y el hacer. Era
el ima­gi­na­rio del 68, el de Susa­na Pin­tos, Hugo de los San­tos y Julio Spó­si­to, de
todas y todos los que juga­ron la vida sim­ple­men­te salien­do a la calle a
pro­tes­tar con­tra el pache­ca­to. En otro plano de la lucha, Jor­ge Salerno, Alfredo
Cul­te­lli y Ricar­do Zabal­za tuvie­ron la opor­tu­ni­dad de demos­trar su consecuencia
al dar la vida por sus convicciones. 

Edi­son Marín, Elena
Quin­te­ros, Gerar­do Alter, Nibia Sabal­sa­ga­ray, Nel­son Berre­ta y dece­nas de heroínas
y héroes que se hicie­ron matar por sus tor­tu­ra­do­res antes de con­tra­de­cir los principios
de la éti­ca gue­va­ris­ta. Trein­ta años des­pués de la reti­ra­da a los cuarteles –
los tor­tu­ra­do­res ya se habían ase­gu­ra­do la impu­ni­dad- 28 com­pa­ñe­ras tuvie­ron el
cora­je de empla­zar a quie­nes toma­ron sus cuer­pos como botín de gue­rra. Continua
viva la dignidad. 

“Soy Rufo y no me
entre­go”: la acti­tud de Raúl Sen­dic Anto­nac­cio al ser dete­ni­do, man­te­ni­da luego
en los inte­rro­ga­to­rios y en los cala­bo­zos cuar­te­le­ros, era lo espe­ra­ble en quienes
se habían atre­vi­do a enfren­tar el sis­te­ma para trans­for­mar­lo. Raúl se exi­gió a
sí mis­mo, y has­ta el fin, la con­duc­ta que recla­ma­ba a quie­nes lo acom­pa­ña­ron es
su peripecia. 

Muy difí­cil saber de ante­mano cómo será la reac­ción del
tor­tu­ra­do al pisar las fron­te­ras del abis­mo; sus reac­cio­nes per­te­ne­cen a las
regio­nes más oscu­ras del espí­ri­tu humano. Son mis­te­rio­sas, impre­vi­si­bles. No
cabe juz­gar des­de el Olim­po de la moral a quie­nes cedie­ron ante el ejercicio
des­me­di­do de poder de per­so­na­jes sin lími­tes mora­les. En este pre­sen­te de
impo­si­bles y resig­na­ción, cuan­do los que se rin­die­ron sin con­di­cio­nes son venerados
por su prag­ma­tis­mo, es natu­ral que acti­tu­des como la de Gue­va­ra y de Raúl parezcan
“demo­dée” o fue­ra de lugar. Hoy se aplau­de la “vive­za crio­lla” de los que saben
“nego­ciar” y lle­gar a “acuer­dos” con los cri­mi­na­les de lesa humanidad. 

Las decla­ra­cio­nes
adjun­tas de Eleute­rio Fer­nán­dez Hui­do­bro y Mau­ri­cio Rosen­cof fue­ron registradas
por los ser­vi­cios mili­ta­res de inte­li­gen­cia y figu­ran en el “Archi­vo Berru­ti[v1] ”[1].
Manos com­pa­ñe­ras me hicie­ron lle­gar esos docu­men­tos, que muchas y muchos ya conocen
y que su con­te­ni­do per­mi­te infe­rir que son autén­ti­cos. De todas mane­ras, el “Archi­vo
Berru­ti” está abier­to a curio­sos y des­con­fia­dos que quie­ran cono­cer­los de
pri­me­ra mano. 

En esos días, aunque
los pre­sos no podía­mos saber­lo, Alber­to Igle­sias, Ara­pey Cabre­ra y Carlitos
Medi­na, que­ri­dos tupa­ma­ros que habían elu­di­do la gran cace­ría de 1972, estaban
en San­tia­go de Chi­le, dos de ellos en el Esta­dio Nacio­nal y el tercero
refu­gia­do en una emba­ja­da. ¿Qué nece­si­dad había de denun­ciar­los como posibles
auto­res de unos aten­ta­dos a rea­li­zar? ¿No era enviar­los direc­ta­men­te a la muerte?
Espan­to­sa irresponsabilidad. 

¿Qué nece­si­dad de
ofre­cer­se como inter­me­dia­rio ante lo que sobre­vi­vía de orga­ni­za­do del MLN, para
que se entre­ga­ran a las FFAA? ¿cómo con­fiar en las pro­me­sas de los terro­ris­tas que
die­ron el gol­pe de Esta­do. Anti­ci­po del trá­gi­co error en Colombia.

¿Qué nece­si­dad de
reve­lar gra­tui­ta­men­te el méto­do de codi­fi­ca­ción con el Nue­vo Tes­ta­men­to? ¿Qué
nece­si­dad de entre­gar los berre­ti­nes que eran la base del fun­cio­na­mien­to clandestino
de los pre­sos políticos?

Aun indig­na­do, las
dudas y titu­beos me asal­ta­ron, se tra­ta de per­so­nas que qui­se mucho, que
sufrie­ron mucho, cuyas debi­li­da­des uno tien­de a dis­cul­par. Es fácil justificarlas,
por­que es humano que el tor­tu­ra­do quie­ra sobre­vi­vir a cual­quier pre­cio. Sin
embar­go, en 1985, una vez fue­ra del alcan­ce del tor­tu­ra­dor, ¿por qué no
pudie­ron blan­quear sus debi­li­da­des, acti­tud que hubie­ra sido cabal­men­te comprendida?
Resul­ta difí­cil dis­cul­par tan­to disi­mu­lo e hipo­cre­sía para con los pro­pios y,
en la medi­da estu­ve ahí, en el mis­mo canas­to, no pue­do evi­tar el sen­tir­me corresponsable.

Las decla­ra­cio­nes
están fecha­das a prin­ci­pios de octu­bre de 1973, a un mes esca­so del día en que
nue­ve de noso­tros fui­mos toma­dos como rehe­nes para ini­ciar un lar­go peri­plo del
ais­la­mien­to. De mane­ra que se pue­de pre­su­mir que el “derrum­be” de quienes
apor­ta­ron la infor­ma­ción fue dema­sia­do rápi­do, indi­ca cierta
pre­dis­po­si­ción a cola­bo­rar, ele­men­to que expli­ca com­por­ta­mien­tos, acuer­dos y
dis­cur­sos muy actuales. 

¿Cuán­to de esa
pre­dis­po­si­ción exis­te en las for­mas suti­les de con­sen­tir la impu­ni­dad? ¿Cuán­to
de ella hay en algu­nos rela­tos que el mun­do acep­ta por vero­sí­mi­les? Callar implica
com­pli­ci­dad en las mis­ti­fi­ca­cio­nes. Es pre­ci­so divul­gar la infor­ma­ción, que
cada uno y cada una haga sus pro­pios jui­cios de valor. Algu­nos segui­rán ciegos
y sor­dos, a otras la inva­di­rás la tris­te­za y la decep­ción. Tarea ingra­ta la de
pin­char globos.

Se pue­de indu­cir que
el fra­ca­so de las expe­rien­cias revo­lu­cio­na­rias se debió a las defec­cio­nes de
algu­nos per­so­na­jes impor­tan­tes. Fal­sa impre­sión. La derro­ta fue, sobre todo,
pro­duc­to de la cegue­ra, de arti­cu­lar estruc­tu­ras en base al obe­dez­co sin pensar
y man­do sin con­trol, for­mas orga­ni­za­ti­vas que levan­ta­ron un muro entre el
movi­mien­to popu­lar y los revo­lu­cio­na­rios, que favo­re­cie­ron el militarismo
ence­gue­ci­do. Las defec­cio­nes fue­ron ape­nas una expre­sión, muy pun­tual, de las razones
de fon­do de las derro­tas del siglo XX. 

ANEXO 3

…-
(FERNANDEZ HUIDOBRO) pro­pu­so como base de acuer­do Fuer­zas Arma­das al señor
Direc­tor del S.I.D. lo siguiente:

  1. (ile­gi­ble)
  2. Des­man­te­la­mien­to
    del Apa­ra­to Mili­tar del MLN entre­gan­do, armas, berre­ti­nes, loca­les e
    infraestructura.
  3. Pre­sen­ta­ción
    de los Clan­des­ti­nos y reque­ri­dos con garan­tía de su segu­ri­dad física.
  4. Libe­ra­ción
    de los pre­sos del M.L.N. en for­ma esca­lo­na­da con una reduc­ción de la pena (esto
    a estu­diar en cada caso)
  5. Soli­ci­tan:
    cesen las acti­vi­da­des anti-sub­ver­si­vas y una decla­ra­ción de los seño­res Comandantes
    en Jefe lla­man­do a una paci­fi­ca­ción gene­ral con enun­cia­do de los puntos
    mencionados.

En el caso de con­de­nas pro­lon­ga­das se cum­pli­rían en cha­cras o granjas
mili­ta­res o en Entes Esta­ta­les (ejem­plo ter­mi­nal pes­que­ra del SO.Y.P)

  • Con­si­de­ra­cio­nes
    sobre el méto­do para rea­li­zar­las y expues­tos por el declarante:

-Pro­po­si­ción de las bases
a RAUL SENDIC directamente.

-Inte­gran­tes anti­guos del M.L.N. que
esti­ma HUIDOBRO que esta­rán de acuer­do: ENGLER GODOGCHENKO (OCTAVIO), WASSEM
ALANIS, ROSSENCOF, MUJICA CORDANO.

-Inte­gran­te M.L.N. convencibles:
MARENALES SAENZ Y MANERA LLUVERAS.

-Hom­bre cla­ve SENDIC (ZABALZA adopta
línea de éste). Pro­po­ne rea­li­za­ción de una reu­nión con todos los jefes
actual­men­te presos.

6. Pro­pu­so la for­ma de hacer llegar
lo resuel­to a los jefes del M.L.N.
pró­fu­gos, el decla­ran­te ofre­ce un con­tac­to en Bue­nos Aires con LUCAS MANSILLA,
pre­su­mi­ble­men­te jefe actual del M.L.N. Este con­tac­to se haría por inter­me­dio de
ETTORE PIERRI (cono­ci­do del Tte. MENDEZ) o de cual­quier otra per­so­na de
con­fian­za del M.L.N. y las FF.AA., quien lle­va­ría una car­ta de él a MANSILLA.


[1] Reafir­man las sos­pe­chas de “Car­ne Podri­da”, artícu­lo de mi autoría
publi­ca­do en abril del 2009. http://​elmuer​to​queha​bla​.blogs​pot​.com/​2​0​0​9​/​0​4​/​c​a​r​n​e​-​p​o​d​r​i​d​a​_​2​0​.​h​tml


[v1]Os

DECLARACIONES DE ELEUTERIO FERNANDEZ HUIDOBRO (EN STA. CLARA EL 25-OCT-73)

  1. Aten­ta­dos
    a “salir” y de los cua­les los de la Direc­ción del M.L.N. se ente­ra­ron, estando
    en el E;M:R:1.
  2. Gral.
    CHIAPPE POSSE – Por pache­quis­ta, poli­ti­que­ro – había hecho toda su carrera
    basa­do en la Polí­ti­ca. Ade­más habla que había oído algo de un nego­cia­do en
    NUEVA PALMIRA con el C/​A Pérez Fon­ta­na o del asun­to del FERRY BOAT ATLANTIC.
    Pero no habían podi­do con­se­guir pruebas.
  3. Jefe
    BN. ING. 4 – esta­ba “rega­la­do” vive en un bal­nea­rio o lo iban a hacer en un
    bal­nea­rio. No sabe quién es ni lo conoce.
  4. Mayhor
    GAVAZZO – tor­tu­ra­dor vio­len­to – dio moti­vo a acla­ra­cio­nes de homicidios.
  5. Sub-Comi­sa­rio
    BENITEZ — — — –
  6. DE VARGAS (alias Rodri­go o Lechu­ga) – ambos
    pre­sos en LIBERTAD E.M.R:1, man­tu­vie­ron char­las con­fi­den­cia­les con m}los mandos
    de LIBERTAD sobre fun­cio­na­mien­to del M.L.N. den­tro del Penal. Se utilizaría
    veneno para eliminarlos.
  7. Per­so­na
    que denun­ció a la Poli­cía Cami­ne­ra Acción PANDO. (HAY UN CROQUIS) Ane­xo 1.-
  8. Los
    aten­ta­dos esta­ban pla­ni­fi­ca­dos y los rea­li­za­rían ARAPEY CABRFRERA SUREDA –
    reque­ri­do N° 112, MEDINA CONDINS – reque­ri­do N° 148 e IGLESIAS PACHECO .
    reque­ri­do N° 63, quie­nes esta­ban en des­acuer­do con la Direc­ción que funcionaba
    en el Per­nal, en no rea­li­zar Accio­nes vio­len­tas. Estos per­te­ne­cen o enca­be­za a
    Gru­pos como el22 de Diciem­bre, que se habrían apar­ta­do de la Direc­ción del
    M.L.N.
  9. Situa­ción
    en el E.M.R. 1 (LIBERTAD)

1. Las comu­ni­ca­cio­nes que mantenían
des­de y hacia el exte­rior lo hacían uti­li­zan­do berre­ti­nes en revistas,
ali­men­tos, manua­li­da­des, paque­tes, car­tas, ropas, etc.

– Así les lle­gó el correo
Tupa­ma­ro de Julio del 73 y varios impre­sos y docu­men­tos, así como la noti­cia de
los aten­ta­dos pla­ni­fi­ca­dos para setiem­bre o comien­zos de pri­ma­ve­ra. Del
Tupa­ma­ro de Julio del 73 no com­par­te los tér­mi­nos MARXISTLIDES emplea­dos, ya
que el M.L.N. ex de cor­te totalmente
nacionalista.

2. Las char­las y cam­bios de
ideas las hacían con otros com­pa­ñe­ros en los recreos, fagi­nas, dis­tri­bu­ción de
ran­cho o en el PISO o CELDA (o algo simi­lar en don­de esta­ban todos juntos.
Tenían cono­ci­mien­to de la nue­va orga­ni­za­ción del M.L.N., es decir: un Comité
Cen­tral, del que depen­dían los comi­tés de: LA HABANA, SANTIAGO, BUENOIS AIRES Y
MONTEVIDEO. Este últi­mo tie­ne un Comi­té Polí­ti­co, otro de ser­vi­cio Logís­ti­co y
el Militar.

3. Se ente­ra­ron de las charlas
con­fi­den­cia­les que man­tu­vie­ron el ex — Sub-Com. BENITEZ y DE VARGA alias RODRIGO
o el LECHUGA, inte­gran­tes de la MICRO, ambos 
pre­sos en LIBERTAD, con los Man­dos del E,M.R. 1, de algu­na mane­ra: el
S‑2 del E.M.R.1 uti­li­za car­bó­ni­cos y lue­go se los entre­ga a los cros. Para
rea­li­zar el Bole­tín Infor­ma­ti­vo qye tie­nen los Tupas en aquel lugar con noti­cias varias. Así leyen­do esos carbónicosse
ente­ra­ron del infor­me de “FRANK” (JOSÉ TORRES), la ame­naa de muer­te a ALFIL y
el infor­me del Sub-Com. BENITEZ y de DE Var­gas. En todos lados, es decir en
Pun­ta Carre­tas, des­pués en el BN. I 1 y por últi­mo en LIBERTAD, el Ejecutivo
del M:L:N: de algu­nas mane­ra había teni­do fun­cio­na­mien­to Polí­ti­co, particularmente
en este últi­mo lugar. En Pun­ta Carre­tas no había nin­gún pro­ble­ma, no era un
fun­cio­na­mien­to solo Polí­ti­co abar­ca­ba toda la acti­vi­dad del M:L:N: afue­ra. Pero
cada vez se les fue hacien­do más difí­cil el fun­cio­na­mien­to, has­ta lle­gar a la
actua­li­dad en que no saben nada de lo que está pasando.

C. Berre­ti­nes en el E:M:R:2 (PUNTA RIELES)


Exis­ten dos berre­ti­nes que pien­sa que no han sido halla­dos que contienen
“cor­tes” (CUCHILLOS) y algu­nas radios tranbsistores.


Fue­ron hechos cuan­do él estu­vo en aquel lugar dete­ni­do ó anteriormente.


Ane­xo 2 Pla­nos del E:M:R:2 con ubicación.

D. Base de nego­cia­cio­nes pre­sen­ta­das por el
decla­ran­te ante el señor Direc­tor del S:I.D. Ane­xo 3. 

E. Decla­ra­cio­nes varias de FERNANDEZ HUIDOBRO

1. Refe­ren­te a GUTIERREZ RUIZ alias “TOBA” – Que
les hizo la “bole­ta” ya que ven­dió dos lin­go­tes de oro, que­dán­do­se con el
producido.

2. de AMODIO PÉREZ – que fue él quien entre­gó a
CUKURS (cri­mi­nal de gue­rra NAZI). La mujer de AMODIO, MERCEDES, cono­cía y
man­te­nía rela­cio­nes con el secre­ta­rio de CUKURS, así se ente­ró aquel de quién era
CUKURS. Esta­ble­ció con­tac­to con un coman­do ISRAELÍ y les alqui­ló los autos del
ope­ra­ti­vo en SUDAMCAR; des­pués CUKURS apa­re­ció acri­bi­lla­do den­tro de un baúl
por LAGOMAR o SOLIMAR, y tam­bién el secre­ta­rio, a quien deja­ron como a un
mari­ne­ro de un bar­co ALEMAN, le fal­ta­ba la cabe­za cuan­do lo encontraron.

3. La orga había con­de­na­do a LEONCINO, de PUNTA CARRETAS, por­que éste, entre otras cosas, a los mucha­chos que venían al PENAL des­de los luga­res de reclu­sión de meno­res por cum­plir los 18 años, los ven­día a los pre­sos vie­jos para que abu­sa­ran de ellos. Tam­bién ven­día MANDRAX.

DECLARACIONES DE MAURICIO ROSSENCOF

  1. His­to­ria
    del revo­lu­cio­na­rio – des­de la Biblia has­ta los Charrúas.
  2. Uti­li­za­ción
    de la biblia para codi­fi­car o cifrar mensajes.- 

EXPLICACION: se uti­li­zan 3 núme­ros por letra; el 1er. Núme­ro significa
la pági­na de la Biblia; el 2do. el ren­glón de dicha pági­na, y el ter­ce­ro la
ubi­ca­ción de la letra en ese renglón.

Se uti­li­zan núme­ros pre-esta­ble­ci­dos, que se mez­clan con estos tres para
confundir.

  • Comen­ta­rios
    de los pun­tos de los comu­ni­ca­dos 4 y 7 de las FF:AA: Tex­tual: “De lo que el
    GOYO ALVAREZ le dijo a BORDABERRY, noso­tros nos hace­mos car­go de la sedición
    efec­to y usted se hace car­go de la sedi­ción cau­sa. Apro­ba­ción total de ello.
  • Total
    des­acuer­do con aten­ta­dos y accio­nes vio­len­tas, así como de la línea marxista
    del MLN. Muy preo­cu­pa­do por el peso que pue­da tener den­tro del MLN, la línea
    del E.R.P, ARGENTINO, par­ti­cu­lar­men­te la del trots­kis­ta Santucci.
  • Que a
    esta altu­ra de los acon­te­ci­mien­tos desea­ba una nego­cia­ción con las FF. AA. en
    los tér­mi­nos apro­xi­ma­dos que pro­pu­so FERNANDEZ HUIDOBRO.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *