Argen­ti­na. Alber­to Fer­nán­dez con­fir­mó la exten­sión de la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria has­ta el 24 de mayo. Los gober­na­do­res ter­mi­na­rán de defi­nir las nue­vas fle­xi­bi­li­za­cio­nes, jun­to a los inten­den­tes … (Más información)

Resu­men Latinoamericano*/ 9 de mayo 2020 . — — —

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez con­fir­mó que el ais­la­mien­to social se exten­de­rá has­ta el 24 de mayo y que el AMBA no avan­za­rá a la fase cua­tro de con­fi­na­mien­to, al ser el sec­tor con más casos posi­ti­vos de todo el país. Fren­te a quie­nes piden una total aper­tu­ra eco­nó­mi­ca, remar­có que la prio­ri­dad de su Gobierno es cui­dar la salud de los ciudadanos.

Des­de Oli­vos, acom­pa­ña­do por el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof y el jefe de Gobierno por­te­ño, Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta, anun­ció que «toda la Argen­ti­na, sal­vo el AMBA, pasa­rá a la fase cua­tro de reaper­tu­ra pro­gre­si­va». Y sumó: «Sin embar­go, la Ciu­dad y pro­vin­cia de Bue­nos Aires segui­rá en la ter­ce­ra, de aper­tu­ra por seg­men­ta­ción según el muni­ci­pio y la zona».

El trans­por­te inter­ju­ris­dic­cio­nal segui­rá estan­do prohi­bi­do, por lo que las empre­sas debe­rán garan­ti­zar el tras­la­do de los tra­ba­ja­do­res a sus pues­tos de empleo, sos­tu­vo el man­da­ta­rio. Mien­tras que el trans­por­te públi­co urbano debe­rá con­ti­nuar tra­ba­jan­do con capa­ci­dad limi­ta­da y los exper­tos reco­men­da­ron refor­zar el cui­da­do de los adul­tos mayores.

«La can­ti­dad de casos se ha logra­do ralen­ti­zar un poco más, la can­ti­dad de falle­ci­mien­tos están den­tro de lo que espe­ra­mos que podría ocu­rrir. Las cosas están ocu­rrien­do como lo veni­mos pen­san­do y pla­nean­do», ase­gu­ró el Pre­si­den­te y mani­fes­tó un «enor­me orgu­llo» por el com­por­ta­mien­to de los ciu­da­da­nos para aca­tar la cua­ren­te­na y cum­plir los obje­ti­vos pactados.

En com­pa­ra­ción con la región, Fer­nán­dez demos­tró que la situa­ción argen­ti­na es mucho mejor que la de varios paí­ses veci­nos, como Bra­sil y Chi­le, lo que per­mi­te «mos­trar el éxi­to de con­trol» sobre la pan­de­mia. Pero pidió «no per­der de vis­ta que éste es un virus que noso­tros sali­mos a bus­car», por lo que cuán­to mayor sea la pro­tec­ción, mejor evo­lu­cio­na­rá la situa­ción sani­ta­ria. «Tie­ne sen­ti­do el esfuer­zo que esta­mos hacien­do», remar­có al con­tras­tar la tasa de mor­ta­li­dad que regis­tra el país fren­te al res­to del mun­do: «Logra­mos apla­nar la cur­va de con­ta­gios», resumió.

En mate­ria pro­duc­ti­va, el man­da­ta­rio recor­dó las diver­sas medi­das y herra­mien­tas de asis­ten­cia eco­nó­mi­ca impul­sa­das por el Esta­do ante la cri­sis que gene­ra­ron la pan­de­mia y la cua­ren­te­na. Pero recor­dó: «Lo que más nos intere­sa es pre­ser­var la vida de la gente».

En este sen­ti­do, le res­pon­dió a quie­nes impul­sa­ron una cam­pa­ña con­tra la cua­ren­te­na. Éstos argu­men­ta­ron que los paí­ses que prio­ri­za­ron la eco­no­mía no tuvie­ron un mal resul­ta­do sani­ta­rio. Pero com­pa­ró a Sue­cia, ejem­plo de ello, con Norue­ga. Dos paí­ses pega­dos, pero el pri­me­ro no res­pe­tó un ais­la­mien­to total y el segun­do sí. Por eso, los sue­cos tie­nen 14 veces más muer­tos que su vecino, lo que equi­va­le a «13.900 argen­ti­nos que pue­den morirse».

Tam­bién hizo refe­ren­cia a la situa­ción de los Esta­dos Uni­dos, y lo puso de ejem­plo «para que no mien­tan más, por­que gene­ran ansie­dad y preo­cu­pan a la gen­te». El país del nor­te no apli­có con­tro­les drás­ti­cos para con­tro­lar la pan­de­mia, se con­vir­tió en un nue­vo foco de infec­ción y aún así per­dió 20,5 millo­nes de empleos sólo en un mes. «No me van a tor­cer el bra­zo, voy a cui­dar a la gen­te antes que nada», les res­pon­dió a los ope­ra­do­res de la opo­si­ción. «Nos quie­ren hacer creer que si abri­mos la eco­no­mía la gen­te va a estar mejor, pero si abri­mos la eco­no­mía vamos a ter­mi­nar como ter­mi­nó Sue­cia», finalizó.

Pese a ello, la nue­va fase no impli­ca­rá la reaper­tu­ra de cole­gios y uni­ver­si­da­des, tam­po­co esta­rán per­mi­ti­dos los even­tos públi­cos y pri­va­dos, los cines, tea­tros, cen­tros cul­tu­ra­les y clu­bes; el trans­por­te públi­co de pasa­je­ros inter­ur­bano, inter­ju­ris­dic­cio­nal e inter­na­cio­nal y las acti­vi­da­des turísticas.

Esta aper­tu­ra será una prue­ba para ver cómo evo­lu­cio­na la cur­va de con­ta­gios camino a una nue­va nor­ma­li­dad, como ya está ocu­rrien­do en otros paí­ses del mun­do. Si se man­tie­nen los cui­da­dos, la dis­tan­cia social y la higie­ne per­so­nal, el camino de la fle­xi­bi­li­za­ción con­ti­nua­rá pero el Pre­si­den­te ya acla­ró que pue­de vol­ver­se atrás en cual­quier momen­to, en caso de que ésto no funcione.

Kici­llof: «La enfer­me­dad está con­te­ni­da, pero no controlada»

El gober­na­dor bonae­ren­se valo­ró el «esfuer­zo» rea­li­za­do en la pro­vin­cia y des­ta­có que el dis­tri­to pasó de tener 422 camas de tera­pia inten­si­va a 926, a par­tir de los tra­ba­jos rea­li­za­dos para enfren­tar la pan­de­mia de coronavirus.

El gober­na­dor bonae­ren­se, Axel Kici­llof, advir­tió hoy que «la enfer­me­dad está con­te­ni­da, pero no con­tro­la­da», valo­ró el «esfuer­zo» rea­li­za­do en la pro­vin­cia y des­ta­có que el dis­tri­to pasó de tener 422 camas de tera­pia inten­si­va a 926, a par­tir de los tra­ba­jos rea­li­za­dos para enfren­tar la pan­de­mia de coronavirus.

«No pode­mos con­fiar­nos, la enfer­me­dad está con­te­ni­da pero no con­tro­la­da’, advir­tió Kicillof,en una con­fe­ren­cia que com­par­tió con el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez y el jefe del Gobierno por­te­ño, Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta, en la quin­ta de Olivos. 

Rodrí­guez Larre­ta: la cua­ren­te­na sigue pero el lunes se pro­pon­drán cier­tas aperturas

El jefe de Gobierno por­te­ño dijo que el lunes pró­xi­mo ele­va­rá al gobierno nacio­nal una pro­pues­ta de acti­vi­da­des comer­cia­les para abrir «en for­ma muy gradual».

El jefe de gobierno por­te­ño, Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta, anun­ció hoy que «la cua­ren­te­na sigue en la Ciu­dad de Bue­nos Aires» y que va a pedir al Poder Eje­cu­ti­vo «sumar algu­nas acti­vi­da­des», con «un cri­te­rio de seg­men­ta­ción y gra­dua­li­dad» que inclu­yen sali­das para niños el fin de sema­na acom­pa­ña­dos de sus padres y aper­tu­ra de comer­cios de cercanía.

«La cua­ren­te­na sigue en la Ciu­dad de Bue­nos Aires», dejó cla­ro el jefe de gobierno por­te­ño, antes de abor­dar las pro­pues­tas con­cre­tas que ele­va­rá al Poder Eje­cu­ti­vo para la aper­tu­ra de acti­vi­da­des y salidas.

En el mar­co de la con­fe­ren­cia de pren­sa en la que acom­pa­ñó al pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez jun­to con el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof, Rodrí­guez Larre­ta pon­de­ró «el tra­ba­jo con­jun­to y coor­di­na­do con el gobierno nacio­nal», al dar a cono­cer el man­da­ta­rio nacio­nal que el ais­la­mien­to se exten­de­rá has­ta el 24 de mayo, y que en el caso del Area Metro­po­li­ta­na de Bue­nos Aires (AMBA) «segui­rá como has­ta ahora».

Agre­gó que «en esta nue­va eta­pa de la cua­ren­te­na» le pro­pon­drán al Poder Eje­cu­ti­vo «sumar algu­nas acti­vi­da­des, con los mis­mos cui­da­dos y pau­tas» que se han res­pe­ta­do has­ta aho­ra y «en for­ma gradual».

Esa pro­pues­ta, ade­lan­tó, la dará a cono­cer maña­na a la maña­na en el mar­co de una con­fe­ren­cia de pren­sa, en la que brin­da­rá los deta­lles, y la pre­sen­ta­rá al Poder Eje­cu­ti­vo Nacio­nal el lunes.

Pero, citó algu­nos casos como «aper­tu­ra de comer­cios a las 11 de la maña­na» para evi­tar el trans­por­te en hora­rios pico y que las sali­das sean de pro­xi­mi­dad, es decir que la gen­te se diri­ja cami­nan­do a los loca­les cer­ca­nos y no para «ir a la otra pun­ta de la ciu­dad a com­prar algo».

Trans­por­te Públi­co en la Ciu­dad
En cuan­to al trans­por­te, dijo se man­ten­drán estric­tos para con­ser­var los nive­les actua­les, tenien­do en cuen­ta que «todos via­jen sentados».

Según insis­tió, el cri­te­rio de la aper­tu­ra de estas acti­vi­da­des será «gra­dual», para que no aumen­te el nivel de con­ta­gios, y advir­tió que esta­rán «aten­tos» al «cum­pli­mien­to de la gen­te», por­que de lo con­tra­rio, «se vol­ve­rá atrás».

Los niños en esta nue­va fase de ais­la­mien­to
En cuan­to a los niños, asu­mió que «son los úni­cos que no pue­den salir» a la calle des­de que comen­zó la cua­ren­te­na y que, por ese moti­vo, «en base a la reco­men­da­ción de pedia­tras, los fines de sema­na podrán salir en base a cier­tas con­di­cio­nes y «seg­men­ta­dos» y a «dar una vuel­ta», «no a pla­zas, que segui­rán cerra­das» y «no para jun­tar­se con sus pares» ni tam­po­co «uti­li­zar el trans­por­te público».

Medi­das en el espa­cio públi­co
Tam­bién habló de «amplia­ción de vere­das y cor­te de calles» (un total de 100) para poder «ade­cuar zonas de la ciu­dad» a la aper­tu­ra de comer­cios, para poder seguir cum­plien­do con el «dis­tan­cia­mien­to» en luga­res en los que se for­man colas.

Rodrí­guez Larre­ta dijo que estas pre­ci­sio­nes, con el mapa de estos luga­res que serán amplia­dos, los dará a cono­cer mañana.

Final­men­te, hizo hin­ca­pié en que con­ti­núe el cui­da­do sobre los adul­tos mayo­res, tenien­do en cuen­ta que de los falle­ci­dos por coro­na­vi­rus, el «70 por cien­to» son par­te de este seg­men­to, y les pidió que «no salgan». 

Las esta­dís­ti­cas que mos­tró Alber­to Fernández

Coro­na­vi­rus en argen­ti­na: Todos los cua­dros que expli­can la situación 

Para apo­yar su expli­ca­ción de las deci­sio­nes toma­das para la pró­xi­ma fase de la cua­ren­te­na, el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez mos­tró los siguien­tes cuadros: 

Alber­to Fer­nán­dez cru­zó fuer­te a quie­nes piden levan­tar la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria por la cri­sis económica

Habrá libe­ra­ción de acti­vi­da­des, si las pro­vin­cias del inte­rior lo dis­po­nen. En el AMBA todo segui­rá igual.
Alberto Fernández cruzó fuerte a quienes piden levantar la cuarentena obligatoria por la crisis económica

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez afir­mó que le preo­cu­pa el esta­do de la eco­no­mía, pero apun­tó con­tra quie­nes quie­ren ter­mi­nar la cua­ren­te­na y libe­rar acti­vi­da­des. Com­pa­ró a nues­tro país con Sue­cia para gra­fi­car los impac­tos que podrían haber habi­do de no seguir el ais­la­mien­to social. «No mien­tan más, me can­san las men­ti­ras y preo­cu­pan a la gen­te», lanzó.

Para ejem­pli­fi­car las accio­nes de con­ten­ción, el Pre­si­den­te remar­có que el Esta­do apli­có medi­das para ate­nuar impac­tos, como fue el Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia, los cré­di­tos a tasa sub­si­dia­das del 24% para Pymes, y el pago del sala­rio com­ple­men­ta­rio del 50% para los tra­ba­ja­do­res registrados.

«Cono­ce­mos el pro­ble­ma del efec­to de la cua­ren­te­na, pero reafir­mo que lo que más nos preo­cu­pa es cui­dar la salud, pre­ser­var la vida de nues­tra gen­te. Muchos ejem­pli­fi­ca­ron con paí­ses que no hicie­ron cua­ren­te­na, y que tuvie­ron resul­ta­dos eco­nó­mi­cos posi­ti­vos», des­ta­có el Pre­si­den­te. Al mis­mo tiem­po, sub­ra­yó que en el AMBA no habrá libe­ra­ción de otras acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas, pero que el res­to de las pro­vin­cias podrán dic­ta­mi­nar qué empre­sas pue­den vol­ver a trabajar.

«Com­pa­ré a Sue­cia con Norue­ga, que si hizo cua­ren­te­na. Sue­cia tie­ne 14 veces más muer­tos que Norue­ga, y con 10 millo­nes de habi­tan­tes hoy cuen­ta más de 3.000 muer­tos. Eso es menos del 25% de al pobla­ción argen­ti­na. De haber segui­do ese ejem­plo, hoy ten­dría­mos 13.900 muer­tos», sen­ten­ció. En ese sen­ti­do, amplió: «Digo esto para que no mien­tan más, me can­san las men­ti­ras y preo­cu­pan a la gen­te. No me van a tor­cer el bra­zo por­que voy a cui­dar a la gen­te antes que nada».

El caso que está en discusión

Cómo es el mode­lo que usó Sue­cia para enfren­tar el coronavirus

Por Juan Cruz Esquivel

Con 46.180 euros de PBI per cápi­ta en 2019 y ubi­ca­da entre los diez paí­ses con mejor Índi­ce de Desa­rro­llo Humano, Sue­cia es reco­no­ci­da como uno de los luga­res con mejor cali­dad de vida del pla­ne­ta. El país escan­di­na­vo es tam­bién habi­tual­men­te valo­ra­do por el alto gra­do de con­fian­za que su ciu­da­da­nía depa­ra hacia las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas. Igual­men­te, por la auto­no­mía y las liber­ta­des indi­vi­dua­les en tan­to prin­ci­pios rec­to­res de la con­vi­ven­cia social. 

Con la pro­pa­ga­ción del COVID-19, el gobierno sue­co ape­ló a la res­pon­sa­bi­li­dad de los indi­vi­duos para admi­nis­trar su vida social, evi­tan­do las polí­ti­cas de con­fi­na­mien­to apli­ca­das en bue­na par­te del mun­do y res­guar­dan­do su eco­no­mía de los efec­tos nega­ti­vos que tales medi­das inne­ga­ble­men­te gene­ran. En Sue­cia, las escue­las, los par­ques, los res­tau­ran­tes, los bares y los nego­cios han per­ma­ne­ci­do abier­tos. Tan solo se reco­men­dó a la pobla­ción res­pe­tar el dis­tan­cia­mien­to social, tra­ba­jar des­de las casas y sus­pen­der los via­jes inne­ce­sa­rios. La úni­ca res­tric­ción esta­tal fue la prohi­bi­ción a reunio­nes de más de 50 per­so­nas. La vida coti­dia­na, aun­que miti­ga­da en tér­mi­nos de socia­bi­li­dad, no sufrió gran­des alte­ra­cio­nes. Bajo la atmós­fe­ra de la pre­ser­va­ción de las liber­ta­des indi­vi­dua­les y de la con­vic­ción en la inmu­ni­dad de reba­ño como hori­zon­te para doble­gar al virus, el país nór­di­co tra­zó su pro­pio derro­te­ro den­tro de este gran labo­ra­to­rio epi­de­mio­ló­gi­co y social que esta­mos asis­tien­do y protagonizando.

Si bien el aná­li­sis defi­ni­ti­vo corres­pon­de hacer­lo lue­go de un perío­do más lar­go –por ejem­plo, un año des­de que sur­gió la pan­de­mia – , resal­tan, por lo nega­ti­vo, los resul­ta­dos que has­ta aquí Sue­cia vie­ne exhi­bien­do res­pec­to al coro­na­vi­rus. Al 8 de mayo, regis­tra 314 muer­tes por cada millón de habi­tan­tes. La situa­ción con­tras­ta con la de sus veci­nos, cuyos gobier­nos esta­ble­cie­ron medi­das de ais­la­mien­to social: Norue­ga 40, Fin­lan­dia 47 Dina­mar­ca 90, siem­pre falle­ci­dos por cada millón de habitantes.

En Sue­cia, la pla­ni­fi­ca­ción y admi­nis­tra­ción para enfren­tar la pan­de­mia se encuen­tran bajo la direc­ción de Anders Teg­nell, refe­ren­te epi­de­mio­ló­gi­co del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Salud Públi­ca. La legi­ti­mi­dad del exper­to en un sis­te­ma polí­ti­co res­pe­tuo­so de la divi­sión de fun­cio­nes ha prác­ti­ca­men­te rele­ga­do en la toma de deci­sio­nes a las auto­ri­da­des políticas.

Cabe pre­gun­tar­se si Sue­cia está fra­ca­san­do en su estra­te­gia o los demás paí­ses alcan­za­rán su tasa de mor­ta­li­dad de modo pau­la­tino, cuan­do vayan libe­ran­do sus cua­ren­te­nas. Mien­tras los espe­cia­lis­tas deba­ten acer­ca de ese inte­rro­gan­te en tiem­po real, la socio­lo­gía dis­po­ne de herra­mien­tas inter­pre­ta­ti­vas para apor­tar a la dis­cu­sión públi­ca. Para el caso sue­co y para el argen­tino también.

Vol­va­mos al con­tex­to de Sue­cia. Algu­nas de sus pre­mi­sas cul­tu­ra­les y socia­les debie­ran ser cuan­to menos problematizadas.

Las estruc­tu­ras socia­les no son está­ti­cas a lo lar­go de la his­to­ria. Los pro­ce­sos migra­to­rios, entre otros fac­to­res, modi­fi­can su com­po­si­ción en tér­mi­nos demo­grá­fi­cos, eta­rios, étni­cos, reli­gio­sos y cul­tu­ra­les. Y esas trans­for­ma­cio­nes impac­tan en las for­mas de socia­bi­li­dad, en las cos­tum­bres y en la vida coti­dia­na. Actual­men­te en Sue­cia, alre­de­dor del 20% de la pobla­ción es inmi­gran­te, mayo­ri­ta­ria­men­te pro­ve­nien­te de Medio Orien­te y Áfri­ca. Con otros hábi­tos de pro­xi­mi­dad social y mayor den­si­dad en los luga­res de resi­den­cia –que con­tras­ta con el 40% de hoga­res uni­per­so­na­les de los sue­cos – , se desem­pe­ñan en tra­ba­jos de mayor expo­si­ción como el de los cui­da­dos en casas de reti­ro para adul­tos mayo­res o en tareas subal­ter­nas en el área de la salud. El mode­lo auto-admi­nis­tra­do para enfren­tar el COVID-19 ha teni­do un impac­to tan des­igual como fatí­di­co, pues se advier­te una sobre­rre­pre­sen­ta­ción de los mora­do­res extran­je­ros entre los muertos.

Imple­men­tar una estra­te­gia uni­for­me, sin aten­der las sin­gu­la­ri­da­des socia­les, ape­lan­do a un com­por­ta­mien­to social inma­nen­te en tan­to signo iden­ti­ta­rio de un país en el que uno de cada cin­co habi­tan­tes no es nati­vo, pro­yec­ta un esce­na­rio más som­brío que exitoso.

En Argen­ti­na, han pro­li­fe­ra­do las refe­ren­cias al camino empren­di­do por Sue­cia para enfren­tar la pan­de­mia, bajo el pro­pó­si­to de repli­car­lo en nues­tro país. Esa idea es sos­te­ni­da bási­ca­men­te por quie­nes pon­de­ran la nece­si­dad de no inte­rrum­pir la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca o, en su defec­to, reto­mar­la lo antes posible.

Aho­ra bien, una com­pren­sión menos lige­ra de la situa­ción del país nór­di­co nos deja algu­nas ense­ñan­zas. En pri­mer lugar, lo inade­cua­do de extra­po­lar mode­los de una lati­tud a otra, sin con­tem­plar dis­pa­ri­da­des en las varia­bles demo­grá­fi­cas, las capa­ci­da­des de los sis­te­mas sani­ta­rios, los hábi­tos socia­les, etc. En segun­do lugar, la impe­rio­sa nece­si­dad de con­for­mar equi­pos inter­dis­ci­pli­na­rios para la defi­ni­ción de accio­nes que no tie­nen mar­gen de error, que par­ten de fac­to­res sani­ta­rios pero que tie­nen impli­can­cias sobre la coti­dia­nei­dad social. En ter­cer lugar, la impor­tan­cia de la ver­sa­ti­li­dad de las medi­das para garan­ti­zar su efi­ca­cia, aten­dien­do las par­ti­cu­la­ri­da­des de cada seg­men­to social y los diver­sos con­tex­tos locales.

En los tres vec­to­res, la socio­lo­gía dis­po­ne de sabe­res para con­tri­buir. Pero para que esos sabe­res socio­ló­gi­cos sean reque­ri­dos tan­to en los deba­tes cien­tí­fi­cos como en las deci­sio­nes esta­ta­les, quie­nes tie­nen res­pon­sa­bi­li­da­des ins­ti­tu­cio­na­les en la ges­tión uni­ver­si­ta­ria deben pro­mo­ver­los y visi­bi­li­zar­los. No alcan­za con el diá­lo­go entre sí y para sí den­tro de la comu­ni­dad socio­ló­gi­ca. Más que nun­ca, es impres­cin­di­ble com­pro­me­ter­se con la gra­vi­ta­ción públi­ca de la disciplina.

* Pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires e inves­ti­ga­dor del CONICET.

Se regis­tra­ron 240 casos nue­vos: el 54% son de CABA

La situa­ción en los barrios popu­la­res aumen­tó los núme­ros nacio­na­les de la últi­ma sema­na. Ade­más, la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires tuvo 77 casos, Cha­co 26, y el res­to del país sólo siete.

(Foto: Pede­ro Perez)

8 de Mayo de 2020

Con un un nue­vo record para los regis­tros dia­rios, este vier­nes se suma­ron 240 casos nue­vos de coro­na­vi­rus en Argen­ti­na y falle­cie­ron 11 per­so­nas. Así, el total de infec­ta­dos en el país lle­gó a 5.611, y las víc­ti­mas fata­les a 293.

Si bien el núme­ro es alto com­pa­ra­do con los regis­tros de las últi­mas sema­nas, el des­glo­se geo­grá­fi­co expli­ca un poco mejor la situa­ción. Tres dis­tri­tos con­cen­tran el 97% de los casos, y la situa­ción más com­pli­ca­da pare­ce ser la de la Ciu­dad de Bue­nos Aires con un bro­te de con­ta­gio en barrios popu­la­res. CABA sumó este vier­nes 130 casos nue­vos, mien­tras que la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires regis­tró 77, y la de Cha­co, 27. En el res­to del país se suma­ron solo sie­te nue­vos infectados.

Este vier­nes por la maña­na, los casos de coro­na­vi­rus en los barrios popu­la­res de la Ciu­dad de Bue­nos Aires lle­ga­ban a 410 y repre­sen­ta­ban el 20% del total de los infec­ta­dos en este dis­tri­to, es decir que uno de cada cin­co con­ta­gia­dos vive en con­di­cio­nes de haci­na­mien­to. El mayor foco, por aho­ra, está en el Barrio Padre Mugi­ca, tam­bién cono­ci­do como Villa 31 – 31 bis.

«En estos barrios la fal­ta de la prin­ci­pal vacu­na, que es el dis­tan­cia­mien­to, hace que la enfer­me­dad ten­ga mayor con­ta­gio­si­dad pero la tasa de leta­li­dad sue­le ser menor y aho­ra es de 1.5 por cien­to», había expli­ca­do a la maña­na Fer­nán Qui­rós, minis­tro de salud por­te­ña, en una con­fe­ren­cia de prensa.

«Casos de esta enfer­me­dad tene­mos en los barrios popu­la­res y gene­ra­les de la Ciu­dad, ya que esta enfer­me­dad cir­cu­la entre la socie­dad cuan­do uno rom­pe el dis­tan­cia­mien­to físi­co y eso en los barrios vul­ne­ra­bles es más difí­cil. Por eso hemos comu­ni­ca­do a la gen­te que cum­pla con las reco­men­da­cio­nes», había agre­ga­do el fun­cio­na­rio, quien ade­más ade­lan­tó que la sema­na que vie­ne amplia­rán la lis­ta de acti­vi­dad excep­tua­das. No dio dema­sia­das pre­ci­sio­nes al res­pec­to, pero advir­tió que si «la ciu­da­da­nía no acom­pa­ña a raja­ta­bla las nor­ma­ti­vas» y si «la cur­va de evo­lu­ción de la enfer­me­dad tam­po­co acom­pa­ña» las auto­ri­da­des de la Ciu­dad van a dar “mar­cha atrás a las nue­vas medidas».

La situa­ción en los geriá­tri­cos tam­bién apor­ta a este aumen­to de casos. Por ejem­plo, vein­ti­sie­te adul­tos mayo­res y seis tra­ba­ja­do­res fue­ron eva­cua­dos este jue­ves de un geriá­tri­co del barrio por­te­ño de Reco­le­ta ante la con­fir­ma­ción de casos de coro­na­vi­rus den­tro del establecimiento. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *