Argen­ti­na. Matria – Red Comu­ni­ta­ria en Salud

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 05 de mayo de 2020

Gace­ti­lla de prensa:

Matria sur­ge en el oto­ño de 2019 tras obser­var duran­te años
des­igual­da­des e incum­pli­mien­tos en el cam­po de los dere­chos sexua­les y
repro­duc­ti­vos. Somos un gru­po de muje­res de varia­das pro­fe­sio­nes que decidimos
jun­tar­nos y armar esta aso­cia­ción civil cen­tra­da en las per­so­nas con capacidad
de ges­tar o tran­si­tan­do el puer­pe­rio, foca­li­zán­do­nos en las que se encuentran
en situa­cio­nes más desfavorecidas.

Tene­mos cua­tro pila­res fun­da­men­ta­les sobre los cua­les nos enfo­ca­mos: la
salud, lo polí­ti­co, lo social y lo cul­tu­ral rei­vin­di­ca­dos des­de una perspectiva
de géne­ro y dere­chos huma­nos, con­tem­plan­do las varia­bles socio­eco­nó­mi­cas de la
pobla­ción y acen­tuan­do el mar­co de res­pe­to hacia las deci­sio­nes indi­vi­dua­les de
cada mujer de cómo tran­si­tar su vida sexual y repro­duc­ti­va. Prio­ri­zan­do el
empo­de­ra­mien­to y auto­no­mía de la mujer y el com­ba­te de la vio­len­cia obstétrica.

El obje­ti­vo de Matria – Red Comu­ni­ta­ria en Salud es desarrollar
asis­ten­cia, pre­ven­ción, cur­sos de capa­ci­ta­ción y con­ten­ción, pro­yec­tos y otras
acti­vi­da­des que tien­dan a garan­ti­zar la igual­dad de dere­chos, opor­tu­ni­da­des y
acce­so a una salud sexual y repro­duc­ti­va dig­na, inclu­yen­do parto
humanizado/​respetado.

Asi­mis­mo, bus­ca­mos arti­cu­lar con los sec­to­res socia­les, comunitarios,
muni­ci­pa­les y el Esta­do con el pro­pó­si­to de mejo­rar el acce­so de las muje­res al
dere­cho a un tra­to digno y res­pe­tuo­so en los men­cio­na­dos ámbi­tos de la salud. 

Para ello el tra­ba­jo se lle­va a cabo con un equi­po interdisciplinario
con una mira­da de géne­ro don­de pre­do­mi­na la auto­no­mía, inde­pen­den­cia y libertad
de la mujer a deci­dir sobre su salud Dicho equi­po reúne medi­ci­na, obstetricia,
psi­co­lo­gía, enfer­me­ría, pue­ri­cul­tu­ra, tra­ba­jo social, dou­la entre otras
esferas.

El 18 de mar­zo de 2020 nos pusi­mos a
dis­po­si­ción, por medio de las redes socia­les, telé­fo­nos y email, para responder
con­sul­tas vin­cu­la­das a la pobla­ción de muje­res emba­ra­za­das, puér­pe­ras y
lac­tan­tes prio­ri­ta­ria­men­te a fin de evi­tar con­sul­tas en guar­dias hospitalarias
inne­ce­sa­rias y con­tri­buir con #que­da­teen­ca­sa.

En este momen­to, en el que el sis­te­ma de salud está abo­ca­do a la
pan­de­mia, veni­mos evi­den­cian­do incum­pli­mien­tos y falen­cias ins­ti­tu­cio­na­les y
esta­ta­les que arre­ba­tan dere­chos ya con­quis­ta­dos uti­li­zan­do como pre­tex­to la
pre­ven­ción inte­gral de la salud. Todo ello en con­tra de lo regla­men­ta­do en las
corres­pon­dien­tes leyes vigen­tes (25.929, 26.485 y 26.873*), reco­men­da­cio­nes del
Minis­te­rio de Salud actua­li­za­das, y reco­men­da­cio­nes inter­na­cio­na­les de la
Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud.

Entre las pro­ble­má­ti­cas com­pi­la­das en las con­sul­tas destacamos:

  1. Sus­pen­sión de tur­nos de con­trol de emba­ra­zos de bajo y alto
    riesgo. 
  2. Sus­pen­sión de aná­li­sis clí­ni­cos y estu­dios ecográficos. 
  3. Con­sul­tas sobre cómo será parir en el con­tex­to del coronavirus. 
  4. Temor y recla­mos por el impe­di­men­to a parir acompañadas
  5. Aumen­to de vio­len­cia obs­té­tri­ca tan­to en guar­dias hospitalarias
    como en los par­tos. Recha­zo a la aten­ción o aten­ción incom­ple­ta en
    guar­dias hospitalarias.
  6. Aumen­to de cesá­reas inne­ce­sa­rias. Repro­gra­ma­ción de cesáreas.
  7. Fal­ta de infor­ma­ción sobre cómo lle­gar a una con­sul­ta o guar­dia y
    pro­ble­mas eco­nó­mi­cos para acce­der a las mismas 
  8. Fal­ta de infor­ma­ción sobre ins­ti­tu­cio­nes don­de diri­gir­se para
    guar­dia, vacu­na­ción, anti­con­cep­ción y medicación.
  9. Con­sul­tas sobre cómo parir domi­ci­lia­ria­men­te sin atención
    profesional

Este últi­mo pun­to nos preo­cu­pa par­ti­cu­lar­men­te, muje­res con mie­do al
con­ta­gio de COVID-19 y a no poder estar acom­pa­ña­das están optan­do por parir en
sus casas sin asis­ten­cia pro­fe­sio­nal con todos los ries­gos que esto conlleva.

Por estas razo­nes toma­mos estas ini­cia­ti­vas y redac­ta­mos las siguientes
recomendaciones:

Reco­men­da­cio­nes:

  1. Cam­pa­ñas de información 
  2. Info­gra­fía y geo­lo­ca­li­za­ción sobre luga­res de aten­ción y guardias
    obstétricas
  3. Cen­tro de aten­ción tele­fó­ni­ca y en
    línea de con­sul­tas obs­té­tri­cas, puer­pe­ra­les y de lac­tan­tes, por par­te de
    pro­fe­sio­na­les Obs­té­tri­cas, obs­te­tras, pue­ri­cul­to­ras y psicólogas
    peri­na­ta­les según corres­pon­da, tria­ge y derivación.
  1. Aten­ción domi­ci­lia­ria de médicos
    obs­te­tras para emba­ra­zos de alto ries­go y de lic. Obs­té­tri­cas en embarazos
    de bajo ries­go para muje­res que por dife­ren­tes cir­cuns­tan­cias no puedan
    acce­der a una consulta.
  1. Arma­do de instalaciones
    extra­hos­pi­ta­la­rias para aten­ción de par­tos de bajo ries­go (simil casa de
    par­to ane­xa o cer­ca­na a hos­pi­tal de refe­ren­cia). Esta alternativa
    permitiría:
  2. Alen­tar a las muje­res a parir en luga­res segu­ros sin temor a
    contagiarse.
  3. Dis­mi­nuir el ries­go de con­ta­gio intrahospitalario.
  4. Opti­mi­zar los recur­sos huma­nos de salud, direc­cio­nán­do­los a la pandemia
    y a emba­ra­zos de alto riesgo.
  5. Dis­mi­nuir la esta­día de inter­na­ción hospitalaria.
  6. Per­mi­tir el acom­pa­ña­mien­to en todo
    el proceso.
  1. Dis­tri­bu­ción gra­tui­ta o bajo cos­to en far­ma­cias de anticonceptivos
    ora­les y preservativos. 
  2. Reco­men­da­cio­nes pre­ci­sas sobre cómo actuar en emba­ra­zo de bajo y
    alto ries­go res­pec­to a con­tro­les y aná­li­sis pendientes.

Ini­cia­ti­vas

  • Aten­ción inter­dis­ci­pli­na­ria por
    medio de las redes socia­les, telé­fo­nos y email, para res­pon­der consultas
    vin­cu­la­das a la pobla­ción de muje­res emba­ra­za­das, puér­pe­ras y lactantes.
  • Se rea­li­za­ron dos informes
    refle­jan­do las pro­ble­má­ti­cas obser­va­das y las res­pec­ti­vas reco­men­da­cio­nes que
    fue­ron ele­va­dos a auto­ri­da­des de salud nacio­na­les y de la pro­vin­cia de Buenos
    Aires.
  • Cam­pa­ña en redes sociales
    #que­re­mos­pa­rir­se­gu­ras­ya­com­pa­ña­das
  • Reco­men­da­cio­nes escri­tas y
    audio­vi­sua­les sobre cómo sobre­lle­var la cua­ren­te­na en diver­sos aspec­tos de
    salud y sociales.
  • Gru­pos vir­tua­les sema­na­les de acom­pa­ña­mien­to y apo­yo mutuo para
    ges­tan­tes y puérperas
  • Con­fec­cio­na­mos una car­ta de soli­ci­tud para parir acom­pa­ña­das a la cual
    adjun­ta­mos los docu­men­tos que ava­lan dicha soli­ci­tud que pusi­mos a disposición
    de la población. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *