Colom­bia. Las men­ti­ras del minis­tro de Salud

Gio­vanny Ber­mú­dez Men­do­za /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​26 de abril de 2020

Esta cua­ren­te­na no ha sido fácil para los 14.243. 223 de hoga­res del país. Sus múl­ti­ples índi­ces de pobre­za, desempleo[1] y caren­cia estruc­tu­ral ya habían fija­do par­te de estas difi­cul­ta­des. Aun­que inelu­di­bles las reper­cu­sio­nes socia­les de la pan­de­mia, has­ta hora empie­zan a con­tor­near­se y a mez­clar­se con las ya gra­ves pro­ble­má­ti­cas que afec­tan a las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y popu­la­res del país.

La situa­ción ha sido apro­ve­cha­da has­ta el des­ca­ro por los sec­to­res del gran capi­tal finan­cie­ro que tras bam­ba­li­nas han orien­ta­do y moni­to­rea­do cada movi­mien­to que el gobierno nacio­nal ha rea­li­za­do en mate­ria de emer­gen­cia sani­ta­ria, eco­nó­mi­ca y social, has­ta el pun­to que el pasa­do 16 de abril de 2020 el minis­tro de Salud de Colom­bia Fer­nan­do Ruiz lle­gó al pico de la medio­cri­dad y des­ho­nes­ti­dad, al afir­mar por la tele­vi­sión a millo­nes de colom­bia­nos y colom­bia­nas que, “…que dados los resul­ta­dos en el índi­ce de tras­mi­sión en Colom­bia podría­mos decir que ya esta­mos en una eta­pa de supre­sión, esto indi­ca que esta­mos muy cer­ca­nos al apla­na­mien­to com­ple­to de la cur­va, con­se­cuen­cia de este pro­ce­so de ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo, que hemos hecho toda la ciu­da­da­nía, todos los colom­bia­nos para tra­tar de con­te­ner la epidemia.”[2]

Las afir­ma­cio­nes no podrían ser más des­afor­tu­na­das para el con­jun­to de colom­bia­nos y colom­bia­nas que han pues­to sus espe­ran­zas en la mana­da de inep­tos y opor­tu­nis­tas que hacen par­te del ile­gí­ti­mo e infla­do gobierno nacio­nal. Las prio­ri­da­des no fue­ron disi­mu­la­das cuan­do el minis­tro, sin dejar esca­par el segun­do de opti­mis­mo que dicha men­ti­ra gene­ra­ría en la audien­cia, agre­gó: “…eso impli­ca indu­da­ble­men­te ir res­tau­ran­do de algu­na mane­ra las acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas y socia­les del país, aper­tu­ra que hare­mos a par­tir del 27 logran­do entrar secuen­cial­men­te dife­ren­tes sec­to­res socia­les de la economía…teniendo un con­trol des­de lo epi­de­mio­ló­gi­co para con­tro­lar cual­quier even­tua­li­dad que nos incre­men­te el ries­go como país y el ries­go de un dis­pa­ro en la epi­de­mia.

Paso segui­do, reci­tó el manual que los ban­que­ros prag­má­ti­ca­men­te han pla­nea­do para admi­nis­trar el pre­sen­te esta­do de emer­gen­cia sani­ta­ria y de quie­bra eco­nó­mi­ca del país. El minis­tro jus­ti­fi­có esta estra­te­gia de ade­cua­ción del pilla­je capi­ta­lis­ta a la cala­mi­dad sani­ta­ria, ter­gi­ver­san­do evi­den­cia cien­tí­fi­ca y esta­dís­ti­ca uti­li­za­da para sobre­di­men­sio­nar los efec­tos de las medi­das de con­ten­ción y miti­ga­ción toma­das has­ta la fecha fren­te a la opi­nión públi­ca, argu­men­tan­do arbi­tra­ria­men­te la sali­da inte­li­gen­te de la cua­ren­te­na dise­ña­da des­de los gre­mios eco­nó­mi­cos y pro­pues­ta por el gobierno de Iván Duque.

Con des­ca­ro, el minis­tro hizo cama a las pro­pues­tas de los gre­mios eco­nó­mi­cos más pode­ro­sos del país. Una eta­pa de supre­sión como lo afir­mó el señor minis­tro podría dar­se en la medi­da que el índi­ce de con­ta­gios dis­mi­nu­ya de 1 a 0 duran­te un ran­go pro­lon­ga­do de tiem­po efec­ti­vo de 300 días según infor­mes del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Salud ‑INS‑, tiem­po pro­me­dio que de no ase­gu­ra­se efec­ti­va­men­te, tan solo apla­za­rá el momen­to de ascen­so del pico, sin dis­mi­nuir su altu­ra. Él ‑INS- en su mode­lo Covid19 Colom­bia con­si­de­ra que las estra­te­gias: “… no far­ma­co­ló­gi­cas de dis­tan­cia­mien­to social resul­ta­rían sien­do efec­ti­vas en la reduc­ción del pico si se man­tie­nen por perio­dos pro­lon­ga­dos (300 días) … estas por dos o cua­tro sema­nas, solo se logra­ría un apla­za­mien­to del pico de reque­ri­mien­tos de ser­vi­cios, pero no su reduc­ción.”[3]

La espe­cia­lis­ta Sul­ma Cucu­nu­bá del Impe­rial Colle­ge Lon­don disi­mu­la­da­men­te con­tro­vir­tió la afir­ma­ción ofi­cial, al plan­tear a medios nacio­na­les: «El con­fi­na­mien­to hace que se apla­ce este pico, si se levan­ta la cua­ren­te­na se vol­ve­ría a la velo­ci­dad ori­gi­nal, no exis­te apla­na­mien­to de la cur­va en mi con­cep­to por­que en la región la cur­va es muy peque­ña, no ha empe­za­do, para eso hay que espe­rar meses«[4].

Para esta inves­ti­ga­do­ra una vez se levan­ten las medi­das de con­fi­na­mien­to la ten­den­cia es a recu­pe­rar la diná­mi­ca expo­nen­cial del índi­ce de con­ta­gio, que ha pasa­do enga­ño­sa­men­te de 2,5 del 11 de mar­zo a 1,2 al 22 de abril del 2020, sin evi­den­ciar un pro­ce­so de apla­na­mien­to de la cur­va de con­ta­gios, sino una eta­pa de regu­la­ción de los tiem­pos de cre­ci­mien­to de la cur­va epidemiológica.

Lejos del esce­na­rio de opti­mis­mo agi­ta­do por el minis­tro de Salud Fer­nan­do Ruiz la situa­ción actual es extre­ma­da­men­te preo­cu­pan­te. Las medi­das dis­pues­tas para asu­mir el des­ca­la­bra­do inten­to de reto­ma inte­li­gen­te de la eco­no­mía nacio­nal pre­sio­na­rán el desa­rro­llo de la epi­de­mia en el país y la cri­sis sani­ta­ria que esta pre­su­po­ne. La opción del mal menor, lle­va a la prác­ti­ca las reco­men­da­cio­nes de los gre­mios eco­nó­mi­cos, que en varios infor­mes gre­mia­les han sali­do al paso de las reco­men­da­cio­nes epi­de­mio­ló­gi­cas. Los ban­que­ros del país plan­tean tajan­te­men­te su posición:

… el país ha veni­do deba­tien­do sobre la idea que la eco­no­mía debe “apa­gar­se” por lo menos tres meses para con­te­ner la infec­ción del SARSCov2. En ANIF no esta­mos de acuer­do con esa pos­tu­ra. Esto no se tra­ta de una dico­to­mía entre eco­no­mía y salud … Exten­der mucho más el ais­la­mien­to obli­ga­to­rio, por ejem­plo, en tres meses, sería una medi­da inefec­ti­va que ten­dría efec­tos en toda la eco­no­mía nacio­nal.”[5]

Efec­tos que el gre­mio esti­ma en una baja de 5,8 billo­nes a mar­zoabril de los ingre­sos labo­ra­les y fami­lia­res que podrían ascen­der a 12,8 billo­nes y de ‑0,7 en el PIB de exten­der­se la cua­ren­te­na has­ta junio[6]. La caí­da de la eco­no­mía nacio­nal se con­tras­ta con el ascen­so del pico epidémico.

Las pro­yec­cio­nes ofi­cia­les han sido alar­man­tes con­tem­plan­do has­ta 31, 539,000 de infec­ta­dos, 5221,000 hos­pi­ta­li­za­dos y 321,000 falle­ci­dos, valo­res que dis­mi­nui­rían con el efec­to de las medi­das de inter­ven­ción, pero que aún están por enci­ma de las capa­ci­da­des del sis­te­ma sani­ta­rio del país.

Según las esti­ma­cio­nes de dife­ren­tes estu­dios el pico epi­dé­mi­co en el país podría dar­se duran­te los meses de mayo o junio, depen­dien­do del tipo de medi­das que se imple­men­ten para con­tra­rres­tar su des­en­vol­vi­mien­to. En la siguien­te grá­fi­ca del ‑INS- se asi­mi­lan cua­tro esce­na­rios posi­bles. 1) sin inter­ven­ción 2) miti­ga­ción 3) supre­sión y 4) cua­ren­te­na, todos sobre el esti­ma­ti­vo de 300 días de análisis.

En infor­mes de la Aso­cia­ción Nacio­nal Ins­ti­tu­cio­nes Finan­cie­ras ‑ANIF- se pre­su­pues­ta mayo y junio como pun­to de con­trac­ción de los pagos de nómi­na del 80% del sec­tor de las Mypi­mes que ofer­ta la mayor can­ti­dad de empleos nacio­nal, y los pagos de deu­da de los hoga­res lle­ga­ría a los 20, billones.

El pano­ra­ma no pare­ce alen­ta­dor y los mala­ba­res del señor minis­tro no solo ponen en evi­den­cia la medio­cre ges­tión de con­trol que se ha hecho de la emer­gen­cia sani­ta­ria, sino la terri­ble mane­ra en que el gran capi­tal pre­ten­de sacar pro­ve­cho del actual des­ca­la­bro nacional.

La pro­pues­ta es sim­ple y con­sis­te en ini­ciar un supues­to pro­ce­so de reac­ti­va­ción selec­ti­va de la eco­no­mía en varias fases: 1) ais­la­mien­to para los más vul­ne­ra­bles según sec­to­res pobla­cio­na­les y acti­vi­dad social; 2) retorno pau­la­tino a las acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas de la pobla­ción no vul­ne­ra­ble para “reini­ciar” la eco­no­mía: infra­es­truc­tu­ra y cons­truc­ción, trans­por­te, indus­tria y manu­fac­tu­ra, comer­cio y ser­vi­cios con impo­si­bles enfo­ques terri­to­ria­les; 3) simul­tá­nea­men­te prue­bas masi­vas, ais­la­mien­to y recur­sos tec­no­ló­gi­cos; 4) aten­ción hos­pi­ta­la­ria y clí­ni­ca de casos que lo requieran[6].

La para­do­ja no es que lo míni­ma­men­te via­ble para la regu­la­ción de la cri­sis sani­ta­ria es con­tra sen­ti­do para los ban­que­ros, sino que para millo­nes de fami­lias colom­bia­nas ambos picos, el epi­de­mio­ló­gi­co y el eco­nó­mi­co, ya hicie­ron metás­ta­sis, lo que hace que para muchos la pro­pues­ta no sea tan mala. La cua­ren­te­na ha sido horri­ble para millo­nes que no han teni­do cómo comer o se han vis­to pre­sa de la incer­ti­dum­bre del oscu­ro panorama.

Por nece­si­dad de super­vi­ven­cia o auto­des­truc­ción ¿No ten­drá la cla­se tra­ba­ja­do­ra y popu­lar más opcio­nes? A con­fi­nar­se para no enfer­mar sin evi­tar pere­cer en este inten­to debi­do a su con­di­ción de caren­cia estruc­tu­ral, o salir a tra­ba­jar para no pere­cer sin poder ase­gu­rar no enfer­mar­se en el intento.

[1]Según infor­ma­ción del Depar­ta­men­to de Esta­dís­ti­ca Nacio­nal en su últi­mo cen­so los índi­ces de pobre­za de esas fami­lias colom­bia­nos son de pobre­za mul­ti­di­men­sio­nal de 17.8%, pobre­za mone­ta­ria de 27.0% y de pobre­za extre­ma 7.2% respectivamente.

[2] El minis­tro de Salud afir­ma que Colom­bia está cer­ca de apla­nar la cur­va del COVID19 •16 abr. 2020

[3]Mode­lo COVID-19 – Colom­bia Published on Apr 21, 2020 

[4]Apla­na­mien­to de la cur­va no exis­te, esta­mos lejos de eso: epi­de­mió­lo­ga Colombia

[5]No cam­bie­mos un mal muy malo, por otro peor: deci­sio­nes cla­ve para supe­rar los impac­tos del SARS-Cov2 – Abril 1º de 2020

[6]SARS-Cov‑2: impac­to en los ingre­sos labo­ra­les de los colom­bia­nos, el con­su­mo de los hoga­res y el PIB 


** Las opi­nio­nes, aná­li­sis y/​o simi­li­tu­des expre­sa­das por los auto­res son su res­pon­sa­bi­li­dad, por tan­to Tro­chan­do Sin Fron­te­ras no se hace responsable

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *