Bra­sil. «No es posi­ble aho­rrar en los cadá­ve­res», dice Boa­ven­tu­ra de Sou­sa Santos

Por Caro­li­na Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 20 de abril de 2020

El soció­lo­go par­ti­ci­pó en el deba­te «Café com MST» jun­to con la juris­ta Carol Pro­ner y el gober­na­dor de Maranhão, Flá­vio Dino.

La pan­de­mia cau­sa­da por el nue­vo coro­na­vi­rus está expo­nien­do lo que es el neo­li­be­ra­lis­mo, «la cara más sal­va­je del capi­ta­lis­mo», y sus con­tra­dic­cio­nes. El aná­li­sis fue rea­li­za­do por Boa­ven­tu­ra de Sou­sa San­tos, soció­lo­ga y pro­fe­so­ra de la Facul­tad de Eco­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Coim­bra, duran­te una entre­vis­ta dada al pro­gra­ma Café con el MST este lunes (20), jun­to con la juris­ta Carol Pro­ner y el gober­na­dor de Maranhão , Flá­vio Dino (PCdoB).

Según San­tos, el neo­li­be­ra­lis­mo “no con­tem­pla la vida. De hecho, como ya sabe­mos, [la idea de que] aho­ra domi­na en la extre­ma dere­cha y en la dere­cha, y tam­bién en Bra­sil, es que la eco­no­mía está por enci­ma de la vida, como si fue­ra posi­ble cons­truir una eco­no­mía sobre los cadá­ve­res ”. Para San­tos, esta es una de las caras más per­ver­sas del neo­li­be­ra­lis­mo, que pone a la eco­no­mía por enci­ma de la vida.

La refe­ren­cia es a la polí­ti­ca adop­ta­da por varios paí­ses que igno­ra­ron o aún igno­ran las reco­men­da­cio­nes de dis­tan­cia social, for­mu­la­das por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS). En Milán, Ita­lia, el alcal­de Giu­sep­pe Sala defen­dió la reanu­da­ción de la eco­no­mía al com­par­tir un video de la cam­pa­ña «Milan Don’t Stop» , el 27 de febre­ro, cuan­do el país había regis­tra­do 14 muer­tes. Un mes des­pués, el núme­ro aumen­tó a 9,000 muer­tes. Sala se hizo públi­co para dis­cul­par­se por la defen­sa de la campaña. 

En Bra­sil, el gobierno fede­ral repli­có el eslo­gan ita­liano para crear » Bra­sil Não Pode Parar «, que fue exclui­do de Inter­net días des­pués, des­pués de una deter­mi­na­ción del Tri­bu­nal Fede­ral de Río de Janei­ro y, más tar­de, del Tri­bu­nal Supre­mo Fede­ral (STF). Sin embar­go, el pre­si­den­te con­ti­núa alen­tan­do a la pobla­ción a vol­ver a la «nor­ma­li­dad». Según el Sis­te­ma de Moni­to­reo Inte­li­gen­te del gobierno de São Pau­lo (SIMI-SP), el por­cen­ta­je de ais­la­mien­to social en el esta­do era del 59% el domin­go (20), mien­tras que el ideal sería del 70%. 

Mer­ca­do perdido

San­tos aún des­ta­ca las con­tra­dic­cio­nes del neo­li­be­ra­lis­mo que aho­ra son evi­den­tes. Has­ta enton­ces, el mer­ca­do era vis­to como una solu­ción a los pro­ble­mas de la huma­ni­dad, mien­tras que el esta­do sería corrup­to e inefi­cien­te y, por lo tan­to, debe­ría tener accio­nes limi­ta­das. Con la pan­de­mia, «¿dón­de está el mer­ca­do?», Pre­gun­ta San­tos. «Está ausen­te, el neo­li­be­ra­lis­mo no tie­ne legitimidad».

La lec­ción para esto, dice el soció­lo­go, pue­de ser «un esta­do en el que final­men­te se reco­no­ce que inver­tir en salud públi­ca no es un cos­to, es una inver­sión». Los paí­ses que más han pri­va­ti­za­do la salud son los que peor se enfren­tan a la pan­de­mia: Ita­lia ha pri­va­ti­za­do casi todo, Fran­cia tam­bién, y Esta­dos Uni­dos nun­ca ha teni­do un sis­te­ma de salud públi­ca ”. Esta­dos Uni­dos tie­ne 760,000 casos y 40,000 muer­tes. Fran­cia, 154 mil con­ta­mi­na­cio­nes y 20 mil muer­tes. Ita­lia, 179 mil casos y 24 mil muer­tes. A nivel mun­dial, hay 2.5 millo­nes de casos y 165,000 muertes.

Eco­no­mía brasileña

El gober­na­dor de Maranhão, Flá­vio Dino (PCdoB), tra­jo el aspec­to bra­si­le­ño a la dis­cu­sión de Boa­ven­tu­ra de Sou­sa San­tos. “La eco­no­mía bra­si­le­ña ya está en un ciclo de muy bajo cre­ci­mien­to. Aho­ra tene­mos una caí­da abrup­ta en la rique­za pro­du­ci­da social­men­te, pro­fun­di­zan­do las des­igual­da­des, por­que los meca­nis­mos de pro­tec­ción y com­pen­sa­ción dis­po­ni­bles para los ricos son mucho mayo­res que para los pobres ”.

Des­de este som­brío esce­na­rio, Boa­ven­tu­ra de Sou­sa San­tos toda­vía obser­va que las accio­nes de soli­da­ri­dad en todo el mun­do son alen­ta­do­ras. “Lo que veo es que las pobla­cio­nes aban­do­na­das por el Esta­do están encon­tran­do for­mas de orga­ni­zar­se y defen­der­se. Tene­mos orga­ni­za­cio­nes comu­ni­ta­rias extra­or­di­na­rias que mues­tran lo siguien­te: los seres huma­nos son soli­da­rios, no son esos seres com­pe­ti­ti­vos y empren­de­do­res que solo pien­san en sí mismos ”.

Alter­na­ti­vas

Para Carol Pro­ner, quien tam­bién par­ti­ci­pó en el deba­te, «des­afor­tu­na­da­men­te» obser­var al esta­do como uno que pue­de garan­ti­zar los dere­chos indi­vi­dua­les lle­gó de la «peor mane­ra». “Den­tro del capi­ta­lis­mo finan­cie­ro más agre­si­vo, lo que quie­ren arre­glar como una no posi­bi­li­dad es otro mun­do posi­ble. Aho­ra, en casi 30 días, tene­mos varias alter­na­ti­vas y nos damos cuen­ta de que es posi­ble vivir de otras mane­ras. For­mas que ya son expe­ri­men­ta­das y esti­mu­la­das por comu­ni­da­des que tie­nen una vida más comu­ni­ta­ria y soli­da­ria ”, dice Pro­ner, citan­do el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res Rura­les sin Tie­rra (MST) como un ejem­plo de esto . 

El abo­ga­do seña­la una solu­ción úni­ca: “Más Esta­do fren­te a este poder del capi­ta­lis­mo finan­cie­ro, que con­cen­tra un poder nun­ca antes vis­to, una hege­mo­nía nun­ca ima­gi­na­da. Para con­tra­rres­tar esto, el Esta­do, pero no cual­quier Esta­do, no el Esta­do de excep­ción, auto­ri­ta­rio y puni­ti­vo ”, dice Proner.

Edi­ción: Vivian Fer­nan­des
*Bra­sil De Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *