«Apos­ta­mos por la Repú­bli­ca Socia­lis­ta Vas­ca para Eus­kal Herria» – La otra Andalucía

Hace varios meses se hizo públi­co el nom­bre de un nue­vo orga­nis­mo en Eus­kal Herria que atien­de al nom­bre de Erai­ki. Acti­va de momen­to en redes socia­les con un dis­cur­so que cho­ca fron­tal­men­te con las tesis de la lla­ma­da «Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial», nom­bre que per­so­nal­men­te detes­to pues­to que todas y todos somos Izquier­da Aber­tza­le no solo las per­so­nas que se orga­ni­zan en torno a Sor­tu y los gru­pos que están de acuer­do con sus tesis. 

Pien­so que es intere­san­te una peque­ña char­la con Erai­ki para que pue­da expli­car un poco quié­nes son y cuá­les son sus obje­ti­vos estra­té­gi­cos.

Ando­ni Base­rri­go­rri Bueno, lo pri­me­ro, como se dice con un len­gua­je de calle, la pri­me­ra en la fren­te… ¡Que pen­sáis de la apues­ta estra­té­gi­ca de Sor­tu y de su apues­ta que gira en torno a EH Bildu? 

Eria­ki: Antes de comen­zar, que­re­mos mos­trar nues­tro agra­de­ci­mien­to por la invi­ta­ción y dar­nos la opor­tu­ni­dad de expre­sar las apor­ta­cio­nes de nues­tro humil­de talde. 

Tener que empe­zar hablan­do y valo­ran­do las estra­te­gias de otras orga­ni­za­cio­nes en lugar de expli­car las de Erai­ki, deno­ta algo que se repi­te cons­tan­te­men­te: dis­cur­sos y estra­te­gias gene­ra­dos miran­do a lo que hace Sor­tu, EH Bil­du, etcétera. 

Noso­tros cree­mos en nues­tros aná­li­sis y pro­pues­tas. Por supues­to valo­ra­mos la de los demás gru­pos y orga­ni­za­cio­nes, pero nues­tra apues­ta no es echar la mira­da atrás para repe­tir­nos en un bucle inter­mi­na­ble de repro­ches, sino ir cons­tru­yen­do las bases nece­sa­rias para que el pro­yec­to polí­ti­co de libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria vaya toman­do for­ma en ter­mi­nos de ruptura. 

La apues­ta de Sor­tu es una apues­ta refor­mis­ta. En ter­mi­nos eco­nó­mi­cos y socia­les pre­ten­de hacer­nos creer en la cara ama­ble del sis­te­ma. Todo esto cuan­do el sis­te­ma se encuen­tra, en ple­na ofen­si­va con­tra la cla­se obre­ra y sus dere­chos. La úni­ca for­ma de hacer fren­te a esta ofen­si­va es con­tra­po­ner un poder polí­ti­co popu­lar en for­ma de rup­tu­ra. Aho­ra es aún más evi­den­te que los par­la­men­tos y admi­nis­tra­cio­nes públi­cas de Madrid y París, lejos de repre­sen­tar a la cla­se obre­ra, han asu­mi­do la capa­ci­dad de legis­lar en bene­fi­cio de los ban­cos cen­tra­les y gran­des empre­sas. Ver­da­de­ros tene­do­res del poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co. La dis­yun­ti­va se encuen­tra pues, entre la rup­tu­ra o el empo­bre­ci­mien­to, pre­ca­ri­za­ción y explo­ta­ción masi­va de la cla­se obre­ra de Eus­kal Herria. 

En tér­mi­nos nacio­na­les su apues­ta es simi­lar, apues­ta por las refor­mas. Por refor­mas den­tro de las admi­nis­tra­cio­nes y el mar­co de los Esta­dos. Nue­vo esta­tu­to en la CAV, man­co­mu­ni­dad de Iparralde… 

Toda admi­nis­tra­ción den­tro del mar­co legal de los Esta­dos es sola­men­te un muro de con­ten­ción «lega­li­za­do» para neu­tra­li­zar nues­tras aspi­ra­cio­nes como pue­blo. En medio de esta cri­sis hemos vis­to como el PSOE y Pode­mos han cen­tra­li­za­do todas las deci­sio­nes en Madrid. Son múl­ti­ples las herra­mien­tas que tie­ne «su Esta­do de dere­cho» a tra­vés de las cua­les somos asi­mi­la­das y oprimidas. 

Nin­gu­na refor­ma o nue­vo esta­tus nos va a con­du­cir a la inde­pen­den­cia. Solo la lucha orga­ni­za­da y el sacri­fi­cio de la cla­se obre­ra vas­ca pue­de cons­truir el poder popu­lar sufi­cien­te, para plan­tear una rup­tu­ra tam­bién en tér­mi­nos nacio­na­les. Abrir una ven­ta­na de opor­tu­ni­dad, aho­ra que este tér­mino esta tan de moda. 

Hace un poco más de un año apa­re­ce en Eus­kal Herria Gaz­te Koor­di­na­do­ra Sozia­lis­ta (GKS), con un len­gua­je más pare­ci­do a lo que his­tó­ri­ca­men­te plan­tea­ba Herri Bata­su­na anta­ño. Aun­que no exis­tía Erai­ki ¿qué valo­ra­ción hicis­teis de ese acontecimiento? 

El naci­mien­to de GKS es una de las gran­des noti­cias para quie­nes apos­ta­mos por con­ti­nuar la lucha en tér­mi­nos de rup­tu­ra nacio­nal y social. Demues­tra que una par­te impor­tan­te de la juven­tud y sus orga­ni­za­cio­nes ha enten­di­do e inte­rio­ri­za­do la actual situa­ción, rea­li­zan­do un exten­so y muy intere­san­te tra­ba­jo de aná­li­sis social, eco­nó­mi­co y polí­ti­co. Todo ello des­de una pers­pec­ti­va de cla­se que compartimos. 

Su apues­ta cla­ra y neta­men­te de cla­se segu­ra­men­te nos lle­va­rá a con­fluir en más de una lucha, como así ocu­rrie­ra ya en la huel­ga gene­ral del pasa­do enero. Enten­de­mos que GKS, al igual que Erai­ki y las demás orga­ni­za­cio­nes que com­par­ti­mos espa­cios ideo­ló­gi­cos comu­nes se encuen­tra en un pro­ce­so vivo, ilu­sio­nan­te y crea­ti­vo. Su apues­ta e ini­cia­ti­vas han sido y esta­mos segu­ros que segui­rán sien­do de gran valor para todas. 

Ya cen­trán­do­nos en voso­tros, en vues­tra orga­ni­za­ción… ¿Qué sois o que pre­ten­déis ser? Par­ti­do, Movi­mien­to, Uni­dad Popular… 

Por fin nos toca hablar de nosotrxs… 

A tra­vés de nues­tro reco­rri­do mili­tan­te indi­vi­dual y colec­ti­vo, desa­rro­lla­do a lo lar­go de estos años, en dife­ren­tes gru­pos de deba­te y a tra­vés de nues­tra mili­tan­cia en dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, tan­to públi­cas como res­trin­gi­das, hemos veni­do iden­ti­fi­can­do cada cual des­de sus pro­pias expe­rien­cias de lucha una serie de evi­den­cias y caren­cias, que en gene­ral no nos per­mi­ten acu­mu­lar fuer­zas tan­to cua­li­ta­ti­va como cuan­ti­ta­ti­va­men­te hablando. 

El obje­ti­vo de crear las con­di­cio­nes nece­sa­rias para cons­truir un pro­yec­to polí­ti­co via­ble en su eje­cu­ción teó­ri­co-prác­ti­ca se ve seria­men­te mer­ma­da por la exis­ten­cia de algu­nos pro­ble­mas, que bajo nues­tro pun­to de vis­ta debe­rán ser resuel­tos a la mayor bre­ve­dad posi­ble, si pre­ten­de­mos enca­rar las futu­ras luchas en las mejo­res con­di­cio­nes organizativas. 

Por tan­to, podría­mos afir­mar que en estos momen­tos nos con­si­de­ra­mos una herra­mien­ta de lucha, que pre­ten­de supe­rar los actua­les con­tra­tiem­pos orga­ni­za­ti­vos y en la medi­da de nues­tras posi­bi­li­da­des inter­ve­nir de mane­ra cons­truc­ti­va en esta fase, para poder supe­rar­la con éxi­to y pasar a la siguiente. 

Par­ti­mos de la nece­si­dad de esa uni­dad acción, apos­ta­mos y diri­gi­mos nues­tro tra­ba­jo polí­ti­co públi­co y pri­va­do en esa direc­ción. Nadie pue­de enten­der que dife­ren­cias o fac­to­res exter­nos o per­so­na­les nos lle­ve a no ser capa­ces de gene­rar una uni­dad de acción polí­ti­ca, tan nece­sa­ria en estos momentos. 

Hablad­nos un poco de vues­tros plan­tea­mien­tos ideo­ló­gi­cos ¿Cuál sería vues­tra apues­ta estra­té­gi­ca para Eus­kal Herria? 

Apos­ta­mos por la REPÚBLICA SOCIALISTA VASCA, la repú­bli­ca de las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res del con­jun­to de Eus­kal Herria como mode­lo social a construir. 

Hace­mos una apues­ta por la rup­tu­ra y la toma de con­cien­cia del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, en que es nece­sa­rio recu­pe­rar la idea de que el actual sis­te­ma capi­ta­lis­ta no pue­de ser asu­mi­do por nin­gún tra­ba­ja­dor. Vol­ver a recu­pe­rar la idea de trans­for­ma­ción y revo­lu­ción, algo com­pli­ca­do en un teji­do aso­cia­ti­vo muy sec­to­ri­za­do y una socie­dad don­de los valo­res capi­ta­lis­tas han cala­do tan hon­do, al pun­to de ver la revo­lu­ción y la rup­tu­ra como pala­bras vacías per­te­ne­cien­tes a un pasa­do des­fa­sa­do y cadu­co, una idea de la cual se han encar­ga­do nues­tros enemi­gos nacio­na­les y de cla­se que sea asu­mi­do e inte­rio­ri­za­do por el pue­blo, anes­te­sian­do de esta mane­ra cual­quier inten­to de subversión. 

El socia­lis­mo es un pro­yec­to que está más vivo y es más nece­sa­rio que nun­ca, sola­men­te hay que ir dan­do pasos hacia él, a tra­vés de la orga­ni­za­ción, la for­ma­ción y la lucha. 

Ade­más, Erai­ki nace con varios obje­ti­vos fun­da­men­ta­les. El pri­me­ro y más impor­tan­te es el de rom­per con la ato­mi­za­ción exis­ten­te en las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, abrir cana­les de comu­ni­ca­ción y com­par­tir espa­cios de lucha. Segun­do, median­te nues­tras apor­ta­cio­nes, ir crean­do las con­di­cio­nes ade­cua­das para for­mar estruc­tu­ras capa­ces de supe­rar la actual fase de resis­ten­cia y reno­var esfuer­zos, para más tar­de crear un nue­vo espa­cio para la cons­truc­ción nacio­nal. Una des­co­mu­nal tarea en la cual todas debe­re­mos de sen­tir­nos implicadas. 

Esta es nues­tra pri­me­ra tarea en lo estra­té­gi­co, esta y la apues­ta por una uni­dad de acción con quie­nes defen­de­mos estas ideas. Si con­se­gui­mos rom­per esa idea hege­mó­ni­ca del fin de la his­to­ria, ten­dre­mos una par­te del camino andado. 

Si la cla­se obre­ra recu­pe­ra la con­cien­cia de mode­los socia­les y rela­cio­nes eco­nó­mi­cas dis­tin­tas a las actua­les, se pon­drá en duda el capi­ta­lis­mo. Recu­pe­ra­rá un hori­zon­te de lucha y espe­ran­za aho­ra per­di­do, reto­ma­rá la pelea. La pri­me­ra de las estra­te­gias tie­ne que ser esa. A par­tir de ahí acu­mu­lar fuer­zas en torno a esas ideas de revo­lu­ción y cam­bio de mode­lo, median­te peleas en tajos y curros. Luchan­do en barrios y pue­blos, en temá­ti­cas socia­les, tenien­do pre­sen­te que solo es posi­ble el ver­da­de­ro cam­bio en tér­mi­nos de rup­tu­ra. Esa revuel­ta social es tam­bién la úni­ca vía hacia la inde­pen­den­cia de nues­tro país, sola­men­te la lucha deci­di­da de la cla­se obre­ra nos pue­de traer la liber­tad nacio­nal y social. 

Que­da cla­ro que apos­táis por el socia­lis­mo… ¿Podríais pro­fun­di­zar? ¿Con que mode­lo socia­lis­ta os sen­tís identificados? 

Las per­so­nas que for­ma­mos Erai­ki tene­mos cla­ra nues­tra apues­ta anti­ca­pi­ta­lis­ta e inde­pen­den­tis­ta. Nues­tra voca­ción actual es la de gene­rar una uni­dad de acción en torno a esas dos apues­tas his­tó­ri­cas. Cada uno de noso­tros y noso­tras tene­mos una idea de la socie­dad en la que nos gus­ta­ría vivir, una socie­dad sin cla­ses socia­les. Oja­lá nos toque dis­cu­tir sobre qué tipo de socia­lis­mo cons­trui­mos, será la evi­den­cia cla­ra de haber supe­ra­do el mode­lo capitalista. 

Apos­ta­mos por el con­trol del Esta­do por par­te de la cla­se obre­ra, y un futu­ro sin cla­ses socia­les. No pode­mos ser más cla­ros. Cuan­do ten­ga­mos la capa­ci­dad para lle­gar a esta fase, debe­re­mos con­ti­nuar avan­zan­do en la mejo­ra cons­tan­te de nues­tro mode­lo social. Enten­de­mos el socia­lis­mo como la fase de tran­si­ción nece­sa­ria entre el capi­ta­lis­mo y el comunismo. 

Más allá de las pala­bras y los dis­cur­sos, opi­na­mos que ir cons­tru­yen­do en la prác­ti­ca las bases del socia­lis­mo es una tarea que debe­mos ir inte­rio­ri­zan­do entre todas. Supe­rar la fase dis­cur­si­va para afron­tar la fase prác­ti­ca. Insis­ti­mos en esta pre­mi­sa… supe­rar la fase de resis­ten­cia para enca­rar la fase de construcción. 

Un poco la mis­ma pre­gun­ta en el ámbi­to sindical… 

En el ámbi­to sin­di­cal apos­ta­mos por un sin­di­ca­lis­mo de cla­se. Un sin­di­ca­lis­mo de lucha, hori­zon­tal y que apues­te por empo­de­rar a quie­nes tene­mos que pelear por nues­tros dere­chos. Sin renun­ciar, como es lógi­co, a mejo­rar nues­tras con­di­cio­nes en curros y tajos tene­mos que rea­li­zar esa pri­me­ra labor de la que hablá­ba­mos antes. Esa pelea, ese sin­di­ca­lis­mo tie­ne ade­más que apos­tar de mane­ra fun­cio­nal por lle­gar a empleos y curre­las pre­ca­rios, a esos empleos casi escla­vos (Riders, emplea­das de hogar, inte­ri­nas…) que vemos todos los días. Hoy día hay en mar­cha apues­tas muy intere­san­tes como las redes de auto­de­fen­sa labo­ral, que deben ser­vir de embrión a una nue­va for­ma de enten­der y tra­ba­jar la labor sindical. 

Bajo nues­tro pun­to de vis­ta, la crea­ción y poten­cia­ción de un movi­mien­to obre­ro que sir­va de refe­ren­te en las dife­ren­tes luchas del con­jun­to de las tra­ba­ja­do­ras, sería una herra­mien­ta fun­da­men­tal en el camino hacia el socialismo. 

Hay dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos, qui­zás vis­tos des­de fue­ra seme­jan­tes a voso­tros ¿Pen­sáis que se debe con­fluir en una nue­va orga­ni­za­ción polí­ti­ca más amplia y que logre agru­par a todas las revo­lu­cio­na­rias comu­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas vas­ca?

Sin nin­gu­na duda, cree­mos nece­sa­ria una uni­dad de acción entre todos los que apos­ta­mos por la rup­tu­ra, fren­te al refor­mis­mo. Esa es una labor que des­de nues­tro pun­to de vis­ta tene­mos que valo­rar entre todos, cada cual des­de sus posi­cio­na­mien­tos. Dejar atrás, como decía­mos antes, rece­los y ren­ci­llas per­so­na­les para poder avan­zar y hacer cre­cer ese espa­cio vital para nues­tro pue­blo. Sin esa uni­dad de acción, será impo­si­ble defen­der nues­tros intere­ses de cla­se, debe­ría­mos ser gene­ro­sas, inclu­so renun­cian­do a siglas o espa­cios pro­pios si ello fue­ra nece­sa­rio, para impul­sar con mayo­res ener­gías el pro­ce­so de libe­ra­ción de nues­tro pueblo. 

Hablan­do de inter­na­cio­na­lis­mo. ¿Tenéis ya algún tipo de rela­ción con orga­ni­za­cio­nes de fue­ra de Eus­kal Herria? 

Por supues­to, ana­li­za­mos lo que ocu­rre en nues­tro entorno. Esta­mos estre­chan­do rela­cio­nes con otras orga­ni­za­cio­nes. Cree­mos nece­sa­rio y fun­da­men­tal crear espa­cios de lucha inter­na­cio­na­les para com­ba­tir a nues­tro enemi­go común. Vemos en esa ofen­si­va capi­ta­lis­ta glo­bal, como el sis­te­ma se está rede­fi­nien­do en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y tam­bién geoestratégicos. 

El inter­na­cio­na­lis­mo es un arma abso­lu­ta­men­te nece­sa­ria para que la cla­se obre­ra pue­de avan­zar de mane­ra cua­li­ta­ti­va en sus aspi­ra­cio­nes, sin enten­der la borro­ka en tér­mi­nos glo­ba­les, no podrían enten­der­se vic­to­rias loca­les com­ple­men­ta­rias. Debe­mos gene­rar siner­gias y crear tam­bién mar­cos comu­nes de lucha inter­na­cio­na­les con nues­tras her­ma­nas de otras naciones. 

Par­tien­do de este aná­li­sis tene­mos con­tac­to con per­so­nas de dife­ren­tes espa­cios de lucha en Suda­mé­ri­ca, en el Esta­do espa­ñol, etc. Oja­lá esos con­tac­tos nos lle­ven a esce­na­rios de cola­bo­ra­ción con­jun­ta, a com­par­tir luchas con otras orga­ni­za­cio­nes, siem­pre en tér­mi­nos revolucionarios. 

Vamos a ir ter­mi­nan­do, tam­po­co deseo acri­bi­lla­ros a pre­gun­tas en esta pri­me­ra entre­vis­ta que me con­ce­déis… Os que­ría pre­gun­tar sobre vues­tros pla­nes de futu­ro como organización 

Nues­tra idea es seguir tra­ba­jan­do sobre esas dos cues­tio­nes prin­ci­pa­les: apues­ta en tér­mi­nos de rup­tu­ra nacio­nal y social, y la máxi­ma uni­dad de acción posi­ble. Nues­tros pró­xi­mos pasos van en la direc­ción de con­ti­nuar tra­ba­jan­do esos dos plan­tea­mien­tos, entre quie­nes for­ma­mos o hemos for­ma­do par­te de dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias en Eus­kal Herria. 

Al mis­mo tiem­po seguir tras­la­dan­do en la medi­da de nues­tras posi­bi­li­da­des a la cla­se obre­ra vas­ca que las apues­tas por el refor­mis­mo den­tro del sis­te­ma están dise­ña­das para nues­tra neu­tra­li­za­ción, como pue­blo y como clase. 

El capi­ta­lis­mo se encuen­tra en una fase de saqueo gene­ra­li­za­do y acu­mu­la­ción de bene­fi­cios a cos­ta de nues­tra explo­ta­ción y pre­ca­rie­dad. Rup­tu­ra y uni­dad, son las dos pala­bras cla­ves en nues­tra agen­da pró­xi­ma y en la de nues­tro país. 

Para aca­bar defi­ni­ti­va­men­te… ¿Algu­na cosa más os gus­ta­ría comen­tar a las comu­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas vascas?

Des­de Erai­ki que­re­mos apro­ve­char la oca­sión que nos brin­das para hacer un lla­ma­mien­to a todos los aber­tza­les y socia­lis­tas repu­bli­ca­nos a ser per­se­ve­ran­tes, a insis­tir en nues­tra mili­tan­cia orga­ni­za­da, for­ma­da y combativa. 

La cri­sis eco­nó­mi­ca que se plan­tea a pos­te­rio­ri de la actual cri­sis sani­ta­ria nos va a obli­gar a redo­blar las luchas. El sis­te­ma bus­ca­rá un esce­na­rio don­de la cla­se obre­ra vuel­va a pagar la «vuel­ta a la nor­ma­li­dad». Un esce­na­rio de regre­so a la nor­ma­li­dad don­de el paro, la pre­ca­rie­dad y la fal­ta de dere­chos labo­ra­les se va a mul­ti­pli­car de for­ma expo­nen­cial. Don­de se pro­du­ci­rán nue­vos recor­tes en sala­rios y pensiones. 

Un esce­na­rio de rein­ven­ción del sis­te­ma para poder con­ti­nuar explo­tán­do­nos, al que debe­mos opo­ner resis­ten­cia y des­obe­dien­cia. Se están empe­zan­do a dar pasos en esa direc­ción, lla­ma­mos a todas las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res a orga­ni­zar­se y pelear. 

«Dato­rre­na­da­to­rre­la Ez bel­dur­tu, ez egi­nihes. Anto­la­tu eta borrokatu». 

Beno, eske­rri­kas­ko por haber habla­do con­mi­go y comen­tar lo rela­ti­vo a las cues­tio­nes que os he plan­tea­do… Jotake! 

2020ko api­ri­la­ren 15a

Fuen­te: www​.lahai​ne​.org

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *