«Apos­ta­mos por la Repú­bli­ca Socia­lis­ta Vas­ca para Eus­kal Herria» – La otra Andalucía

Hace varios meses se hizo públi­co el nom­bre de un nue­vo orga­nis­mo en Eus­kal Herria que atien­de al nom­bre de Erai­ki. Acti­va de momen­to en redes socia­les con un dis­cur­so que cho­ca fron­tal­men­te con las tesis de la lla­ma­da «Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial», nom­bre que per­so­nal­men­te detes­to pues­to que todas y todos somos Izquier­da Aber­tza­le no solo las per­so­nas que se orga­ni­zan en torno a Sor­tu y los gru­pos que están de acuer­do con sus tesis. 

Pien­so que es intere­san­te una peque­ña char­la con Erai­ki para que pue­da expli­car un poco quié­nes son y cuá­les son sus obje­ti­vos estra­té­gi­cos.

Ando­ni Base­rri­go­rri Bueno, lo pri­me­ro, como se dice con un len­gua­je de calle, la pri­me­ra en la fren­te… ¡Que pen­sáis de la apues­ta estra­té­gi­ca de Sor­tu y de su apues­ta que gira en torno a EH Bildu? 

Eria­ki: Antes de comen­zar, que­re­mos mos­trar nues­tro agra­de­ci­mien­to por la invi­ta­ción y dar­nos la opor­tu­ni­dad de expre­sar las apor­ta­cio­nes de nues­tro humil­de talde. 

Tener que empe­zar hablan­do y valo­ran­do las estra­te­gias de otras orga­ni­za­cio­nes en lugar de expli­car las de Erai­ki, deno­ta algo que se repi­te cons­tan­te­men­te: dis­cur­sos y estra­te­gias gene­ra­dos miran­do a lo que hace Sor­tu, EH Bil­du, etcétera. 

Noso­tros cree­mos en nues­tros aná­li­sis y pro­pues­tas. Por supues­to valo­ra­mos la de los demás gru­pos y orga­ni­za­cio­nes, pero nues­tra apues­ta no es echar la mira­da atrás para repe­tir­nos en un bucle inter­mi­na­ble de repro­ches, sino ir cons­tru­yen­do las bases nece­sa­rias para que el pro­yec­to polí­ti­co de libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria vaya toman­do for­ma en ter­mi­nos de ruptura. 

La apues­ta de Sor­tu es una apues­ta refor­mis­ta. En ter­mi­nos eco­nó­mi­cos y socia­les pre­ten­de hacer­nos creer en la cara ama­ble del sis­te­ma. Todo esto cuan­do el sis­te­ma se encuen­tra, en ple­na ofen­si­va con­tra la cla­se obre­ra y sus dere­chos. La úni­ca for­ma de hacer fren­te a esta ofen­si­va es con­tra­po­ner un poder polí­ti­co popu­lar en for­ma de rup­tu­ra. Aho­ra es aún más evi­den­te que los par­la­men­tos y admi­nis­tra­cio­nes públi­cas de Madrid y París, lejos de repre­sen­tar a la cla­se obre­ra, han asu­mi­do la capa­ci­dad de legis­lar en bene­fi­cio de los ban­cos cen­tra­les y gran­des empre­sas. Ver­da­de­ros tene­do­res del poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co. La dis­yun­ti­va se encuen­tra pues, entre la rup­tu­ra o el empo­bre­ci­mien­to, pre­ca­ri­za­ción y explo­ta­ción masi­va de la cla­se obre­ra de Eus­kal Herria. 

En tér­mi­nos nacio­na­les su apues­ta es simi­lar, apues­ta por las refor­mas. Por refor­mas den­tro de las admi­nis­tra­cio­nes y el mar­co de los Esta­dos. Nue­vo esta­tu­to en la CAV, man­co­mu­ni­dad de Iparralde… 

Toda admi­nis­tra­ción den­tro del mar­co legal de los Esta­dos es sola­men­te un muro de con­ten­ción «lega­li­za­do» para neu­tra­li­zar nues­tras aspi­ra­cio­nes como pue­blo. En medio de esta cri­sis hemos vis­to como el PSOE y Pode­mos han cen­tra­li­za­do todas las deci­sio­nes en Madrid. Son múl­ti­ples las herra­mien­tas que tie­ne «su Esta­do de dere­cho» a tra­vés de las cua­les somos asi­mi­la­das y oprimidas. 

Nin­gu­na refor­ma o nue­vo esta­tus nos va a con­du­cir a la inde­pen­den­cia. Solo la lucha orga­ni­za­da y el sacri­fi­cio de la cla­se obre­ra vas­ca pue­de cons­truir el poder popu­lar sufi­cien­te, para plan­tear una rup­tu­ra tam­bién en tér­mi­nos nacio­na­les. Abrir una ven­ta­na de opor­tu­ni­dad, aho­ra que este tér­mino esta tan de moda. 

Hace un poco más de un año apa­re­ce en Eus­kal Herria Gaz­te Koor­di­na­do­ra Sozia­lis­ta (GKS), con un len­gua­je más pare­ci­do a lo que his­tó­ri­ca­men­te plan­tea­ba Herri Bata­su­na anta­ño. Aun­que no exis­tía Erai­ki ¿qué valo­ra­ción hicis­teis de ese acontecimiento? 

El naci­mien­to de GKS es una de las gran­des noti­cias para quie­nes apos­ta­mos por con­ti­nuar la lucha en tér­mi­nos de rup­tu­ra nacio­nal y social. Demues­tra que una par­te impor­tan­te de la juven­tud y sus orga­ni­za­cio­nes ha enten­di­do e inte­rio­ri­za­do la actual situa­ción, rea­li­zan­do un exten­so y muy intere­san­te tra­ba­jo de aná­li­sis social, eco­nó­mi­co y polí­ti­co. Todo ello des­de una pers­pec­ti­va de cla­se que compartimos. 

Su apues­ta cla­ra y neta­men­te de cla­se segu­ra­men­te nos lle­va­rá a con­fluir en más de una lucha, como así ocu­rrie­ra ya en la huel­ga gene­ral del pasa­do enero. Enten­de­mos que GKS, al igual que Erai­ki y las demás orga­ni­za­cio­nes que com­par­ti­mos espa­cios ideo­ló­gi­cos comu­nes se encuen­tra en un pro­ce­so vivo, ilu­sio­nan­te y crea­ti­vo. Su apues­ta e ini­cia­ti­vas han sido y esta­mos segu­ros que segui­rán sien­do de gran valor para todas. 

Ya cen­trán­do­nos en voso­tros, en vues­tra orga­ni­za­ción… ¿Qué sois o que pre­ten­déis ser? Par­ti­do, Movi­mien­to, Uni­dad Popular… 

Por fin nos toca hablar de nosotrxs… 

A tra­vés de nues­tro reco­rri­do mili­tan­te indi­vi­dual y colec­ti­vo, desa­rro­lla­do a lo lar­go de estos años, en dife­ren­tes gru­pos de deba­te y a tra­vés de nues­tra mili­tan­cia en dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, tan­to públi­cas como res­trin­gi­das, hemos veni­do iden­ti­fi­can­do cada cual des­de sus pro­pias expe­rien­cias de lucha una serie de evi­den­cias y caren­cias, que en gene­ral no nos per­mi­ten acu­mu­lar fuer­zas tan­to cua­li­ta­ti­va como cuan­ti­ta­ti­va­men­te hablando. 

El obje­ti­vo de crear las con­di­cio­nes nece­sa­rias para cons­truir un pro­yec­to polí­ti­co via­ble en su eje­cu­ción teó­ri­co-prác­ti­ca se ve seria­men­te mer­ma­da por la exis­ten­cia de algu­nos pro­ble­mas, que bajo nues­tro pun­to de vis­ta debe­rán ser resuel­tos a la mayor bre­ve­dad posi­ble, si pre­ten­de­mos enca­rar las futu­ras luchas en las mejo­res con­di­cio­nes organizativas. 

Por tan­to, podría­mos afir­mar que en estos momen­tos nos con­si­de­ra­mos una herra­mien­ta de lucha, que pre­ten­de supe­rar los actua­les con­tra­tiem­pos orga­ni­za­ti­vos y en la medi­da de nues­tras posi­bi­li­da­des inter­ve­nir de mane­ra cons­truc­ti­va en esta fase, para poder supe­rar­la con éxi­to y pasar a la siguiente. 

Par­ti­mos de la nece­si­dad de esa uni­dad acción, apos­ta­mos y diri­gi­mos nues­tro tra­ba­jo polí­ti­co públi­co y pri­va­do en esa direc­ción. Nadie pue­de enten­der que dife­ren­cias o fac­to­res exter­nos o per­so­na­les nos lle­ve a no ser capa­ces de gene­rar una uni­dad de acción polí­ti­ca, tan nece­sa­ria en estos momentos. 

Hablad­nos un poco de vues­tros plan­tea­mien­tos ideo­ló­gi­cos ¿Cuál sería vues­tra apues­ta estra­té­gi­ca para Eus­kal Herria? 

Apos­ta­mos por la REPÚBLICA SOCIALISTA VASCA, la repú­bli­ca de las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res del con­jun­to de Eus­kal Herria como mode­lo social a construir. 

Hace­mos una apues­ta por la rup­tu­ra y la toma de con­cien­cia del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, en que es nece­sa­rio recu­pe­rar la idea de que el actual sis­te­ma capi­ta­lis­ta no pue­de ser asu­mi­do por nin­gún tra­ba­ja­dor. Vol­ver a recu­pe­rar la idea de trans­for­ma­ción y revo­lu­ción, algo com­pli­ca­do en un teji­do aso­cia­ti­vo muy sec­to­ri­za­do y una socie­dad don­de los valo­res capi­ta­lis­tas han cala­do tan hon­do, al pun­to de ver la revo­lu­ción y la rup­tu­ra como pala­bras vacías per­te­ne­cien­tes a un pasa­do des­fa­sa­do y cadu­co, una idea de la cual se han encar­ga­do nues­tros enemi­gos nacio­na­les y de cla­se que sea asu­mi­do e inte­rio­ri­za­do por el pue­blo, anes­te­sian­do de esta mane­ra cual­quier inten­to de subversión. 

El socia­lis­mo es un pro­yec­to que está más vivo y es más nece­sa­rio que nun­ca, sola­men­te hay que ir dan­do pasos hacia él, a tra­vés de la orga­ni­za­ción, la for­ma­ción y la lucha. 

Ade­más, Erai­ki nace con varios obje­ti­vos fun­da­men­ta­les. El pri­me­ro y más impor­tan­te es el de rom­per con la ato­mi­za­ción exis­ten­te en las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, abrir cana­les de comu­ni­ca­ción y com­par­tir espa­cios de lucha. Segun­do, median­te nues­tras apor­ta­cio­nes, ir crean­do las con­di­cio­nes ade­cua­das para for­mar estruc­tu­ras capa­ces de supe­rar la actual fase de resis­ten­cia y reno­var esfuer­zos, para más tar­de crear un nue­vo espa­cio para la cons­truc­ción nacio­nal. Una des­co­mu­nal tarea en la cual todas debe­re­mos de sen­tir­nos implicadas. 

Esta es nues­tra pri­me­ra tarea en lo estra­té­gi­co, esta y la apues­ta por una uni­dad de acción con quie­nes defen­de­mos estas ideas. Si con­se­gui­mos rom­per esa idea hege­mó­ni­ca del fin de la his­to­ria, ten­dre­mos una par­te del camino andado. 

Si la cla­se obre­ra recu­pe­ra la con­cien­cia de mode­los socia­les y rela­cio­nes eco­nó­mi­cas dis­tin­tas a las actua­les, se pon­drá en duda el capi­ta­lis­mo. Recu­pe­ra­rá un hori­zon­te de lucha y espe­ran­za aho­ra per­di­do, reto­ma­rá la pelea. La pri­me­ra de las estra­te­gias tie­ne que ser esa. A par­tir de ahí acu­mu­lar fuer­zas en torno a esas ideas de revo­lu­ción y cam­bio de mode­lo, median­te peleas en tajos y curros. Luchan­do en barrios y pue­blos, en temá­ti­cas socia­les, tenien­do pre­sen­te que solo es posi­ble el ver­da­de­ro cam­bio en tér­mi­nos de rup­tu­ra. Esa revuel­ta social es tam­bién la úni­ca vía hacia la inde­pen­den­cia de nues­tro país, sola­men­te la lucha deci­di­da de la cla­se obre­ra nos pue­de traer la liber­tad nacio­nal y social. 

Que­da cla­ro que apos­táis por el socia­lis­mo… ¿Podríais pro­fun­di­zar? ¿Con que mode­lo socia­lis­ta os sen­tís identificados? 

Las per­so­nas que for­ma­mos Erai­ki tene­mos cla­ra nues­tra apues­ta anti­ca­pi­ta­lis­ta e inde­pen­den­tis­ta. Nues­tra voca­ción actual es la de gene­rar una uni­dad de acción en torno a esas dos apues­tas his­tó­ri­cas. Cada uno de noso­tros y noso­tras tene­mos una idea de la socie­dad en la que nos gus­ta­ría vivir, una socie­dad sin cla­ses socia­les. Oja­lá nos toque dis­cu­tir sobre qué tipo de socia­lis­mo cons­trui­mos, será la evi­den­cia cla­ra de haber supe­ra­do el mode­lo capitalista. 

Apos­ta­mos por el con­trol del Esta­do por par­te de la cla­se obre­ra, y un futu­ro sin cla­ses socia­les. No pode­mos ser más cla­ros. Cuan­do ten­ga­mos la capa­ci­dad para lle­gar a esta fase, debe­re­mos con­ti­nuar avan­zan­do en la mejo­ra cons­tan­te de nues­tro mode­lo social. Enten­de­mos el socia­lis­mo como la fase de tran­si­ción nece­sa­ria entre el capi­ta­lis­mo y el comunismo. 

Más allá de las pala­bras y los dis­cur­sos, opi­na­mos que ir cons­tru­yen­do en la prác­ti­ca las bases del socia­lis­mo es una tarea que debe­mos ir inte­rio­ri­zan­do entre todas. Supe­rar la fase dis­cur­si­va para afron­tar la fase prác­ti­ca. Insis­ti­mos en esta pre­mi­sa… supe­rar la fase de resis­ten­cia para enca­rar la fase de construcción. 

Un poco la mis­ma pre­gun­ta en el ámbi­to sindical… 

En el ámbi­to sin­di­cal apos­ta­mos por un sin­di­ca­lis­mo de cla­se. Un sin­di­ca­lis­mo de lucha, hori­zon­tal y que apues­te por empo­de­rar a quie­nes tene­mos que pelear por nues­tros dere­chos. Sin renun­ciar, como es lógi­co, a mejo­rar nues­tras con­di­cio­nes en curros y tajos tene­mos que rea­li­zar esa pri­me­ra labor de la que hablá­ba­mos antes. Esa pelea, ese sin­di­ca­lis­mo tie­ne ade­más que apos­tar de mane­ra fun­cio­nal por lle­gar a empleos y curre­las pre­ca­rios, a esos empleos casi escla­vos (Riders, emplea­das de hogar, inte­ri­nas…) que vemos todos los días. Hoy día hay en mar­cha apues­tas muy intere­san­tes como las redes de auto­de­fen­sa labo­ral, que deben ser­vir de embrión a una nue­va for­ma de enten­der y tra­ba­jar la labor sindical. 

Bajo nues­tro pun­to de vis­ta, la crea­ción y poten­cia­ción de un movi­mien­to obre­ro que sir­va de refe­ren­te en las dife­ren­tes luchas del con­jun­to de las tra­ba­ja­do­ras, sería una herra­mien­ta fun­da­men­tal en el camino hacia el socialismo. 

Hay dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos, qui­zás vis­tos des­de fue­ra seme­jan­tes a voso­tros ¿Pen­sáis que se debe con­fluir en una nue­va orga­ni­za­ción polí­ti­ca más amplia y que logre agru­par a todas las revo­lu­cio­na­rias comu­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas vas­ca?

Sin nin­gu­na duda, cree­mos nece­sa­ria una uni­dad de acción entre todos los que apos­ta­mos por la rup­tu­ra, fren­te al refor­mis­mo. Esa es una labor que des­de nues­tro pun­to de vis­ta tene­mos que valo­rar entre todos, cada cual des­de sus posi­cio­na­mien­tos. Dejar atrás, como decía­mos antes, rece­los y ren­ci­llas per­so­na­les para poder avan­zar y hacer cre­cer ese espa­cio vital para nues­tro pue­blo. Sin esa uni­dad de acción, será impo­si­ble defen­der nues­tros intere­ses de cla­se, debe­ría­mos ser gene­ro­sas, inclu­so renun­cian­do a siglas o espa­cios pro­pios si ello fue­ra nece­sa­rio, para impul­sar con mayo­res ener­gías el pro­ce­so de libe­ra­ción de nues­tro pueblo. 

Hablan­do de inter­na­cio­na­lis­mo. ¿Tenéis ya algún tipo de rela­ción con orga­ni­za­cio­nes de fue­ra de Eus­kal Herria? 

Por supues­to, ana­li­za­mos lo que ocu­rre en nues­tro entorno. Esta­mos estre­chan­do rela­cio­nes con otras orga­ni­za­cio­nes. Cree­mos nece­sa­rio y fun­da­men­tal crear espa­cios de lucha inter­na­cio­na­les para com­ba­tir a nues­tro enemi­go común. Vemos en esa ofen­si­va capi­ta­lis­ta glo­bal, como el sis­te­ma se está rede­fi­nien­do en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y tam­bién geoestratégicos. 

El inter­na­cio­na­lis­mo es un arma abso­lu­ta­men­te nece­sa­ria para que la cla­se obre­ra pue­de avan­zar de mane­ra cua­li­ta­ti­va en sus aspi­ra­cio­nes, sin enten­der la borro­ka en tér­mi­nos glo­ba­les, no podrían enten­der­se vic­to­rias loca­les com­ple­men­ta­rias. Debe­mos gene­rar siner­gias y crear tam­bién mar­cos comu­nes de lucha inter­na­cio­na­les con nues­tras her­ma­nas de otras naciones. 

Par­tien­do de este aná­li­sis tene­mos con­tac­to con per­so­nas de dife­ren­tes espa­cios de lucha en Suda­mé­ri­ca, en el Esta­do espa­ñol, etc. Oja­lá esos con­tac­tos nos lle­ven a esce­na­rios de cola­bo­ra­ción con­jun­ta, a com­par­tir luchas con otras orga­ni­za­cio­nes, siem­pre en tér­mi­nos revolucionarios. 

Vamos a ir ter­mi­nan­do, tam­po­co deseo acri­bi­lla­ros a pre­gun­tas en esta pri­me­ra entre­vis­ta que me con­ce­déis… Os que­ría pre­gun­tar sobre vues­tros pla­nes de futu­ro como organización 

Nues­tra idea es seguir tra­ba­jan­do sobre esas dos cues­tio­nes prin­ci­pa­les: apues­ta en tér­mi­nos de rup­tu­ra nacio­nal y social, y la máxi­ma uni­dad de acción posi­ble. Nues­tros pró­xi­mos pasos van en la direc­ción de con­ti­nuar tra­ba­jan­do esos dos plan­tea­mien­tos, entre quie­nes for­ma­mos o hemos for­ma­do par­te de dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias en Eus­kal Herria. 

Al mis­mo tiem­po seguir tras­la­dan­do en la medi­da de nues­tras posi­bi­li­da­des a la cla­se obre­ra vas­ca que las apues­tas por el refor­mis­mo den­tro del sis­te­ma están dise­ña­das para nues­tra neu­tra­li­za­ción, como pue­blo y como clase. 

El capi­ta­lis­mo se encuen­tra en una fase de saqueo gene­ra­li­za­do y acu­mu­la­ción de bene­fi­cios a cos­ta de nues­tra explo­ta­ción y pre­ca­rie­dad. Rup­tu­ra y uni­dad, son las dos pala­bras cla­ves en nues­tra agen­da pró­xi­ma y en la de nues­tro país. 

Para aca­bar defi­ni­ti­va­men­te… ¿Algu­na cosa más os gus­ta­ría comen­tar a las comu­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas vascas?

Des­de Erai­ki que­re­mos apro­ve­char la oca­sión que nos brin­das para hacer un lla­ma­mien­to a todos los aber­tza­les y socia­lis­tas repu­bli­ca­nos a ser per­se­ve­ran­tes, a insis­tir en nues­tra mili­tan­cia orga­ni­za­da, for­ma­da y combativa. 

La cri­sis eco­nó­mi­ca que se plan­tea a pos­te­rio­ri de la actual cri­sis sani­ta­ria nos va a obli­gar a redo­blar las luchas. El sis­te­ma bus­ca­rá un esce­na­rio don­de la cla­se obre­ra vuel­va a pagar la «vuel­ta a la nor­ma­li­dad». Un esce­na­rio de regre­so a la nor­ma­li­dad don­de el paro, la pre­ca­rie­dad y la fal­ta de dere­chos labo­ra­les se va a mul­ti­pli­car de for­ma expo­nen­cial. Don­de se pro­du­ci­rán nue­vos recor­tes en sala­rios y pensiones. 

Un esce­na­rio de rein­ven­ción del sis­te­ma para poder con­ti­nuar explo­tán­do­nos, al que debe­mos opo­ner resis­ten­cia y des­obe­dien­cia. Se están empe­zan­do a dar pasos en esa direc­ción, lla­ma­mos a todas las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res a orga­ni­zar­se y pelear. 

«Dato­rre­na­da­to­rre­la Ez bel­dur­tu, ez egi­nihes. Anto­la­tu eta borrokatu». 

Beno, eske­rri­kas­ko por haber habla­do con­mi­go y comen­tar lo rela­ti­vo a las cues­tio­nes que os he plan­tea­do… Jotake! 

2020ko api­ri­la­ren 15a

Fuen­te: www​.lahai​ne​.org

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.