Perú. La som­bra de las far­ma­céu­ti­cas detrás de las prue­bas para detec­tar COVID-19

Por Álva­ro Mene­ses Gutié­rrez /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de abril de 2020

Tras varios años finan­cian­do la ela­bo­ra­ción de evi­den­cia cien­tí­fi­ca a favor de sus pro­duc­tos, la indus­tria far­ma­céu­ti­ca aho­ra se fro­ta las manos como quien está a pun­to de comer­se el pla­to espe­ra­do. Y es que par­te del comi­té de exper­tos con­for­ma­do por el gobierno, para emi­tir reco­men­da­cio­nes que apun­ten a con­te­ner la pan­de­mia del COVID-19, tie­ne un pasa­do vin­cu­la­do a las far­ma­céu­ti­cas mul­ti­na­cio­na­les que pro­mue­ven y fabri­can el GeneX­pert, una máqui­na que se usa­ba para detec­tar la tubercu­losis y que tam­bién se usa­rá para el diag­nós­ti­co de este nue­vo coro­na­vi­rus.

Tres son las opcio­nes sobre la mesa para diag­nos­ti­car el COVID-19: las prue­bas mole­cu­la­res (PCR por su siglas en inglés) que detec­tan el virus en 4 horas; las prue­bas sero­ló­gi­cas, tam­bién lla­ma­da “prue­bas rápi­das” por­que tar­dan 15 minu­tos, que detec­tan los anti­cuer­pos con­tra el virus inclu­so en los pacien­tes asin­to­má­ti­cos; y los test que se pro­ce­san en el GeneX­pert, cono­ci­dos por su alto cos­to.

Sin embar­go, en una entre­vis­ta publi­ca­da hace unos días en IDL – Repor­te­ros, el minis­tro de Salud, Víc­tor Zamo­ra, con­fir­ma­ba así la inten­ción de com­prar los test que fun­cio­nan con el GeneX­pert para detec­tar el COVID-19: “De hecho, noso­tros vamos a incluir un test PCR rápi­do, que es el GeneX­pert (…) Los test los esta­mos com­pran­do, y ahí tam­bién tene­mos que desa­rro­llar un pro­to­co­lo por­que nun­ca hemos hecho ese test para coro­na­vi­rus”.

Detrás de la inten­ción del gobierno por com­prar los test que son fabri­ca­dos por la mis­ma empre­sa que pro­du­ce las máqui­nas GeneX­pert, Way­ka reve­la evi­den­cia que por lo menos debe­ría cono­cer­se sobre pre­sun­tos con­flic­tos de intere­ses en dos miem­bros del comi­té de exper­tos: los inves­ti­ga­do­res perua­nos Eduar­do Gotuz­zo Heren­cia y Eduar­do Tico­na Chá­vez. Los otros dos espe­cia­lis­tas que con­for­man el comi­té son Ciro Magui­ña y el gua­te­mal­te­co Ruben Mayor­ga, de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS).

La lle­ga­da del GeneX­pert

En octu­bre de 2018, el gobierno peruano anun­ció la lle­ga­da del GeneX­pert, un equi­po que detec­ta tubercu­losis sen­si­ble y mul­ti­dro­go­rre­sis­ten­te (TB-MDR) en menos de dos horas, un lap­so fugaz com­pa­ra­do con los 3 días que demo­ran las prue­bas tra­di­cio­na­les. Actual­men­te, el Minis­te­rio de Salud cuen­ta con 43 de estas máqui­nas dis­tri­bui­das en 13 regio­nes del país.

Des­de el cam­po aca­dé­mi­co, sin embar­go, nun­ca hubo un con­sen­so sobre la efec­ti­vi­dad del GeneX­pert, por­que solo detec­ta la resis­ten­cia a la rifam­pi­ci­na, uno de los cua­tro fár­ma­cos para el tra­ta­mien­to de tubercu­losis. En Perú, el medi­ca­men­to para TBC con mayor índi­ce de resis­ten­cia es la iso­nia­ci­da (19%), según datos del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Salud para la ‘Cuar­ta encues­ta nacio­nal de resis­ten­cia a los medi­ca­men­tos anti­tu­bercu­losos en Perú’ publi­ca­da este año. 

‘Cuar­ta encues­ta nacio­nal de resis­ten­cia a los medi­ca­men­tos anti­tu­bercu­losos en Perú’ en don­de se dice que la iso­nia­ci­da es el fár­ma­co para tubercu­losis con mayor resis­ten­cia en pacien­tes.

Otro estu­dio publi­ca­do en la revis­ta cien­tí­fi­ca Plos One sos­tie­ne que “el diag­nós­ti­co pre­ci­so y el tra­ta­mien­to per­so­na­li­za­do en casos de resis­ten­cia a la iso­nia­ci­da con­du­je­ron a una dis­mi­nu­ción rela­ti­va de casi el 50% en TB-MDR en com­pa­ra­ción con la estra­te­gia Xpert para resis­ten­cia a la rifam­pi­ci­na, lo que sugie­re que la mejo­ra en la detec­ción y el tra­ta­mien­to para la resis­ten­cia a la iso­nia­ci­da pro­ba­ble­men­te ayu­da­rá a pre­ve­nir y redu­cir la tubercu­losis mul­ti­dro­go­rre­sis­ten­te”.

Con­clu­sio­nes del estu­dio ‘Impact of detec­tion and treat­ment of iso­nia­zid resis­tant tubercu­losis’ publi­ca­da en 2019.

En sen­ci­llo, el neu­mó­lo­go y miem­bro del Gru­po Peruano de Salud Res­pi­ra­to­ria, Juan Car­los Sara­via, expli­ca a Way­ka que “si el GeneX­pert mues­tra que el pacien­te tes­tea­do no es resis­ten­te a la rifam­pi­ci­na, se le da el tra­ta­mien­to de tubercu­losis sen­si­ble, pero en Perú la mayo­ría de pacien­tes son resis­ten­tes a la iso­nia­ci­da. Esto gene­ra que los pacien­tes resis­ten­tes a otros fár­ma­cos que no sean la rifam­pi­ci­na reci­ban tra­ta­mien­to de TB sen­si­ble».

Evi­den­cia finan­cia­da

Pese a la con­tun­den­te evi­den­cia cien­tí­fi­ca en con­tra del GeneX­pert, se con­cre­tó la com­pra del pro­duc­to en base a los estu­dios que resul­ta­ban a su favor, varios de los cua­les fue­ron coes­cri­tos por el infec­tó­lo­go Eduar­do Gotuz­zo, miem­bro del comi­té de exper­tos sobre el COVID-19. Jun­to a otros 12 médi­cos, Gotuz­zo fue par­te de la Uni­dad de Tubercu­losis de la Uni­ver­si­dad Perua­na Caye­tano Here­dia, finan­cia­da ‑según cons­ta en su sitio web- por la com­pa­ñía Tibo­tec Phar­ma­ceu­ti­cal, un labo­ra­to­rio absor­bi­do en junio de 2011 por la far­ma­céu­ti­ca Jans­sen, empre­sa sub­si­dia­ria de la mul­ti­na­cio­nal Johnson&Johnson.

En los 10 últi­mos años, según una revi­sión de Way­ka, Eduar­do Gotuz­zo publi­có en coau­to­ría 3 estu­dios a favor del GeneX­pert: ‘Un estu­dio de pre­ci­sión diag­nós­ti­ca de Xpert en pacien­tes VIH posi­ti­vos con alta sos­pe­cha clí­ni­ca de tubercu­losis pul­mo­nar en Lima, Perú’ (2012); ‘Via­bi­li­dad, pre­ci­sión diag­nós­ti­ca y efec­ti­vi­dad del uso des­cen­tra­li­za­do de la prue­ba Xpert MTB/​RIF para el diag­nós­ti­co de tubercu­losis y resis­ten­cia a múl­ti­ples fár­ma­cos’ (2011); y ‘Xpert MTB/​RIF para el diag­nós­ti­co de tubercu­losis pul­mo­nar’ (2011). 

De mane­ra off the record, un exase­sor del Minis­te­rio de Salud con­tó a Way­ka que antes de que se con­cre­te la com­pra del GeneX­pert para la detec­ción de la TB-MDR, Eduar­do Gotuz­zo lla­ma­ba al minis­tro de Salud de turno (que no espe­ci­fi­có para no com­pro­me­ter su iden­ti­dad) para insis­tir en la adqui­si­ción del equi­po fabri­ca­do por la empre­sa Cepheid.

El médi­co Eduar­do Tico­na Chá­vez, otro de los miem­bros del comi­té de exper­tos, tam­bién publi­có estu­dios a favor del GeneX­pert finan­cia­dos por la indus­tria far­ma­céu­ti­ca. En mar­zo y en setiem­bre de 2018, Tico­na publi­có dos estu­dios en coau­to­ría con el inves­ti­ga­dor esta­dou­ni­den­se Carl J. Fich­ten­baum, quien decla­ró en ambos infor­mes tener un con­flic­to de inte­rés por haber reci­bi­do apo­yo de las far­ma­céu­ti­cas Gilead, Pfi­zer, ViiV, CytoDyn, Amgen, Merck y Jans­sen, esta últi­ma rela­cio­na­da a Cepheid.

En junio de ese mis­mo año, Tico­na jun­to a otros 3 inves­ti­ga­do­res publi­ca­ron un artícu­lo en el por­tal Research Gate en don­de sos­tie­ne que “inclu­yen­do el uso de GeneX­pert se tie­ne la capa­ci­dad de mejo­rar el diag­nós­ti­co de casos de tubercu­losis mul­ti­dro­go­rre­sis­ten­te», pese a la evi­den­cia cien­tí­fi­ca que lo con­tra­di­ce.

Has­ta el momen­to, el Minis­te­rio de Salud solo ha usa­do los dos tipos de prue­bas dis­po­ni­bles y que se com­ple­men­tan entre sí: las prue­bas mole­cu­la­res que per­mi­ten con­fir­mar la pre­sen­cia del virus en el orga­nis­mo y los test sero­ló­gi­cos que dan luces de las zonas geo­grá­fi­cas y per­so­nas expues­tas que podrían haber sido con­ta­gia­das por el pacien­te diag­nos­ti­ca­do. En cam­bio, sobre los cos­to­sos test para el GeneX­pert, el mis­mo minis­tro Víc­tor Zamo­ra advir­tió que hay “par­te de la comu­ni­dad cien­tí­fi­ca (que) tie­ne dudas de que esa sea la prue­ba que ten­ga­mos que usar”.

Fuen­te: Way​ka​.pe

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *