Colom­bia. ¿Quié­nes podrían ser res­pon­sa­bles del frau­de en Ingre­so Soli­da­rio?

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​11 de abril de 2020

Denun­cias sobre irre­gu­la­ri­da­des en el Pro­gra­ma Ingre­so Soli­da­rio han inun­da­do las redes socia­les. Estas hablan de núme­ros de cédu­la y nom­bres extra­ños y repe­ti­ti­vos. Al pare­cer, los supues­tos bene­fi­cia­rios son per­so­nas inexis­ten­tes o falle­ci­das.

Por Han­sel Fore­ro*. Un poco des­pués de que dichas denun­cias se hayan hecho vira­les, la apli­ca­ción del Ingre­so Soli­da­rio des­ha­bi­li­tó la opción de bús­que­da don­de se podían con­sul­tar estas irre­gu­la­ri­da­des. Argu­men­ta­ron que se tra­ta­ba de pro­ble­mas téc­ni­cos.

Fren­te a esta situa­ción sur­gen dife­ren­tes pre­gun­tas: ¿En qué con­sis­te el Pro­gra­ma Ingre­so Soli­da­rio? ¿Cómo se esco­gie­ron los bene­fi­cia­rios? ¿Quié­nes son los res­pon­sa­bles de estas irre­gu­la­ri­da­des?

¿En qué con­sis­te el Pro­gra­ma Ingre­so Soli­da­rio?

Hace par­te de las accio­nes ade­lan­ta­das por el Gobierno colom­biano para miti­gar la emer­gen­cia eco­nó­mi­ca y social pro­duc­to de la cri­sis oca­sio­na­da por la enfer­me­dad COVID-19. Según el Depar­ta­men­to Nacio­nal de Pla­nea­ción ‑DNP‑, es un esque­ma median­te el cual se entre­ga­rían $160.000 pesos, sin nin­gún tipo de con­di­ción.

Está regla­men­ta­do por el Decre­to 518 del 4 de abril del 2020, emi­ti­do por el Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co, y por la Reso­lu­ción 1093 del 6 de abril del 2020, emi­ti­da por el DNP. En ambas enti­da­des repo­sa la res­pon­sa­bi­li­dad de eje­cu­ción del pro­gra­ma.

Esta “soli­da­ri­dad” se le entre­ga­rá a los hoga­res en situa­ción de pobre­za y vul­ne­ra­bi­li­dad que no sean bene­fi­cia­rios de pro­gra­mas del Gobierno Nacio­nal como Fami­lias en Acción, Jóve­nes en Acción o Adul­to Mayor. Des­de la segun­da sema­na de abril, tres millo­nes de fami­lias ubi­ca­das en los 32 depar­ta­men­tos del país serán bene­fi­cia­das.

¿Cómo se esco­gie­ron los bene­fi­cia­rios?

La nor­ma­ti­va del pro­gra­ma plan­tea que las per­so­nas bene­fi­cia­rias resul­ta­rán del cru­ce de infor­ma­ción entre las siguien­tes bases de datos:

● SISBEN III Y SISBEN IV, los cua­les rea­li­zan carac­te­ri­za­ción socio­eco­nó­mi­ca.
● ADRES, el cual regis­tra los falle­ci­dos en Colom­bia.
● Bases de datos Fami­lias en Acción, Jóve­nes en Acción, Colom­bia Mayor, Gene­ra­ción E, Devo­lu­ción del IVA y pro­gra­mas del ICBF.
● Víc­ti­mas en el Regis­tro Úni­co de Víc­ti­mas (RUV).
● Base de Datos Úni­ca de Afi­lia­dos del Sis­te­ma Gene­ral de Segu­ri­dad Social en Salud (BDUA).
● Base de Datos Ban­ca de las Opor­tu­ni­da­des.
● Base de dato de empre­sas de tele­fo­nía móvil.

¿Quié­nes son los res­pon­sa­bles de estas irre­gu­la­ri­da­des?

El Decre­to 518 del 2020 esta­ble­ció un pará­gra­fo que lla­ma la aten­ción por­que pare­ce excluir de res­pon­sa­bi­li­da­des a los eje­cu­to­res del pro­gra­ma: “Aque­llas per­so­nas que reci­ban las trans­fe­ren­cias mone­ta­rias no con­di­cio­na­das de que tra­ta el pre­sen­te artícu­lo, sin el cum­pli­mien­to de los requi­si­tos esta­ble­ci­dos para tal fin y no lo infor­men a la auto­ri­dad com­pe­ten­te, o las reci­ban de for­ma frau­du­len­ta, incu­rri­rán en las san­cio­nes indi­vi­dua­les lega­les a que hubie­re lugar. La con­fi­gu­ra­ción de estos supues­tos no con­lle­va res­pon­sa­bi­li­dad para quie­nes par­ti­ci­pen en la imple­men­ta­ción este pro­gra­ma”.

Apa­ren­te­men­te, con este pará­gra­fo el Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co bus­ca diri­gir la res­pon­sa­bi­li­dad legal de un posi­ble frau­de a quie­nes se bene­fi­cia­ron del mis­mo y no a los fun­cio­na­rios públi­cos o pri­va­dos que lo gene­ren.

Por solo men­cio­nar un posi­ble ejem­plo, en el caso del otor­ga­mien­to de bene­fi­cios a per­so­nas inexis­ten­tes o falle­ci­das no habría res­pon­sa­bi­li­dad legal ante el frau­de. Sería impo­si­ble iden­ti­fi­car a ciu­da­da­nos que no exis­ten así como es impo­si­ble que una per­so­na falle­ci­da denun­cie un frau­de.

Lue­go de revi­sar los meca­nis­mos de iden­ti­fi­ca­ción de los bene­fi­cia­rios del Pro­gra­ma Ingre­so Soli­da­rio y de evi­den­ciar que el Depar­ta­men­to Nacio­nal de Pla­nea­ción es el úni­co que admi­nis­tra la inclu­sión o exclu­sión de bene­fi­cia­rios en el apli­ca­ti­vo del pro­gra­ma, se podría dedu­cir que los pre­sun­tos res­pon­sa­bles por frau­de esta­rían en las siguien­tes ins­ti­tu­cio­nes:

● Fun­cio­na­rios del Depar­ta­men­to Nacio­nal de Pla­nea­ción que admi­nis­tran el apli­ca­ti­vo.
● Fun­cio­na­rios del DNP que rea­li­za­ron el cru­ce entre las dife­ren­tes bases de datos e iden­ti­fi­ca­ron a los poten­cia­les bene­fi­cia­rios.
● Altos fun­cio­na­rios del DNP que pre­ten­dan hur­tar gran­des can­ti­da­des de recur­sos públi­cos.
● Fun­cio­na­rios del SISBEN III y el SISBEN IV, quie­nes remi­tie­ron bases de datos al DNP.
● Altos fun­cio­na­rios del Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co que pre­ten­dan hur­tar gran­des can­ti­da­des de recur­sos públi­cos.
Cabe des­ta­car que la Reso­lu­ción 1093 del 2020, emi­ti­da por el Depar­ta­men­to Nacio­nal de Pla­nea­ción tam­bién esta­ble­ce que la admi­nis­tra­ción del apli­ca­ti­vo del Pro­gra­ma Ingre­so Soli­da­rio será ejer­ci­da exclu­si­va­men­te por par­te del DNP.

*Han­sel Fore­ro es espe­cia­lis­ta en Aná­li­sis de Polí­ti­cas Públi­cas de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Colom­bia y cola­bo­ra­dor de Colom­bia Infor­ma.

CI HF/PC/11/04/2020/09:30

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *