Ecua­dor. Hos­pi­ta­les des­bor­da­dos /​Queman cadá­ve­res en las calles y Lenin Moreno mues­tra cada vez más inefi­ca­cia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 1 abril 2020

FOTOS: Fami­lia­res car­gan un fére­tro en Gua­ya­quil, don­de las fune­ra­rias deja­ron de tra­ba­jar por mie­do a l Covid-19.

La ciu­dad de Gua­ya­quil es la más gol­pea­da por el Covid-19. Los
ser­vi­cios fúne­bres no lle­gan a cubrir la deman­da. El gobierno de Lenín
Moreno puso en mar­cha una fuer­za con­jun­ta para hacer fren­te a la cri­sis.

Los casos de coro­na­vi­rus se mul­ti­pli­can sin pau­sa en Ecua­dor,
don­de el gobierno inten­ta hacer fren­te a una cri­sis que se des­bor­da,
espe­cial­men­te en Gua­ya­quil, una de las ciu­da­des del mun­do más cas­ti­ga­das
por la pan­de­mia. don­de los cadá­ve­res se acu­mu­lan en las calles,

La ful­mi­nan­te pro­pa­ga­ción del Covid-19 en la pro­vin­cia de Gua­yas, cuya capi­tal es Gua­ya­quil, ha crea­do una situa­ción de aban­dono de víc­ti­mas fata­les que las auto­ri­da­des tra­tan de resol­ver.

Calles de Guayaquil

El des­bor­de de la situa­ción en Gua­yas (sur­oes­te), don­de han muer­to 52
de los 79 falle­ci­dos por coro­na­vi­rus en todo Ecua­dor, ha lle­va­do al
gobierno de Lenín Moreno a poner en mar­cha esta sema­na una Fuer­za de Tarea Con­jun­ta, y coor­di­nar la reco­lec­ción gene­ral de cadá­ve­res.

Para
Jor­ge Wated, jefe de esa Fuer­za, en estos momen­tos la pre­sen­cia de
cadá­ve­res en las vivien­das «está rela­cio­na­da con la poca capa­ci­dad que
tie­nen las fune­ra­rias de la ciu­dad de dar sus ser­vi­cios mor­tuo­rios en
cone­xión con los cam­po­san­tos de Gua­ya­quil».

A las fune­ra­rias
des­bor­da­das de tra­ba­jo, se suma­ron otras, gene­ral­men­te peque­ñas, que se
nie­gan a seguir los pro­ce­sos por temor a con­ta­gios al des­co­no­cer la
cau­sa del falle­ci­mien­to.

Y a esto, se sumó la difi­cul­tad que con­lle­va el toque de que­da,
por quin­ce horas, a par­tir de las 14 hora local, en todo el país, que
com­pli­ca los trá­mi­tes de defun­ción, algo que inten­tan solu­cio­nar aho­ra
con la exten­sión de cier­tos hora­rios de tra­ba­jo.

Un policía pide documentos a un automovilista para entrar a la ciudad de Guayaquil, en Ecuador. /BLOOMBERG

Un poli­cía pide docu­men­tos a un auto­mo­vi­lis­ta para entrar a la ciu­dad de Gua­ya­quil, en Ecua­dor. /​BLOOMBERG

Por ello, con la nue­va Fuer­za de Tarea se bus­ca faci­li­tar la
rea­li­za­ción de trá­mi­tes, evi­tar que per­so­nas sal­gan a las calles y
entre­gar los docu­men­tos en el hogar en caso de que la gen­te desee
ente­rrar por cuen­ta pro­pia a sus muer­tos.

Pero hay cuer­pos que las
fami­lias han pre­fe­ri­do que sean reti­ra­dos por las auto­ri­da­des. Entre el
lunes y mar­tes «hemos sepul­ta­do apro­xi­ma­da­men­te cin­cuen­ta per­so­nas»,
ase­gu­ró Wated a la agen­cia EFE.

Muer­tos sin sepul­tu­ra

Y es
que el dolor por las muer­tes en la pro­vin­cia ecua­to­ria­na del Gua­yas,
don­de el con­ta­gio de la COVID-19 es de los más altos del mun­do si se
tie­ne en cuen­ta el núme­ro de pobla­ción, se ha dupli­ca­do por la impo­si­bi­li­dad de ente­rrar a muchas per­so­nas que han falle­ci­do en sus hoga­res, don­de han per­ma­ne­ci­do duran­te días.

«¿Qué
está pasan­do en el sis­te­ma de salud públi­ca del país? No reti­ran a los
muer­tos de las casas, los dejan en las vere­das, caen fren­te a
hos­pi­ta­les, nadie los quie­re ir a reco­ger», aler­ta­ba el fin de sema­na la
alcal­de­sa de Gua­ya­quil, Cynthia Vite­ri, des­de el ais­la­mien­to en su casa
por ser una de las con­ta­gia­das de Covid-19.

Se hacía así eco de las denun­cias ciu­da­da­nas que, a tra­vés de la pren­sa y en redes socia­les, cla­ma­ban para que las auto­ri­da­des levan­ten los cadá­ve­res de los domi­ci­lios, mien­tras otros, envuel­tos en llan­to, rue­gan que les entre­guen los cuer­pos de sus fami­lia­res falle­ci­dos en hos­pi­ta­les hace días.

Colap­só el sis­te­ma de salud y hay toque de que­da en todo el país

Ecua­dor mues­tra la peor cara del coro­na­vi­rus

Imá­ge­nes dan­tes­cas empie­zan a ver­se en Ecua­dor por el avan­ce del coro­na­vi­rus. En Gua­ya­quil, la ciu­dad más afec­ta­da por el Covid-19, las per­so­nas empe­za­ron a dejar en las calles a sus muer­tos ante la fal­ta de res­pues­ta del sis­te­ma de salud. En Gua­yas, pro­vin­cia a la que per­te­ne­ce esta ciu­dad, hay 1937 infec­ta­dos, es decir el 70 por cien­to del total nacio­nal que lle­gó a 2748. Los muer­tos en el país son 93. El gobierno de Lenín Moreno decre­tó hace tres sema­nas el Esta­do de excep­ción. Días des­pués orde­nó el toque de que­da en todo el país que rige entre las 2 de la tar­de y las 5 de la maña­na. A su vez, orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos denun­cian gol­pi­zas y tra­tos veja­to­rios por par­te de las fuer­zas de segu­ri­dad en las barrios popu­la­res.

Gua­ya­quil: tie­rra de nadie

Los videos de los cadá­ve­res aban­do­na­dos en las calles de Gua­ya­quil son
la expre­sión más cla­ra de un sis­te­ma de salud des­bor­da­do en la región
de Gua­yas. Allí bue­na par­te de las fune­ra­rias deja­ron de tra­ba­jar por
mie­do a con­traer el Covid-19, según infor­mó el sitio ecua­to­riano Por­tal V. Se esti­ma que muchas de esas muer­tes no corres­pon­den a casos de coro­na­vi­rus, pero no hay cer­te­zas ya que los médi­cos no lle­gan has­ta los cadá­ve­res. Como las fune­ra­rias no pasan a reti­rar los cuer­pos y el sis­te­ma de públi­co no da res­pues­ta, algu­nos difun­tos lle­ga­ron a estar más de tres días en sus casas.
“Si bien la fal­ta de recur­sos en los barrios popu­la­res lle­va a que los
velo­rios se hagan en las casas, nun­ca antes ocu­rrió algo como esto”,
dijo en diá­lo­go con Página/​12 Billy Nava­rre­te, Secre­ta­rio
Eje­cu­ti­vo del Comi­té Per­ma­nen­te por la Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos
de Gua­ya­quil. Las per­so­nas no pue­den lle­var los cuer­pos a los
cemen­te­rios ya que tam­po­co acce­den a los cer­ti­fi­ca­dos de defun­ción.
“Ade­más, has­ta hoy el gobierno obli­ga­ba a hacer sólo cre­ma­cio­nes.
Sin embar­go en la ciu­dad sólo exis­ten tres cre­ma­to­rios, todos pri­va­dos,
que cobran sumas impo­si­bles para las cla­ses popu­la­res. Es increí­ble pero en esta situa­ción encon­tra­ron lugar para el lucro”, denun­ció el defen­sor de ddhh. Para sumar más caos a la situa­ción, el
vice­pre­si­den­te de Ecua­dor, Otto Son­nenholz­ner, dijo el vier­nes pasa­do
que los muer­tos por coro­na­vi­rus serían ente­rra­dos en fosas comu­nes
. Tras una ola de crí­ti­cas el pre­si­den­te dio mar­cha atrás y dijo que habrían “entie­rros dig­nos”. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *