Argen­ti­na. Docu­men­to de los orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos: «Con los y las 30 mil como ban­de­ra, los pue­blos tene­mos memo­ria»

Resu­men Latinoamericano*/ 24 de mar­zo 2020 . — — –

Abue­las y Madres de Pla­za de Mayo jun­to a los orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos a tra­vés de un men­sa­je leí­do por las y los refe­ren­tes de cada espa­cio en un 24 de mar­zo atí­pi­co por las medi­das de pre­ven­ción ante la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, rei­vin­di­ca­ron que «con los y las 30 mil como ban­de­ra, los pue­blos tene­mos memo­ria, la patria exi­ge ver­dad y jus­ti­cia».

«Hoy esta­mos en nues­tras casos, pero luchan­do y rei­vin­di­can­do a los y las 30 mil, siguien­do sus ejem­plos», cerró Taty Almei­da, de Abue­las de Pla­za de Mayo Línea Fun­da­do­ra, el men­sa­je, que pudo segu­ri­se por la TV Públi­ca.

El docu­men­to de los orga­nis­mos recor­dó el nega­cio­nis­mo de los cua­tro años de gobierno de Mau­ri­cio Macri y res­pal­dó las ini­cia­ti­vas anun­cia­das por el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez sobre la refor­ma del Poder Judi­cial como señal de con­se­guir una «mayor cele­ri­dad» en los jui­cios por los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad.

«Los jui­cios de lesa huma­ni­dad son polí­ti­cas de Esta­do. Todos los pode­res se deben com­pro­me­ter con este obje­ti­vo», con­vo­có Lita Boi­tano, titu­lar de Fami­lia­res de Des­apa­re­ci­dos y Dete­ni­dos por Razo­nes Polí­ti­cas, y soli­ci­tó «avan­zar sobre la res­pon­sa­bi­li­da­des que no fue­ron juz­ga­das» en refe­ren­cia a las empre­sas que fue­ron cóm­pli­ces del gol­pe y «gran­des bene­fi­cia­rias».

La refor­ma judi­cial tam­bién reci­bió el res­pal­do de los orga­nis­mos en su recla­mo por «liber­tad a los pre­sos polí­ti­cos» y ante la denun­cia de que «el modo de inter­ven­ción de los Esta­dos Uni­dos en la región es el law fare». 

«Se impo­ne avan­zar en una pro­fun­da refor­ma del sis­te­ma de jus­ti­cia, que nos encon­tra­rá acom­pa­ñan­do y apor­tan­do, por un nun­ca más pre­sos y pre­sas poli­tí­cas, nun­ca más law­fa­re», exi­gió Cami­lo Jua­rez, refe­ren­te de Hijos Capi­tal.

El repa­so crí­ti­co de los años de macris­mo tam­bién tuvo foco en el aumen­to de las pri­sio­nes domi­ci­lia­rias para los geno­ci­das y la con­ti­nui­dad de la cár­cel vip de Cam­po de Mayo, «mien­tras miles de pre­sos están haci­na­dos en las cár­ce­les de todo el país», denun­ció Bella Eps­tein de Frisz­man, refe­ren­te de la Asam­blea Pema­nen­te por los Dere­chos Huma­nos.

En refe­ren­cia a Cam­po de Mayo, los orga­nis­mos cele­bra­ron la deci­sión del gobierno nacio­nal de trans­for­mar el pre­dio de uno de los más gran­des cam­pos de con­cen­tra­ción de la últi­ma dic­ta­du­ra cívi­co-mili­tar en sitio de memo­ria, y pidie­ron la dero­ga­ción del decre­to de Mau­ri­cio Macri, con el que inten­tó trans­for­mar el lugar en un reser­va natu­ral. «Una ofen­sa para la memo­ria colec­ti­va», recor­dó Eps­tein.

«Los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad dañan a toda la huma­ni­dad por lo cual los esta­dos tie­nen la obli­ga­ción de inves­ti­gar­los y no pue­den que­dar impu­nes», sub­ra­yó Iris Ave­lla­ne­da, de la Liga Argen­ti­na por los Dere­chos Huma­nos, en el ini­cio del men­sa­je, que repa­só los años pre­vios al gol­pe, con la actua­ción de la Tri­ple A y las com­pli­ci­da­des de la Igle­sia y la cor­po­ra­ción Judi­cial.

«La lucha pue­de más que las abe­rra­cio­nes, tor­tu­ras y fla­ge­los que gene­ró la peor de las dic­ta­du­ras que cono­ció el país», ase­gu­ró Este­la de Car­lot­to, titu­lar de Abue­las de Mayo, y con­vo­có a redo­blar los esfuer­zos en la bús­que­da de los nie­tos y nie­tas apro­pia­das. «Son la deu­da de la demo­cra­cia», lamen­tó y resal­tó que «cada año que pasa resul­ta más difi­cil encon­trar­los».

«Nece­si­ta­mos que todas y todos nos com­pro­me­ta­mos a apo­yar el difi­cil pro­ce­so de quie­nes están ante la duda de su iden­ti­dad. El momen­to es aho­ra para que pue­den encon­trar el abra­zo repa­ra­dor de los fami­lia­res que los bus­can des­de hace 40 años», des­ta­có Este­la y con­de­nó el aún «inque­bran­ta­ble» pac­to de silen­cio de los geno­ci­das.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *