Perú. Nues­tra agri­cul­tu­ra fami­liar en tiem­pos del coro­na­vi­rus

Eduar­do Zega­rra /​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 24 de mar­zo de 2020

La cri­sis mun­dial del coro­na­vi­rus nos toma por sor­pre­sa, con gra­ves debi­li­da­des en nues­tro sis­te­ma de salud insa­na­men­te pri­va­ti­za­do por el mode­lo neo­li­be­ral, y con una enor­me masa de la pobla­ción con empleos pre­ca­rios o en sec­to­res infor­ma­les que viven el día a día.

Las radi­ca­les medi­das de con­fi­na­mien­to obli­ga­to­rio adop­ta­das por el gobierno del pre­si­den­te Mar­tín Viz­ca­rra son por aho­ra la mejor alter­na­ti­va para evi­tar una heca­tom­be y des­ca­la­bro eco­nó­mi­co y social de incal­cu­la­bles dimen­sio­nes; y, por tan­to, hay que apo­yar­las, y usar nues­tros mejo­res recur­sos y capa­ci­da­des para enfren­tar y salir de la cri­sis lo más pron­to posi­ble.

En este con­tex­to, no debe pasar des­aper­ci­bi­do el rol que vie­ne cum­plien­do la agri­cul­tu­ra nacio­nal, espe­cial­men­te la agri­cul­tu­ra fami­liar del peque­ño pro­duc­tor que gene­ra más del seten­ta por cien­to de los ali­men­tos que con­su­mi­mos todos los perua­nos.

En medio de esta feroz cri­sis sani­ta­ria, nues­tros agri­cul­to­res fami­lia­res han segui­do pro­du­cien­do los ali­men­tos esen­cia­les para la vida, e inclu­so vie­nen pro­du­cien­do más de lo nor­mal.

En los pri­me­ros 18 días de este año el volu­men total de ali­men­tos ingre­sa­dos al Gran Mer­ca­do Mayo­ris­ta de Lima (GMML) ha sido más del 11% de lo ingre­sa­do en el mis­mo perio­do de 2019, y 23% más que en 2018, como se pue­de ver en el grá­fi­co siguien­te.

Fuen­te: Otra Mira­da

Gra­cias a esto no esta­mos enfren­tan­do pro­ble­mas de des­abas­te­ci­mien­to y subida de pre­cios de ali­men­tos, y millo­nes de perua­nos pode­mos acce­der a ali­men­tos bási­cos en esta difí­cil situa­ción (espe­ran­do que el bono de 380 soles lle­gue rápi­do a los que real­men­te lo nece­si­tan).

Cabe decir que la gran agroex­por­ta­ción no jue­ga mayor rol en aten­der al mer­ca­do interno por lo que hoy es momen­to de agra­de­cer a nues­tros millo­nes de peque­ños agri­cul­to­res y agri­cul­to­ras por su tra­ba­jo dia­rio y su capa­ci­dad de ali­men­tar a más de 30 millo­nes de perua­nos.

Nues­tra agri­cul­tu­ra fami­liar, aban­do­na­da a su suer­te por tan­to tiem­po, se con­vier­te hoy en un bas­tión de nues­tra eco­no­mía para enfren­tar la cri­sis, tener segu­ri­dad ali­men­ta­ria y mirar con espe­ran­za hacia ade­lan­te.

Por esto es vital que, una vez que pase este dra­má­ti­co epi­so­dio, el pre­si­den­te Viz­ca­rra y los nue­vos con­gre­sis­tas tam­bién vuel­van sus ojos y preo­cu­pa­cio­nes a la agri­cul­tu­ra fami­liar y comu­ne­ra, a la peque­ña agri­cul­tu­ra de casi dos millo­nes de fami­lias en todo el terri­to­rio nacio­nal.

El año pasa­do, lue­go del exi­to­so paro del 13 de mayo, el gobierno se com­pro­me­tió con los gre­mios agra­rios a hacer cam­bios de fon­do en el sec­tor públi­co agra­rio como crear un vice­mi­nis­te­rio de agri­cul­tu­ra fami­liar, reorien­tar las com­pras esta­ta­les de ali­men­tos, y ampliar en for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va el finan­cia­mien­to y la pro­tec­ción a los peque­ños agri­cul­to­res fren­te a impor­ta­cio­nes bara­tas.

Lue­go de varios meses, CONVEAGRO y la Jun­ta de Usua­rios vie­nen expre­san­do su des­con­ten­to por el esca­so avan­ce en estos com­pro­mi­sos. Es hora de cum­plir­los y espe­ra­mos que la cla­se polí­ti­ca des­pier­te y de una vez por todas ini­cie una nue­va eta­pa en las polí­ti­cas públi­cas en favor de nues­tros peque­ños agri­cul­to­res, impres­cin­di­bles en nues­tro teji­do social, cul­tu­ral y eco­nó­mi­co.

Fuen­te: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: