Argen­ti­na. El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez anun­ció un ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio

Resu­men Latinoamericano*/ 19 de mar­zo 2020 .-

Lue­go del encuen­tro, el Pre­si­den­te anun­ció esta medi­da que esta­rá dis­pues­ta des­de la media­no­che has­ta el 31 de mar­zo. «Esta es una medi­da excep­cio­nal», indi­có.

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez dis­pu­so hoy un «ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio» en todo el país, des­de esta media­no­che y has­ta el 31 de mar­zo, en una medi­da des­ti­na­da miti­gar la expan­sión del coro­na­vi­rus (Covid-19.

Al tér­mino de una reu­nión que man­tu­vo en la Resi­den­cia de Oli­vos con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios, en la cual se ana­li­za­ron medi­das a imple­men­tar para con­te­ner la pan­de­mia, el jefe de Esta­do infor­mó que dic­ta­rá un Decre­to de Nece­si­dad y Urgen­cia por el que a par­tir de las 0 hora de maña­na «nadie podrá mover­se de su resi­den­cia».

El pre­si­den­te acla­ró que los ciu­da­da­nos solo ten­drán per­mi­so para salir de sus casas a «hacer lo nece­sa­rio para su vida habi­tual», como las com­pras de ali­men­tos en comer­cios de pro­xi­mi­dad y pro­duc­tos de far­ma­cia.

«Esta­mos toman­do medi­das excep­cio­na­les, en un momen­to excep­cio­nal, den­tro del mar­co que una demo­cra­cia per­mi­te», dijo el man­da­ta­rio en el anun­cio, don­de se mos­tró flan­quea­do por el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof; el jefe de gobierno por­te­ño Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta; el gober­na­dor san­ta­fe­sino Omar Perot­ti y el juje­ño, Gerar­do Mora­les.

El Pre­si­den­te tam­bién dis­pu­so que Gen­dar­me­ría Nacio­nal, Pre­fec­tu­ra, Poli­cía Fede­ral y poli­cías pro­vin­cia­les serán las encar­ga­das de con­tro­lar el cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy seve­ros con quie­nes no res­pe­ten el ais­la­mien­to», afir­mó Fer­nán­dez, quien advir­tió que se apli­ca­rá lo dis­pues­to por el Códi­go Penal para «quien vio­la las nor­ma­ti­vas dis­pues­tas para fre­nar una pan­de­mia».

En este sen­ti­do, admi­tió haber­les pedi­do esa mis­ma rigu­ro­si­dad a los gober­na­do­res, con quie­nes man­tu­vo una reu­nión en la Resi­den­cia Ofi­cial y tam­bién con los que par­ti­ci­pa­ron vía video­con­fe­ren­cia.

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez dis­pu­so hoy un «ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio» en todo el país, des­de esta media­no­che y has­ta el 31 de mar­zo, en una medi­da des­ti­na­da miti­gar la expan­sión del coro­na­vi­rus (Covid-19.

Al tér­mino de una reu­nión que man­tu­vo en la Resi­den­cia de Oli­vos con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios, en la cual se ana­li­za­ron medi­das a imple­men­tar para con­te­ner la pan­de­mia, el jefe de Esta­do infor­mó que dic­ta­rá un Decre­to de Nece­si­dad y Urgen­cia por el que a par­tir de las 0 hora de maña­na «nadie podrá mover­se de su resi­den­cia».

El pre­si­den­te acla­ró que los ciu­da­da­nos solo ten­drán per­mi­so para salir de sus casas a «hacer lo nece­sa­rio para su vida habi­tual», como las com­pras de ali­men­tos en comer­cios de pro­xi­mi­dad y pro­duc­tos de far­ma­cia.

«Esta­mos toman­do medi­das excep­cio­na­les, en un momen­to excep­cio­nal, den­tro del mar­co que una demo­cra­cia per­mi­te», dijo el man­da­ta­rio en el anun­cio, don­de se mos­tró flan­quea­do por el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof; el jefe de gobierno por­te­ño Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta; el gober­na­dor san­ta­fe­sino Omar Perot­ti y el juje­ño, Gerar­do Mora­les.

El Pre­si­den­te tam­bién dis­pu­so que Gen­dar­me­ría Nacio­nal, Pre­fec­tu­ra, Poli­cía Fede­ral y poli­cías pro­vin­cia­les serán las encar­ga­das de con­tro­lar el cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy seve­ros con quie­nes no res­pe­ten el ais­la­mien­to», afir­mó Fer­nán­dez, quien advir­tió que se apli­ca­rá lo dis­pues­to por el Códi­go Penal para «quien vio­la las nor­ma­ti­vas dis­pues­tas para fre­nar una pan­de­mia».

En este sen­ti­do, admi­tió haber­les pedi­do esa mis­ma rigu­ro­si­dad a los gober­na­do­res, con quie­nes man­tu­vo una reu­nión en la Resi­den­cia Ofi­cial y tam­bién con los que par­ti­ci­pa­ron vía video­con­fe­ren­cia.

Para redu­cir el impac­to eco­nó­mi­co del ais­la­mien­to, el jefe de Esta­do sos­tu­vo que se apro­ve­cha­rán los feria­dos de la sema­na pró­xi­ma y que el pre­vis­to para el 2 de abril será tras­la­da­do al 31 de mar­zo y el día ante­rior, el 30 de mar­zo, será con­si­de­ra­do feria­do puen­te.

Ade­más, el Pre­si­den­te anun­ció que se con­for­ma­rá un Gabi­ne­te Fede­ral con las pro­vin­cias para eva­luar y enfren­tar en con­jun­to la pan­de­mia en el país y ade­lan­tó que su equi­po está eva­luan­do «nor­mas que ali­vien» la situa­ción de los mono­tri­bu­tis­tas afec­ta­dos por el ais­la­mien­to.

Del encuen­tro rea­li­za­do en el quin­cho de la resi­den­cia de Oli­vos par­ti­ci­pa­ron tam­bién los man­da­ta­rios Ara­be­lla Carre­ras (Río Negro), Oscar Herre­ra Ahuad (Misio­nes), Ser­gio Ziliot­to (La Pam­pa), Mariano Arcio­ni (Chu­but) y Gil­do Ins­fran (For­mo­sa).

Tam­bién estu­vie­ron Juan Man­zur (Tucu­mán), Adol­fo Rodrí­guez Saá (San Luis), Gus­ta­vo Val­dés (Corrien­tes), Ser­gio Uñac (San Juan), Gus­ta­vo Bor­det (Entre Ríos), Jor­ge Capi­ta­nich (Cha­co), Gus­ta­vo Sáenz (Sala), y Gerar­do Zamo­ra (San­tia­go del Este­ro).

Comer­cios

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez acla­ró que duran­te la cua­ren­te­na las per­so­nas podrán salir para hacer lo estric­ta­men­te nece­sa­rio, como pro­veer­se de ali­men­tos y medi­ca­men­tos.

«Las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus casas y hoga­res y salir para lo nece­sa­rio; van a seguir tenien­do abier­tos super­mer­ca­dos, nego­cios de cer­ca­nía, far­ma­cias, pero des­de la 0 hora de maña­na» las fuer­zas de segu­ri­dad «esta­rán con­tro­lan­do a quien cir­cu­la por las calles y el que no pue­da expli­car se verá some­ti­do a la san­ción que pre­vé el Códi­go Penal», dijo el Pre­si­den­te.

Más tem­prano, el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez se reu­nió con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios en la Resi­den­cia de Oli­vos para ana­li­zar la imple­men­ta­ción de las pró­xi­mas medi­das des­ti­na­das a con­te­ner la pan­den­mia del coro­na­vi­rus.

Trans­por­te Públi­co

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez anun­ció esta noche que duran­te la cua­ren­te­na por el coro­na­vi­rus se man­ten­drá el trans­por­te públi­co de pasa­je­ros «sólo para uso de quie­nes están excep­tua­dos de cum­plir el ais­la­mien­to».

El man­da­ta­rio indi­có que «des­alen­ta­re­mos que la gen­te se suba a auto­mó­vi­les y cir­cu­le por la vía públi­ca» y advir­tió que habrá veri­fi­ca­cio­nes y cons­ta­ta­cio­nes «sobre los moti­vos por los que cual­quier per­so­na o auto­mó­vil está tran­si­tan­do» y que «quien no pue­da jus­ti­fi­car­lo será san­cio­na­do».

Todos los deta­lles 

Cua­ren­te­na por el coro­na­vi­rus: Tex­to com­ple­to del decre­to de Ais­la­mien­to Social Obli­ga­to­rio 

Alberto Fernández.

Alber­to Fer­nán­dez. 


Ima­gen: NA

VISTO el Expe­dien­te N° EX-2020 – 18181895- ‑APN-DSGA#SLYT, la Ley Nº 27.541, el Decre­to Nº 260 del 12 de mar­zo de 2020 y su modi­fi­ca­to­rio N° 287 del 17 de mar­zo de 2020, y

CONSIDERANDO:

Que con fecha 11 de mar­zo de 2020, la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS), decla­ró el bro­te del nue­vo coro­na­vi­rus como una pan­de­mia, lue­go de que el núme­ro de per­so­nas infec­ta­das por COVID-19 a nivel glo­bal lle­ga­ra a 118.554, y el núme­ro de muer­tes a 4.281, afec­tan­do has­ta ese momen­to a 110 paí­ses.

Que por el Decre­to N° 260 del 12 de mar­zo de 2020 se amplió en nues­tro país la emer­gen­cia públi­ca en mate­ria sani­ta­ria esta­ble­ci­da por Ley N° 27.541, por el pla­zo de UN (1) año en vir­tud de la pan­de­mia decla­ra­da.

Que, según infor­ma­ra la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) con fecha 19 de mar­zo de 2020, se ha cons­ta­ta­do la pro­pa­ga­ción de casos del coro­na­vi­rus COVID-19 a nivel glo­bal lle­gan­do a un total de 213.254 per­so­nas infec­ta­das, 8.843 falle­ci­das y afec­tan­do a más de 158 paí­ses de dife­ren­tes con­ti­nen­tes, habien­do lle­gan­do a nues­tra región y a nues­tro país hace pocos días.

Que la velo­ci­dad en al agra­va­mien­to de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca a esca­la inter­na­cio­nal, requie­re la adop­ción de medi­das inme­dia­tas para hacer fren­te a esta emer­gen­cia.

Que, a pesar de las medi­das opor­tu­nas y fir­mes que vie­ne des­ple­gan­do el Gobierno Nacio­nal y los dis­tin­tos gobier­nos pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires des­de el pri­mer caso con­fir­ma­do en la Argen­ti­na, el día 3 de mar­zo de 2020, se han con­ta­bi­li­za­do NOVENTA Y SIETE (97) casos de per­so­nas infec­ta­das en once juris­dic­cio­nes, habien­do falle­ci­do 3 de ellas, según datos ofi­cia­les del MINISTERIO DE SALUD brin­da­dos con fecha 18 de mar­zo de 2020.

Que nos encon­tra­mos ante una poten­cial cri­sis sani­ta­ria y social sin pre­ce­den­tes, y para ello es nece­sa­rio tomar medi­das opor­tu­nas, trans­pa­ren­tes, con­sen­sua­das y

basa­das en las evi­den­cias dis­po­ni­bles, a fin de miti­gar su pro­pa­ga­ción y su impac­to en el sis­te­ma sani­ta­rio.

Que, toda vez que no se cuen­ta con un tra­ta­mien­to anti­vi­ral efec­ti­vo, ni con vacu­nas que pre­ven­gan el virus, las medi­das de ais­la­mien­to y dis­tan­cia­mien­to social obli­ga­to­rio revis­ten un rol de vital impor­tan­cia para hacer fren­te a la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca y miti­gar el impac­to de sani­ta­rio del COVID-19.

Que, tenien­do en con­si­de­ra­ción la expe­rien­cia de los paí­ses de Asia y Euro­pa que han tran­si­ta­do la cir­cu­la­ción del virus pan­dé­mi­co SARS-CoV2 con ante­la­ción, se pue­de con­cluir que el éxi­to de las medi­das depen­de de las siguien­tes varia­bles: la opor­tu­ni­dad, la inten­si­dad (drás­ti­cas o esca­lo­na­das), y el efec­ti­vo cum­pli­mien­to de las mis­mas.

Que, con el obje­ti­vo de pro­te­ger la salud públi­ca como una obli­ga­ción inalie­na­ble del Esta­do nacio­nal, se esta­ble­ce para todas las per­so­nas que habi­tan en el país o se encuen­tren en él, la medi­da de “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, por un pla­zo deter­mi­na­do, duran­te el cual todas las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus resi­den­cias habi­tua­les o en el lugar en que se encuen­tren y abs­te­ner­se de con­cu­rrir a sus luga­res de tra­ba­jo.

Que, asi­mis­mo se esta­ble­ce la prohi­bi­ción de des­pla­zar­se por rutas, vías y espa­cios públi­cos, a fin de pre­ve­nir la cir­cu­la­ción y el con­ta­gio del virus COVID19.

Que el artícu­lo 14 de la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal esta­ble­ce que “todos los habi­tan­tes de la Nación gozan de los siguien­tes dere­chos con­for­me a las leyes que regla­men­ten su ejer­ci­cio; a saber: de tra­ba­jar y ejer­cer toda indus­tria líci­ta; de nave­gar y comer­ciar; de peti­cio­nar a las auto­ri­da­des; de entrar, per­ma­ne­cer, tran­si­tar y salir del terri­to­rio argen­tino….”.

Que, si bien resul­ta ser uno de los pila­res fun­da­men­ta­les garan­ti­za­do en nues­tro orde­na­mien­to jurí­di­co, el mis­mo está suje­to a limi­ta­cio­nes por razo­nes de orden públi­co, segu­ri­dad y salud públi­ca. En efec­to, el Pac­to Inter­na­cio­nal de Dere­chos

Civi­les y Polí­ti­cos (PIDCP) reco­ge en su Artícu­lo 12 Inc. 1 el dere­cho a “…cir­cu­lar libre­men­te…”, y el artícu­lo 12.3 esta­ble­ce que el ejer­ci­cio de los dere­chos por él con­sa­gra­dos “no podrá ser obje­to de res­tric­cio­nes a no ser que éstas se encuen­tren pre­vis­tas en la ley, sean nece­sa­rias para pro­te­ger la segu­ri­dad nacio­nal, el orden públi­co, la salud o la moral públi­cas o los dere­chos y liber­ta­des de ter­ce­ros, y sean com­pa­ti­bles con los demás dere­chos reco­no­ci­dos en el pre­sen­te Pac­to”.

Que, en igual sen­ti­do, la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na sobre Dere­chos Huma­nos esta­ble­ce en su Artícu­lo 22 inc. 3 que el ejer­ci­cio de los dere­chos a cir­cu­lar y resi­dir en un Esta­do con­sa­gra­dos en el artícu­lo 22.1 “…no pue­de ser res­trin­gi­do sino en vir­tud de una ley, en la medi­da indis­pen­sa­ble en una socie­dad demo­crá­ti­ca, para pre­ve­nir infrac­cio­nes pena­les o para pro­te­ger la segu­ri­dad nacio­nal, la segu­ri­dad o el orden públi­cos, la moral o la salud públi­cas o los dere­chos y liber­ta­des de los demás”.

Que, en ese sen­ti­do se ha dicho que, “… el cam­po de acción de la poli­cía de salu­bri­dad es muy amplio, sien­do su ati­nen­cia a todo lo que pue­da lle­gar a afec­tar la vida y la salud de las per­so­nas, en espe­cial la lucha con­tra las enfer­me­da­des de todo tipo, a cuyo efec­to se impo­nen mayor­men­te debe­res pre­ven­ti­vos, para impe­dir la apa­ri­ción y difu­sión de las enfer­me­da­des –por ejem­plo … ais­la­mien­to o cua­ren­te­na …- “El poder de poli­cía y poli­cía de salu­bri­dad. Alcan­ce de la res­pon­sa­bi­li­dad esta­tal”, en “Cues­tio­nes de Inter­ven­ción Esta­tal – Ser­vi­cios Públi­cos. Poder de Poli­cía y Fomen­to”, Ed. RAP, Bs. As., 2011, pág. 100.

Que las medi­das que se esta­ble­cen en el pre­sen­te decre­to resul­tan las impres­cin­di­bles, razo­na­bles y pro­por­cio­na­das con rela­ción a la ame­na­za y al ries­go sani­ta­rio que enfren­ta­mos.

Que la diná­mi­ca de la pan­de­mia y su impac­to sobre la salud públi­ca hacen impo­si­ble seguir el trá­mi­te para la san­ción de las leyes.

Que la Ley N° 26.122, regu­la el trá­mi­te y los alcan­ces de la inter­ven­ción del HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN res­pec­to de los Decre­tos de

Nece­si­dad y Urgen­cia dic­ta­dos por el PODER EJECUTIVO NACIONAL, en vir­tud de lo dis­pues­to por el artícu­lo 99, inci­so 3, de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Que la cita­da ley deter­mi­na que la COMISIÓN BICAMERAL PERMANENTE tie­ne com­pe­ten­cia para pro­nun­ciar­se res­pec­to de la vali­dez o inva­li­dez de los Decre­tos de Nece­si­dad y Urgen­cia, así como para ele­var el dic­ta­men al ple­na­rio de cada Cáma­ra para su expre­so tra­ta­mien­to, en el pla­zo de DIEZ (10) días hábi­les.

Que el artícu­lo 22 de la Ley N° 26.122 dis­po­ne que las Cáma­ras se pro­nun­cien median­te sen­das reso­lu­cio­nes, y que el recha­zo o apro­ba­ción de los decre­tos debe­rá ser expre­so con­for­me lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 82 de la Car­ta Mag­na.

Que el ser­vi­cio jurí­di­co per­ti­nen­te ha toma­do la inter­ven­ción de su com­pe­ten­cia.

Que la pre­sen­te medi­da se dic­ta en uso de las atri­bu­cio­nes con­fe­ri­das por el artícu­lo 99, inci­sos 1 y 3 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA

EN ACUERDO GENERAL DE MINISTROS

DECRETA:

ARTÍCULO 1º.- A fin de pro­te­ger la salud públi­ca, lo que cons­ti­tu­ye una obli­ga­ción inalie­na­ble del Esta­do nacio­nal, se esta­ble­ce para todas las per­so­nas que habi­tan en el país o se encuen­tren en él en for­ma tem­po­ra­ria, la medi­da de “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” en los tér­mi­nos indi­ca­dos en el pre­sen­te decre­to. La mis­ma regi­rá des­de el 20 has­ta el 31 de mar­zo inclu­si­ve del corrien­te año, pudién­do­se pro­rro­gar este pla­zo por el tiem­po que se con­si­de­re nece­sa­rio en aten­ción a la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca.

Esta dis­po­si­ción se adop­ta en el mar­co de la decla­ra­ción de pan­de­mia emi­ti­da por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), la Emer­gen­cia Sani­ta­ria amplia­da por

el Decre­to N° 26020 y su modi­fi­ca­to­rio, y en aten­ción a la evo­lu­ción de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca, con rela­ción al CORONAVIRUS- COVID 19.

ARTÍCULO 2º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus resi­den­cias habi­tua­les o en la resi­den­cia en que se encuen­tren a las 00:00 horas del día 20 de mar­zo de 2020, momen­to de ini­cio de la medi­da dis­pues­ta. Debe­rán abs­te­ner­se de con­cu­rrir a sus luga­res de tra­ba­jo y no podrán des­pla­zar­se por rutas, vías y espa­cios públi­cos, todo ello con el fin de pre­ve­nir la cir­cu­la­ción y el con­ta­gio del virus COVID-19 y la con­si­guien­te afec­ta­ción a la salud públi­ca y los demás dere­chos sub­je­ti­vos deri­va­dos, tales como la vida y la inte­gri­dad físi­ca de las per­so­nas.

Quie­nes se encuen­tren cum­plien­do el ais­la­mien­to dis­pues­to en el artícu­lo 1°, solo podrán rea­li­zar des­pla­za­mien­tos míni­mos e indis­pen­sa­bles para apro­vi­sio­nar­se de artícu­los de lim­pie­za, medi­ca­men­tos y ali­men­tos.

ARTÍCULO 3º.- El MINISTERIO DE SEGURIDAD dis­pon­drá con­tro­les per­ma­nen­tes en rutas, vías y espa­cios públi­cos, acce­sos y demás luga­res estra­té­gi­cos que deter­mi­ne, en coor­di­na­ción y en for­ma con­cu­rren­te con sus pares de las juris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, para garan­ti­zar el cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, de las nor­mas vigen­tes dis­pues­tas en el mar­co de la emer­gen­cia sani­ta­ria y de sus nor­mas com­ple­men­ta­rias.

Las auto­ri­da­des de las demás juris­dic­cio­nes y orga­nis­mos del sec­tor públi­co nacio­nal, en el ámbi­to de sus com­pe­ten­cias, y en coor­di­na­ción y en for­ma con­cu­rren­te con sus pares de las juris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, dis­pon­drán pro­ce­di­mien­tos de fis­ca­li­za­ción con la mis­ma fina­li­dad.

ARTÍCULO 4º.- Cuan­do se cons­ta­te la exis­ten­cia de infrac­ción al cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” o a otras nor­mas dis­pues­tas para la pro­tec­ción de la salud públi­ca en el mar­co de la emer­gen­cia sani­ta­ria, se pro­ce­de­rá de inme­dia­to a hacer cesar la con­duc­ta infrac­to­ra y se dará actua­ción a

la auto­ri­dad com­pe­ten­te, en el mar­co de los artícu­los 205, 239 y con­cor­dan­tes del Códi­go Penal.

El MINISTERIO DE SEGURIDAD debe­rá dis­po­ner la inme­dia­ta deten­ción de los vehícu­los que cir­cu­len en infrac­ción a lo dis­pues­to en el pre­sen­te decre­to y pro­ce­de­rá a su reten­ción pre­ven­ti­va por el tiem­po que resul­te nece­sa­rio, a fin de evi­tar el des­pla­za­mien­to de los mis­mos, para sal­va­guar­da de la salud públi­ca y para evi­tar la pro­pa­ga­ción del virus.

ARTÍCULO 5º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” no podrán rea­li­zar­se even­tos cul­tu­ra­les, recrea­ti­vos, depor­ti­vos, reli­gio­sos, ni de nin­gu­na otra índo­le que impli­quen la con­cu­rren­cia de per­so­nas.

Se sus­pen­de la aper­tu­ra de loca­les, cen­tros comer­cia­les, esta­ble­ci­mien­tos mayo­ris­tas y mino­ris­tas, y cual­quier otro lugar que requie­ra la pre­sen­cia de per­so­nas.

ARTÍCULO 6º.- Que­dan excep­tua­das del cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” y de la prohi­bi­ción de cir­cu­lar, las per­so­nas afec­ta­das a las acti­vi­da­des y ser­vi­cios decla­ra­dos esen­cia­les en la emer­gen­cia, según se deta­lla a con­ti­nua­ción, y sus des­pla­za­mien­tos debe­rán limi­tar­se al estric­to cum­pli­mien­to de esas acti­vi­da­des y ser­vi­cios:

1. Per­so­nal de Salud, Fuer­zas de segu­ri­dad, Fuer­zas Arma­das, acti­vi­dad migra­to­ria, ser­vi­cio meteo­ro­ló­gi­co nacio­nal, bom­be­ros y con­trol de trá­fi­co aéreo.

2. Auto­ri­da­des supe­rio­res de los gobier­nos nacio­nal, pro­vin­cia­les, muni­ci­pa­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires Tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del sec­tor públi­co nacio­nal, provincial,municipal y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, con­vo­ca­dos para garan­ti­zar acti­vi­da­des esen­cia­les reque­ri­das por las res­pec­ti­vas auto­ri­da­des. 3. Per­so­nal de los ser­vi­cios de jus­ti­cia de turno, con­for­me esta­blez­can las auto­ri­da­des com­pe­ten­tes.

4. Per­so­nal diplo­má­ti­co y con­su­lar extran­je­ro acre­di­ta­do ante el gobierno argen­tino, en el mar­co de la Con­ven­ción de Vie­na sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas y la Con­ven­ción de Vie­na de 1963 sobre Rela­cio­nes Con­su­la­res y al per­so­nal de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les acre­di­ta­dos ante el gobierno argen­tino, de la Cruz Roja y Cas­cos Blan­cos. 5. Per­so­nas que deban asis­tir a otras con dis­ca­pa­ci­dad; fami­lia­res que nece­si­ten asis­ten­cia; a per­so­nas mayo­res; a niños, a niñas y a ado­les­cen­tes.

6. Per­so­nas que deban aten­der una situa­ción de fuer­za mayor.

7. Per­so­nas afec­ta­das a la rea­li­za­ción de ser­vi­cios fune­ra­rios, entie­rros y cre­ma­cio­nes. En tal mar­co, no se auto­ri­zan acti­vi­da­des que sig­ni­fi­quen reu­nión de per­so­nas.

8. Per­so­nas afec­ta­das a la aten­ción de come­do­res esco­la­res, comu­ni­ta­rios y meren­de­ros.

9. Per­so­nal que se desem­pe­ña en los ser­vi­cios de comu­ni­ca­ción audio­vi­sua­les, radia­les y grá­fi­cos.

10. Per­so­nal afec­ta­do a obra públi­ca.

11. Super­mer­ca­dos mayo­ris­tas y mino­ris­tas y comer­cios mino­ris­tas de pro­xi­mi­dad. Far­ma­cias. Ferre­te­rías. Vete­ri­na­rias. Pro­vi­sión de garra­fas.

12. Indus­trias de ali­men­ta­ción, su cade­na pro­duc­ti­va e insu­mos; de higie­ne per­so­nal y lim­pie­za; de equi­pa­mien­to médi­co, medi­ca­men­tos, vacu­nas y otros insu­mos sani­ta­rios.

13. Acti­vi­da­des vin­cu­la­das con la pro­duc­ción, dis­tri­bu­ción y comer­cia­li­za­ción agro­pe­cua­ria y de pes­ca.

14. Acti­vi­da­des de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, inter­net fija y móvil y ser­vi­cios digi­ta­les.

15. Acti­vi­da­des impos­ter­ga­bles vin­cu­la­das con el comer­cio exte­rior.

16. Reco­lec­ción, trans­por­te y tra­ta­mien­to de resi­duos sóli­dos urba­nos, peli­gro­sos y pato­gé­ni­cos.

17. Man­te­ni­mien­to de los ser­vi­cios bási­cos (agua, elec­tri­ci­dad, gas, comu­ni­ca­cio­nes, etc.) y aten­ción de emer­gen­cias.

18. Trans­por­te públi­co de pasa­je­ros, trans­por­te de mer­ca­de­rías, petró­leo, com­bus­ti­bles y GLP.

19. Repar­to a domi­ci­lio de ali­men­tos, medi­ca­men­tos, pro­duc­tos de higie­ne, de lim­pie­za y otros insu­mos de nece­si­dad.

20. Ser­vi­cios de lavan­de­ría.

21. Ser­vi­cios pos­ta­les y de dis­tri­bu­ción de paque­te­ría.

22. Ser­vi­cios esen­cia­les de vigi­lan­cia, lim­pie­za y guar­dia.

23. Guar­dias míni­mas que ase­gu­ren la ope­ra­ción y man­te­ni­mien­to de Yaci­mien­tos de Petró­leo y Gas, plan­tas de tra­ta­mien­to y/​o refi­na­ción de Petró­leo y gas, trans­por­te y dis­tri­bu­ción de ener­gía eléc­tri­ca, com­bus­ti­bles líqui­dos, petró­leo y gas, esta­cio­nes expen­de­do­ras de com­bus­ti­bles y gene­ra­do­res de ener­gía eléc­tri­ca.

24. S.E. Casa de Mone­da, ser­vi­cios de caje­ros auto­má­ti­cos, trans­por­te de cau­da­les y todas aque­llas acti­vi­da­des que el BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA dis­pon­ga impres­cin­di­bles para garan­ti­zar el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma de pagos.

El Jefe de Gabi­ne­te de Minis­tros, en su carác­ter de coor­di­na­dor de la “Uni­dad de Coor­di­na­ción Gene­ral del Plan Inte­gral para la Pre­ven­ción de Even­tos de Salud Públi­ca de Impor­tan­cia Inter­na­cio­nal” y con reco­men­da­ción de la auto­ri­dad sani­ta­ria podrá ampliar o redu­cir las excep­cio­nes dis­pues­tas, en fun­ción de la diná­mi­ca de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca y de la efi­ca­cia que se obser­ve en el cum­pli­mien­to de la pre­sen­te medi­da.

En todos estos casos, los emplea­do­res y emplea­do­ras debe­rán garan­ti­zar las con­di­cio­nes de higie­ne y segu­ri­dad esta­ble­ci­das por el MINISTERIO DE SALUD para pre­ser­var la salud de las tra­ba­ja­do­ras y de los tra­ba­ja­do­res.

ARTÍCULO 7º.- Esta­blé­ce­se que, por úni­ca vez, el feria­do del 2 de abril pre­vis­to por la Ley N° 27.399 en con­me­mo­ra­ción al Día del Vete­rano y de los Caí­dos en la Gue­rra de Mal­vi­nas, será tras­la­da­do al día mar­tes 31 de mar­zo de 2020.

ARTÍCULO 8º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del sec­tor pri­va­do ten­drán dere­cho al goce ínte­gro de sus ingre­sos habi­tua­les, en los tér­mi­nos que esta­ble­ce­rá la regla­men­ta­ción del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL.

ARTÍCULO 9º.- A fin de per­mi­tir el cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, se otor­ga asue­to al per­so­nal de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL los días 20, 25, 26, 27 y 30 de mar­zo de 2020, y se ins­tru­ye a los dis­tin­tos orga­nis­mos a imple­men­tar las medi­das nece­sa­rias a fin de man­te­ner la con­ti­nui­dad de las acti­vi­da­des per­ti­nen­tes men­cio­na­das en el artícu­lo 6º.

ARTÍCULO 10.- Las pro­vin­cias, la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires y los muni­ci­pios dic­ta­rán las medi­das nece­sa­rias para imple­men­tar lo dis­pues­to en el pre­sen­te decre­to, como dele­ga­dos del gobierno fede­ral, con­for­me lo esta­ble­ce el artícu­lo 128 de la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal, sin per­jui­cio de otras medi­das que deban adop­tar tan­to las pro­vin­cias, como la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, como los muni­ci­pios, en ejer­ci­cio de sus com­pe­ten­cias pro­pias.

Inví­ta­se al Poder Legis­la­ti­vo Nacio­nal y al Poder Judi­cial de la Nación, en el ámbi­to de sus com­pe­ten­cias, a adhe­rir al pre­sen­te decre­to.

ARTÍCULO 11.- Los titu­la­res de las juris­dic­cio­nes y orga­nis­mos com­pren­di­dos en el artícu­lo 8, inci­sos a), b) y c) de la Ley N° 24.156, en el ejer­ci­cio de sus res­pec­ti­vas com­pe­ten­cias, dic­ta­rán las nor­mas regla­men­ta­rias que esti­men nece­sa­rias para hacer cum­plir el pre­sen­te decre­to.

ARTÍCULO 12.- La pre­sen­te medi­da entra­rá en vigen­cia a par­tir de su publi­ca­ción en el BOLETÍN OFICIAL.

ARTÍCULO 13.- Dése cuen­ta a la Comi­sión Bica­me­ral Per­ma­nen­te del Hono­ra­ble Con­gre­so de la Nación.

ARTÍCULO 14.- Comu­ní­que­se, publí­que­se, dése a la DIRECCIÓN NACIONAL y archí­ve­se.

Car­ta de Alber­to Fer­nan­dez a los argen­ti­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *