Argen­ti­na. El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez anun­ció un ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio

Resu­men Latinoamericano*/ 19 de mar­zo 2020 .-

Lue­go del encuen­tro, el Pre­si­den­te anun­ció esta medi­da que esta­rá dis­pues­ta des­de la media­no­che has­ta el 31 de mar­zo. «Esta es una medi­da excep­cio­nal», indi­có.

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez dis­pu­so hoy un «ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio» en todo el país, des­de esta media­no­che y has­ta el 31 de mar­zo, en una medi­da des­ti­na­da miti­gar la expan­sión del coro­na­vi­rus (Covid-19.

Al tér­mino de una reunión que man­tu­vo en la Resi­den­cia de Oli­vos con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios, en la cual se ana­li­za­ron medi­das a imple­men­tar para con­te­ner la pan­de­mia, el jefe de Esta­do infor­mó que dic­ta­rá un Decre­to de Nece­si­dad y Urgen­cia por el que a par­tir de las 0 hora de maña­na «nadie podrá mover­se de su resi­den­cia».

El pre­si­den­te acla­ró que los ciu­da­da­nos solo ten­drán per­mi­so para salir de sus casas a «hacer lo nece­sa­rio para su vida habi­tual», como las com­pras de ali­men­tos en comer­cios de pro­xi­mi­dad y pro­duc­tos de far­ma­cia.

«Esta­mos toman­do medi­das excep­cio­na­les, en un momen­to excep­cio­nal, den­tro del mar­co que una demo­cra­cia per­mi­te», dijo el man­da­ta­rio en el anun­cio, don­de se mos­tró flan­quea­do por el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof; el jefe de gobierno por­te­ño Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta; el gober­na­dor san­ta­fe­sino Omar Perot­ti y el juje­ño, Gerar­do Mora­les.

El Pre­si­den­te tam­bién dis­pu­so que Gen­dar­me­ría Nacio­nal, Pre­fec­tu­ra, Poli­cía Fede­ral y poli­cías pro­vin­cia­les serán las encar­ga­das de con­tro­lar el cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy seve­ros con quie­nes no res­pe­ten el ais­la­mien­to», afir­mó Fer­nán­dez, quien advir­tió que se apli­ca­rá lo dis­pues­to por el Códi­go Penal para «quien vio­la las nor­ma­ti­vas dis­pues­tas para fre­nar una pan­de­mia».

En este sen­ti­do, admi­tió haber­les pedi­do esa mis­ma rigu­ro­si­dad a los gober­na­do­res, con quie­nes man­tu­vo una reunión en la Resi­den­cia Ofi­cial y tam­bién con los que par­ti­ci­pa­ron vía video­con­fe­ren­cia.

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez dis­pu­so hoy un «ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio» en todo el país, des­de esta media­no­che y has­ta el 31 de mar­zo, en una medi­da des­ti­na­da miti­gar la expan­sión del coro­na­vi­rus (Covid-19.

Al tér­mino de una reunión que man­tu­vo en la Resi­den­cia de Oli­vos con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios, en la cual se ana­li­za­ron medi­das a imple­men­tar para con­te­ner la pan­de­mia, el jefe de Esta­do infor­mó que dic­ta­rá un Decre­to de Nece­si­dad y Urgen­cia por el que a par­tir de las 0 hora de maña­na «nadie podrá mover­se de su resi­den­cia».

El pre­si­den­te acla­ró que los ciu­da­da­nos solo ten­drán per­mi­so para salir de sus casas a «hacer lo nece­sa­rio para su vida habi­tual», como las com­pras de ali­men­tos en comer­cios de pro­xi­mi­dad y pro­duc­tos de far­ma­cia.

«Esta­mos toman­do medi­das excep­cio­na­les, en un momen­to excep­cio­nal, den­tro del mar­co que una demo­cra­cia per­mi­te», dijo el man­da­ta­rio en el anun­cio, don­de se mos­tró flan­quea­do por el gober­na­dor bonae­ren­se Axel Kici­llof; el jefe de gobierno por­te­ño Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta; el gober­na­dor san­ta­fe­sino Omar Perot­ti y el juje­ño, Gerar­do Mora­les.

El Pre­si­den­te tam­bién dis­pu­so que Gen­dar­me­ría Nacio­nal, Pre­fec­tu­ra, Poli­cía Fede­ral y poli­cías pro­vin­cia­les serán las encar­ga­das de con­tro­lar el cum­pli­mien­to del ais­la­mien­to en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy seve­ros con quie­nes no res­pe­ten el ais­la­mien­to», afir­mó Fer­nán­dez, quien advir­tió que se apli­ca­rá lo dis­pues­to por el Códi­go Penal para «quien vio­la las nor­ma­ti­vas dis­pues­tas para fre­nar una pan­de­mia».

En este sen­ti­do, admi­tió haber­les pedi­do esa mis­ma rigu­ro­si­dad a los gober­na­do­res, con quie­nes man­tu­vo una reunión en la Resi­den­cia Ofi­cial y tam­bién con los que par­ti­ci­pa­ron vía video­con­fe­ren­cia.

Para redu­cir el impac­to eco­nó­mi­co del ais­la­mien­to, el jefe de Esta­do sos­tu­vo que se apro­ve­cha­rán los feria­dos de la sema­na pró­xi­ma y que el pre­vis­to para el 2 de abril será tras­la­da­do al 31 de mar­zo y el día ante­rior, el 30 de mar­zo, será con­si­de­ra­do feria­do puen­te.

Ade­más, el Pre­si­den­te anun­ció que se con­for­ma­rá un Gabi­ne­te Fede­ral con las pro­vin­cias para eva­luar y enfren­tar en con­jun­to la pan­de­mia en el país y ade­lan­tó que su equi­po está eva­luan­do «nor­mas que ali­vien» la situa­ción de los mono­tri­bu­tis­tas afec­ta­dos por el ais­la­mien­to.

Del encuen­tro rea­li­za­do en el quin­cho de la resi­den­cia de Oli­vos par­ti­ci­pa­ron tam­bién los man­da­ta­rios Ara­be­lla Carre­ras (Río Negro), Oscar Herre­ra Ahuad (Misio­nes), Ser­gio Ziliot­to (La Pam­pa), Mariano Arcio­ni (Chu­but) y Gil­do Ins­fran (For­mo­sa).

Tam­bién estu­vie­ron Juan Man­zur (Tucu­mán), Adol­fo Rodrí­guez Saá (San Luis), Gus­ta­vo Val­dés (Corrien­tes), Ser­gio Uñac (San Juan), Gus­ta­vo Bor­det (Entre Ríos), Jor­ge Capi­ta­nich (Cha­co), Gus­ta­vo Sáenz (Sala), y Gerar­do Zamo­ra (San­tia­go del Este­ro).

Comer­cios

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez acla­ró que duran­te la cua­ren­te­na las per­so­nas podrán salir para hacer lo estric­ta­men­te nece­sa­rio, como pro­veer­se de ali­men­tos y medi­ca­men­tos.

«Las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus casas y hoga­res y salir para lo nece­sa­rio; van a seguir tenien­do abier­tos super­mer­ca­dos, nego­cios de cer­ca­nía, far­ma­cias, pero des­de la 0 hora de maña­na» las fuer­zas de segu­ri­dad «esta­rán con­tro­lan­do a quien cir­cu­la por las calles y el que no pue­da expli­car se verá some­ti­do a la san­ción que pre­vé el Códi­go Penal», dijo el Pre­si­den­te.

Más tem­prano, el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez se reunió con gober­na­do­res, minis­tros y fun­cio­na­rios en la Resi­den­cia de Oli­vos para ana­li­zar la imple­men­ta­ción de las pró­xi­mas medi­das des­ti­na­das a con­te­ner la pan­den­mia del coro­na­vi­rus.

Trans­por­te Públi­co

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez anun­ció esta noche que duran­te la cua­ren­te­na por el coro­na­vi­rus se man­ten­drá el trans­por­te públi­co de pasa­je­ros «sólo para uso de quie­nes están excep­tua­dos de cum­plir el ais­la­mien­to».

El man­da­ta­rio indi­có que «des­alen­ta­re­mos que la gen­te se suba a auto­mó­vi­les y cir­cu­le por la vía públi­ca» y advir­tió que habrá veri­fi­ca­cio­nes y cons­ta­ta­cio­nes «sobre los moti­vos por los que cual­quier per­so­na o auto­mó­vil está tran­si­tan­do» y que «quien no pue­da jus­ti­fi­car­lo será san­cio­na­do».

Todos los deta­lles 

Cua­ren­te­na por el coro­na­vi­rus: Tex­to com­ple­to del decre­to de Ais­la­mien­to Social Obli­ga­to­rio 

Alberto Fernández.

Alber­to Fer­nán­dez. 


Ima­gen: NA

VISTO el Expe­dien­te N° EX-2020 – 18181895- ‑APN-DSGA#SLYT, la Ley Nº 27.541, el Decre­to Nº 260 del 12 de mar­zo de 2020 y su modi­fi­ca­to­rio N° 287 del 17 de mar­zo de 2020, y

CONSIDERANDO:

Que con fecha 11 de mar­zo de 2020, la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS), decla­ró el bro­te del nue­vo coro­na­vi­rus como una pan­de­mia, lue­go de que el núme­ro de per­so­nas infec­ta­das por COVID-19 a nivel glo­bal lle­ga­ra a 118.554, y el núme­ro de muer­tes a 4.281, afec­tan­do has­ta ese momen­to a 110 paí­ses.

Que por el Decre­to N° 260 del 12 de mar­zo de 2020 se amplió en nues­tro país la emer­gen­cia públi­ca en mate­ria sani­ta­ria esta­ble­ci­da por Ley N° 27.541, por el pla­zo de UN (1) año en vir­tud de la pan­de­mia decla­ra­da.

Que, según infor­ma­ra la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) con fecha 19 de mar­zo de 2020, se ha cons­ta­ta­do la pro­pa­ga­ción de casos del coro­na­vi­rus COVID-19 a nivel glo­bal lle­gan­do a un total de 213.254 per­so­nas infec­ta­das, 8.843 falle­ci­das y afec­tan­do a más de 158 paí­ses de dife­ren­tes con­ti­nen­tes, habien­do lle­gan­do a nues­tra región y a nues­tro país hace pocos días.

Que la velo­ci­dad en al agra­va­mien­to de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca a esca­la inter­na­cio­nal, requie­re la adop­ción de medi­das inme­dia­tas para hacer fren­te a esta emer­gen­cia.

Que, a pesar de las medi­das opor­tu­nas y fir­mes que vie­ne des­ple­gan­do el Gobierno Nacio­nal y los dis­tin­tos gobier­nos pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires des­de el pri­mer caso con­fir­ma­do en la Argen­ti­na, el día 3 de mar­zo de 2020, se han con­ta­bi­li­za­do NOVENTA Y SIETE (97) casos de per­so­nas infec­ta­das en once juris­dic­cio­nes, habien­do falle­ci­do 3 de ellas, según datos ofi­cia­les del MINISTERIO DE SALUD brin­da­dos con fecha 18 de mar­zo de 2020.

Que nos encon­tra­mos ante una poten­cial cri­sis sani­ta­ria y social sin pre­ce­den­tes, y para ello es nece­sa­rio tomar medi­das opor­tu­nas, trans­pa­ren­tes, con­sen­sua­das y

basa­das en las evi­den­cias dis­po­ni­bles, a fin de miti­gar su pro­pa­ga­ción y su impac­to en el sis­te­ma sani­ta­rio.

Que, toda vez que no se cuen­ta con un tra­ta­mien­to anti­vi­ral efec­ti­vo, ni con vacu­nas que pre­ven­gan el virus, las medi­das de ais­la­mien­to y dis­tan­cia­mien­to social obli­ga­to­rio revis­ten un rol de vital impor­tan­cia para hacer fren­te a la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca y miti­gar el impac­to de sani­ta­rio del COVID-19.

Que, tenien­do en con­si­de­ra­ción la expe­rien­cia de los paí­ses de Asia y Euro­pa que han tran­si­ta­do la cir­cu­la­ción del virus pan­dé­mi­co SARS-CoV2 con ante­la­ción, se pue­de con­cluir que el éxi­to de las medi­das depen­de de las siguien­tes varia­bles: la opor­tu­ni­dad, la inten­si­dad (drás­ti­cas o esca­lo­na­das), y el efec­ti­vo cum­pli­mien­to de las mis­mas.

Que, con el obje­ti­vo de pro­te­ger la salud públi­ca como una obli­ga­ción inalie­na­ble del Esta­do nacio­nal, se esta­ble­ce para todas las per­so­nas que habi­tan en el país o se encuen­tren en él, la medi­da de “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, por un pla­zo deter­mi­na­do, duran­te el cual todas las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus resi­den­cias habi­tua­les o en el lugar en que se encuen­tren y abs­te­ner­se de con­cu­rrir a sus luga­res de tra­ba­jo.

Que, asi­mis­mo se esta­ble­ce la prohi­bi­ción de des­pla­zar­se por rutas, vías y espa­cios públi­cos, a fin de pre­ve­nir la cir­cu­la­ción y el con­ta­gio del virus COVID19.

Que el artícu­lo 14 de la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal esta­ble­ce que “todos los habi­tan­tes de la Nación gozan de los siguien­tes dere­chos con­for­me a las leyes que regla­men­ten su ejer­ci­cio; a saber: de tra­ba­jar y ejer­cer toda indus­tria líci­ta; de nave­gar y comer­ciar; de peti­cio­nar a las auto­ri­da­des; de entrar, per­ma­ne­cer, tran­si­tar y salir del terri­to­rio argen­tino….”.

Que, si bien resul­ta ser uno de los pila­res fun­da­men­ta­les garan­ti­za­do en nues­tro orde­na­mien­to jurí­di­co, el mis­mo está suje­to a limi­ta­cio­nes por razo­nes de orden públi­co, segu­ri­dad y salud públi­ca. En efec­to, el Pac­to Inter­na­cio­nal de Dere­chos

Civi­les y Polí­ti­cos (PIDCP) reco­ge en su Artícu­lo 12 Inc. 1 el dere­cho a “…cir­cu­lar libre­men­te…”, y el artícu­lo 12.3 esta­ble­ce que el ejer­ci­cio de los dere­chos por él con­sa­gra­dos “no podrá ser obje­to de res­tric­cio­nes a no ser que éstas se encuen­tren pre­vis­tas en la ley, sean nece­sa­rias para pro­te­ger la segu­ri­dad nacio­nal, el orden públi­co, la salud o la moral públi­cas o los dere­chos y liber­ta­des de ter­ce­ros, y sean com­pa­ti­bles con los demás dere­chos reco­no­ci­dos en el pre­sen­te Pac­to”.

Que, en igual sen­ti­do, la Con­ven­ción Ame­ri­ca­na sobre Dere­chos Huma­nos esta­ble­ce en su Artícu­lo 22 inc. 3 que el ejer­ci­cio de los dere­chos a cir­cu­lar y resi­dir en un Esta­do con­sa­gra­dos en el artícu­lo 22.1 “…no pue­de ser res­trin­gi­do sino en vir­tud de una ley, en la medi­da indis­pen­sa­ble en una socie­dad demo­crá­ti­ca, para pre­ve­nir infrac­cio­nes pena­les o para pro­te­ger la segu­ri­dad nacio­nal, la segu­ri­dad o el orden públi­cos, la moral o la salud públi­cas o los dere­chos y liber­ta­des de los demás”.

Que, en ese sen­ti­do se ha dicho que, “… el cam­po de acción de la poli­cía de salu­bri­dad es muy amplio, sien­do su ati­nen­cia a todo lo que pue­da lle­gar a afec­tar la vida y la salud de las per­so­nas, en espe­cial la lucha con­tra las enfer­me­da­des de todo tipo, a cuyo efec­to se impo­nen mayor­men­te debe­res pre­ven­ti­vos, para impe­dir la apa­ri­ción y difu­sión de las enfer­me­da­des –por ejem­plo … ais­la­mien­to o cua­ren­te­na …- “El poder de poli­cía y poli­cía de salu­bri­dad. Alcan­ce de la res­pon­sa­bi­li­dad esta­tal”, en “Cues­tio­nes de Inter­ven­ción Esta­tal – Ser­vi­cios Públi­cos. Poder de Poli­cía y Fomen­to”, Ed. RAP, Bs. As., 2011, pág. 100.

Que las medi­das que se esta­ble­cen en el pre­sen­te decre­to resul­tan las impres­cin­di­bles, razo­na­bles y pro­por­cio­na­das con rela­ción a la ame­na­za y al ries­go sani­ta­rio que enfren­ta­mos.

Que la diná­mi­ca de la pan­de­mia y su impac­to sobre la salud públi­ca hacen impo­si­ble seguir el trá­mi­te para la san­ción de las leyes.

Que la Ley N° 26.122, regu­la el trá­mi­te y los alcan­ces de la inter­ven­ción del HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN res­pec­to de los Decre­tos de

Nece­si­dad y Urgen­cia dic­ta­dos por el PODER EJECUTIVO NACIONAL, en vir­tud de lo dis­pues­to por el artícu­lo 99, inci­so 3, de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Que la cita­da ley deter­mi­na que la COMISIÓN BICAMERAL PERMANENTE tie­ne com­pe­ten­cia para pro­nun­ciar­se res­pec­to de la vali­dez o inva­li­dez de los Decre­tos de Nece­si­dad y Urgen­cia, así como para ele­var el dic­ta­men al ple­na­rio de cada Cáma­ra para su expre­so tra­ta­mien­to, en el pla­zo de DIEZ (10) días hábi­les.

Que el artícu­lo 22 de la Ley N° 26.122 dis­po­ne que las Cáma­ras se pro­nun­cien median­te sen­das reso­lu­cio­nes, y que el recha­zo o apro­ba­ción de los decre­tos debe­rá ser expre­so con­for­me lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 82 de la Car­ta Mag­na.

Que el ser­vi­cio jurí­di­co per­ti­nen­te ha toma­do la inter­ven­ción de su com­pe­ten­cia.

Que la pre­sen­te medi­da se dic­ta en uso de las atri­bu­cio­nes con­fe­ri­das por el artícu­lo 99, inci­sos 1 y 3 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA

EN ACUERDO GENERAL DE MINISTROS

DECRETA:

ARTÍCULO 1º.- A fin de pro­te­ger la salud públi­ca, lo que cons­ti­tu­ye una obli­ga­ción inalie­na­ble del Esta­do nacio­nal, se esta­ble­ce para todas las per­so­nas que habi­tan en el país o se encuen­tren en él en for­ma tem­po­ra­ria, la medi­da de “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” en los tér­mi­nos indi­ca­dos en el pre­sen­te decre­to. La mis­ma regi­rá des­de el 20 has­ta el 31 de mar­zo inclu­si­ve del corrien­te año, pudién­do­se pro­rro­gar este pla­zo por el tiem­po que se con­si­de­re nece­sa­rio en aten­ción a la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca.

Esta dis­po­si­ción se adop­ta en el mar­co de la decla­ra­ción de pan­de­mia emi­ti­da por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), la Emer­gen­cia Sani­ta­ria amplia­da por

el Decre­to N° 26020 y su modi­fi­ca­to­rio, y en aten­ción a la evo­lu­ción de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca, con rela­ción al CORONAVIRUS- COVID 19.

ARTÍCULO 2º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, las per­so­nas debe­rán per­ma­ne­cer en sus resi­den­cias habi­tua­les o en la resi­den­cia en que se encuen­tren a las 00:00 horas del día 20 de mar­zo de 2020, momen­to de ini­cio de la medi­da dis­pues­ta. Debe­rán abs­te­ner­se de con­cu­rrir a sus luga­res de tra­ba­jo y no podrán des­pla­zar­se por rutas, vías y espa­cios públi­cos, todo ello con el fin de pre­ve­nir la cir­cu­la­ción y el con­ta­gio del virus COVID-19 y la con­si­guien­te afec­ta­ción a la salud públi­ca y los demás dere­chos sub­je­ti­vos deri­va­dos, tales como la vida y la inte­gri­dad físi­ca de las per­so­nas.

Quie­nes se encuen­tren cum­plien­do el ais­la­mien­to dis­pues­to en el artícu­lo 1°, solo podrán rea­li­zar des­pla­za­mien­tos míni­mos e indis­pen­sa­bles para apro­vi­sio­nar­se de artícu­los de lim­pie­za, medi­ca­men­tos y ali­men­tos.

ARTÍCULO 3º.- El MINISTERIO DE SEGURIDAD dis­pon­drá con­tro­les per­ma­nen­tes en rutas, vías y espa­cios públi­cos, acce­sos y demás luga­res estra­té­gi­cos que deter­mi­ne, en coor­di­na­ción y en for­ma con­cu­rren­te con sus pares de las juris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, para garan­ti­zar el cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, de las nor­mas vigen­tes dis­pues­tas en el mar­co de la emer­gen­cia sani­ta­ria y de sus nor­mas com­ple­men­ta­rias.

Las auto­ri­da­des de las demás juris­dic­cio­nes y orga­nis­mos del sec­tor públi­co nacio­nal, en el ámbi­to de sus com­pe­ten­cias, y en coor­di­na­ción y en for­ma con­cu­rren­te con sus pares de las juris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, dis­pon­drán pro­ce­di­mien­tos de fis­ca­li­za­ción con la mis­ma fina­li­dad.

ARTÍCULO 4º.- Cuan­do se cons­ta­te la exis­ten­cia de infrac­ción al cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” o a otras nor­mas dis­pues­tas para la pro­tec­ción de la salud públi­ca en el mar­co de la emer­gen­cia sani­ta­ria, se pro­ce­de­rá de inme­dia­to a hacer cesar la con­duc­ta infrac­to­ra y se dará actua­ción a

la auto­ri­dad com­pe­ten­te, en el mar­co de los artícu­los 205, 239 y con­cor­dan­tes del Códi­go Penal.

El MINISTERIO DE SEGURIDAD debe­rá dis­po­ner la inme­dia­ta deten­ción de los vehícu­los que cir­cu­len en infrac­ción a lo dis­pues­to en el pre­sen­te decre­to y pro­ce­de­rá a su reten­ción pre­ven­ti­va por el tiem­po que resul­te nece­sa­rio, a fin de evi­tar el des­pla­za­mien­to de los mis­mos, para sal­va­guar­da de la salud públi­ca y para evi­tar la pro­pa­ga­ción del virus.

ARTÍCULO 5º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” no podrán rea­li­zar­se even­tos cul­tu­ra­les, recrea­ti­vos, depor­ti­vos, reli­gio­sos, ni de nin­gu­na otra índo­le que impli­quen la con­cu­rren­cia de per­so­nas.

Se sus­pen­de la aper­tu­ra de loca­les, cen­tros comer­cia­les, esta­ble­ci­mien­tos mayo­ris­tas y mino­ris­tas, y cual­quier otro lugar que requie­ra la pre­sen­cia de per­so­nas.

ARTÍCULO 6º.- Que­dan excep­tua­das del cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio” y de la prohi­bi­ción de cir­cu­lar, las per­so­nas afec­ta­das a las acti­vi­da­des y ser­vi­cios decla­ra­dos esen­cia­les en la emer­gen­cia, según se deta­lla a con­ti­nua­ción, y sus des­pla­za­mien­tos debe­rán limi­tar­se al estric­to cum­pli­mien­to de esas acti­vi­da­des y ser­vi­cios:

1. Per­so­nal de Salud, Fuer­zas de segu­ri­dad, Fuer­zas Arma­das, acti­vi­dad migra­to­ria, ser­vi­cio meteo­ro­ló­gi­co nacio­nal, bom­be­ros y con­trol de trá­fi­co aéreo.

2. Auto­ri­da­des supe­rio­res de los gobier­nos nacio­nal, pro­vin­cia­les, muni­ci­pa­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires Tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del sec­tor públi­co nacio­nal, provincial,municipal y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, con­vo­ca­dos para garan­ti­zar acti­vi­da­des esen­cia­les reque­ri­das por las res­pec­ti­vas auto­ri­da­des. 3. Per­so­nal de los ser­vi­cios de jus­ti­cia de turno, con­for­me esta­blez­can las auto­ri­da­des com­pe­ten­tes.

4. Per­so­nal diplo­má­ti­co y con­su­lar extran­je­ro acre­di­ta­do ante el gobierno argen­tino, en el mar­co de la Con­ven­ción de Vie­na sobre Rela­cio­nes Diplo­má­ti­cas y la Con­ven­ción de Vie­na de 1963 sobre Rela­cio­nes Con­su­la­res y al per­so­nal de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les acre­di­ta­dos ante el gobierno argen­tino, de la Cruz Roja y Cas­cos Blan­cos. 5. Per­so­nas que deban asis­tir a otras con dis­ca­pa­ci­dad; fami­lia­res que nece­si­ten asis­ten­cia; a per­so­nas mayo­res; a niños, a niñas y a ado­les­cen­tes.

6. Per­so­nas que deban aten­der una situa­ción de fuer­za mayor.

7. Per­so­nas afec­ta­das a la rea­li­za­ción de ser­vi­cios fune­ra­rios, entie­rros y cre­ma­cio­nes. En tal mar­co, no se auto­ri­zan acti­vi­da­des que sig­ni­fi­quen reunión de per­so­nas.

8. Per­so­nas afec­ta­das a la aten­ción de come­do­res esco­la­res, comu­ni­ta­rios y meren­de­ros.

9. Per­so­nal que se desem­pe­ña en los ser­vi­cios de comu­ni­ca­ción audio­vi­sua­les, radia­les y grá­fi­cos.

10. Per­so­nal afec­ta­do a obra públi­ca.

11. Super­mer­ca­dos mayo­ris­tas y mino­ris­tas y comer­cios mino­ris­tas de pro­xi­mi­dad. Far­ma­cias. Ferre­te­rías. Vete­ri­na­rias. Pro­vi­sión de garra­fas.

12. Indus­trias de ali­men­ta­ción, su cade­na pro­duc­ti­va e insu­mos; de higie­ne per­so­nal y lim­pie­za; de equi­pa­mien­to médi­co, medi­ca­men­tos, vacu­nas y otros insu­mos sani­ta­rios.

13. Acti­vi­da­des vin­cu­la­das con la pro­duc­ción, dis­tri­bu­ción y comer­cia­li­za­ción agro­pe­cua­ria y de pes­ca.

14. Acti­vi­da­des de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, inter­net fija y móvil y ser­vi­cios digi­ta­les.

15. Acti­vi­da­des impos­ter­ga­bles vin­cu­la­das con el comer­cio exte­rior.

16. Reco­lec­ción, trans­por­te y tra­ta­mien­to de resi­duos sóli­dos urba­nos, peli­gro­sos y pato­gé­ni­cos.

17. Man­te­ni­mien­to de los ser­vi­cios bási­cos (agua, elec­tri­ci­dad, gas, comu­ni­ca­cio­nes, etc.) y aten­ción de emer­gen­cias.

18. Trans­por­te públi­co de pasa­je­ros, trans­por­te de mer­ca­de­rías, petró­leo, com­bus­ti­bles y GLP.

19. Repar­to a domi­ci­lio de ali­men­tos, medi­ca­men­tos, pro­duc­tos de higie­ne, de lim­pie­za y otros insu­mos de nece­si­dad.

20. Ser­vi­cios de lavan­de­ría.

21. Ser­vi­cios pos­ta­les y de dis­tri­bu­ción de paque­te­ría.

22. Ser­vi­cios esen­cia­les de vigi­lan­cia, lim­pie­za y guar­dia.

23. Guar­dias míni­mas que ase­gu­ren la ope­ra­ción y man­te­ni­mien­to de Yaci­mien­tos de Petró­leo y Gas, plan­tas de tra­ta­mien­to y/​o refi­na­ción de Petró­leo y gas, trans­por­te y dis­tri­bu­ción de ener­gía eléc­tri­ca, com­bus­ti­bles líqui­dos, petró­leo y gas, esta­cio­nes expen­de­do­ras de com­bus­ti­bles y gene­ra­do­res de ener­gía eléc­tri­ca.

24. S.E. Casa de Mone­da, ser­vi­cios de caje­ros auto­má­ti­cos, trans­por­te de cau­da­les y todas aque­llas acti­vi­da­des que el BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA dis­pon­ga impres­cin­di­bles para garan­ti­zar el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma de pagos.

El Jefe de Gabi­ne­te de Minis­tros, en su carác­ter de coor­di­na­dor de la “Uni­dad de Coor­di­na­ción Gene­ral del Plan Inte­gral para la Pre­ven­ción de Even­tos de Salud Públi­ca de Impor­tan­cia Inter­na­cio­nal” y con reco­men­da­ción de la auto­ri­dad sani­ta­ria podrá ampliar o redu­cir las excep­cio­nes dis­pues­tas, en fun­ción de la diná­mi­ca de la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca y de la efi­ca­cia que se obser­ve en el cum­pli­mien­to de la pre­sen­te medi­da.

En todos estos casos, los emplea­do­res y emplea­do­ras debe­rán garan­ti­zar las con­di­cio­nes de higie­ne y segu­ri­dad esta­ble­ci­das por el MINISTERIO DE SALUD para pre­ser­var la salud de las tra­ba­ja­do­ras y de los tra­ba­ja­do­res.

ARTÍCULO 7º.- Esta­blé­ce­se que, por úni­ca vez, el feria­do del 2 de abril pre­vis­to por la Ley N° 27.399 en con­me­mo­ra­ción al Día del Vete­rano y de los Caí­dos en la Gue­rra de Mal­vi­nas, será tras­la­da­do al día mar­tes 31 de mar­zo de 2020.

ARTÍCULO 8º.- Duran­te la vigen­cia del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del sec­tor pri­va­do ten­drán dere­cho al goce ínte­gro de sus ingre­sos habi­tua­les, en los tér­mi­nos que esta­ble­ce­rá la regla­men­ta­ción del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL.

ARTÍCULO 9º.- A fin de per­mi­tir el cum­pli­mien­to del “ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio”, se otor­ga asue­to al per­so­nal de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL los días 20, 25, 26, 27 y 30 de mar­zo de 2020, y se ins­tru­ye a los dis­tin­tos orga­nis­mos a imple­men­tar las medi­das nece­sa­rias a fin de man­te­ner la con­ti­nui­dad de las acti­vi­da­des per­ti­nen­tes men­cio­na­das en el artícu­lo 6º.

ARTÍCULO 10.- Las pro­vin­cias, la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires y los muni­ci­pios dic­ta­rán las medi­das nece­sa­rias para imple­men­tar lo dis­pues­to en el pre­sen­te decre­to, como dele­ga­dos del gobierno fede­ral, con­for­me lo esta­ble­ce el artícu­lo 128 de la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal, sin per­jui­cio de otras medi­das que deban adop­tar tan­to las pro­vin­cias, como la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, como los muni­ci­pios, en ejer­ci­cio de sus com­pe­ten­cias pro­pias.

Inví­ta­se al Poder Legis­la­ti­vo Nacio­nal y al Poder Judi­cial de la Nación, en el ámbi­to de sus com­pe­ten­cias, a adhe­rir al pre­sen­te decre­to.

ARTÍCULO 11.- Los titu­la­res de las juris­dic­cio­nes y orga­nis­mos com­pren­di­dos en el artícu­lo 8, inci­sos a), b) y c) de la Ley N° 24.156, en el ejer­ci­cio de sus res­pec­ti­vas com­pe­ten­cias, dic­ta­rán las nor­mas regla­men­ta­rias que esti­men nece­sa­rias para hacer cum­plir el pre­sen­te decre­to.

ARTÍCULO 12.- La pre­sen­te medi­da entra­rá en vigen­cia a par­tir de su publi­ca­ción en el BOLETÍN OFICIAL.

ARTÍCULO 13.- Dése cuen­ta a la Comi­sión Bica­me­ral Per­ma­nen­te del Hono­ra­ble Con­gre­so de la Nación.

ARTÍCULO 14.- Comu­ní­que­se, publí­que­se, dése a la DIRECCIÓN NACIONAL y archí­ve­se.

Car­ta de Alber­to Fer­nan­dez a los argen­ti­nos

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: