Esta­do Espa­ñol. ¿Es tole­ra­ble que el Esta­do de Alar­ma man­ten­ga la subor­di­na­ción del gas­to públi­co al Pago de la Deu­da impues­to por la UE?

Por Ánge­les Maes­tro*, Resu­men lati­no­ame­ri­cano, 16 mar­zo 2020

La gente permanece en sus viviendas durante el estado de alarma por el coronavirus decretado por el Gobierno. REUTERS/Sergio Perez
La
gen­te per­ma­ne­ce en sus vivien­das duran­te el esta­do de alar­ma por el
coro­na­vi­rus decre­ta­do por el Gobierno. REUTERS/​Sergio Perez

Es bien sabi­do que la pan­de­mia por el Coro­na­vi­rus ha ser­vi­do de
deto­nan­te de una gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca que no ha hecho más que empe­zar.
Tan gra­ve, que el cie­rre de empre­sas se extien­de en cade­na y de for­ma
casi tan explo­si­va como el micro­or­ga­nis­mo. De esto ape­nas se infor­ma,
pero en los barrios obre­ros cun­de la deses­pe­ra­ción y la angus­tia. La
enor­me pre­ca­rie­dad labo­ral faci­li­ta los des­pi­dos con indem­ni­za­cio­nes
míse­ras o direc­ta­men­te sin nin­gu­na, por el sen­ci­llo pro­ce­di­mien­to de no
reno­var el con­tra­to.

Ade­más, apro­ve­chan­do el páni­co rei­nan­te, se está dicien­do a las tra­ba­ja­do­ras y a los tra­ba­ja­do­res que se vayan a su casa, direc­ta­men­te, sin trá­mi­te admi­nis­tra­ti­vo alguno, has­ta el pun­to de que se les podría acu­sar de aban­do­nar el pues­to de tra­ba­jo.

La pér­di­da del empleo en estas con­di­cio­nes supo­ne la des­apa­ri­ción de
todo ingre­so para per­so­nas y fami­lias que ape­nas logra­ban sobre­vi­vir. Me
remi­to a los datos del Indi­ca­dor Euro­peo de Pobre­za y Exclu­sión Social
(2019) o al más recien­te del Rela­tor de la ONU para la Extre­ma Pobre­za[1]:
antes del Coro­na­vi­rus 12 millo­nes de per­so­nas esta­ban por deba­jo de los
indi­ca­do­res míni­mos de super­vi­ven­cia y la mitad de la pobla­ción no
podía calen­tar en invierno su casa o com­prar car­ne o pes­ca­do una vez a
la sema­na.

Sobre esta dra­má­ti­ca situa­ción caen los des­pi­dos masi­vos, la inmen­sa mayo­ría sin pro­tec­ción social.

La Decla­ra­ción del Esta­do de Alar­ma no se refie­re en abso­lu­to a las
más inelu­di­bles res­pon­sa­bi­li­da­des del Gobierno: a ase­gu­rar las
con­di­cio­nes de vida de todas las per­so­nas, nati­vas o extran­je­ras, que
aquí resi­den.

Es escan­da­lo­so que el Decre­to se haya publi­ca­do sin esta­ble­cer
medi­das extra­or­di­na­rias que son com­pe­ten­cia del Gobierno Cen­tral
des­ti­na­das a incre­men­tar sus­tan­cial­men­te los recur­sos sani­ta­rios, ya
sobre­sa­tu­ra­dos y cla­ra­men­te insu­fi­cien­tes para el aumen­to de las
nece­si­da­des de asis­ten­cia que se espe­ra. Y sobre todo, es inacep­ta­ble
la ausen­cia de medi­das socia­les y labo­ra­les, urgen­tes e impres­cin­di­bles,
que deten­gan la san­gría de des­pi­dos que está hun­dien­do aún más en la
mise­ria a millo­nes de per­so­nas.

Y por enci­ma de ello, lo que es into­le­ra­ble es que, en una situa­ción
tan gra­ve de emer­gen­cia de Salud Públi­ca, de nece­si­dad extre­ma, no se
abor­de el dete­rio­ro acu­mu­la­do en los últi­mos diez años de los ser­vi­cios
públi­cos[2].
y se man­ten­ga la subor­di­na­ción del gas­to de todas las admi­nis­tra­cio­nes
públi­cas a los recor­tes impues­tos por la Unión Euro­pea, intro­du­ci­dos en
2011 median­te la refor­ma del artícu­lo 135 de la Cons­ti­tu­ción, que fue
pro­pues­ta por el PSOE y apo­ya­da por el PP.

Hay meca­nis­mos lega­les dis­po­ni­bles, si se quie­re. El Decre­to de
Alar­ma debe sus­pen­der el pago de la Deu­da y el cum­pli­mien­to de los
obje­ti­vos de Défi­cit para todas las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas. Máxi­me
cuan­do tales medi­das están pre­vis­tas en el artícu­lo 11.3 de la Ley
Orgá­ni­ca 2/​2012, de Esta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria, que pre­ci­sa­men­te
desa­rro­lla esa refor­ma cons­ti­tu­cio­nal de 2011 y que debe ser acti­va­do de
inme­dia­to. Este artícu­lo per­mi­te al Gobierno incu­rrir en défi­cit
estruc­tu­ral en situa­cio­nes de «emer­gen­cia extra­or­di­na­ria»; es decir,
adop­tar las medi­das nece­sa­rias para obte­ner recur­sos inme­dia­tos. Dice
tex­tual­men­te:

Excep­cio­nal­men­te, el Esta­do y las Comu­ni­da­des Autó­no­mas podrán
incu­rrir en défi­cit estruc­tu­ral en caso de catás­tro­fes natu­ra­les,
rece­sión eco­nó­mi­ca gra­ve o situa­cio­nes de emer­gen­cia extra­or­di­na­ria que
esca­pen al con­trol de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas y per­ju­di­quen
con­si­de­ra­ble­men­te su situa­ción finan­cie­ra o su sos­te­ni­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o
social, apre­cia­das por la mayo­ría abso­lu­ta de los miem­bros del Con­gre­so
de los Dipu­tados.

Los recur­sos de la socie­dad deben estar al ser­vi­cio de la pobla­ción
siem­pre, máxi­me cuan­do se viven situa­cio­nes dra­má­ti­cas como la actual.
El gobierno chino cons­tru­yó los hos­pi­ta­les nece­sa­rios en Wuhan en 10
días, ¿y aquí, por qué no?

Las medi­das inelu­di­bles e inme­dia­tas que es pre­ci­so adop­tar son:

  1. En el ámbi­to sani­ta­rio:
    .- Obten­ción de la finan­cia­ción nece­sa­ria, median­te la emi­sión de deu­da u
    otros meca­nis­mos, para hacer las inver­sio­nes nece­sa­rias y urgen­tes en
    la sani­dad públi­ca, incor­po­ra­ción real de la sani­dad pri­va­da a la red
    públi­ca y pla­ni­fi­ca­ción cen­tra­li­za­da de ambas.
    .- Con­tra­ta­ción del per­so­nal nece­sa­rio para abrir de for­ma inme­dia­ta
    todas las camas cerra­das des­de 2010 y el pleno fun­cio­na­mien­to de los
    cen­tros sani­ta­rios de aten­ción pri­ma­ria y espe­cia­li­za­da las 24 horas.
  2. Poner urgen­te­men­te a dis­po­si­ción de todas las per­so­nas que lo
    nece­si­ten los ali­men­tos sufi­cien­tes y pro­duc­tos higié­ni­cos para
    garan­ti­zar una ali­men­ta­ción y desin­fec­ción ade­cua­das, empe­zan­do por los
    niños y niñas que se han que­da­do sin come­dor esco­lar.
  3. Garan­ti­zar por par­te del Esta­do per­mi­sos adi­cio­na­les y ple­na
    segu­ri­dad labo­ral a tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res enfer­mos, que deban
    dejar de tra­ba­jar por medi­das pro­fi­lác­ti­cas o que deban aten­der a niños o
    adul­tos depen­dien­tes.
  4. Para­li­za­ción de los des­pi­dos y para los ya pro­du­ci­dos, el dere­cho
    inme­dia­to a per­ci­bir la pres­ta­ción por des­em­pleo. Prohi­bi­ción de EREs y
    ERTEs en gran­des empre­sas duran­te el tiem­po de vigen­cia del Esta­do de
    Alar­ma.
  5. Prohi­bi­ción y per­se­cu­ción de prác­ti­cas labo­ra­les abu­si­vas como el con­su­mo obli­ga­to­rio de per­mi­sos vaca­cion­les.
  6. Mora­to­ria del pago de hipo­te­cas y alqui­le­res. Deten­ción de todos los
    desahu­cios por impa­go de hipo­te­ca o de alqui­ler e incau­ta­ción a los
    ban­cos de las vivien­das nece­sa­rias para ase­gu­rar a todas las per­so­nas
    ese dere­cho, por razo­nes de emer­gen­cia de de Salud Públi­ca. Por­que,
    ¿cómo se eje­cu­tan las medi­das pro­fi­lác­ti­cas cuan­do no se tie­ne casa?
  7. Anu­lar todo cor­te de luz, de gas o de agua por impa­go.

Es obvio que muchas de estas medi­das son incom­pa­ti­bles con el mar­co
legal que es resul­ta­do de las últi­mas refor­mas labo­ra­les. Por ello, al
igual que el Decre­to incor­po­ra medi­das que supo­nen de fac­to la
inter­ven­ción de la acti­vi­dad pro­duc­ti­va de las empre­sas o la sus­pen­sión
del Esta­do de las Auto­no­mías (más que cues­tio­na­ble en el caso de la
re-cen­tra­li­za­ción de las com­pe­ten­cias en segu­ri­dad), hay que sus­pen­der
la vigen­cia de las refor­mas labo­ra­les para dete­ner esta san­gría social.

Todas estas medi­das son indis­pen­sa­bles para man­te­ner las con­di­cio­nes bási­cas de la vida.

Si no se toman, cabe pre­gun­tar­se: ¿será que el Esta­do de Alar­ma
esta­ble­ce com­pe­ten­cias uni­fi­ca­das de todas las fuer­zas del orden bajo el
man­do del minis­tro del Inte­rior para diri­gir­las con­tra el pue­blo en el
caso de que se pro­duz­ca un esta­lli­do social?

Efec­ti­va­men­te, en situa­cio­nes terri­bles como la actual se per­ci­be con
toda cla­ri­dad el absur­do aten­ta­do a la vida que supo­ne la acu­mu­la­ción
de rique­za en unas manos y la mise­ria para la inmen­sa mayo­ría. Sin
olvi­dar todas las estruc­tu­ras de poder que se han crea­do, pre­ci­sa­men­te,
para ase­gu­rar el man­te­ni­mien­to de la enor­me vio­len­cia social que ello
supo­ne.

NOTAS
[1] https://​www​.rtve​.es/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​2​0​2​0​0​2​0​7​/​r​e​l​a​t​o​r​-​e​s​p​e​c​i​a​l​-​o​n​u​-​p​a​r​a​-​p​o​b​r​e​z​a​/​1​9​9​9​6​4​8​.​s​h​tml
[2] En Ita­lia se ha con­vo­ca­do ya una huel­ga gene­ral para el pró­xi­mo vier­nes. https://​www​.euro​pa​press​.es/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​n​o​t​i​c​i​a​-​c​o​n​v​o​c​a​d​a​-​h​u​e​l​g​a​-​g​e​n​e​r​a​l​-​v​i​e​r​n​e​s​-​s​o​l​o​-​r​o​m​a​-​d​e​n​u​n​c​i​a​r​-​d​e​g​r​a​d​a​c​i​o​n​-​s​e​r​v​i​c​i​o​s​-​p​u​b​l​i​c​o​s​-​2​0​1​9​1​0​2​1​1​8​4​7​2​6​.​h​tml)

* Red Roja

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *