Esta­do Espa­ñol. ¿Es tole­ra­ble que el Esta­do de Alar­ma man­ten­ga la subor­di­na­ción del gas­to públi­co al Pago de la Deu­da impues­to por la UE?

Por Ánge­les Maes­tro*, Resu­men lati­noa­me­ri­cano, 16 mar­zo 2020

La gente permanece en sus viviendas durante el estado de alarma por el coronavirus decretado por el Gobierno. REUTERS/Sergio Perez
La
gen­te per­ma­ne­ce en sus vivien­das duran­te el esta­do de alar­ma por el
coro­na­vi­rus decre­ta­do por el Gobierno. REUTERS/​Sergio Perez

Es bien sabi­do que la pan­de­mia por el Coro­na­vi­rus ha ser­vi­do de
deto­nan­te de una gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca que no ha hecho más que empe­zar.
Tan gra­ve, que el cie­rre de empre­sas se extien­de en cade­na y de for­ma
casi tan explo­si­va como el micro­or­ga­nis­mo. De esto ape­nas se infor­ma,
pero en los barrios obre­ros cun­de la deses­pe­ra­ción y la angus­tia. La
enor­me pre­ca­rie­dad labo­ral faci­li­ta los des­pi­dos con indem­ni­za­cio­nes
míse­ras o direc­ta­men­te sin nin­gu­na, por el sen­ci­llo pro­ce­di­mien­to de no
reno­var el con­tra­to.

Ade­más, apro­ve­chan­do el páni­co rei­nan­te, se está dicien­do a las tra­ba­ja­do­ras y a los tra­ba­ja­do­res que se vayan a su casa, direc­ta­men­te, sin trá­mi­te admi­nis­tra­ti­vo alguno, has­ta el pun­to de que se les podría acu­sar de aban­do­nar el pues­to de tra­ba­jo.

La pér­di­da del empleo en estas con­di­cio­nes supo­ne la des­apa­ri­ción de
todo ingre­so para per­so­nas y fami­lias que ape­nas logra­ban sobre­vi­vir. Me
remi­to a los datos del Indi­ca­dor Euro­peo de Pobre­za y Exclu­sión Social
(2019) o al más recien­te del Rela­tor de la ONU para la Extre­ma Pobre­za[1]:
antes del Coro­na­vi­rus 12 millo­nes de per­so­nas esta­ban por deba­jo de los
indi­ca­do­res míni­mos de super­vi­ven­cia y la mitad de la pobla­ción no
podía calen­tar en invierno su casa o com­prar car­ne o pes­ca­do una vez a
la sema­na.

Sobre esta dra­má­ti­ca situa­ción caen los des­pi­dos masi­vos, la inmen­sa mayo­ría sin pro­tec­ción social.

La Decla­ra­ción del Esta­do de Alar­ma no se refie­re en abso­lu­to a las
más inelu­di­bles res­pon­sa­bi­li­da­des del Gobierno: a ase­gu­rar las
con­di­cio­nes de vida de todas las per­so­nas, nati­vas o extran­je­ras, que
aquí resi­den.

Es escan­da­lo­so que el Decre­to se haya publi­ca­do sin esta­ble­cer
medi­das extra­or­di­na­rias que son com­pe­ten­cia del Gobierno Cen­tral
des­ti­na­das a incre­men­tar sus­tan­cial­men­te los recur­sos sani­ta­rios, ya
sobre­sa­tu­ra­dos y cla­ra­men­te insu­fi­cien­tes para el aumen­to de las
nece­si­da­des de asis­ten­cia que se espe­ra. Y sobre todo, es inacep­ta­ble
la ausen­cia de medi­das socia­les y labo­ra­les, urgen­tes e impres­cin­di­bles,
que deten­gan la san­gría de des­pi­dos que está hun­dien­do aún más en la
mise­ria a millo­nes de per­so­nas.

Y por enci­ma de ello, lo que es into­le­ra­ble es que, en una situa­ción
tan gra­ve de emer­gen­cia de Salud Públi­ca, de nece­si­dad extre­ma, no se
abor­de el dete­rio­ro acu­mu­la­do en los últi­mos diez años de los ser­vi­cios
públi­cos[2].
y se man­ten­ga la subor­di­na­ción del gas­to de todas las admi­nis­tra­cio­nes
públi­cas a los recor­tes impues­tos por la Unión Euro­pea, intro­du­ci­dos en
2011 median­te la refor­ma del artícu­lo 135 de la Cons­ti­tu­ción, que fue
pro­pues­ta por el PSOE y apo­ya­da por el PP.

Hay meca­nis­mos lega­les dis­po­ni­bles, si se quie­re. El Decre­to de
Alar­ma debe sus­pen­der el pago de la Deu­da y el cum­pli­mien­to de los
obje­ti­vos de Défi­cit para todas las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas. Máxi­me
cuan­do tales medi­das están pre­vis­tas en el artícu­lo 11.3 de la Ley
Orgá­ni­ca 2/​2012, de Esta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria, que pre­ci­sa­men­te
desa­rro­lla esa refor­ma cons­ti­tu­cio­nal de 2011 y que debe ser acti­va­do de
inme­dia­to. Este artícu­lo per­mi­te al Gobierno incu­rrir en défi­cit
estruc­tu­ral en situa­cio­nes de «emer­gen­cia extra­or­di­na­ria»; es decir,
adop­tar las medi­das nece­sa­rias para obte­ner recur­sos inme­dia­tos. Dice
tex­tual­men­te:

Excep­cio­nal­men­te, el Esta­do y las Comu­ni­da­des Autó­no­mas podrán
incu­rrir en défi­cit estruc­tu­ral en caso de catás­tro­fes natu­ra­les,
rece­sión eco­nó­mi­ca gra­ve o situa­cio­nes de emer­gen­cia extra­or­di­na­ria que
esca­pen al con­trol de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas y per­ju­di­quen
con­si­de­ra­ble­men­te su situa­ción finan­cie­ra o su sos­te­ni­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o
social, apre­cia­das por la mayo­ría abso­lu­ta de los miem­bros del Con­gre­so
de los Dipu­tados.

Los recur­sos de la socie­dad deben estar al ser­vi­cio de la pobla­ción
siem­pre, máxi­me cuan­do se viven situa­cio­nes dra­má­ti­cas como la actual.
El gobierno chino cons­tru­yó los hos­pi­ta­les nece­sa­rios en Wuhan en 10
días, ¿y aquí, por qué no?

Las medi­das inelu­di­bles e inme­dia­tas que es pre­ci­so adop­tar son:

  1. En el ámbi­to sani­ta­rio:
    .- Obten­ción de la finan­cia­ción nece­sa­ria, median­te la emi­sión de deu­da u
    otros meca­nis­mos, para hacer las inver­sio­nes nece­sa­rias y urgen­tes en
    la sani­dad públi­ca, incor­po­ra­ción real de la sani­dad pri­va­da a la red
    públi­ca y pla­ni­fi­ca­ción cen­tra­li­za­da de ambas.
    .- Con­tra­ta­ción del per­so­nal nece­sa­rio para abrir de for­ma inme­dia­ta
    todas las camas cerra­das des­de 2010 y el pleno fun­cio­na­mien­to de los
    cen­tros sani­ta­rios de aten­ción pri­ma­ria y espe­cia­li­za­da las 24 horas.
  2. Poner urgen­te­men­te a dis­po­si­ción de todas las per­so­nas que lo
    nece­si­ten los ali­men­tos sufi­cien­tes y pro­duc­tos higié­ni­cos para
    garan­ti­zar una ali­men­ta­ción y desin­fec­ción ade­cua­das, empe­zan­do por los
    niños y niñas que se han que­da­do sin come­dor esco­lar.
  3. Garan­ti­zar por par­te del Esta­do per­mi­sos adi­cio­na­les y ple­na
    segu­ri­dad labo­ral a tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res enfer­mos, que deban
    dejar de tra­ba­jar por medi­das pro­fi­lác­ti­cas o que deban aten­der a niños o
    adul­tos depen­dien­tes.
  4. Para­li­za­ción de los des­pi­dos y para los ya pro­du­ci­dos, el dere­cho
    inme­dia­to a per­ci­bir la pres­ta­ción por des­em­pleo. Prohi­bi­ción de EREs y
    ERTEs en gran­des empre­sas duran­te el tiem­po de vigen­cia del Esta­do de
    Alar­ma.
  5. Prohi­bi­ción y per­se­cu­ción de prác­ti­cas labo­ra­les abu­si­vas como el con­su­mo obli­ga­to­rio de per­mi­sos vaca­cion­les.
  6. Mora­to­ria del pago de hipo­te­cas y alqui­le­res. Deten­ción de todos los
    desahu­cios por impa­go de hipo­te­ca o de alqui­ler e incau­ta­ción a los
    ban­cos de las vivien­das nece­sa­rias para ase­gu­rar a todas las per­so­nas
    ese dere­cho, por razo­nes de emer­gen­cia de de Salud Públi­ca. Por­que,
    ¿cómo se eje­cu­tan las medi­das pro­fi­lác­ti­cas cuan­do no se tie­ne casa?
  7. Anu­lar todo cor­te de luz, de gas o de agua por impa­go.

Es obvio que muchas de estas medi­das son incom­pa­ti­bles con el mar­co
legal que es resul­ta­do de las últi­mas refor­mas labo­ra­les. Por ello, al
igual que el Decre­to incor­po­ra medi­das que supo­nen de fac­to la
inter­ven­ción de la acti­vi­dad pro­duc­ti­va de las empre­sas o la sus­pen­sión
del Esta­do de las Auto­no­mías (más que cues­tio­na­ble en el caso de la
re-cen­tra­li­za­ción de las com­pe­ten­cias en segu­ri­dad), hay que sus­pen­der
la vigen­cia de las refor­mas labo­ra­les para dete­ner esta san­gría social.

Todas estas medi­das son indis­pen­sa­bles para man­te­ner las con­di­cio­nes bási­cas de la vida.

Si no se toman, cabe pre­gun­tar­se: ¿será que el Esta­do de Alar­ma
esta­ble­ce com­pe­ten­cias uni­fi­ca­das de todas las fuer­zas del orden bajo el
man­do del minis­tro del Inte­rior para diri­gir­las con­tra el pue­blo en el
caso de que se pro­duz­ca un esta­lli­do social?

Efec­ti­va­men­te, en situa­cio­nes terri­bles como la actual se per­ci­be con
toda cla­ri­dad el absur­do aten­ta­do a la vida que supo­ne la acu­mu­la­ción
de rique­za en unas manos y la mise­ria para la inmen­sa mayo­ría. Sin
olvi­dar todas las estruc­tu­ras de poder que se han crea­do, pre­ci­sa­men­te,
para ase­gu­rar el man­te­ni­mien­to de la enor­me vio­len­cia social que ello
supo­ne.

NOTAS
[1] https://​www​.rtve​.es/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​2​0​2​0​0​2​0​7​/​r​e​l​a​t​o​r​-​e​s​p​e​c​i​a​l​-​o​n​u​-​p​a​r​a​-​p​o​b​r​e​z​a​/​1​9​9​9​6​4​8​.​s​h​tml
[2] En Ita­lia se ha con­vo­ca­do ya una huel­ga gene­ral para el pró­xi­mo vier­nes. https://​www​.euro​pa​press​.es/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​n​o​t​i​c​i​a​-​c​o​n​v​o​c​a​d​a​-​h​u​e​l​g​a​-​g​e​n​e​r​a​l​-​v​i​e​r​n​e​s​-​s​o​l​o​-​r​o​m​a​-​d​e​n​u​n​c​i​a​r​-​d​e​g​r​a​d​a​c​i​o​n​-​s​e​r​v​i​c​i​o​s​-​p​u​b​l​i​c​o​s​-​2​0​1​9​1​0​2​1​1​8​4​7​2​6​.​h​tml)

* Red Roja

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: