Argen­ti­na. La deu­da públi­ca exter­na es impa­ga­ble y en bue­na par­te odio­sa

Resu­men Latinoamericano*/ 12 de mar­zo de 2020 .–


Pro­fe­sio­na­les, investigadores/​as y docen­tes del área de las cien­cias eco­nó­mi­cas, mani­fes­tan su preo­cu­pa­ción por el ele­va­do endeu­da­mien­to públi­co de la Argen­ti­na y el cur­so que está siguien­do la nego­cia­ción, median­te una decla­ra­ción diri­gi­da al gobierno nacio­nal. Asi­mis­mo pro­po­nen que se inves­ti­gue la deu­da públi­ca «Noso­tros y noso­tras sos­te­ne­mos que las medi­das pro­pues­tas son la con­se­cuen­cia lógi­ca y cohe­ren­te de haber decla­ra­do que la deu­da es impa­ga­ble e insos­te­ni­ble. Más aún, es odio­sa. Que ade­más está vicia­da de nuli­dad. No es legí­ti­ma, ya que no ha sido auto­ri­za­da por el Con­gre­so Nacio­nal». Por Eduar­do Luci­ta


Com­par­ti­mos la decla­ra­ción

Quie­nes fir­ma­mos esta decla­ra­ción, pro­fe­sio­na­les, investigadores/​as y docen­tes, todos/​as del área de las cien­cias eco­nó­mi­cas, que­re­mos mani­fes­tar nues­tra preo­cu­pa­ción por el ele­va­do endeu­da­mien­to públi­co de la Argen­ti­na y el cur­so que está siguien­do la nego­cia­ción. Somos cons­cien­tes que ello supo­ne un gran con­di­cio­nan­te de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, que se cons­ti­tu­ye en una hipo­te­ca que afec­ta a la mayo­ría empo­bre­ci­da de la pobla­ción. Tan­to des­de el Gobierno como des­de el FMI se sos­tie­ne que la deu­da no es sus­ten­ta­ble, que no exis­te capa­ci­dad actual de can­ce­la­ción y por ende se sugie­re un pro­ce­so de rene­go­cia­ción que invo­lu­cra pos­po­ner can­ce­la­cio­nes de deu­da al FMI y a los pres­ta­mis­tas pri­va­dos, en algu­nos casos esti­ran­do ven­ci­mien­tos y en otros, gene­ran­do qui­ta de intere­ses y de capi­tal. En cual­quier caso, aún en una exi­to­sa “nego­cia­ción”, el pago de la deu­da se cons­ti­tu­ye en una gra­vo­sa obli­ga­ción a cos­to del sacri­fi­co social. Pagar la deu­da, hoy o más ade­lan­te, supo­ne pér­di­das de dere­chos socia­les y ajus­tes fis­ca­les en des­me­dro de los más nece­si­ta­dos, con un impac­to mayor en las muje­res y las disi­den­cias. Es un resul­ta­do que esca­mo­tea a los gran­des bene­fi­cia­rios del endeu­da­mien­to, o sea, del uso de los dine­ros des­em­bol­sa­dos por los pres­ta­mis­tas, sean pri­va­dos o el pro­pio FMI.

El Pre­si­den­te de la Nación sos­tu­vo, en la inau­gu­ra­ción del perio­do legis­la­ti­vo, que el des­tino de los fon­dos des­em­bol­sa­dos entre 2015 – 2019 está en estu­dio en el Ban­co Cen­tral, lo que debe­ría abo­nar para una tarea de la bica­me­ral de la deu­da y más aún para una comi­sión con par­ti­ci­pa­ción popu­lar de audi­to­ría de la deu­da. Se esti­ma que gran par­te de los des­em­bol­sos del FMI, tuvie­ron como des­tino “fuga de capi­ta­les”, sea por pagos de intere­ses de deu­da, reme­sas de uti­li­da­des al exte­rior o cons­ti­tu­ción de acti­vos exter­nos de resi­den­tes loca­les. Resul­ta así que un míni­mo de esos recur­sos fue cons­ti­tui­do como reser­vas inter­na­cio­na­les. Escla­re­cer esta cues­tión no es un tema menor, ya que podría accio­nar­se judi­cial­men­te con­tra los res­pon­sa­bles direc­tos e indi­rec­tos de esta ver­da­de­ra esta­fa al pue­blo argen­tino. Sos­te­ne­mos que hay res­pon­sa­bi­li­da­des en fun­cio­na­rios nacio­na­les inter­vi­nien­tes en la sus­crip­ción de dife­ren­tes moda­li­da­des de endeu­da­mien­to, tam­bién de los pres­ta­mis­tas exter­nos, cono­ce­do­res de la no sus­ten­ta­bi­li­dad de la deu­da públi­ca del país. Es un argu­men­to insos­la­ya­ble al momen­to de defi­nir a la deu­da públi­ca de la Argen­ti­na como Deu­da Odio­sa, ya que no satis­fi­zo nece­si­da­des de la socie­dad y tan­to el pres­ta­ta­rio como el pres­ta­dor eran cons­cien­tes de la inca­pa­ci­dad de pago en los tér­mi­nos en que se asu­mie­ron los prés­ta­mos.

Avan­zar en pagos de la deu­da, aun con qui­tas de capi­tal e intere­ses y corri­mien­tos de los pla­zos de los ven­ci­mien­tos, supo­ne vol­ver a endeu­dar­se para seguir pagan­do. Los pagos, aún men­gua­dos, demo­ra­rán la reac­ti­va­ción de la eco­no­mía y la mejo­ra de las con­di­cio­nes de vida de la mayo­ría social afec­ta­da por la ele­va­da infla­ción y la rece­sión. Inclu­so, más allá de cual­quier nego­cia­ción, nada ase­gu­ra que en poco tiem­po el país reto­me una nue­va cri­sis de deu­da, más aún cuan­do hay serios indi­cios que la eco­no­mía glo­bal podría des­li­zar­se hacia una nue­va rece­sión, lo que per­ju­di­ca­ría nues­tras expor­ta­cio­nes y por lo tan­to el ingre­so de dóla­res. Así un nue­vo res­ca­te del Fon­do sería inevi­ta­ble y colo­ca­ría a la Argen­ti­na en el rum­bo de Gre­cia, con reno­va­dos ajus­tes tras ajus­tes que pro­fun­di­za­rían la rece­sión, debi­li­ta­rían la recau­da­ción fis­cal mien­tras cre­ce­rían el des­em­pleo y la pobre­za. Tam­bién pue­de ocu­rrir que los pode­ro­sos fon­dos de inver­sión no acep­ten qui­tas impor­tan­tes de deu­da y exi­jan cobrar algo en efec­ti­vo, redu­cir poco o nada la car­ga de intere­ses y cono­cer el acuer­do con el Fon­do antes que fir­mar su pro­pio acuer­do. En este caso serían los pro­pios fon­dos los que pro­vo­ca­rían el default. Si así fue­ra la eco­no­mía se dis­lo­ca­ría, el dólar blue esta­ría por las nubes y el pre­cio de los bonos se derrum­ba­ría.

Por el con­tra­rio ¿qué pue­de suce­der si fren­te a la intran­si­gen­cia de los fon­dos el gobierno tome una acción sobe­ra­na y decla­ra su pro­pio default? Esto sig­ni­fi­ca­ría sus­pen­der uni­la­te­ral­men­te los pagos e ini­ciar una inves­ti­ga­ción inte­gral. Se dice que que­da­ría­mos ais­la­dos finan­cie­ra, comer­cial y polí­ti­ca­men­te. ¿Aca­so no esta­mos sin acce­so a los mer­ca­dos “volun­ta­rios” de cré­di­to des­de mar­zo del 2018? ¿Chi­na o Bra­sil deja­rían de com­prar­nos y ven­der­nos? ¿El FMI, la OCDE, el G20 o la OMC nos expul­sa­rían de sus filas? Nada de esto suce­dió antes ni suce­de­ría aho­ra.

Por lo ante­di­cho pro­po­ne­mos:

1. Que la Deu­da Públi­ca de la Argen­ti­na sea inves­ti­ga­da, audi­ta­da de mane­ra inte­gral e inde­pen­dien­te, con par­ti­ci­pa­ción popu­lar, para lo cual los orga­nis­mos esta­ta­les deben estar al ser­vi­cio de esa Audi­to­ria Popu­lar. Así lo ha esta­ble­ci­do el Con­se­jo de Dere­chos Huma­nos de la ONU en el año 2012. En ese camino pue­de abo­nar la inves­ti­ga­ción en cur­so en el BCRA, para nutrir la bica­me­ral y la par­ti­ci­pa­ción popu­lar.

2. Que al tiem­po que se inves­ti­ga la deu­da, se sus­pen­dan los pagos, con­tem­plan­do una dife­ren­cia­ción entre los pres­ta­do­res. Espe­cial­men­te aque­llos vin­cu­la­dos a la polí­ti­ca de segu­ri­dad social. Alu­di­mos a los títu­los en poder de ANSES y otros ámbi­tos del Esta­do, a quie­nes debe­rá esta­ble­cer­se un régi­men par­ti­cu­lar para evi­tar el colap­so de la polí­ti­ca social y/​o de segu­ri­dad social.

3. Que en la deu­da con el FMI, sus­ten­ta­da en las con­si­de­ra­cio­nes polí­ti­cas de los prin­ci­pa­les accio­nis­tas del Fon­do para otor­gar el prés­ta­mo, en par­ti­cu­lar EEUU, debe dis­cu­tir­se la lega­li­dad de la actua­ción del Fon­do y por lo tan­to pro­po­ner la nuli­dad de lo actua­do, cla­ro, con las res­pon­sa­bi­li­da­des de los fun­cio­na­rios y enti­da­des invo­lu­cra­das en el accio­nar. Argen­ti­na debe denun­ciar al FMI ante la ONU por los incum­pli­mien­tos de su Car­ta Orgá­ni­ca.

4. Que se orga­ni­ce un Cen­so de tene­do­res de títu­los, con deta­lle de las ope­ra­cio­nes de com­pra, rela­ti­vas a los valo­res de adqui­si­ción y cru­zan­do la infor­ma­ción con entes de recau­da­ción tri­bu­ta­ria en dife­ren­tes paí­ses. Se bus­ca evi­tar la legi­ti­ma­ción de accio­nes espe­cu­la­ti­vas y de eva­sión fis­cal. Ello inclu­ye inves­ti­gar en deta­lle la fuga de capi­ta­les.

5. Que es nece­sa­rio dero­gar la Ley de Enti­da­des Finan­cie­ras vigen­te des­de los tiem­pos de la dic­ta­du­ra y fuen­te de todas las manio­bras ban­ca­rias y las socie­da­des finan­cie­ras. Tam­bién san­cio­nar una legis­la­ción con­tra los fon­dos bui­tres, en el camino de las accio­nes inter­na­cio­na­les impul­sa­das en 20145 en el ámbi­to de Nacio­nes Uni­das.

Noso­tros y noso­tras sos­te­ne­mos que las medi­das pro­pues­tas son la con­se­cuen­cia lógi­ca y cohe­ren­te de haber decla­ra­do que la deu­da es impa­ga­ble e insos­te­ni­ble. Más aún, es odio­sa. Que ade­más está vicia­da de nuli­dad. No es legí­ti­ma, ya que no ha sido auto­ri­za­da por el Con­gre­so Nacio­nal.

Que cons­ti­tu­yen una sali­da a la actual cri­sis, no exen­ta de pro­ble­mas, pero basa­da en la defen­sa del inte­rés nacio­nal y de los intere­ses con­cre­tos de los/​as trabajadores/​as y los sec­to­res más des­pro­te­gi­dos.

Bue­nos Aires, mar­zo de 2020.

Dr.Claudio Katz. Docen­te, inves­ti­ga­dor UBA-CONICET; Dr. Mar­tín Schorr, IDAES/​CONICET; Lic. Clau­dio Lozano, Coor­di­na­dor de IPYPP (Ins­ti­tu­to de Pen­sa­mien­to y Polí­ti­cas Públi­cas); Lic. Gabrie­la Rof­fi­ne­lli, Coor­di­na­do­ra del Gru­po de Tra­ba­jo Cri­sis y Eco­no­mía Mun­dial de CLACSO, Docen­te UBA; Lic. Ale­jan­dro Ber­co­vich, Perio­dis­ta; Dr. Julio C. Gam­bi­na, SEPLA, UNR; Lic. Beverly Kee­ne. Docen­te UBA;Dr. Enri­que Elor­za, Coor­di­na­dor Cen­tro de Pen­sa­mien­to Crí­ti­co Pedro Paz, UNSL;Lic. Andrea C. Haro Sly. UEDP-Tucu­mán; Lic. María Julia Elio­soff Ferre­ro. Eco­no­mía Femi­nis­ta, UNLP/​SEC; Dr. Mariano Féliz. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNLP /​Socie­dad de Eco­no­mía Crí­ti­ca (SEC); Dra. Agos­ti­na Cos­tan­tino. Inves­ti­ga­do­ra CONICET /​UNS /​SEC); Lic. Facun­do Barre­ra. UNLP/​CONICET/​SEC; Lic. Ser­gio Are­lo­vich, Docen­te UNR; Dra. Lucia­na Ghiot­to. UNSAM-Coni­cet; Lic. Lucas Cas­ti­glio­ni, UNICEN, Tan­dil Dr. Fran­cis­co Can­ta­mut­to. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNS /​SEC; Dr. Pablo Ernes­to Pérez. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNLP /​SEC; Daniel Cam­pio­ne, UBA; Lic. Kari­na For­ci­ni­to. Docen­te inves­ti­ga­do­ra UNGS/​UBA; Dr. Andrés Musac­chio Idehe­si-UBA/­CO­NI­CET; Dr. Andrés Wai­ner. FLACSO/​CONICET; Dr. Nés­tor Fore­ro. Audi­tor Cau­sa Olmos; Lic. Ale­jan­dro Mar­co del Pont, UNLP; Lic. Leo­nar­do Pérez Esqui­vel. Audi­tor AGN: Lic. César Cro­cit­to, UBA; Dr. Jesús Pla­za y Gui­ller­mo Roble­do, Obser­va­to­rio de la Rique­za Padre Arru­pe; Eduar­do Luci­ta, EDI; Lic. Demián Gar­cía Orfa­nó, Del. ATE Min. de Eco­no­mía; Lic. Rosa­rio Esco­la, UBA; Dr. Jor­ge Fran­cis­co Chol­vis. Lic. Luis Lafe­rrie­re. UNER.

*Fuen­te: ANRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *