Argen­ti­na. La deu­da públi­ca exter­na es impa­ga­ble y en bue­na par­te odio­sa

Resu­men Latinoamericano*/ 12 de mar­zo de 2020 .–


Pro­fe­sio­na­les, investigadores/​as y docen­tes del área de las cien­cias eco­nó­mi­cas, mani­fes­tan su preo­cu­pa­ción por el ele­va­do endeu­da­mien­to públi­co de la Argen­ti­na y el cur­so que está siguien­do la nego­cia­ción, median­te una decla­ra­ción diri­gi­da al gobierno nacio­nal. Asi­mis­mo pro­po­nen que se inves­ti­gue la deu­da públi­ca «Noso­tros y noso­tras sos­te­ne­mos que las medi­das pro­pues­tas son la con­se­cuen­cia lógi­ca y cohe­ren­te de haber decla­ra­do que la deu­da es impa­ga­ble e insos­te­ni­ble. Más aún, es odio­sa. Que ade­más está vicia­da de nuli­dad. No es legí­ti­ma, ya que no ha sido auto­ri­za­da por el Con­gre­so Nacio­nal». Por Eduar­do Luci­ta


Com­par­ti­mos la decla­ra­ción

Quie­nes fir­ma­mos esta decla­ra­ción, pro­fe­sio­na­les, investigadores/​as y docen­tes, todos/​as del área de las cien­cias eco­nó­mi­cas, que­re­mos mani­fes­tar nues­tra preo­cu­pa­ción por el ele­va­do endeu­da­mien­to públi­co de la Argen­ti­na y el cur­so que está siguien­do la nego­cia­ción. Somos cons­cien­tes que ello supo­ne un gran con­di­cio­nan­te de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, que se cons­ti­tu­ye en una hipo­te­ca que afec­ta a la mayo­ría empo­bre­ci­da de la pobla­ción. Tan­to des­de el Gobierno como des­de el FMI se sos­tie­ne que la deu­da no es sus­ten­ta­ble, que no exis­te capa­ci­dad actual de can­ce­la­ción y por ende se sugie­re un pro­ce­so de rene­go­cia­ción que invo­lu­cra pos­po­ner can­ce­la­cio­nes de deu­da al FMI y a los pres­ta­mis­tas pri­va­dos, en algu­nos casos esti­ran­do ven­ci­mien­tos y en otros, gene­ran­do qui­ta de intere­ses y de capi­tal. En cual­quier caso, aún en una exi­to­sa “nego­cia­ción”, el pago de la deu­da se cons­ti­tu­ye en una gra­vo­sa obli­ga­ción a cos­to del sacri­fi­co social. Pagar la deu­da, hoy o más ade­lan­te, supo­ne pér­di­das de dere­chos socia­les y ajus­tes fis­ca­les en des­me­dro de los más nece­si­ta­dos, con un impac­to mayor en las muje­res y las disi­den­cias. Es un resul­ta­do que esca­mo­tea a los gran­des bene­fi­cia­rios del endeu­da­mien­to, o sea, del uso de los dine­ros des­em­bol­sa­dos por los pres­ta­mis­tas, sean pri­va­dos o el pro­pio FMI.

El Pre­si­den­te de la Nación sos­tu­vo, en la inau­gu­ra­ción del perio­do legis­la­ti­vo, que el des­tino de los fon­dos des­em­bol­sa­dos entre 2015 – 2019 está en estu­dio en el Ban­co Cen­tral, lo que debe­ría abo­nar para una tarea de la bica­me­ral de la deu­da y más aún para una comi­sión con par­ti­ci­pa­ción popu­lar de audi­to­ría de la deu­da. Se esti­ma que gran par­te de los des­em­bol­sos del FMI, tuvie­ron como des­tino “fuga de capi­ta­les”, sea por pagos de intere­ses de deu­da, reme­sas de uti­li­da­des al exte­rior o cons­ti­tu­ción de acti­vos exter­nos de resi­den­tes loca­les. Resul­ta así que un míni­mo de esos recur­sos fue cons­ti­tui­do como reser­vas inter­na­cio­na­les. Escla­re­cer esta cues­tión no es un tema menor, ya que podría accio­nar­se judi­cial­men­te con­tra los res­pon­sa­bles direc­tos e indi­rec­tos de esta ver­da­de­ra esta­fa al pue­blo argen­tino. Sos­te­ne­mos que hay res­pon­sa­bi­li­da­des en fun­cio­na­rios nacio­na­les inter­vi­nien­tes en la sus­crip­ción de dife­ren­tes moda­li­da­des de endeu­da­mien­to, tam­bién de los pres­ta­mis­tas exter­nos, cono­ce­do­res de la no sus­ten­ta­bi­li­dad de la deu­da públi­ca del país. Es un argu­men­to insos­la­ya­ble al momen­to de defi­nir a la deu­da públi­ca de la Argen­ti­na como Deu­da Odio­sa, ya que no satis­fi­zo nece­si­da­des de la socie­dad y tan­to el pres­ta­ta­rio como el pres­ta­dor eran cons­cien­tes de la inca­pa­ci­dad de pago en los tér­mi­nos en que se asu­mie­ron los prés­ta­mos.

Avan­zar en pagos de la deu­da, aun con qui­tas de capi­tal e intere­ses y corri­mien­tos de los pla­zos de los ven­ci­mien­tos, supo­ne vol­ver a endeu­dar­se para seguir pagan­do. Los pagos, aún men­gua­dos, demo­ra­rán la reac­ti­va­ción de la eco­no­mía y la mejo­ra de las con­di­cio­nes de vida de la mayo­ría social afec­ta­da por la ele­va­da infla­ción y la rece­sión. Inclu­so, más allá de cual­quier nego­cia­ción, nada ase­gu­ra que en poco tiem­po el país reto­me una nue­va cri­sis de deu­da, más aún cuan­do hay serios indi­cios que la eco­no­mía glo­bal podría des­li­zar­se hacia una nue­va rece­sión, lo que per­ju­di­ca­ría nues­tras expor­ta­cio­nes y por lo tan­to el ingre­so de dóla­res. Así un nue­vo res­ca­te del Fon­do sería inevi­ta­ble y colo­ca­ría a la Argen­ti­na en el rum­bo de Gre­cia, con reno­va­dos ajus­tes tras ajus­tes que pro­fun­di­za­rían la rece­sión, debi­li­ta­rían la recau­da­ción fis­cal mien­tras cre­ce­rían el des­em­pleo y la pobre­za. Tam­bién pue­de ocu­rrir que los pode­ro­sos fon­dos de inver­sión no acep­ten qui­tas impor­tan­tes de deu­da y exi­jan cobrar algo en efec­ti­vo, redu­cir poco o nada la car­ga de intere­ses y cono­cer el acuer­do con el Fon­do antes que fir­mar su pro­pio acuer­do. En este caso serían los pro­pios fon­dos los que pro­vo­ca­rían el default. Si así fue­ra la eco­no­mía se dis­lo­ca­ría, el dólar blue esta­ría por las nubes y el pre­cio de los bonos se derrum­ba­ría.

Por el con­tra­rio ¿qué pue­de suce­der si fren­te a la intran­si­gen­cia de los fon­dos el gobierno tome una acción sobe­ra­na y decla­ra su pro­pio default? Esto sig­ni­fi­ca­ría sus­pen­der uni­la­te­ral­men­te los pagos e ini­ciar una inves­ti­ga­ción inte­gral. Se dice que que­da­ría­mos ais­la­dos finan­cie­ra, comer­cial y polí­ti­ca­men­te. ¿Aca­so no esta­mos sin acce­so a los mer­ca­dos “volun­ta­rios” de cré­di­to des­de mar­zo del 2018? ¿Chi­na o Bra­sil deja­rían de com­prar­nos y ven­der­nos? ¿El FMI, la OCDE, el G20 o la OMC nos expul­sa­rían de sus filas? Nada de esto suce­dió antes ni suce­de­ría aho­ra.

Por lo ante­di­cho pro­po­ne­mos:

1. Que la Deu­da Públi­ca de la Argen­ti­na sea inves­ti­ga­da, audi­ta­da de mane­ra inte­gral e inde­pen­dien­te, con par­ti­ci­pa­ción popu­lar, para lo cual los orga­nis­mos esta­ta­les deben estar al ser­vi­cio de esa Audi­to­ria Popu­lar. Así lo ha esta­ble­ci­do el Con­se­jo de Dere­chos Huma­nos de la ONU en el año 2012. En ese camino pue­de abo­nar la inves­ti­ga­ción en cur­so en el BCRA, para nutrir la bica­me­ral y la par­ti­ci­pa­ción popu­lar.

2. Que al tiem­po que se inves­ti­ga la deu­da, se sus­pen­dan los pagos, con­tem­plan­do una dife­ren­cia­ción entre los pres­ta­do­res. Espe­cial­men­te aque­llos vin­cu­la­dos a la polí­ti­ca de segu­ri­dad social. Alu­di­mos a los títu­los en poder de ANSES y otros ámbi­tos del Esta­do, a quie­nes debe­rá esta­ble­cer­se un régi­men par­ti­cu­lar para evi­tar el colap­so de la polí­ti­ca social y/​o de segu­ri­dad social.

3. Que en la deu­da con el FMI, sus­ten­ta­da en las con­si­de­ra­cio­nes polí­ti­cas de los prin­ci­pa­les accio­nis­tas del Fon­do para otor­gar el prés­ta­mo, en par­ti­cu­lar EEUU, debe dis­cu­tir­se la lega­li­dad de la actua­ción del Fon­do y por lo tan­to pro­po­ner la nuli­dad de lo actua­do, cla­ro, con las res­pon­sa­bi­li­da­des de los fun­cio­na­rios y enti­da­des invo­lu­cra­das en el accio­nar. Argen­ti­na debe denun­ciar al FMI ante la ONU por los incum­pli­mien­tos de su Car­ta Orgá­ni­ca.

4. Que se orga­ni­ce un Cen­so de tene­do­res de títu­los, con deta­lle de las ope­ra­cio­nes de com­pra, rela­ti­vas a los valo­res de adqui­si­ción y cru­zan­do la infor­ma­ción con entes de recau­da­ción tri­bu­ta­ria en dife­ren­tes paí­ses. Se bus­ca evi­tar la legi­ti­ma­ción de accio­nes espe­cu­la­ti­vas y de eva­sión fis­cal. Ello inclu­ye inves­ti­gar en deta­lle la fuga de capi­ta­les.

5. Que es nece­sa­rio dero­gar la Ley de Enti­da­des Finan­cie­ras vigen­te des­de los tiem­pos de la dic­ta­du­ra y fuen­te de todas las manio­bras ban­ca­rias y las socie­da­des finan­cie­ras. Tam­bién san­cio­nar una legis­la­ción con­tra los fon­dos bui­tres, en el camino de las accio­nes inter­na­cio­na­les impul­sa­das en 20145 en el ámbi­to de Nacio­nes Uni­das.

Noso­tros y noso­tras sos­te­ne­mos que las medi­das pro­pues­tas son la con­se­cuen­cia lógi­ca y cohe­ren­te de haber decla­ra­do que la deu­da es impa­ga­ble e insos­te­ni­ble. Más aún, es odio­sa. Que ade­más está vicia­da de nuli­dad. No es legí­ti­ma, ya que no ha sido auto­ri­za­da por el Con­gre­so Nacio­nal.

Que cons­ti­tu­yen una sali­da a la actual cri­sis, no exen­ta de pro­ble­mas, pero basa­da en la defen­sa del inte­rés nacio­nal y de los intere­ses con­cre­tos de los/​as trabajadores/​as y los sec­to­res más des­pro­te­gi­dos.

Bue­nos Aires, mar­zo de 2020.

Dr.Claudio Katz. Docen­te, inves­ti­ga­dor UBA-CONICET; Dr. Mar­tín Schorr, IDAES/​CONICET; Lic. Clau­dio Lozano, Coor­di­na­dor de IPYPP (Ins­ti­tu­to de Pen­sa­mien­to y Polí­ti­cas Públi­cas); Lic. Gabrie­la Rof­fi­ne­lli, Coor­di­na­do­ra del Gru­po de Tra­ba­jo Cri­sis y Eco­no­mía Mun­dial de CLACSO, Docen­te UBA; Lic. Ale­jan­dro Ber­co­vich, Perio­dis­ta; Dr. Julio C. Gam­bi­na, SEPLA, UNR; Lic. Beverly Kee­ne. Docen­te UBA;Dr. Enri­que Elor­za, Coor­di­na­dor Cen­tro de Pen­sa­mien­to Crí­ti­co Pedro Paz, UNSL;Lic. Andrea C. Haro Sly. UEDP-Tucu­mán; Lic. María Julia Elio­soff Ferre­ro. Eco­no­mía Femi­nis­ta, UNLP/​SEC; Dr. Mariano Féliz. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNLP /​Socie­dad de Eco­no­mía Crí­ti­ca (SEC); Dra. Agos­ti­na Cos­tan­tino. Inves­ti­ga­do­ra CONICET /​UNS /​SEC); Lic. Facun­do Barre­ra. UNLP/​CONICET/​SEC; Lic. Ser­gio Are­lo­vich, Docen­te UNR; Dra. Lucia­na Ghiot­to. UNSAM-Coni­cet; Lic. Lucas Cas­ti­glio­ni, UNICEN, Tan­dil Dr. Fran­cis­co Can­ta­mut­to. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNS /​SEC; Dr. Pablo Ernes­to Pérez. Inves­ti­ga­dor CONICET /​UNLP /​SEC; Daniel Cam­pio­ne, UBA; Lic. Kari­na For­ci­ni­to. Docen­te inves­ti­ga­do­ra UNGS/​UBA; Dr. Andrés Musac­chio Idehe­si-UBA/­CO­NI­CET; Dr. Andrés Wai­ner. FLACSO/​CONICET; Dr. Nés­tor Fore­ro. Audi­tor Cau­sa Olmos; Lic. Ale­jan­dro Mar­co del Pont, UNLP; Lic. Leo­nar­do Pérez Esqui­vel. Audi­tor AGN: Lic. César Cro­cit­to, UBA; Dr. Jesús Pla­za y Gui­ller­mo Roble­do, Obser­va­to­rio de la Rique­za Padre Arru­pe; Eduar­do Luci­ta, EDI; Lic. Demián Gar­cía Orfa­nó, Del. ATE Min. de Eco­no­mía; Lic. Rosa­rio Esco­la, UBA; Dr. Jor­ge Fran­cis­co Chol­vis. Lic. Luis Lafe­rrie­re. UNER.

*Fuen­te: ANRed

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: